IMG_3948

Quorum, otra prueba de solidaridad

en La Info por

Diez mujeres, sentadas en el piso, se dan prisa: clasifican medicinas, alcohol, papel higiénico, pedialite, toallas higiénicas, vendas, algodón… A su lado, una docena de jóvenes, de apenas 20 años, sellan cajas, las identifican con marcadores y las llevan cerca de la puerta donde cargan los camiones.

IMG_3944
Las provisiones son llevadas en camiones hacia la Cruz Roja en Quito. La Universidad San Francisco utiliza grandes camiones para llevarlas directamente a la Costa ecuatoriana.

Son las 10:30 de la mañana y ya hay unos 150 voluntarios en Quorum, el piso del Paseo San Francisco de Cumbayá que ha sido convertido en centro de acopio. Esto comenzó el domingo hacia mediodía como una iniciativa de ciudadanos que incluso rehúsan dar su nombre. Lo único que quieren es servir a las víctimas del terremoto. A esta hora 390 personas han llegado hasta aquí del Valle de Tumbaco trayendo todo lo que imaginan que necesitan las víctimas del terremoto en Pedernales, Canoa, Muisne, Portoviejo…

FullSizeRender copia

A las 15:00 ya sumaban 450 en una lista que no es exhaustiva pues hay personas que descargan en la entrada los víveres y se van sin registrarse. En la mesa de la entrada siempre hay una persona. Registra el nombre del donante y entrega los paquetes a jóvenes que, en carros de supermercado o en plataformas rodantes, los trasladan para ser clasificados. Las categorías son: ropa para mujeres y hombres, small, médium y large. Ropa para niños de 10-12 y 12-14. Línea de comida. Bebés y niños. Kits de higiene. Aguas y jugos. Pañales. Snacks. Sábanas. Edredones para hospitales…

Ocho camiones –cuenta Pablo Ochoa, responsable del Quroum–ya han sido enviados. Esto representa 64 metros cúbicos de provisiones y hay otros 120 metros cúbicos ya listos. El 85% del total se le entrega a la Cruz Roja y el resto a la comunidad religiosa Taller de Cristo que estuvo entre los autores de esta iniciativa y envía a sus colegas. No siempre hay claridad de lo que se quiere en la Cruz Roja que aquí, se supone, coordina algunas acciones de distribución con el gobierno. Ayer, por ejemplo, esperaron tres horas para saber qué debían empacar en kit y qué no.

IMG_3951

Los ciudadanos traen provisiones. Pero no solo ellos. La Universidad San Francisco de Quito envía aquí parte de lo que colecta para las víctimas del terremoto. Hay empresas que han ofrecido mil sábanas para cadáveres, un camión de ataúdes, 900 galones de agua… Los organizadores del acopio en Quorum les envían a las autoridades o a la Cruz Roja.

Los camiones parten con un acta de recepción en la cual se consigna el número de paquetes, su contenido, fotocopias de la matricula y cédula del conductor y el destino. Quien reciba deberá firmar y registrar fotográficamente la entrega. La Cruz Roja se ha comprometido a rendir cuentas sobre todo lo que reciben.

El lunes 18, alrededor de 1000 voluntarios se turnaron para esta operación solidaridad que termina este miércoles a las 22:00. Hoy nadie atina a saber cuántos llegarán hasta las 22:00. Después del miércoles, los organizadores se darán una tregua para reestructurar los requerimientos y volver a la carga. Saben que esta desgracia traerá consecuencias de largo aliento.

1 Comentario

Deja un comentario

Su email no será publicado

*