Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

La recaudación de impuestos bajará este año

en La Info/Las Cifras por

Uno de los riesgos más importantes para la economía es la posibilidad de que, este año, la recaudación de impuestos sea mucho menor a lo esperado. Eso significaría que el gobierno tendría que recortar el gasto aún más o, en su defecto, buscar nuevas opciones de financiamiento que, como se sabe,  escasean en este momento. ¿La razón? Las transacciones con Títulos del Banco Central, o TBC’s, que son papeles con los que el Estado puede pagar a sus acreedores.

Haga clic aquí para ver más grande la ilustración

Captura de pantalla 2016-02-15 a las 12.10.33 a.m.
Explicación gráfica de los TBC’s tomada de la página oficial Ecuador Posible.

Si las empresas, como parece que está sucediendo, aceptan del Gobierno TBC’s para pagar a sus proveedores y éstos, a sus vez, pagan sus deudas con el Servicio de Rentas Internas, la recaudación líquida; es decir en dinero contante y sonante, será menor. El economista y experto en finanzas, Santiago Mosquera de la Universidad San Francisco de Quito, estima que esta reducción podría ser este año de hasta 2 mil millones de dólares con respecto a la recaudación de 2015 que fue de 13 mil millones. Lo grave es que la recaudación tributaria es la única fuente segura de ingresos que tiene el Estado.

El Gobierno ha hecho dos emisiones de estos TBC’s. Uno de 50 millones de dólares en julio del 2014 y otro, reciente, de 200 millones durante la segunda quincena de enero. Se estima en el Presupuesto que las obligaciones que tiene pendientes el Estado con sus proveedores suma $2 000 millones, aunque varios expertos sostienen que es sustancialmente mayor.

La forma de funcionar de los TBC’s, según Mosquera es la siguiente: el Banco Central emite estos títulos que recibe el Ministerio de Finanzas. Este los entrega a sus acreedores que puede, con ellos, pagar sus impuestos vencidos al Sistema de Rentas Internas, SRI. No da liquidez a esas empresas pero alivia sus pasivos. El SRI devuelve los títulos al Ministerio de Finanzas que, en la primera emisión, de 50 millones, los hizo circular 10 veces. El Estado debió recibir $500 millones menos. Ese es su problema: menos liquidez al momento de recaudar impuestos.  “La idea del gobierno -dice Mosquera- era: yo hago esta emisión, tú me devuelves los títulos y con eso eliminamos la deuda”.

La más reciente emisión de 200 millones hecha en enero, tiene una diferencia fundamental con la anterior: éstos papeles sí son negociables. Es decir, la empresa que se haga cargo de ellos puede negociarlos en el mercado secundario ya sea a través de la bolsa o de forma privada. Según Mosquera aún no está clara cuántas veces pueden circular. Depende, entonces, de aquello para poder determinar cuánto menos recibirá el SRI en líquido.  “Si son 10 veces como en la emisión anterior estamos hablando de 2 mil millones de dólares, dice Mosquera. Estaríamos hablando de una recaudación en 2016 de 11 mil millones de dólares. El impacto en liquidez podría ser fuerte”.

Mosquera pone un ejemplo para ver cómo funcionan los TBC’s: el Estado debe a una farmacéutica a la que compró medicinas para el Ministerio de Salud. Como no puede pagar, le ofrece bonos. No es obligatorio que los reciba. Si acepta, recibe los papeles a la par; es decir, por un valor del ciento por ciento. Con ellos, la farmacéutica puede pagar impuestos al gobierno pero también puede pagar a sus acreedores, si ellos lo admiten.

Mosquera sostiene que en este punto el manejo por parte del Gobierno ha sido hasta ahora responsable. No se ha hecho una emisión muy grande, con lo que se evita que el valor de estos papeles se deteriore mucho y, además, no se ha abierto la posibilidad de que sean negociables libremente: no se pueden transar entre personas naturales como ocurrió en Argentina, a finales de los 90, con los llamados “patacones”. El experto no ve, al menos por el momento, que estas emisiones generen una moneda alternativa; lo que para algunos expertos pudiera convertirse en una amenaza para la dolarización.

2 Comments

  1. Como dicen los cineastas, guionistas, caricaturistas, etc. Cualquier similitud, es una mera coincidencia.
    ¿Más impuestos en estos momentos de angustia, dolor y desesperanza? Así es conciudadanos ¡Es una mera coincidencia! De que iban a venir………….ustedes saben el resto. Con esto me lavo las manos y pongo al terremoto mi aliado. Son los impuestos del terremoto, caballeros.
    Dios ya no nos envíes más terremotos ni tsunamis ni otras catástrofes naturales, porque aquí en esta linda tierra, nos quieren cobrar hasta el aire que respiramos.
    Qué acto de altruismo i filantropía de nuestro alcalde Nebot. ¡LO FELICITO Y HAGO VOTOS PARA QUE DIOS LO ILUMINE Y SIGA SIENDO EL PARADIGMA DE ALGUIEN QUE SE CREE PRESIDENTE!
    Así es como se responde a una catástrofe natural, sátrapa, no poniendo impuestos ni quitándoles el sueldo a las personas.
    Si alguien sabe la estadística. ¿Ha habido algún país que en un terremoto les claven impuestos? ¿So pretexto de ayuda? La ayuda es voluntaria señores.
    ¿Que les quiten el sueldo?

  2. El Sr Mosquera dice q el GOB ha sido responsable. No me parece ya que si les recirculan hasta 10 veces los TBCs creo q es como emitir moneda.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba