Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Captura de pantalla 2016-02-16 a las 6.27.15 p.m.

Los inquisidores cuestan 8 millones al año

en Las Cifras por

Desde junio del 2013 el Ecuador tiene una Ley de Comunicación que, entre otras cosas, establece un aparato burocrático encargado de regular y contralor a los medios de comunicación.  Este ejercicio de control y regulación tiene a dos organismos como su columna vertebral: la Superintendencia de la Información y Comunicación, Supercom, y el Consejo de Regulación y Desarrollo de la Información y Comunicación, Cordicom

Esos organismos, al ser concebidos como instituciones sin independencia del poder Ejecutivo han actuado, casi siempre, de acuerdo a la visión que el presidente Correa tiene de la prensa independiente. Eso explica que, desde que se aprobó la ley, el 96% de los procesos fue contra medios privados y apenas el 2% contra medios públicos; y el 2% restante contra una institución, según informe de Fundamedios.

Este aparato burocrático tiene un significativo costo para el Estado. Solo en salarios,  la Supercom y el Cordicom le cuestan a los contribuyentes 7 millones 985 mil 258 dólares anuales. A esta cifra se llega si se suma los 5 millones 888 mil 258 dólares que consta en reporte de gastos salariales de la Supercom de enero del 2016 y los 2 millones 100 mil que consta en el Cordicom del mismo mes y mismo año de ese organismo.

Casi 8 millones anuales en sueldos para dos organismos que antes del 2013 no existían y cuya exclusiva función ha sido estrechar los espacios de la libertad de expresión resulta grosero.  Pero en la realidad, los costos de estas dos instituciones debe ser mucho mayor. Los cerca de 8 millones se limita únicamente a la carga salarial en estos dos organismos.  Habría que añadir otros gastos que tienen. Por ejemplo, si se añade lo que han gastado en su funcionamiento o en publicidad la cifra aumenta. Únicamente en gastos para financiar lo que llaman “plataforma tecnológica de monitoreo de medios”,  la Supercom pagó 2 millones 233 mil dólares en el 2015, según se ve en el informe de Ejecución de Gastos  de ese organismo del año 2015, hecho por el Ministerio de Finanzas. En ese mismo documento aparece que los gastos operativos de ese organismo, incluyendo sueldos, llega a los 15 millones de dólares. Todo eso sin hablar de lo que estos organismos han gastado en publicidad.  Si se ve en un documento oficial resulta que en el 2014 la Supercom se gastó 1 millón 357 mil dólares en publicidad para promocionarse.

¿No es acaso mucho dinero de los contribuyentes?

4 Commentarios

  1. Que vendan urgente los canales de tv. para ser invertido en la restauración de las ciudades afectadas por el terremoto.

  2. existen otras instituciones repletas, atestadas, de gente que no solo resulta innecesaria, sino que tienen como misión perjudicar al ciudadano comun: La CORDICOM es una de ellas, pero no olvidemos a las infladas filas creadas para pagar deudas politicas como el caso de las AGENCIAS MUNICIPALES DE TRANSITO, Acaso no somos testigos de la presencia de 3 , 4 y a veces 5 empleados municipales controlando el transito? Cómo y cuándo nos inventamos tantas vacantes para regalar el dinero a gente cuya aparente mision es perjudicar al ciudadano comun??

  3. “Pero tenemos carreteras!”. La frase que antecede parece ser el argumento de descargo perfecto por parte de quienes defienden al Correísmo en el debate sobre los gastos innecesarios y en este caso atentatorios contra los mismos ciudadanos que lo financian a través de los impuestos.

    Cuando venga otro gobierno, habrá muchos gastos que sin ser ilegales, son inmorales. Es necesario entonces preservar en la memoria estos casos para que no se borren de la escena y a la vuelta de la esquina los quieran minimizar y hasta negar.

Deja un comentario

Su email no será publicado

*

Las últimas de

Ir Arriba