Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Sabatina 475: el mejor Correa es el Correa reseteado

en La Info por

¿Fue derrame cerebral? ¿Infarto? ¿Isquemia? ¿Surmenage? Nada de eso –dice el presidente. Nomás una afección a los bronquios de hace dos semanas. Le pasaron factura los días en que anduvo entre los escombros intimidando a voluntarios y damnificados. Muy comprensible: por lo que se ve en los videos debe ser extenuante. Terminó en la sala de emergencias del hospital público de Manta, con un ataque de tos a la madrugada de un domingo. Le hicieron nebulizaciones y le dieron “algunas otras medicinas”. El lunes anduvo a medio gas, cumplió con su agenda sintiéndose muy mal y luego despareció por el resto de la semana. Dice –y es cómico oírlo– que le dieron “permiso médico”. O sea que tiene falta justificada. Suspendió una visita a Babahoyo que tenía programada y  arrancó hacia el sur, a acampar con Miguelito. Todo lo demás son rumores falsos. Ahora, puede jurarlo, está sanísimo. No más un poco ronco.

Sin embargo se ha vuelto a ir. La sabatina 475 fue pregrabada “porque la familia está de vacaciones, jejejé”, y para aligerarle la agenda. Para que se desconecte del planeta por segundo fin de semana consecutivo, cosa que nunca ha ocurrido. Así que de campamento otra vez. Lo cuenta con la sonrisa de oreja a oreja, como si fuera normal desaparecer del mapa dos veces en plena crisis humanitaria post terremoto. Y la verdad es que nadie se lo reclama, si tiene que desestresarse vaya nomás, mejor para todos. Pero hay que hablar claro: si el presidente de la República sufre de algo más que tos y ronquera, esa información debería ser pública. Lo malo es que con la Secom no se puede contar nunca. A lo mejor en el IEPI saben algo.

Porque la verdad es que el tipo no parece el mismo. Anda ralentizado, a medio gas, como recién reseteado, casi sin ánimo de meterse con nadie, notablemente menos agrio de lo normal. Sin fuerzas ni para insultar. Mírenlo. A lo mejor son las nebulizaciones ésas que se está pegando. Que no las deje: está mucho más tratable.

Hay que disfrutar de este Correa reseteado mientras dure. Sabatina de dos horas y media casi sin insultos, todo un récord. Bajo nivel de energía. Pensamiento intermitente que de repente se abisma y echa mano de lugares comunes para salir del hueco. Gestualidad inédita: pucheros de cachorro desvalido. Discurso lineal: trata de mantenerse concentrado en el libreto y no se arriesga a digresiones, con lo cual, aunque lento, va rápido. A las diez y media ya había terminado de exponer sus planes de vivienda para los damnificados. Pasaditas las once arrancó con el informe propiamente dicho: las visitas, los desplazamientos, el bolón de verde para el desayuno, los selfies, las actividades de despacho, en fin: la nada. Se mueve bien en la nada el presidente: al calor del anecdotario se recarga de energía. La curva de su biorritmo ya estaba en franco ascenso cuando narró su recibimiento en Babahoyo, con politiqueros manipulando en su contra al pueblo incauto y reclamos desleales de los mismos de siempre.

Ése es su territorio, su zona de confort. La confrontación es el combustible que lo enciende cuando toma pista. Es entonces cuando empieza a inventar antagonistas imaginarios a quienes refuta sin dificultad. En lugar de decir: inauguramos el año lectivo con una semana de retraso porque nos costó juntar a los maestros después del terremoto, cosa simple de entender a la que nadie va a oponer reparos, él imagina un contradictor que le reclama y dice con voz resabiada: –¿Por qué se demoraron una semana en comenzar las clases?. Y armándose se paciencia ante sí mismo él mismo se contesta: –Porque había que juntar a los profesores, pues. Él representa ambos papeles. Se desdobla. Discute con todo el mundo y siempre gana. Hasta con los damnificados. Les dice: –En vez de estar en ese albergue improvisado por qué no se vienen a este albergue oficial. Y le responden (o sea, se responde él mismo poniendo voz de damnificado): –No, porque aquí nos queremos quedar.  Y él dice (volviendo a su propio personaje): –No se puede actuar así pues, compañeros. Siempre se reserva el presidente la última palabra.

En ese tono se mantuvo un rato pero no alcanzó ni remotamente sus niveles habituales de crispación. Apenas si llegó a llamar sicópata a Emilio Palacio. Y a acusar a estos cuatro pelagatos de ser politiqueros disfrazados de periodistas. Honor indecible. Se acordó del meme que le hizo el pelagato Crudo Ecuador con la foto que le tomaron de shopping en Ámsterdam y, por un momento, casi fue el mismo de siempre: patético. Por ese meme amenazaron de muerte a Crudo Ecuador y a él todavía le indigna el meme. “Estuve en Holanda por navidad hace un año y pico, con mi familia, son cosas que molestan, entramos un ratito en un centro comercial porque hacía un frío terrible y el centro comercial estaba con calefacción, me acuerdo que era el cumpleaños de una amiga de mi hija, entonces le compramos en oferta, me acuerdo, un perfume”. Y blablablá. Ha repetido tantas veces esta misma historia que ya no parece recordar los hechos en sí, sino su manera de contarlos. Fue su punto energético más alto de toda la sabatina, éste en que sacó un viejo casete del fondo de su subconsciente. La reproductora de cintas de su cabeza marcha a las mil maravillas; la grabadora es la que trastabilla.

Sí tuvo energía suficiente el presidente para hacer el anuncio más importante de la fecha: la sabatina vuelve a su formato original la próxima semana en San Vicente. “No es el momento para expresiones festivas”, dijo, pero habrá carpa al aire libre, público llevado en buses y por tanto sánduches, colas, algún dinerito por aquí y allá, canciones, invitados, show. La víspera habrá gabinete itinerante y los ministros se pagarán su propio alojamiento. La noche cultural será sustituida por una cena que el gabinete invitará a los damnificados del cantón.

Por supuesto que los mismos de siempre dirán (y aquí pone el presidente la voz necia y zopenca de los mismos de siempre): –Aaah, las sabatinas, las sabatinas han quebrado el país. A lo que él replicará: –Insultan nuestra inteligencia. Con todo, para no darles gusto, desde la próxima semana las sabatinas ya no serán financiadas con dinero del Estado. “Serán pagadas –dice el presidente– por sectores privados, por el voluntariado, por el trabajo de nuestros jóvenes, por Alianza País, por nuestros propios aportes”. Los sueños húmedos de Patricio Barriga se han vuelto realidad: por fin la información pública será propiedad privada. Debe estar orgasmado pensando en los juicios por copyright que se le vienen. Lo que no dejó claro el presidente (a lo mejor se le olvidó en el bajón de las nebulizaciones) es lo que ocurrirá con la empresa contratada para producir y montar las 52 sabatinas de este año por un costo de 1,6 millones. Habrá que indeminazarla por finalización unilateral injustificada de contrato, ¿no? Esa indemnización, ¿la  cubrirán también sus voluntarios, sus amigos, sus empresarios y su partido? Conviene saber.

Eso fue todo. La curva energética volvió a caer hacia el final, en el segmento que el presidente llama “puntos varios”: videos buenoides de la Secom con noticias positivas. Con el mensaje de “el próximo año ya no estaré aquí”, que por primera vez sonó creíble, y el rutinario “hasta la victoria siempre” de todos sus discursos, concluyó una sabatina que pasará a la historia como una de las pocas, acaso la única, en la que el presidente no insultó, no buscó bronca, no se hizo el gallito. Tenerlo enfermo es un alivio.

9 Comments

  1. Sáquenme de una duda: ¿La primera vez que habló del meme e Crudo, no dijo que dizque el regalo de esa niña ya lo tenía; y era un trencito hecho por artesanos de Ecuador?… Es bueno saber que tenía perfume dentro y que lo venden en un centro comercial de lujo en Amsterdam. ¡Ahora mete en sus mentiras su propia familia! Partiendo de allí, cualquier cosa que diga, como el costo real de las sabatinas está sometido a duda… ¡Qué vergüenza de presidente y de ser humano!

  2. Lamentablemente, estamos gobernados por necio, un pedante que insulta por igual al rico o al pobre; al ciudadano humilde o al aristocrata. Su endiosamiento acausa del poder no le permite reconocer sus errores, los camufla con insultos . Es hora de que los ecuatorianos lo mandemos a casa, estamos artos de su estupida prepotencia, y sus mentiras.

  3. La tristeza que reflejó quizás sea porque correa necesita que lo aplaudan en el circo que monta con carpa incluida.

    Tiene sed de las aclamaciones de los estómagos agradecidos que asisten a las sabatinas para recibir sándwiches y cola.

  4. Lo chistoso de todo esto es que en medio de tanta estupidez que dice, al menos admite que el próximo año no estará porque es mas que evidente que el pueblo no lo soporta, es incomodo ver como dice que el sueldo de Elhers es el que quiebra al país, como que fuéramos estúpidos el tipo nos trata a los ecuatorianos como que fuéramos ignorantes todos, si a caso que el sueldo de ese mediocre es el problema sino TODO el gasto que conlleva el obeso sistema burocrático.

  5. Señor presidente no les haga caso;usted es brillante.Hace algunos dias vi a korrea enojado ,despues del terremoto;enojado por que sus opositores proponian como medidas de ahorro eliminar las sabatinas;y el presidente contesto con su gran inteligencia algo muy sabio,que para el eliminar la sabatina era mejor ;pues se ahorra de trabajar los dias sabados.Me pregunto,quien le dijo al señor korrea que esto es un trabajo,quien le dijo que queremos que trabaje;desde cuando burlarse de las personas e insultarlas se llama trabajo;el señor korrea es tan brillante que ya invento una nueva forma de ganarse la vida.Una nueva forma que cuesta millones de dolares;dolares que provienen de los llamados mandantes o pueblo.
    Quiero un empleo asi,donde me pagen por reirme de los demas,escuchar musica de PIERO”esa parte que dice para el pueblo lo que es del publo por que el pueblo se lo gano”y luego una fritadas donde doña michita en el carretero en compañia de todos mis panas.
    Señor Korrea al pais le resulta mas barato que usted no trabaje;si el problema es por su salario de ocho mil no importa,sigalo cobrando;pero por favor no haga nada;por que verlo ha usted manejando la economia,es como ver a un albañil tratando de operar en un quirofano de un hospital.Al hablar de un albañil no lo hago con el animo de ofender a esta profesion,si no mas bien con el animo de ubicarnos;es decir no nos pongamos ha hacer lo que no sabemos;usted es brillante,usted esta hecho para cosas mas grandes;pero lamentablemente usted no tiene el don para las ciencias economicas,no se le da,no insista.Dediquese a otra cosa;no se si aun existen esos departamentos de orientacion vocacional;si aun existen busque ayuda urgente;converse con el ministro de educacion y vayan juntos.
    Nos engañaron con el socialismo del siglo XXI,igualdad y equidad ;pero resulta que ser socialista consiste en pagarse salarios de 4 o mejor 6,no mejor 12 no mejor 18 mil dolares o mejor mas y a todos los panas colocalos con rango de ministro;y al mandante ofrecele un salario basico;el mandante que es el dueño del dinero es pobre,y el mandatario que es el empleado es rico;es ironico pero verdadero;y estos son los que nos van ha proteger y salvar de los malos.
    Korrea no es economista ,es un ilusionista; y de los mejores, pues acaba de desaparecer mas de 270mil millones frente a nuestros ojos y con las luces encendidas;y mas adelante se convertira en el mejor de los escapistas,pues abandonara el pais y se perdera entre la multitud.
    Parece que la justicia ordinaria no actuara;pero puede pasar algo parecido a lo que sucedio con el soldado chavez en venezuela;se llama justicia poetica.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba