Respuesta a una pregunta embarazosa

en Columnistas/Las Ideas por

A través de su cuenta de Twitter, el Presidente Rafael Correa preguntó: “alguien me puede explicar el “perjuicio” de poder pedir 9 meses de licencia sin sueldo”? La pregunta se debe a una de las reformas laborales que con 85 votos acaba de aprobar la Asamblea Nacional bajo el rimbombante nombre de “Ley Orgánica para la Promoción del Trabajo Juvenil, Regulación Excepcional de la Jornada de Trabajo, Cesantía y Seguro de Desempleo”.

La ley no modifica los tres meses de licencia remunerada por maternidad que recibe la madre ni los 15 días de licencia remunerada por paternidad que recibe el padre, tan solo establece que voluntariamente podrán prolongar la licencia hasta por nueve meses, aunque sin remuneración. Según la ley, durante ese tiempo los trabajadores podrán solicitar su cesantía, aunque sólo la recibirán dos meses después de haberla solicitado. La ley establece también que durante el periodo de licencia las madres podrán seguir recibiendo las prestaciones de salud del IESS, y que estarán protegidas contra el despido.

Hecha esta aclaración, no pretendo en este espacio detallar los contenidos de la ley (de eso se están encargando ya los organismos de propaganda del gobierno a través de sus cadenas de radio y TV). Tampoco pretendo explicar por qué nueve meses de licencia sin sueldo perjudican a cualquier familia (no se requiere ser economista para entender algo tan obvio). Me referiré a la relación entre la reciente reforma y la discriminación contra las mujeres, cuyo perjuicio el Presidente no alcanza a comprender.

Uno de los espacios donde con más frecuencia ocurre la discriminación contra las mujeres es el ámbito laboral, y las principales causas de discriminación laboral contra las mujeres son el embarazo y la maternidad. Son formas de discriminación todos los tratos desfavorables que las mujeres recibimos en el trabajo o al solicitar un trabajo, sea por quedar embarazadas, por las obligaciones que conlleva la maternidad o por los trastornos médicos relacionados tanto con el embarazo como con la maternidad. Aunque las leyes lo prohíban, en la práctica la sola posibilidad de quedar embarazadas incide en las contrataciones, en los salarios, en los ascensos, en la asignación de determinadas funciones, y en la percepción que se tiene de la mujer en el ámbito laboral. La discriminación es más clara cuando el embarazo se convierte en realidad.

El embarazo y la maternidad son tomados en cuenta como criterios para evaluar nuestra habilidad para trabajar. A diario a las madres se nos hace preguntas que jamás se plantean a un hombre que es padre, y se cuestiona si estamos en condiciones de reincorporarnos al trabajo o asumir responsabilidades que los hombres asumen. “¿Necesitas que te consiga una cuna para que puedas asistir a la reunión?”, me preguntaron en son de burla hace no mucho. No importa cuán eficiente seas, si eres madre –especialmente con niños de corta edad- se percibe que no tienes el mismo nivel de compromiso que los hombres (resulta irrelevante si son o no padres, porque se presume que ellos no tienen obligaciones con su familia más allá de proveer). Adicionalmente, si no eres madre se percibe que el trabajo para ti no es cuestión de subsistencia, sino a lo mucho un hobby. “¿Para qué necesitas un aumento de sueldo si no tienes hijos?”, le preguntaron recientemente a una amiga.

No importa si tienes o no hijos, si quieres o no tenerlos, si puedes o no tenerlos; si eres mujer, tu edad reproductiva será un factor determinante en tu trabajo. La ley impide que te pregunten siquiera sobre una decisión tan privada como la de tener o no hijos, pero no puedo recordar una semana de mi vida en la que alguien no me haya hecho esa pregunta en mi trabajo (ni hablar de los que se permiten juzgar mis decisiones reproductivas). A pesar de que la maternidad sólo es un factor determinante en las posibilidades laborales de las mujeres y no de los hombres, a la mayoría le cuesta admitir que se trata de una forma de discriminación. Claro, la ley prohíbe esta discriminación y las mujeres podríamos denunciarla. Pero ¿quién está en condiciones de enfrentar las represalias laborales que una denuncia conllevaría?

Tan evidentes son las posibles consecuencias laborales que se derivan del embarazo, que uno de los momentos más aterrorizantes para las mujeres que trabajan es el de comunicar a su empleador que están embarazadas. Nuevamente existe una disociación entre la ley y la práctica. La ley me protege del despido por anunciar mi embarazo y nada me obliga a contarle a mi empleador que estoy embarazada hasta que llegue el momento de solicitar la licencia. En la práctica, incluso antes de que los cambios físicos sean aparentes, los estragos y malestares evidencian que estamos embarazadas. Más aún, el sentido común nos alerta que esconder la condición de embarazo tendrá un impacto en la relación laboral, por lo que muchas optamos por poner el embarazo en conocimiento de nuestros empleadores cuanto antes.

En una realidad en la que el embarazo y la maternidad continúan siendo una de las razones primordiales de no contratación, hostigamiento y despido laboral en contra de las mujeres, la adopción de una ley que permite a las mujeres optar por extender nueve meses su licencia de maternidad sin pago sólo contribuirá a profundizar esta forma de discriminación. La enorme mayoría de mujeres no se verá beneficiada por la reforma: ¿quién puede darse el lujo de tomarse nueve meses sin sueldo cuando más necesita estos ingresos? Además, el riesgo de perder el empleo es demasiado real. Tampoco se beneficia el empleador ¿acaso podrá contratar a alguien sólo por esos nueve meses de reemplazo? ¿acaso no existen costos asociados con la rotación laboral? Aunque en la práctica la reforma sea pura demagogia y nadie opte por una licencia de nueve meses sin pago, la mera posibilidad de que una mujer pueda optar por este “beneficio” aumentará las dudas de un empleador al contratar o promover a una mujer en edad reproductiva.

Si bien la ley dispone que el padre también puede optar por esta licencia, en una sociedad donde el estereotipo de la mujer como la encargada de la crianza y el hombre como responsable de proveer los recursos está tan arraigado, esta reforma afectará de manera desproporcionada a las mujeres en su vida laboral.  Lo que es más grave, los años en los que las mujeres pueden procrear coinciden, precisamente, con los años pico de la carrera, aquellos en los que los trabajadores son más atractivos para las empresas.

Los Estados que han aumentado la licencia familiar remunerada han demostrado ganancias en productividad y costos reducidos por rotación laboral. La prolongación de la licencia pagada también está asociada con períodos de lactancia más largos, aumento en los controles post natales a recién nacidos (lo que previene enfermedades riesgosas) y reducción de la mortalidad infantil.

Pero aún mayores son los beneficios de una política pública que facilite a los trabajadores (sin importar su género) cumplir con sus obligaciones laborales y familiares a la vez. Así no sólo se mantiene la productividad sino que se protege la estabilidad financiera de la familia, al tiempo que se contribuye a disminuir el estereotipo de la mujer confinada al hogar. Los negocios, la economía, la salud pública y las familias se benefician cuando las políticas conducen a condiciones laborales que se acoplen a las necesidades de hombres y/o mujeres trabajan y son igualmente responsables de sus familias. La legislación debería promover la flexibilización de los horarios laborales (no sólo durante la lactancia), fomentar el teletrabajo, incentivar a que las empresas o instituciones públicas mantengan sitios privados para extraerse leche en el trabajo, o al menos exigir que se cumpla la obligación legal de establecer guarderías que tienen las empresas con más de cincuenta trabajadores de establecer cerca del lugar de trabajo, una guardería infantil gratuita para los hijos de su personal.

En suma, lo verdaderamente revolucionario sería que el Estado incentive que las mujeres podamos trabajar en igualdad de condiciones, sin que el embarazo sea un factor determinante en el ámbito laboral. Que las mujeres que trabajamos no seamos perjudicadas laboral o financieramente por tener hijos es un paso esencial para la igualdad de género. Lo ideal sería que existan condiciones para que las mujeres no nos veamos obligadas a decidir entre el trabajo y la vida familiar, pero la reforma apunta precisamente a lo contrario. “Ley Orgánica para la Promoción de la Discriminación Laboral por Embarazo”, quizá sería un nombre más ajustado a la realidad.

47 Comments

  1. La articulista no ha leído la ley. Pedir licencia no es una ‘obligación”, puede ir a trabajar inmediatamente si quisiera así. ¿Decía usted algo cuando no había nada respecto a esta alternativa? Los opositores al gobierno hablan todo el tiempo en contra de acciones y leyes, pero nunca dijeron nada cuando no había leyes ni acciones. Que verguenza!

  2. Esta reforma es extraordinaria. No sé de qué se quejan. En EU la embarazada debe tomar sus vacaciones para ser remunerada y si hay complicaciones puede aplicar para una licencia médica de hasta cuatro meses sin pago. De que descriminacion hablan..? Nosotros tenemos o creemos tener el derecho de trabajar poco! Por eso no hay productividad y la pobreza sigue presente por tantos siglos.

  3. No sé si pueda servir de algo, cada comentario, desde cada punto de vista, necesidad e interés tiene completa validez. Si hacemos estudios de la estructura económica mundial, encontraríamos el problema 1 del porque estamos inmersos en un trabajo-salario y no un trabajo-oportunidades-felicidad. Si hacemos estudios biológicos sobre el amor, la presencia y la familia, encontraríamos el problema 2,
    Y para ambos problemas habría que tomar decisiones sobre que quiero hacer?, a qué me dedico más?, en qué o en quién invierto mi tiempo? Y esto es libre de feminismo, machismo, sueldo, igualdad, y otros conceptos del ámbito social-económico.

  4. Usted puede tomar la licencia mas de los tres meses con paga si tiene los medios, si no los tiene, no toma la licencia, punto¡¡ Cual es es drama de todo el mundo, antes las botaban de los trabajos por estar embarazadas, antes no tenían mayor respaldo ni derechos, ahora por que tienen la opción de pedir una licencia hasta por un año SI PUEDEN SOLVENTARSE se quejan¡¡¡… direccionen con criterio su queja, porque quejarse cuando les dan opciones para bien no es inteligente.

  5. Muchas mujeres “lloramos” porque se terminaron las 12 semanas de maternidad porque solo una madre sabe que es terrible tener que dejar a una criaturita tan pequeña e indefensa al cuidado de alguien más porque obviamente es imposible vivir 9 meses sin sueldo; más aún cuando ya no son 2 personas adultas que deben mantenerse sino 3: pañales, ropa, controles médicos, medicinas, etc. Nada es gratis. Hablan de planificar, ahorrar y si supieran que es difícil, sin hijo ahorraba poco, no se diga ahora que tengo muchos mas gastos. Vivir sólo con el salario de mi esposo no es posible ni por un mes. Es fácil decir que la ley es opcional, voluntaria. Pero nadie dice como se debe hacer para que el sueldo de uno alcance para 3.

  6. Porque oponerse a una Reforma que no sabemos si las madres cuanto este vigente la seguirán? Yo en mi caso si solicitaría el permiso saber que puedo regresar al trabajo despues de 1 año de haber criado a mi hijo me vendría bien, se que el tema económico es difícil pero es el esfuerzo que se hace por nuestros hijos, y aparte que las mujeres por el echo de estar embarazadas y ser madres nos discriminan en cualquier parte del mundo de echo yo he sido madre en dos ciudades europeas y por el embarazo y la maternidad me han despedido he ganado juicios pero las empresas han preferido indemnizarme y no devolverme mi puesto de trabajo. Y eso es un stress para la mujer para el bebe y la familia. Pero si te dan la opción de volver cuando estes bien yo veo esto como un adelanto para las mujeres en Ecuador..

  7. Me parece que quien escribiò este articulo olvido deliberadamente mencionar el porcentaje de niños nacidos con enfermedades graves o catastròficas y que necesitan el cuidado de su madre de forma permanente, en cuyo caso los nueve meses de licencia sin sueldo seria fundamental para la subsistencia del recièn nacido, conozco de innumerables casos en esta situaciòn y las madres se han visto en la obligaciòn de renunciar a sus trabajos, me gustaria conocer algùn comentario al respecto, sin tanta politiquerìa por cierto y mas humanismo.

  8. Definitivamente no se puede considerar positiva una Ley que promueva la baja por maternidad de nueve meses sin sueldo ya sea el hombre o la mujer quien la tome. Avanzamos, en general, hacia un modelo familiar de doble ingreso, necesario para el sustento de las familias y, todavía más si ésta aumenta sus miembros. El hecho de que los ingresos disminuyan es un elemento disuasorio para ejercerlo. No obstante, pienso que si en este periodo se tuviera un apoyo económico y las empresas algún tipo de exoneración fiscal o aporte por contratar un sustituto/a que cubra el periodo de baja maternal o paternal, por qué no habría de estar el empresario dispuesto a hacerlo y, si no lo está, para eso debería estar recogido en la ley, pues entiendo que estamos hablando de los primerosnueve meses de vida del niño/a. De ahí en adelante si que tendrían que haber medidas que permitan compatibilizar la vida laboral con la vida familiar, pero no precisamente la vida familiar de la mujer sino de los dos en tanto que responsables de la crianza a partes iguales. Hablar de corresponsabilidad implica cuestionar el sistema de reparto sexual de trabajo en el que estamos inmersos. Pero para ello tenemos que empezar a trastocar los roles asignados y construidos desde su base. De momento se está regulando lo que la sociedad tiene asumido como norma general y, hasta cierto punto, parece conforme con ella, sobre todo los hombres que, CUIDADO, perderían todos esos privilegios que se les conceden sin pedirlos pero que no parecen muy interesados en cuestionar.
    Y si quiere ser madre y dedicarse a la crianza que lo sea pero no porque no tiene otra opción. Elegir implica que hay opciones. Desde el momento en que quedaerte embarazada ya está minando tus posibilidades de desarrollo profesional ya no estás siendo tan libre para elegir.

    • ¿Por qué debe ser la ley la que permita ese espacio?, una empresa conciente podría implementar programas de trabajo desde la casa sin necesidad de una ley de este tipo. Son esas mismas empresas que promueven el consumismo y la necesidad del doble ingreso. Lamentablemente la sociedad funciona esa forma, buscar la mayor cantidad de bienes es un símbolo del éxito o estatus, posiblemente por la desigualdad social que existe. Es más sabio para una empresa permitir que una persona trabaje desde la casa y que se manejen horarios flexibles. Es una traba mental pensar que el embarazo puede imposibilitar el crecimiento profesional, muchas ejemplos de éxito que lo han logrado. Y las mujeres no ascienden por quedar embarazadas, porque es una sociedad machista. ¿Cuantas gerentes o presidentas de grandes corporaciones existen en el país ? De ser el embarazo un problema, las mujeres sin hijos tendrían la misma oportunidad de ascender que los hombres y no es cierto.

  9. En lo personal me parece que se hace demasiada Bronca de algo que no se debería, y se le trata de ver la 5 ta pata al gato, La ley es muy clara, ES OPCIONAL quien desee la toma y a quien no le apetece pues simplemente se acoge a los 3 meses de reposo que se contempla y al derecho a las 2 horas de lactancia posterior a esos 3 meses y punto.
    Pero de seguro cada día habrán más mujeres que deseen el primer año pasarse junto a su hijo, ¿o no hemos visto aquellas que lloran por tener al fin de los 3 meses que separarse de su hijo?
    Realmente cada día se oyen muchos disparates
    Y si no se hubiera hecho esta ley que de paso ya existe en muchos países del mundo muchas personas de seguro abogarían porque se cree la misma.
    Somos como el perro del Hortelano

  10. Yo soy Empleada publica y con discapacidad, hace un año atrás sufrí una preclansia agresiva y di a luz a las 30 semanas de gestación, a pesar de que mi hijo a los dos meses de haber nacido y estar en una termo cuna, murió, mi miedo era en ese entonces, estar junto a el por mucho tiempo y ser mama canguro y no tener esa posibilidad en el trabajo, ademas en ese tiempo mi esposo de había quedado desempleado, actualmente no consigue empleo, pero yo que pase todas estas penurias, se que hay momentos especiales que necesitas tiempo con tus hijos y ese permiso serviría en esas circunstancias pero de forma adecuada y con la remuneración que otros países dan, también se que esta muy mal esta propuesta, estoy de acuerdo con la periodista que redacto esta nota de opinión, lo justo seria que la licencia sea pagada por que de lo contrario, ¿con que vas a alimentarte y a toda tu familia?, me da pena que las autoridades no piensen las consecuencias de sus actos y palabras.
    Como ejemplo de lo que digo, mi esposo estaba desempleado y hace un año atrás todo mi sueldo se iba en medicinas y exámenes que el seguro no cubría para mi hijo, por estar en una clínica derivada, no me cubría los pañales especiales de prematuro que valían $6 dolares el paquete de 10, tampoco las leches especiales de prematuro que costaban $30 dolares el tarro, cada semana era un tarro, acaso no ven ellos esos gastos, no se dan cuenta de la situación tan dura que atravesamos los ecuatorianos, que difícil es, que difícil que se pone día a día, es una preocupación mas al país.

  11. Sigo buscando la respuesta y este artículo no me dice nada. Dice que se debe hacer que: “El Estado incentive que las mujeres…bla bla bla” Claro que si, se oye bien chévere. Peró: ¿Cómo hacer eso? Como decía mi abuelito: Una cosa es cacarear y otra cosa es poner huevo. Lo que puedo rescatar de este artículo es que me quedé con la duda de saber si la ley permite o no que las empresas puedan contratar personal temporal por 9 meses. Si la ley no permite eso, entonces ahí si creo que hay un problema.

  12. Que alguien por favor le explique a toda esta gente que esto es OPCIONAL. Habrá alguna que pueda acogerse a esta ley, no veo porque hacer una tormenta en un vaso con agua. Ya basta de ineptitudes, basta de buscarle a todo la quinta pata al gato.

  13. Estimada Daniela,

    Aprecio tu esfuerzo en levantar la voz por la mujeres en el ámbito laboral.

    Sin embargo, no estoy de acuerdo en que la Reforma Laboral sea vista como una causa de la decisión facilista de las empresas al decidir no contratar a mujeres embarazadas. El problema no es la Ley sino la cultura, el machismo y la sencillez al mencionar culpables.

    Las empresas siempre podrán optar internamente ( y lo podrían hacer si así lo quisieran) por políticas como trabajo desde casa por ejemplo. Pero siempre eso si te lo digo, siempre optaran por la solución mas sencilla que es la no contratación o el despido. Lastimosamente así siempre ha sido y así siempre será.

    Citas ” la licencia familiar remunerada” y afirmas que: Los Estados que han aumentado la licencia familiar remunerada han demostrado ganancias en productividad y costos reducidos por rotación laboral. En realidad si nos basamos en los criterios que tu acabas de mencionar en donde las empresas optaran por no contratar a mujeres que potencialmente podrían embarazarse, cuanto mas se reducirían estas posibilidades de contratación al ver que deben pagar remuneraciones durante estas licencias?

    La verdad es muy fácil criticar y los cambios siempre nos traen incomodidad. Pero yo si puedo ver beneficio en esta ley. Como mujer si me gustaría tener esa posibilidad de pasar mas tiempo con mi bebe, si podría costearlo claro esta ( porque esta ley si podría ser vista mas para un nivel socio económico alto que puede darse el lujo de ahorrar para pasar 9 meses sin remuneración !!) . En todo caso, si mi empleador decide discriminarme por esta posibilidad, el problema lo esta generando el, no la Ley.

    El cambio empieza por nuestras empresas, por nuestra casa y por nosotros mismo.

    PS: no soy partidaria del Gobierno, solo estoy un poquito cansada de ver que en nuestro país hay muchísimas quejas y pocas iniciativas.

    • Eso es cierto, mucha queja y poca construcción. Por el lado de las empresas y la explotación es fácil encontrar empresas incentivando trabajar más de ocho horas al día con el pretexto del amor a la empresa y en la productividad. Sin embargo no reconocen ese esfuerzo en la medida que deberían.
      Generar empresas consientes es más complicado, porque deben nacer de personas conscientes. Además considerando el hecho de que no solamente las mujeres pueden pedir la licencia sino los hombres entonces estamos a mano con la posibilidad de contratación. Extendería el problema a todos los casados. Y ahora se les viene el problema de los Milenials, Esa generación que precia tanto su libertad. Es hora de empezar los cambios positivos.

      Las menciones sexistas en las empresas deberían ser juzgadas, eso es acoso laboral. Si una persona recibe comentarios sexistas en el trabajo debe denunciarlos, la permisividad da origen a la explotación. Son rezagos de una sociedad antigua la cual las que se tachan de feministas apoyan indirectamente. Es más discriminatorio no permitir que el hombre tenga ese mismo tipo de oportunidades con sus hijos.

    • Excelente respuesta, no culpar las leyes, si reponsabilizar a quien contrata es decir a la “cultura laboral”. Karina esa es la realidad que vivimos, por naturaleza nos quejamos, sin embargo no tomamos lo mejor de los cambios; saludos.

  14. Lamentablemente la sociedad ecuatoriana no está preparada para esta ley. Es claro que las pocas mujeres que se han decidido por una carrera vs. la vida de familia encuentran esta medida insultante. ¿Cómo se va a querer quedarse en casa con los hijos? Se estigmatiza a la mujer porque tiene hijos, y también porque no los tiene.

    A pesar de todo el machismo que hay en el mundo, hay muchas mujeres que no se han dejado y han hecho de su vida lo que han querido. La discriminación ya existe y lo que la ley ha hecho es hacer visible este asunto. Ahora es la sociedad que debe decidir cómo actuar. Mientras unos se quejan otros ven oportunidades.

    Espero que hayan mujeres que sean valientes y tomen la oportunidad que da la ley, para que dejen de haber estigmas. Es muy fácil decir lo que no funciona, otra cosa es actuar. Valoremos que una mujer puede ser lo que quiera, incluida un madre que quiera estar con sus hijos por encima de su carrera.

    • No es únicamente la madre que puede tomar el beneficio. Es una Oportunidad de cambio. Es retrogrado pensar que este tipo de oportunidades pueda ser el problema de triunfo laboral. Cada persona tiene diferentes objetivos, por esa razón algunas personas consideran su trabajo por encima de lo demás. Es una oportunidad de tener hijos más felices y una sociedad menos orientada al consumismo, considerar la posibilidad de crecer en familia.
      Finalmente es una decisión que puede ser adoptada sin condicionamientos o ser forzada.
      Aunque aún existen empresas y personas que no consideran la familia como algo importante.

      Considero que no solamente la madre sino el padre desea estar el mayor tiempo posible con su hijo. Es algo natural.

  15. Saludos; me ha interesado este articulo, puedo comentar como experiencia personal hace 10 años mi edad ahora es 36 fui seleccionada para trabajar en el área operativa de una empresa industrial, mi entrevista con el jefe de planta aparte de validar mi experiencias y mi conocimiento incluía preguntas personales como: tiene novio, esta pensando en casarse, tener hijos, por que una de la condiciones para obtener este trabajo es no embarazarse por lo menos 1 año. Mi opinión, esta ley quita oportunidades de trabajo a las mujeres en edad optima para trabajar y acentúa la discriminación de la que nos vemos sometidas

  16. Estoy convencida que la conciliación es uno de los grandes problemas que tenemos que afrontar como sociedad por todas las cosas que explicas en tu post. Por eso mismo creo que lo suyo sería que tengamos permisos obligatorios igualitarios y después incentivos para que las familias que cojan permisos por partes iguales sean beneficiados de alguna manera, solo así podremos quitarle el estigma a las mujeres que necesitan y quieren trabajar. También creo que dicho esto, estoy en desacuerdo con las personas que creen que esto es inviable en Ecuador porque al final vivimos otros subsidios que si que son inviables en cualquier país como el del petróleo y el gas y que no sé porque nos apresuramos tanto a ponernos la etiqueta de tercer mundo cuando se refiere a nuestra salud pública y bienestar, por eso entiendo que digas que esta medida al no ser suficiente es perjudicial.
    No obstante, este permiso bien aplicado puede ser la única salida viable para ciertas familias, por un lado el máximo que podríamos soñar de permiso de maternidad es de un año, pero hay familias que no cuentan con apoyo y que tampoco se pueden dar el lujo de renunciar pero que si podrían dejar de trabajar unos meses hasta que se abran plazas en una guardería, o los meses de vacaciones cuando no tienen ayuda de nadie. Actualmente esto se da y las mujeres tienen que renunciar, las mujeres no porque son seres tocados por dios sino porque generalmente son las que ganas menos y una familia hace números, yo los tuve que hacer, tuve que pedir un permiso de nueve meses hasta completar el año porque ahorré y podíamos vivir sin mi sueldo pero imposible sin el de mi pareja. Sería interesante saber el número de personas que tienen que dejar de trabajar, también ver si esta medida puede ser en un periodo, es decir puedes pedir meses sueltos en los primeros 3-7 años de los niños por ejemplo. Con respecto al empleador, es jodido pero al final se puede contratar a alguien más, usualmente aquí en España prefieren que pidas excedencia que bajas, ayuda a contratar alguien temporalmente y parece que esto les gusta.
    Entiendo que la medida se maneja de forma demagógica pero si me parece interesante tener la posibilidad, eso si veo que en Ecuador hablamos solo de la madre estamos lejos de pensar que sea una cosa de dos ese es el problema de cualquier medida que se tome, que la visión del gobierno es que la salud y bienestar de los menores solo es cosa de la madre.

  17. Ni siquiera me tome el tiempo de leer todo porque es demasiada historia y no responde la pregunta. Pero para los que no están de acuerdo sólo les digo que es preferible tener un beneficio a no tener nada. Este beneficio obviamente es opcional y nadie le obliga tomar 9 meses sin pago. Por el otro lado da la oportunidad a las parejas o futuros padres la oportunidad de ahorrar así como lo harían para unas vacaciones o un auto, etc y así poder pasar con su hijo la etapa más importante de la criatura. Me imagino que como padres a todos nos gustaría, verdad? Entonces porque no contar con esta posibilidad? Un padre puede quedarse en casa mientras el otro trabaja. Después de todo no se merecen nuestra atención nuestros hijos? Por eso pienso que es muy buena esa oportunidad que tienen los futuros padres de poder cuidar a los más indefensos y más importantes. Nuestros hijos.

    • La discusión no es si el beneficio es bueno o no para los hijos. Te recomiendo que leas el articulo, así tenga “demasiada historia”, y compartas tu criterio sin tantas obviedades.

  18. Personalmente, como madre y mujer que trabaja estoy cansada de que algunas mujeres caigan en la falacia de que el embarazo y maternidad no cambian para nada el rumbo de nuestras vidas y que podemos continuar como siempre. De repente yo soy rara, pero pienso que la maternidad CAMBIA TODO y se convierte en prioridad.
    Y, no sé cómo pretender que un hombre y yo somos iguales; definitivamente, no lo somos. La mujer carga al bebé adentro suyo, eso hace toda la diferencia del mundo, sobretodo para el bebé, y, si añadimos a eso la lactancia (que definitivamente es lo mejor) no sé como alguien puede llegar a pensar que da lo mismo el padre que la madre. Aveces llego a pensar que en la búsqueda de nuestra enmancipación, las mujeres somos negligentes con las obligaciones que tenemos con nuestros hijos. Al fin y al cabo, ellos estan en este mundo por una descición nuestra.
    Para mí, este tema debe abordarse justamente desde el reconocimiento de esas diferencias, para que se creen espacios laborales donde la maternidad responsable pueda cohexistir con la generación de ingresos. La maternidad no debería ser una actividad que ocupa el tiempo que el trabajo deja libre. La mujer que decide ser madre debe ser responsable con sus hijos no solo económicamente, sinó q de aún más peso tiene la crianza del hijo, que idealmente no debería ser delegada (me da la impresión que a algunas se les olvida esto).
    De esta forma por fin las madres podremos cumplir con nuestra mayor y mas gratificante responsabilidad voluntariamente adquirida.

  19. Es un buen artículo y me hizo ver un ángulo que no había considerado antes. Es verdad que ahora se puede dudar más en contratar mujeres en edad reproductiva por el miedo a que se tomen un año de licencia para cuidar el hijo. Y esta discriminación seguramente se dé más cuando se trate de mujeres en de clase económica media-alta y alta, porque se pueden la probabilidad de que opten por este beneficio es mayor.
    Sin embargo, hay familias que no tienen donde dejar al bebé, que no tienen como cuidarlo por trabajar. Y que exista esta opción, puede significar que esa familia salga de un gran problema y que mejore la crianza de ese bebé. Que tal vez sean pocas las familias beneficiadas, puede ser, pero para esas, esta medida puede ser algo maravilloso.
    Por otro lado, creo que si la mujer es eficiente y está ganando igual o más que el esposo, talvez la pareja decida que el que se quede en casa sea el esposo y no la esposa. Tal vez en la práctica no se convierta en un instrumento de discriminación.
    Por si acaso, soy más bien anti-Correa, pero creo en este caso que no es tan mala la medida como dicen.

  20. Excelente comentario! Justo al escuchar sobre la ley pensé que una dificultad más para las mujeres al momento de buscar trabajo! Soy una profesional con más de 16 años de experiencia en mi área y madre de 3 niños, después del 2do decidí ser madre a tiempo completo pero no me acostumbré. Regresé a trabajar y lo que vivo en mi oficina es lo que debería existir en nuestro país… flexibilidad laboral! He podido participar de todas las actividades del colegio de mis hijos e incluso de sus actividades extras, todo gracias a un jefe que nos da completa libertad siempre y cuando el trabajo este bien hecho. Si las mujeres piensan que esta ley nos ayuda… deberán ver bien cuando den prioridad en la contratación de hombres, por el “riesgo” que implica dar el puesto a una mujer.

  21. Brillante texto, explica y define correctamente lo que en realidad sucede y sucederá hasta que no se den cambios de fondo y forma. Como siempre inteligente Daniela!!

  22. Mis hijos nacieron cuando la madre trabajaba, y no por eso son malcriados o maleducados. La educación depende del hogar osea papá y mamá…el poco tiempo que podemos estar con nuestros hijos ya sea por trabajo o por otras cuestiones particulares debe de ser de calidad…. No necesitamos cantidad de tiempo sino calidad de tiempo…De cualquiera de los dos..
    Un abrazo..Buen artículo..

  23. Iniciemos por el principio como dicen, no puede existir igualdad entre hombres y mujeres, fisicamente es imposible, intelectualmente es otro cantar, pero es esa disimilitud física la que imposibilita un trato igualitario, de hecho dirijo una oficina (soy varón, de mas de cuarenta años, estudios superiores de cuarto nivel etc etc) que esta en su mayoría habitada por mujeres, muy especiales realmente, me he preocupado de que cada una de las personas que he contratado tengan por si mismas cualidades muy especiales dentro de las profesiones a las que pertenecen, me acompañan una psicologa, dos sociologas, una abogada, una ingeniera, una economista, mi asistente que tiene una especialidad en secretariado y a quién reemplazo cuando tiene algun inconveniente con un estudiante de sistemas que apoya a todo el equipo, ademas, dentro del personal masculino se encuentran dos economistas mas, todos con especialidades y títulos de cuarto nivel, a quienes escogí, (además de su curriculum claro) por sus dotes como personas y su capacidad de trabajar en equipo, me precio de conocer a la gente en una sola entrevista, y mi instinto aun no me ha fallado, debo decir en honor a la verdad que el personal femenino entrenado es altamente eficiente tanto o mas que los hombres que trabajan conmigo, el único problema que tuve hace ya un par de años fué el embarazo de tres de mis colaboradoras, casi una detras de la otra, eso me provoco un caos laboral porque cada una de ellas desempeña como ya dije un papel importante, la solución fué claro, un trabajo desde casa, que aceptaron en buena grado, ventajosamente nuestras labores se basan (como habrán podido adivinar) en consutorias que se hacen con datos de escritorio, datos de nuestros clientes y a veces, datos e investigaciones que realizamos de forma empírica, es del caso, que en alguna consultoría que realizamos hicimos un descubrimiento muy interesante, la mayoria de las personas privadas de la libertad en centros de detención y con sentencia ejecutoriada, tenían una similitud, muchos de ellos provenian de hogares disfuncionales, estructurados y no, teniendo en cuenta que en nuestra investigación catalogamos para esto a los hogares en cuatro tipos, funcionales, disfuncionales, estructurados y desestructurados, un hogar desestructurado puede ser plenamente funcional y al contrario un hogar estructurado puede ser absolutamente disfuncional, en base a esta premisa, observamos que esta similitud entre las personas privadas de libertad podria evitarse a futuro mejorando el sistema maternal y paternal, es decir el estado debería invertir mas en esos bebes iniciales para evitar el gasto que representa el costo de la delincuencia en los años posteriores de ese niño nacido de una familia disfuncional, como se evita esa disfuncionalidad?, uno de los primeros pasos se ha dado ya, lamentablemente no promovido como debería, el permitir a la mama que esté al lado de su hijo recien nacido por el lapso de un año como finalmente sucedería (tres meses remunerados por ley y nueve meses opcionales), mas alla del caos que puede causar en una oficina por la ausencia del personal, representaría a largo plazo un mejoramiento social por el cuidado ejemplos y valores que debería inculcar en ese niños, su progenitora, partiendo de la premisa de que todas las mamas y papas aman a sus hijos y quieren lo mejor para ellos. Sugería yo en una reunión, que las parejas debería programar a sus hijos, sugerencia que casi me cuesta el linchamiento filosófico en ese momento, (creo que mi error fué decir “las mujeres debería programar el nacimiento de sus hijos para poderles dar todo el apoyo necesario” a lo cual las mujeres en la conversación me dijeron que esa premisa atentaba contra todo los logros alcanzados por las mujeres durante todos sus largos años intentando tener los mismos derechos que los hombres), ahora pienso que esa premisa es mas firme, lamentablemente la situación económica no acompaña a la buena intención legislativa, lo óptimo sería copiar el modelo Noruego Sueco o de Dinamarca entre otros, que permite a la madre una licencia de maternidad desde 365 dias hasta 392 dias, con el 80% de su remuneración total para que pueda estar con su hijo recién nacido, será que esta “inversión” permite que esos paises tengan cifras delictivas tan bajas a nivel mundial, y evitar gastar hasta el 10% del PIB? (7500 millones de euros al año proximadamente, conforme al Banco Central del Ecuador, quien publica que el PIB del país en el año 2014 es de mas de 75 000 millones de euros y la referencia esta en la revista electronica Dinero, El Costo del Delito 11-09-2105), con esta premisa, yo estaría completamente dispuesto a permitir que el equipo femenino que me acompaña, tenga a sus hijos en paz y armonia en sus hogares, lamentablemente esta utopía es política y los cambios que se prometen son a largo plazo (tal vez una generacion) y sus réditos no son políticos, son sociales. (que no era lo mismo???…..no, no es lo mismo).

    • Felicitaciones por cómo lleva su empresa. Y felicidades por sus ideas. Aunque me sorprendió el linchamiento que tuvo por plantear algo lógico como la planificación familiar, a lo mejor se ofendieron porque debían planificar entre compañeras, pero bueno

  24. ¿De dónde la sorpresa? Empecemos por el principio, lo de eliminar el aspecto de la “primera dama”, ¿fue una decisión política o sexista? La señora Malherbe permanece en casa, cuidando a sus hijos, mientras el macho alfa se encarga de lo suyo. De hecho, en una de las ocasiones en que el patriarca se bajó del auto para reclamarle al muchachito que le hizo una yuca fue porque le ensoberbeció el gesto delante de su mujer. Por tanto, él tenía que poner en su sitio al maleducado. Pero sigamos, el aborto (el absoluto control reproductivo de una mujer) es una decisión de hombres y por eso ordenó el silencio de una asambleísta que se atrevió a reclamar, hasta que ella, como otras asambleístas del rebaño, acepto su sumisión al poder del macho alfa. En fin!, de ahí a las menciones presidenciales sobre las minifaldas de las nenas asambleístas, bueno, ni para qué seguir. ¿A alguien de verdad le sorprende la misoginia del patriarca?

    • a nadie!!!! y no es patriarca, es solamente el presidente de turno. Aunque el turno se está haciendo demasiado largo e insoportable!!!

  25. Una Ley que se aprobó sin estudios que contradigan lo dicho en este artículo, una Ley que no garantiza el principio de igualdad y no discriminación establecidos en la Constitución, una Ley que no se socializó ni contó con el apoyo de la sociedad civil porque se aprobó como urgente, una Ley que sacrifica nuevamente a las mujeres frente a la sociedad al permitir cuestionar si somos o no “buenas madres” si somos o no “trabajadoras más eficientes que los hombres”.
    Volvemos a la época de las cavernas en las que las mujeres nos confinan a la casa bajo el argumento de que los hijos no sean desnutridos, como si la desnutrición infantil fuera culpa de las mujeres y no de la falta de políticas públicas coherentes, a mediano y largo plazo. O ¿acaso las mujeres indígenas y campesinas no dan de lactar más allá de los 2 años a sus hijos, pero ellas mismas NO están nutridas y por eso no tienen leche nutritiva?… Una Ley aprobada por la mayoría de Alianza País y sus asambleístas sumisas al Ejecutivo conservador, patriarcal, mashista y hasta misógeno!. Ley de la vergüenza y el atraso cuyo efecto sin duda será crear mayor desempleo para las mujeres jóvenes en edad reproductiva!

    • El artículo se basa en una visión personal, de la mujer siendo discriminada por su rol de madre en el ambiente laboral; pero, qué pasa si un bebé llega a nacer con una enfermedad, no sería coherente que la madre o el padre (dependiendo de su contexto laboral), puedan acompañarle durante su recuperación, luego de que las licencias por maternidad o paternidad hayan concluido… En el país existen millones de casos de padres y madres que han tenido que delegar el cuidado de sus hijos en situaciones especiales por no perder su trabajo?

      Ahora, desde una perspectiva un poco más “extrema” me parece que esta medida podría hasta fomentar la planificación familiar (no digo que lo haga). Pero de pronto surge una pareja, que pueda ahorrar, coordinar con la institución en la que trabaja, establecer mecanismos familiares y económicos, para que una vez que termine el período de maternidad pueda permanecer -si es su voluntad- junto a su recién nacido, para que al cabo de nueve meses pueda reincorporarse a sus actividades… ¿cual sería el problema?, ¿dónde estaría la discriminación?. Por último, si no le gusta la medida… no la tome, al fin y al cabo es opcional!!!

      Luego de leer el artículo he recordado la fábula del perro del hortelano… en la que si algo no es para mi, entonces no tiene que ser para nadie. Con todo respeto me parece que en el artículo hay mucho de feminismo y poco de maternidad…

      • Daniel lo que usted menciona tiene validez pero por que escribir una ley sobre algo que debe ser un derecho ….. feminista claro que si ser madre es de mujeres por lo general y las mujeres hablamos de las cosas qué día a día vivimos a lo mejor no sea su caso pero es de miles.

      • Muchas gracias… Faltan perdonas coherentes como usted.. La relacion deve ser padre y madre y no apasionarse con un feminismo exagerado…. Ojo estar embarazada no quiere decir estar enferma…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*