Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Así fue como Patiño destruyó el servicio exterior ecuatoriano

en La Info por

Poco más de seis años le tomó al gobierno de Rafael Correa destruir al servicio exterior ecuatoriano. Se trata, básicamente, de los seis años en los que Ricardo Patiño estuvo al frente de la Cancillería.

Durante ese tiempo, que va desde el 20 de enero del 2010 hasta el 3 de marzo del 2016, la Cancillería ecuatoriana ha sufrido la transformación y distorsión institucional más traumática desde el año 1941, cuando se produjo el conflicto con el Perú y se refundó el servicio exterior ecuatoriano. Todo o casi todo lo importante y valioso que se construyó desde esa traumática experiencia, se ha destruido durante los seis años de Patiño, según diplomáticos que han trabajado y lo siguen haciendo en la Cancillería y que han pedido a 4Pelagatos no citar sus nombres.

La demolición del servicio exterior ecuatoriano se debe, según estas fuentes, a que Patiño convirtió al Ministerio de Relaciones Exteriores en una plataforma partidista que trabajó en función de lógicas de política doméstica y no exterior. Para algunos, incluso, este enfoque en la política interna está más relacionada con la visión y los intereses que tiene Patiño que con la del Gobierno o el movimiento Alianza País.  Y cuando se ha enfocado en temas de política exterior, lo ha hecho desde una óptica ideológica tan sesgada que ha terminado por convertir al Ecuador en un actor internacional poco serio, al que no se le toma en cuenta. Dos ejemplos: el caso Assange o la cruzada para acabar con el sistema interamericano de derechos humanos.

La Cancillería se ha convertido en estos seis años -dice un diplomático de carrera- en el equivalente de lo que era el antiguo Ministerio de Gobierno durante la “larga noche neoliberal”. Es decir, en la plataforma institucional para la negociación de la política doméstica. Para lograrlo, lo primero que había que hacer, y que con gran éxito hizo la administración de Patiño, fue convertir la Cancillería en una oficina para repartir cargos y así granjearse simpatías e incondicionalidades.  Un verdadero clientelismo diplomático. Esto explica el crecimiento exponencial del número de funcionarios contratados y del gasto público en este sector del Estado. Según los datos de enero del 2016, la Cancillería tiene 2132 personas. Esta cifra hay que compararla con los 687 funcionarios que tenía en el 2005, según datos de prensa que ya se preocupaba por el incremento.

Una mirada al presupuesto también arroja datos contundentes. El presupuesto ejecutado del 2015, bajo la tutela de Patiño, fue de 160 millones de dólares comparados con los 82,9 millones que el Congreso aprobó en el 2004 durante el gobierno de Lucio Gutiérrez. Si se ve el presupuesto de la Cancillería colombiana, se observa que su presupuesto alcanza más o menos 99 ó 100 millones, una cantidad inferior a la del Ecuador, un país mucho más pequeño y con menos recursos.

Este despilfarro se expresa en contrataciones que, para los diplomáticos consultados, resultan no solo excesivamente costosas sino hasta absurdas. Por ejemplo: la representación diplomática en España. Ahí  hay, siempre según los datos de enero del 2016, 94 personas contratadas. En la época en que Francisco Carrión fue Embajador en España había entre 12 y 15 funcionarios en total, y siete, como máximo, en la Embajada en Madrid. Cuando se miran los detalles de esta información los resultados sorprenden. De los noventa y cuatro empleados que el Ecuador tiene en España, 50 trabajan en Madrid (29 en el Consulado y 21 en la Embajada). En Barcelona trabajan 16 funcionarios, en Murcia 13… Otro ejemplo de la generosidad con la que se contrata para funciones en el extranjero es Italia. En Milán hay 23 funcionarios. Las fuentes consultadas sostienen que esos números no se compadecen, ni de lejos, con las necesidades que la comunidad de migrantes ecuatorianos tiene en esos lugares. Básicamente el trabajo al que se dedican los funcionarios en esos lugares es al del activismo político con los migrantes. Además, cada cargo significa un capital político en términos de fidelidades.

Uno de los brazos de política interna, quizá el más importante, es la Secretaría Nacional del Migrante que, desde junio del 2013, pasó a formar parte del Ministerio de Relaciones Exteriores. Es un organismo cuyas actividades no se realizan únicamente en el extranjero sino en Ecuador. Por ejemplo tiene 42 funcionarios en Tulcán, 15 en Ambato, 34 en Manta y 61 en Azogues. Estos números, según las fuentes consultadas, no se corresponden con las necesidades que generan las comunidades vinculadas con los migrantes en esas ciudades. Antes de la existencia de esa Secretaría eran las gobernaciones las que entregaban pasaportes y hacían trámites. ¿Se justifica que haya 42 empleados en Tulcán o 16 en Milagro? ¿Qué hacen? “Política”, responde uno de los diplomáticos consultados.

El Gobierno ha dicho que esta inmensa operación burocrática se justifica por el nuevo escenario internacional en el que Ecuador ha pretendido ser protagonista. Pero los resultados de la diplomacia ecuatoriana no parecen confirmar ese aserto. La última cumbre de la Celac que se realizó en la sede de Unasur, al norte de Quito, parece ser uno de los mejores ejemplos del escaso peso diplomático que este gobierno tiene el concierto internacional. Su pobre convocatoria se expresó en la magra participación de presidentes. En Quito apenas estuvieron 14 mandatarios (los antillanos con subsidio del gobierno ecuatoriano) cuando a las reuniones anteriores en La Habana y San José, Costa Rica, asistieron 33. Pero no solo fue un tema de asistencias. Tras la la reunión no se dio una declaración consensuada y, según diplomáticos que trabajaron en la coordinación de la cita, lo único que hubo es “mucha propaganda, fotos y discursos vacíos de contenido”. Lo que se suponía iba a ser el eje de la reunión y propuesta de Ecuador, la lucha contra la pobreza y la inequidad, no fue siquiera tomada en cuenta para una declaración final.

El ex canciller Francisco Carrión coincide en que la política exterior ha sido liquidada durante la administración Patiño. “La herencia que recibe el nuevo Canciller (Guillaume Long) es pesada, no dispone de un sistema organizacional adecuado para la implementación de la política exterior. Se encuentra destruida su estructura y con un personal profesional desmotivado”, escribió en una de sus más recientes columnas de El Comercio en que también anota, como herencia de este período, la eliminación de la Academia Diplomática. En ella se formaba la diplomacia ecuatoriana y fue reemplazada por un Instituto de Altos Estudios que no cumple con ese objetivo.

La pérdida de peso del Ecuador en el concierto internacional es evidente. Todos los esfuerzos que se dirigieron a construir una arquitectura institucional regional fracasaron: la Alba es ahora un organismo moribundo, Unasur se halla dividida y sin norte y nunca se llegó a consolidar el llamado Banco del Sur. Se suman los escandalosos apoyos a regímenes sangrientos como el de Siria y Corea del Norte en foros internacionales como las Naciones Unidas.

La destrucción del servicio exterior ecuatoriano no se limita a la desaparición del Ecuador como actor serio en el campo internacional, sino en el alto costo financiero que supuso la construcción de un inmenso aparato de política doméstica. Como señala Carrión en su columna los seis años de Patiño fueron “una larguísima noche de desconocimiento, despilfarro y escándalos”. Todo para forjar una plataforma de activismo político al servicio de Ricardo Patiño, flamante Ministro de Defensa.

24 Comments

  1. No solo la Cancilleria la destruyo permitio q el narcotrafico se sirviera de ella.No le basto esto y Correa lo traslado a destruir la unidad y el esquema jerarquico de las FFAA paso necesario para perennizarse el poder.ECUADOR DESPERTO EN TODOS SUS ESTAMENTOS.Seran juzgados todos estos delincuentes.

  2. Pero si todos los de este nefasto, corrupto e inepto gobierno encabezado por este señor incapaz que aun es presidente de nuestro pais, han destruido no solo el servicio diplomatico del Ecuador, han destruido el pais desde sus raices, estamos endeudados con los chinos hasta le pescuezo.
    Lo que ha este nefasto, inepto, corrupto, incapaz presidente actual del Ecuador, le ha tomado 10 años botar al traste la economia ecuatoriana, nos va a tomar 25 años recuperarnos solo hasta el punto donde este infeliz fue posesionado como presidente del Ecuador.
    Ni siquiera vamos a estar mejor que en el 2007….no, solo vamos a medio recuperarnos porque se perdio la oportunidad de oro de estar en un pais solvente…SOLVENTE ECONOMICAMENTE y MORALMENTE.

  3. Es mi deber como defensor de la especie humana, que aquellos especímenes de esta, los más claros, inmaculados e inteligentes, sean perennizados para los siglos de los siglos, amén.
    Por suerte nuestro Ecuador, al encontrarse con gran ventaja sobre otros países, por su ubicación geográfica, sostiene una mega diversidad en flora y fauna, distribuida en diversas regiones ecuatorianas.
    No podía en esta caso ser la excepción la especie humana que habita en estas tierras prodigiosas y bendecidas, que también haya heredado tan magnánima categoría, es así que en el caso del personaje en cuestión referido en esta nota informativa,, sea -para mi punto de vista- el único ecuatoriano que pudo y puede desempeñar cinco diversas funciones en el servicio público del actual gobierno, y solo con una formación académica en economía.
    Quisiera conocer, la universidad, el pensum académico y los profesores que formaron a tan brillante ecuatoriano, o conocer su coeficiente intelectual o la anatomía de su cerebro, para poder cumplir diversas funciones, que requieren una capacidad intelectual elevada y experiencia por ese mismo nivel.
    Es así que debemos como ecuatorianos, recolectar firmas con el permiso del altisimo, para que autoricen la clonación de este ciudadano especial y las muestras de sus células madres y ADN reposen en el Museo Nacional de Historia Natural del Instituto Smithsoniano o Museo de las especies humanas relevantes o por último en la nueva Arca de Noe.

  4. La Cancillería es hoy un cuerpo amorfo, lleno de personas que no tienen la formación académica ni profesional para llevar adelante una política exterior acorde a los intereses del Ecuador, pero que son incondicionales y sumisas a las órdenes no sólo de ecuatorianos en el gobierno sino también de cubanos (como Rogelio Sánchez que fue embajador de Cuba en Francia y hoy es asesor en Cancillería), venezolanos, españoles (Decio Machado ex CEPS, José María Guijarro asesor, luego Subsecretario en Cancillería y hoy feliz diputado del partido español PODEMOS en Madrid) y de unas cuantas decenas de asesores que deambulan por las oficinas sin papel alguno. La gente de carrera es hoy una minoría y tiene muy poco espacio para proponer temas de agenda.

    Dos semanas antes de que Guillaume Long fuera designado nuevo Canciller, Patiño dejó firmados los nombramientos y traslados de nuevos cónsules que irán a cumplir funciones en el exterior, TODOS ELLOS POLITICOS: Jorge Lopez Amaya Cónsul en New Jersey (estaba de Cónsul en Nueva York); Linda Machuca Cónsul General en Nueva York (asambleísta DURANTE DOS PERÍODOS y ya no puede ser reelegida), Juan Rafael Arcos Tuitza Cónsul en Atlanta (fue Gobernador en Morona-Santiago y recientemente Cónsul del Ecuador en Londres); Saúl Pacurucu Cónsul en Roma ( psiquiatra y antes Director del Centro de Reposo y Adiciones en Cuenca), Narcisa Soria Valencia Cónsul en Génova (estaba de Cónsul en Milán durante todo el período del escándalo de la narcovalija) ; María Gabriela Vera Cónsul General en Milán (estaba como delegada del Viceministerio de Movilidad Humana en Genova); Lorena Escudero Cónsul General en Madrid (fue Secretaria de la SENAMI, Ministra de Defensa, funcionaria del Ministerio de Turismo en Cuenca), Gustavo Mateus Cónsul en Murcia estaba de Cónsul en Madrid), Mario Conejo Maldonado Cónsul en Santiago de Chile (ex Alcalde de Otavalo por AP) y Jorge Moreno Fierro Cónsul en Londres (estaba de diplomático en Milán).

    Todos estos personajes son adeptos de AP y su labor a un año de la campaña electoral de 2017 será eso: hacer campaña por los candidatos de Alianza País en el exterior tanto para presidente como para asambleístas con la plata del pueblo ecuatoriano. Si en el Gabinete de Correa sus Ministros son rotados por varios puestos como todologos, en los consulados también es práctica diaria para seguir pagando y recibiendo favores.

    En una época de crisis económica y con el gobierno de salida lo lógico sería no realizar ningún traslado pues cada viaje e instalación de cada uno de estos funcionarios políticos le puede significar al país alrededor de USD 20 mil dólares, y su remuneración mensual puede oscilar entre USD 7mil y USD 12mil dólares, más pago de vivienda en algunos casos, y claro el gobierno pide austeridad, sacrificio, samaritanismo AL PUEBLO, pero ellos continúan con derroche y viven en campaña (fiestas con artistas, sabatinas, cadenas, propaganda con la plata de todos los ecuatorianos), cogiéndose los fondos de los maestros, de la Seguridad Social, incluyendo parte de nuestra Cesantía, del ISSFA, de SOLCA…y debiendo millones a los proveedores.

    El Ecuador se encuentra aislado de la comunidad internacional en su política exterior errada y poco soberana ya que por un lado le hemos entregado los sectores energéticos, eléctricos, tierras aptas para la agricultura (con la Ley de tierras) y empleos a China, y por otro seguimos trasnochados apoyando a regímenes dictatoriales como en Siria, Bielorusia, Angola, Corea del Norte, y aquellos que tienen a sus poblaciones sumidas en represión como Irán o Turquía o en miseria como Cuba, Venezuela y Nicaragua.

    Mientras Patiño cerró las embajadas en Austria, Bélgica y Portugal porque no eran recíprocas, entabló relaciones diplomáticas y abrió embajadas en varios países de África como Nigeria, Angola, Argelia, con los cuales no tenemos mayores intereses más allá de la política y la ideología de AP, cuando por medio de las Misiones Permanentes en la ONU sea en Nueva York o en Ginebra se puede realizar una activa agenda de vínculos con dichos países sin necesidad de gastar importantes sumas de dinero en estos tiempos a cambio de muy poco en materia comercial y financiera.

    En cuanto a la famosa integración, UNASUR es un edificio de USD 43 millones que no reúne los requisitos de un organismo de integración serio y comprometido, es un club de amigos que apadrinan gobiernos represivos y autoritarios, SELAC ha dado ínfimos resultados para la integración de los pueblos latinoamericanos y caribeños, con la CAN Ecuador ha reducido en un 30% su comercio, y con la situación de los gobiernos de Dilma en Brasil acusada de corrupción y de México con grandes extensiones gobernadas por los carteles, el Ecuador hoy no tiene una salida clara para recuperar una política exterior digna, multilateral y que refleje los intereses e ideales democráticos, políticos, sociales y económicos de su población sino de unos pocos grupos de élite. El Presidente quiere concluir las negociaciones comerciales con Corea del Sur (que tiene empresas como LG que si entra libre de aranceles puede quebrar a empresas tan eficientes como INDURAMA), y Turquía (cuyas empresas textiles, de cuero, o de electrodomésticos terminarían quebrando a las ecuatorianas por costos de producción) a cambio de supuestas inversiones, pero 8 años después no logra concluir la vigencia del Acuerdo Comercial con la Unión Europea mercado natural para nuestros productos! Y menos le interesa un acuerdo con Estados Unidos! Tras casi 10 años de estar en el poder no saben de comercio, y se imaginan que podemos llegar a Turquía cuando los costos de los fletes superan ampliamente las posibilidades de abrir mercados en esas zonas frente a competidores asiáticos, europeos e incluso africanos. Además ¿qué vamos a exportar si la oferta exportable nacional está colocada en los mercados internacionales y no ha crecido la producción en proporciones importantes?

    De Long no se sabe si se puede esperar algo, no solo porque un año es prácticamente nada para cambiar la política exterior con un gobierno que está de salida, sino porque cuando fue Ministro de Talento Humano y luego de Cultura no desarrolló algún proyecto importante para el país o ¿alguien puede señalar alguna obra de impacto? ¿Su plus frente a Patiño? Ser incondicional del Presidente, tener formación académica en relaciones internacionales , hablar lenguas extranjeras y usar corbata lo que en diplomacia resulta indispensable aunque otros crean lo contrario.

    • La destrucción del Servicio Exterior no se refiere solo a la carrera diplomática y administrativa, sino al derrumbe de una política exterior que era reconocida por el respeto de los derechos humanos, por su presencia en organismos internacionales ( no comprando puestos por USD 1millón de dólares, o por el chantaje de retirarnos de ellos), porque había acuerdo con otros en base a diálogo y propuestas. El impacto es a la institucionalidad y a la imagen del país que, si quitamos la millonaria propaganda, queda por los suelos en números reales (democracia, transparencia, nuevos mercados, comercio, producción, empleo, inversión, turismo, trata de personas, lavado de dinero, delincuencia internacional, tráfico de drogas, derechos humanos, etc)

  5. “El Ecuador ya cambió” si, pero entre otras barbaridades para destruir la Cancillería y dejar al país ante el concierto internacional como calzoncillo de indio

  6. Repetiré lo que dije en otro artículo. El único sujeto peor que Correa es Patiño, la diferencia es que no tiene la capacidad de mentir y engatuzar como la tiene Correa.

    Este tipo si hubiese logrado el poder en una nación con potencial nuclear, ni pensaría dos veces en iniciar una guerra y matar el doble de personas que mató Hitler

  7. El Ministro de Defensa, el “mecenas” (Milhojas) de los Laintg Kings, cuando el Jefe le dio licencia por dos meses, elaboró un amplio informe con estrategias y actividades para desarticular los movimientos sociales y desactivar las jornadas de protesta de los meses de junio, julio y agosto de 2015. Ahí se habla de apoderarse del Colegio de Médicos del Ecuador para hacerlo correísta. De la misma manera, hace hincapié en penetrar en las Fuerzas Armadas y la Policía con el objetivo de transformarlas en cuerpos armados de la revolución, como en Venezuela. Les comparto el link, con el perdón de la página Milhojas (http://milhojas.is/612328-el-informe-patino-o-como-ap-usa-el-estado-para-frenar-el-paro-nacional.html) para que lean la información y la analicen. Utilizaron y utilizan nuestros recursos y al Estado para defender “su proyecto” y hacer política partidista. Ahora se comprende porqué existen organizaciones correístas paralelas: Red de maestros para la UNE, CUT para el FUT, CESE para la FESE; y así, indefinidamente. El “sandinista” ecuatoriano, en este momento, está en su papayal. Cumplió su sueño de estar al frente de las Fuerzas Armadas para destruirla desde sus entrañas.

  8. Ahora le toca destruir a las FF.AA. para convertirlas en ejercitos de la llamada Revolución Ciudadana, así lo hicieron en Venezuela. Hay que esperar que los soldados ecuatorianos no se dejen magoniar, como si lo hicieron los diplomáticos de carrera.

  9. Que pésimo e inepto ha sido el paso de este señor Patino por la Cancillería. Este al contrario del Rey Midas, todo lo que toca lo destruye y lo desprestigia. Que se puede esperar de estos incompetentes que se apoderaron de las instituciones publicas con su gavilla de ladrones y cual “gallinazos” se comieron la carne y dejaron la carroña e hicieron y hacen lo que han querido. Fuera correa fuera.

  10. La cancilleria es otra de las barbaridades de este gobierno, que lo único que han hecho es despilfarrar el dinero de todos lo ecuatorianos sin pena ni gloria.

  11. Para eso lo nombraron Ministro de Defensa. Para destruir desde las entrañas mismas a las Fuerzas Armadas. No olvidemos que este “reciclado” se formó, politicamente, con el sandinismo. Abierta y descaradamente va a hacer proselitismo político en los cuarteles tratando de incorporar al personal de tropa a la trasnochada revolución y a defenestrar a la oficialidad. Va a cumplir el mismo papel que cumplió y cumple Gloria Vidal Y Augusto Espinosa en el Ministerio de Educación: desmantelar al sistema y transformarla en una fuerza correísta. Dos ejemplos claros es la conformación de la Red de Maestros y la supresión de las direcciones provinciales para dar paso a los circuitos, distritos, escuelas del milenio, coordinaciones zonales, todos con personal como soldados de la revolución. Para eso fue este mequetrefe al Ministerio de Defensa.

  12. Está claro cuál va a ser el papel de Patiño en el ministerio de Defensa, el activismo político.

    Ya lo veremos con su ejército de asesores metiéndose en los cuarteles a hacer política a favor del correísmo y a destruir a las FFAA.

  13. Sería conveniente dialogar con el ex Canciller Patricio Zuquilanda Duque, voz independiente en el Servicio Exterior Ecuatoriano.

    • Tampoco creo que sea buena idea. Hablar con los embajadores Carrión, Fernández de Córdova, Ayala Lasso, Sevilla, Villagómez eso si sería una buena idea.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba