Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

El terremoto despertó el curuchupismo nacional

en La Info por

Parece una estampita devocional como las que dan en las iglesias para la adoración de un santo. Pero en lugar de una imagen sagrada es el presidente Rafael Correa quien aparece ahí, recogido y piadoso, orando con los ojos cerrados y las manos juntas. “Este hombre –dice la leyenda sobre la fotografía– te guste o no es nuestro Presidente. Oremos para que Dios le dé sabiduría para gestionar las cosas como deben hacerse. Deja de criticarlo. Recuerda que él tiene una Cruz grande en su espalda. Sé más sensible y deja el odio a un lado”. El mensaje fue subido al Facebook por los titulares de la cuenta “Sólo ecuatorianos”, uno de los numerosos espacios de que dispone el fundamentalismo correísta para promover el culto a la personalidad de su líder. En poco tiempo fue compartido 52 mil veces y recibió la aprobación de 58 mil entusiastas. No necesariamente correístas fanáticos: gente con una visión negativa de la política y, en consecuencia, sin militancia definida, personas creyentes y cargadas de buenas intenciones, ciudadanos conmovidos por la tragedia del terremoto y convencidos de que el país necesita unirse en estos momentos aciagos, suscribieron sin mediar mayor análisis el texto de “Sólo ecuatorianos”.

correa reza

Sin embargo, hay toda una teoría política contenida en el mensaje. Lo que “Sólo ecuatorianos” está diciendo es más o menos lo siguiente: hay una autoridad paternal y bondadosa y una sociedad que sólo puede esperar de ella lo mejor. La sociedad delega a la autoridad toda gestión relacionada con la esfera pública. La autoridad, a su vez, carga con esa responsabilidad como con una cruz: desempeña un papel mesiánico atribuible a Cristo. Aparte de fungir de Cirineos que ayudan a cargar esa cruz al Nazareno, los ciudadanos no están llamados a cumplir otra misión en la esfera pública que no sea rezar y tener confianza en que la autoridad manejará las cosas “como deben hacerse”. La crítica (es decir, la capacidad del ciudadano de discernir por cuenta propia y ejercer su libertad de expresión y pensamiento en los temas de interés público) tiene aquí una carga negativa y casi pecaminosa, pues se equipara con la insensibilidad y con el odio. Aquél que critica, viene a decirnos el mensaje de “Sólo ecuatorianos”, odia. Por tanto, no critiques. Es decir: no pienses, calla. Ten fe. Esta versión de la política es más que curuchupa: es fascista.

Devastador mensaje para provenir de un movimiento político que llegó al poder con la promesa de impulsar una revolución ciudadana y terminó reforzando los rasgos más atávicos y reaccionarios de una cultura política reñida con la modernidad y con la democracia. El correísmo ha convertido la esfera pública en una iglesia y la administración de políticas públicas en una religión. Supone que la relación entre el poder político y la sociedad es una cuestión de fe. Tras el terremoto, esta creencia se ha vuelto intransigente y sectaria. En nombre de un supuesto respeto al dolor de las víctimas, los devotos tratan de imponer al resto de mortales las tres virtudes teologales de su iglesia: la sumisión, la aceptación y la obediencia. Todo lo demás es politiquería, odio, divisionismo y mala fe. Es una suerte de corrección política perversa según la cual el interés de los ciudadanos por los temas públicos se opone a los buenos sentimientos.

El mensaje que el ex vicepresidente Lenin Moreno envió al país desde Ginebra después del terremoto repite el mismo catecismo: aceptación, sumisión, obediencia. Buenos sentimientos contra la politiquería. La muerte, dice Moreno, es un retorno a la casa del Altísimo. La tragedia, una oportunidad para que el pueblo renueve sus lazos de comunión con Dios. Afortunadamente tenemos un Estado que sabe lo que se debe hacer: organicémonos, es decir, “acatemos las disposiciones de las autoridades”. Y amémonos los unos a los otros, que es la enseñanza más hermosa que nos dejó Jesucristo hace dos mil años. Nomás portémonos bien y todo saldrá a pedir de boca. Tal es el mensaje de Lenin Moreno. Es el grado cero de las políticas públicas.

El ejemplo más extremo lo dio en estos días Alejandro Álvarez, el funcionario de la Secom a quien Rafael Correa acostumbra a maltratar en público durante las sabatinas por no preparar con eficacia los materiales que requiere para su monólogo. Él salió a defender la despiadada actitud del presidente de amenazar con cárcel a los damnificados que se quejan. Su argumentación, de un humorismo involuntario, es la expresión más acabada de sumisión y de obediencia acrítica que se puede encontrar en la feligresía y merece ser reproducida en extenso: “Entiendo perfectamente a @MashiRafael –escribió Álvarez en una secuencia de cuatro tuits– porque el padre de la patria se angustia con el dolor de sus hijos y quisiera hacer de todo para calmarlo. Tanta es la desesperación que no soportas más ver a tus hijos sufrir, te angustias, te desesperas, te descontrolas, buscas una solución. Debes ser fuerte, no quebrarte, transmitir fuerza para que tu hijo no se desespere más y llega un punto en que le dices: si lloras te pego. Y no significa que le quieres pegar, es la desesperación de querer hacer volver a la tierra a ese hijo que tanto amas y te angustia verlo así”. Es el grado cero del pensamiento.

En estos días de tragedia nacional, la visión religiosa de lo público sirve como una gran coartada para aplacar el debate, silenciar las voces críticas y evitar que el periodismo cumpla con su trabajo. Como toda forma de corrección política opera como una censura social. Porque si el camino para salir adelante de esta crisis pasa por el amor al prójimo y la devoción que nuestro padre, el presidente, siente por sus hijos, entonces resulta que uno no puede ocuparse de las políticas públicas, cuestionar el manejo político de la tragedia, desconfiar de un gobierno que lleva nueve años sacando réditos políticos del erario público y hoy encontró en los fondos para la reconstrucción una mina de oro para su campaña. Hacer todo eso, dicen los apóstoles de la solidaridad y el buen rollito, es politiquería insana, es dividir a la patria, odiar al prójimo, irrespetar a las víctimas.

“No es el momento”, dicen los religiosos. Esta postura, tan populista que resulta irremediablemente exitosa, se reproduce en los espacios más insospechados. Incluso hay medios digitales que se autodenominan “liberales y alternativos” pero terminan sirviendo de antenas repetidoras a un curuchupismo semejante. Y esgrimen la palabra “politiquería” sin reflexión ni explicación alguna. “Politiquería”, palabra mojigata y ñoña cargada de falsa moralina, palabra hipócrita y vacua. Politiquería es, en este país en estos días, todo lo que no sea “estar con las víctimas”. Precisamente. Hoy más que nunca las víctimas requieren de políticas públicas honestas y eficientes. Y eso no se consigue con actos de fe y golpes en el pecho. Eso se consigue con pensamiento crítico y expresión libre. Y sí: el momento es ahora. Para mañana es tarde.

29 Comments

  1. CINICO!!!!!!!!!!!!!!!! Debería tener temor de Dios este desequilibrado. A nosotros nos puede mentir, pero no podrá mentir a Dios.

  2. Excelente lectura, y si, finalmente ¿hay algo màs destructivo que la hipocresía de pretender servirse de la fe del pueblo para lucrar y satisfacer la vanidad? La Iglesia Católica ha sido cómplice desde siempre de los peores crímenes de la humanidad.

  3. Lindo el “montaje hipócrita” de la foto con cara de compunjido que ha preparado su equipo de imagen y marketing, dizque implorando a Dios para manipular a los ingenuos y borregos. Los que no saben o desconocen, la Palabra de Dios está plagada de versículos sobe corrupción e hipocresía. Cito algunos:

    “Envejecido en la iniquidad, ahora han llegado al colmo los delitos de tu vida pasada, dictador de sentencias injustas, que condenabas a los inocentes y absolvías a los culpables” (Dn 13, 53).

    “No morará en mi casa quien cometa fraude” (Sal 101, 7).

    “No juntes mi alma con los pecadores, ni mi vida con los hombres sanguinarios, que tienen en sus manos la infamia, y su diestra repleta de soborno” (Sal 26, 10).

    Etc.

    Este gobierno es corrupto. La corrupción para el cristianismo entraña un pecado grave pues es una agresión al prójimo y también al bien común. Concretamente hay dos de los diez mandamientos que dice: “no codiciarás los bienes ajenos” y el que sin medias tintas afirma que “no robarás”.

    Así que, Dios ya sabe que en esa cara de cínico e hipócrita hay pura falsedad y mentira, porque mentiroso ha sido desde el principio.

  4. El socialisto parece lucir en su muneca, (no se por que en la izquierda) un Rolex Yatchmaster II de usd 25000, denominado “peluco” en europa, “Cuanta doble moral”
    (lo de usarlo en l aizquierda es para hombres, en la derecha las majestades)

  5. Una cosa es ser crítico con ciertas situaciones y es necesario, otra y muy diferente, es destilar veneno.
    Una cosa es “amar al otro como a si mismo, cómo Yo los he amado” y otra cosa es la caridad y politiquería.
    Soy cristiana, católica y es necesario orar para pedir por los fallecidos y los sobrevivientes, es necesario dar gracias. El sobervio no da gracias.

  6. Dominar a través de la fe, que bajo que han descendido, más bajo imposible……. Vamos país no te dejes engañar, por aquellos que regresan al oscurantismo y al dogma para por lástima permanecer en el poder. Con profundo respeto a la fe de las personas que creen en Dios y con profundo respeto también por aquellos que no, por los que practican diferentes religiones y por los que no practican ninguna. El reino de Dios debe ser el reino de este mundo. De seguro él no quiere ver a sus hijos humillados, arrinconados, pisoteados y menos por esta pandilla de dadores de indulgencias verde pus.

    Ya basta de tratar de gobernar a través del fanatismo, de creer que el pueblo es ignorante, esta masa hoy exige libertad, justicia social y si el señor presidente se va a arrodillar que sea para pedir perdón por tanto mal que ha hecho a nuestro pueblo estos casi 10 años. Jesús de Nazareth fue libre y predicó la libertad con el ejemplo y tanto quería a su pueblo que cuando lo vio hambriento, supo multiplicar panes y peces. Los farsantes te amenazan. Ahí nace la diferencia.

    • El economista de pacotilla quebró al país en plena bonanza petrolera. Con la ayuda de Patricio Pazmiño personaje nefasto, traidor de su patria, maniató la justicia para burlar la Constitucioón como y cuanto le dió la gana. Con la ayuda de su pariente, el Fiscal Chiriboga y sus inmorables borregos alzamanos, implantó la impunidad para provecho de los Petrorricos y sus allegados más cercanos que festinaron más de 200.000 millones de dólares de ingresos petroleros en contratos a dedo, sobreprecios escandalosos y millones en propaganda para los hermanitos que la manejaban. Como si no fuera bastante, endeuda al país con intereses leoninos y se gasta el “fondito” del ahorro de los presidentes anteriores, que justamente hubiera sido el flotador del país en esta emergencia sísmica.

  7. Muy indignado por la comparación. Debemos apoyar a Correa en estos momentos críticos . Nuestros hermanos afectados se merecen más que una división politiquera barata en estos momentos. Todos somos curuchupas en algún momento en nuestras vidas. Si no me creen vean el significado en Google. El que no tenga pecado que tire la primera piedra. Recuerdan ?.

  8. Los “Cuenteros y cuenteras del Siglo XXI” no entienden que el ser humano es un ser “político” por naturaleza. Negarle la capacidad de razonar, cuestionar, criticar y proponer soluciones no es odiar. Como auténticos cuenteros y cuenteras, distorsionan la realidad, y el idioma no es una excepción: nuevo sinónimo de criticar o analizar es odiar.

    A lo largo de estos diez años de gobierno hemos visto el nacimiento de una nueva SECTA cuyos miembros y miembras profesan una ciega devoción, idolatría, y sumisión a un icono llamado Rafael Correa y como en toda secta, nadie puede contradecir a su “dios” pues su palabra y obra son “sagradas”.

    Esa es la desgracia de este pais, haber elegido como presidente a un ser humano y luego ver atónito como poco a poco se fue creyendo un “dios”. Un “dios” que detestó a cualquier otro, tanto es así que lo mandó borrar de su “Maravillosa Constitución” (palabras dichas en una sabatina) y ordenó retirar cualquier imagen, o símbolo religioso de los hospitales y reemplazarlos por el busto de Eloy Alfaro.

    La naturaleza lo único que a hecho es demostrarles a ustedes cuenteros y cuenteras que su “dios” no ha sido tal. Nos piden orar por él y yo digo para qué ??

    En cambio oremos por las víctimas, por los niños, por los padres de familia sin trabajo, por los heridos, por los huérfanos, por el resto de la sociedad ecuatoriana para que el buen Dios nos dé su Sabiduría y Amor para superar esta dura prueba.

  9. RC está picadísimo porq los ciudadanos pusieron en evidencia la ineptitud del “Estado”. Roberto, como tú mismo dijiste: RC desprecia a la ciudadanía. Es escuela de los Castro, ¿qué otra cosa se podía esperar? Hay gente q lo defiende todavía porq le duele aceptar que creyó en un arlequín. Pero RC es una farsa, una estafa.
    ¿Habrá fiscalización de verdad? ¿O nos verá la cara, como hicieron tantos otros, y se irá con las lucas? Cuidado, que Lucio después de sus pillerías sigue siendo un “presidenciable”. A este hay que aniquilarlo políticamente hablando. No permitirle ni siquiera lanzarse como candidato por sus delitos… demasiada caca ha esparcido.

  10. ¿Es una respuesta al artículo de GkillCity, no?

    Aún así, estoy a favor de erradicar este cáncer moderno llamado “corrección política”. Sigan adelante

  11. A los trol les faltó poner al final:…..” Y si no, vas preso!!!”
    reproduzco el comentario de Ramiro 2 porque creo que el humor también es necesario en momentos de crisis. jajajajaja. que buena conclusión a un artículo tan “macho” (valiente).
    Artículo que sin quererlo, reivindica al mundo judeo cristiano y a su único líder -Jesús-, deja en evidencia -una ves más- a una corriente propagandística, inhumana y abusiva que bajo un discurso que envuelto en manto de dolor y esperanza(ahora le conviene este manto), pide a los ecuatorianos que creamos en el presidente que más nos ha mentido. establece similitudes tácitas entre su líder (rafael correa) y el líder de ellos(Jesús), que por ser tan manejadas entre los creyentes judeo cristianos se aceptan sin mucha reflexión, pero que bien Ecuador ………………todavía quedan voces

  12. El curuchupismo no es nacional..ahí si discrepo sr. R.A., no creo que se arrodilla y extiende su mano también ante el mesías salvador de la patria, … es sólo de sus adláteres y partidarios fanáticos obnubilados por el verbo político “engañar,convencer, saquear”…que rezan hasta religiosamente fin confundir a la ciudadanía…El Estado benefactor, protector, ya se acabó¡¡¡ Que pasó, donde están “los fondos de contingencia”? “Reservas Monetarias”??? creados y ahorrados para las emergencias. Nos decía: es como tener dinero bajo el colchón, no gana intereses, éste debe transformarse en inversión mientras no hay escuelas, colegios, carreteras, hospitales, hidroeléctricas, puentes…nos engañaron con el apelativo “el jaguar de suramérica” y resultó ser “el hombre tragedia”…a más de sinvergüenza politiquero, su parafernalia burocracia creada con leyes y decretos,protegida, oculta bajo un manto, ni topar, pero si diligente a chupar el bolsillo del pueblo y a llevarse hasta las limosnas.

  13. Tremendo golpe de pecho al “curuchupismo”. Por ahí leí “horrible q mi hija q esta por nacer nazca en este país plagados de fanáticos políticos”. Imagínate lo que yo siento con mi hija de 3 años creciendo en un país plagado de fanáticos religiosos.
    Además, un comentario que dice “Si algo ha hecho la iglesia es combatir los gobiernos e ideologias autoritarias: fascista, comunista y nazi.” me provoca ronchas en los brazos y piernas al acordarme de la innecesaria e inútil participación de la iglesia en los gobiernos locales.
    Para mi, de lo mejor que he leído últimamente. Gracias por el aporte Roberto Aguilar.

  14. Soy católico. Oré en la Iglesia, por tantos años, para que Dios le diera sabiduría y templanza a mi mandatario, lo hice de corazón y con fe religiosa (repetí las jaculatorias que se escribieron en los folletos dominicales) Nunca mis plegarias fueron escuchadas por el soberano. ME CANSÉ DE PEDIR, no encontré ninguna respuesta positiva del excelentísimo, que no sea el denuesto, la sátira, el engaño, la prepotencia, el desprecio a quienes no pensamos igual. El mensaje subliminal y la “estampita”, han llegado tarde para el pueblo cristiano inteligente. Todo tiene su límite! No es hora de mezclar la política con la religión “dar al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios; se acerca la hora de su triste y miserable partida.

  15. No es curuchupismo…es fanatismo detrás del nazhimpático; paranoia borreguil mezclada con psicosis colectiva ovina…el nazhimpático sufre, llora, se cansa, suda, baila, se ríe, se enajena, se se se. Y el rebaño se arrodilla para rendirle culto…

  16. Ese es el grave problema estas amalgamas que no caben. Si algo ha hecho la iglesia es combatir los gobiernos e ideologias autoritarias: fascista, comunista y nazi. Estas mismas formas de gobierno se alejaron y combatieron la iglesia…sera porque el individuo es mas libre cuando cree en Dios y no cuando cree en proyectos revolucionarios con antilideres mesianicos?

    • Cuando tu le preguntas a un amigo, conocido, familiar, etc, por quien va a votar en las próximas elecciones muchos me comentan que no hay por quien, que al igual que en la publicación solo es el reflejo lamnetable del pensamiento de la sociedad, que espera un mesias, un salvador, que tome el rumbo y cambie este país.
      La mejor lección que obtenemos después de la tragedia es que el Ecuador no necesita un mesías, un salvador, un nuevo Correa, necesita trabajar en conjunto, un alianza entre sus ciudadanos, una sola fuerza por una causa justa, hacer progresar a esta noble nación !!!

      • Y como se hace eso ?? El problema es la degradación de la política hacia el insulto, la descalificación y el odio hacia quien quiere cambiar este absurdo sistema que nos a conducido a tener este país profundamente empobrecido . El terremoto lo que ha hecho es enrostrarnos esa realidad . La opción de todo ciudadano es precisamente optar por cambiar este modelo perverso o mantener, volver, al modelo capitalista neoliberal que es el que generó este nivel de pobreza y vulnerabilidad social . Es decir , unos son los que quieren mantener el statuquo de privilegios y otros los que deseamos una sociedad más inclusiva , menos desigual y más humana . Una sociedad donde nuestros hijos , el hijo de Andrés que está por nacer , puedan cultivar virtudes como la solidaridad, la no discriminacion, el apego a la cultura y no sólo al dinero . Entonces , El problema es POLÍTICO. Suena bonito el que todos nos pongamos de acuerdo para sacar al país adelante, pero eso no es posible porque los intereses se contraponen.

        • !!! TE RECUERDO QUE…LA DEGRADACION DE LA POLITICA ES TAN ANTIGUA COMO LA HUMANIDAD…O NO HAS LEIDO COMO EN EL SENADO ROMANO EL EMPERADOR CAYO JULIO CESAR FUE ASESINADO POR “CASIO” Y “BRUTO”….

  17. Los radicales de escritorio son tan extremista como los q defienden a Rafael Correa y su doctrina, puedo hablar desde mi yo, me importa un comino la política, y sabes por que ? Porque en este país todos hemos sido cómplices del subdesarrollo de nuestro país, hoy todos de lado y lado quieren mostrarse como pensadores libre y simple son unos serviles mas de este sistema atroz, los correistas fieles sirvientes de favores y los otros la pop libertaria con afán de poder, es el peor país q me ha tocado vivir dos extremos invisibles q no se dan tregua, horrible q mi hija q esta por nacer nazca en este país plagados de fanáticos políticos…

  18. Saludos. Soy creyente católico y trato con fe, esperanza y caridad de ser practicante. Eso no me hace menos liberal, ni me hace ciego o tonto. Nunca firmé ni pasé el apoyo de marras, pues la tragedia no nubla mi razón. Lo que sí: el terremoto encendió la solidaridad, mucha de ella proveniente de grupos católicos y cristianos organizados. No escuché a nadie, mientras fuimos a Manabí, querer pasar sus donativos hacia camiones del ejército o de un ministerio; todo lo contrario. Si en algún momento dijimos -por voz propia- que hay que trabajar con los líderes, fue por algo práctico: eso es condición necesaria (ver artículo de ustedes mismos sobre Chile, hecho por Wharton en Penn). Pasar algunas decisiones por las autoridades no es suficiente. Hacer todo desde sociedad civil es también necesario pero no es suficiente. En las crisis se mezcla lo político y religioso con lo demás, y las personas de fe suelen ser quienes cambian los regímenes que no solventan soluciones. Veamos el caso polaco y de los países del Este Europeo en los 80s y 90s. No le atinaron ustedes está vez. Decirlo no me hace correísta. Negarlo ustedes no les hace más liberales, sino quizá menos.

    • Este artículo no está criticando al catolicismo ni a ninguna religión. La crítica es la autilización de los símbolos y convenciones del cristianismo en general. NO la religión en sí misma, pero la utilización de sus formas para fines personales. Lea el artículo otra vez.

    • Al día de hoy, tres de mis amigos cercanos han sido retenidos por el ejército, el cual a confiscado sus camiones con las donaciones que llevaban a diferentes poblados. Esto es una pequeña muestra de lo que conozco de primera mano.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba