Sabatina 478: a los tiempos misa cantada

en La Info por

La sabatina 478, transmitida desde Pedernales, fue la primera dizque costeada por aportes voluntarios y montada con el trabajo de “los jóvenes”. Rafael Correa, si hemos de creerle, se la pasó la semana recibiendo llamadas: “Presidente, aunque sea le colaboro con una silla plástica”, le ofrecían. “Presidente, si hay que cargar las sillas cuente con nosotros”… Una multitud de “manos amorosas” y “corazones revolucionarios” se movilizó hasta Pedernales. “Muy comprometidos, preguntaron en qué podían ayudar y bajaron las piezas para montar el escenario”. Orgullosísimo está Correa: “Pagamos de nuestro propio bolsillo” dijo, aunque resulta difícil establecer si se refería al suyo o al de alguien más, al fin y al cabo siempre habla de sí mismo en primera persona del plural, como el papa. Por cierto: las sillas eran todas igualitas.

En la pantalla se exhibió la lista de aportantes. Figuraban algunas de las organizaciones sociales diseñadas por el correísmo para sustituir a otras que le resultan incómodas: la Red de Maestros, por ejemplo, que sustituye a la UNE; o la CUT, que sustituye al FUT. O sea que las sabatinas ya no las paga la Secom sino el Ministerio Coordinador de la Política. Gran cambio. También las juntas parroquiales y los municipios correístas se disputan el privilegio de costear y montar el espectáculo. “Presidente, venga, nosotros organizamos todo” le han dicho, y él se entusiasma: “¡Esa es la actitud!”, celebra. Debe ser un buen negocio desempeñar el papel de anfitriones de Correa, de otra manera no se explica semejante explosión de voluntariado. Negocio redondo para ambas partes: gracias a la ayuda de los municipios y las juntas parroquiales el costo de las sabatinas se seguirá pagando con plata pública, con la ventaja de que Correa ya no tendrá que rendir cuentas por ello.

Por lo demás, este retorno al formato original no deparó sorpresas. Nada nuevo salvo la presentadora Janeth Lozada, una ex participante de reality que hace trompita cuando termina cada frase, como quinceañera en selfie. La sabatina duró las cuatro horas de rigor, pese a las buenas intenciones de Correa: “Quería acabar más temprano –dijo– pero veo que es imposible”. Curiosa incapacidad la suya: no puede decir las cosas una sola vez en lugar de siete; no puede dejar de repetir lo que ya todo el mundo le ha escuchado; no puede omitir los detalles superfluos, la tremenda guatita, el suculento desayuno, el riquísimo seco de gallina. Cuando mira el reloj son las dos de la tarde y no se da cuenta en qué se le fue el tiempo. Alguien tendrá que dibujárselo.

No importa. Para él ésta es una batalla ganada, como todo. “Han querido impedir este enlace ciudadano pero no podrán porque somos más, muchísimos más”, sacó pechito. “Han hecho toda una campaña: que dizque los problemas económicos eran por el gasto en los enlaces”. El presidente no tiene pudor a la hora de exhibir su profunda deshonestidad intelectual. ¿Alguien en el país ha dicho que los problemas económicos con causados por el derroche sabatino? No, nadie, pero un mentiroso compulsivo dice cualquier cosa para justificarse.

Todo fue igual. Como cualquier persona de imaginación escasa y limitados recursos expresivos, el presidente está condenado a repetirse cada sábado. Vuelve una y otra vez sobre lo mismo sin cambiar palabra, igual que el típico charlatán megalómano que ya perdió la cuenta de las veces que repitió una historia: –¿Te conté de cuando le puse en su sitio al jefe? –¡Sííí, mil veces! Lo que le fascina es oírse. El sonido de su voz le hace perder contacto con la realidad. En esta ocasión volvió a explicar por qué el país no necesitó de ningún fondito para afrontar la emergencia del terremoto. Y desempolvó la calculadora de herencias y plusvalías del año pasado y volvió a prodigar ejemplos que invariablemente terminan con lo mismo: “Total a pagar: cero”. Como si estuviera sometiendo a los ecuatorianos a un experimento sicológico extremo: el déjà vu de cuatro horas.

El resto fue la clásica liturgia populista consagrada en honor del gran fetiche de la obra pública. Como cualquier antropólogo sabe, el fetichismo ocurre cuando las propiedades de la divinidad son transferidas a un objeto inanimado, sea éste un amuleto, un tótem o lo que fuera. Marx desenmascaró el fetichismo de la mercancía como el alma del capitalismo: la creencia de que el bienestar reside en los objetos. El fetichismo de la obra pública consiste en transferir las propiedades de la política y el gobierno a las obras de cemento. De acuerdo con esta creencia, no son pocos los ecuatorianos dispuestos a tolerar que su presidente robe con tal de que haga obras, hay incluso un dicho popular en ese sentido. A tal extremo llega esta superstición que termina por imponerse la idea de que las obras de un gobierno sustituyen a las políticas públicas. En el Ecuador, el concepto de políticas públicas es de un exotismo decididamente extravagante, casi extraterrestre. Las sabatinas sirven, entre otras cosas, para profundizar ese estado de ignorancia que contribuye a la manipulación de las masas. Es por eso que esta semana volvimos a ver al presidente inaugurando centros de salud en lugares donde no hay agua potable y escuelas del milenio para atender a poblaciones de niños desnutridos. Porque importan las obras, no las políticas.

“Mientras los otros siembran mentiras nosotros sembramos obras”, dice Correa. Tan efectiva es esta manipulación fetichista que el presidente puede darse el lujo de sentarse ante los habitantes de Pedernales y preguntarles, con toda la jeta que lo adorna: “¿Acaso Pedernales tenía carretera a El Carmen hace diez años?”. La respuesta es sí, claro que la tenía. En mal estado pero la tenía. Pero el pueblo, hipnotizado, dice no. Y aplaude.

Finalmente, la nota de color la puso un temita cultural que los artistas ecuatorianos, cineastas, músicos, teatreros, museólogos y cuanta gente ha seguido con atención el debate sobre la Ley de Cultura debiera interpretar correctamente. Porque mientras ellos le dan vueltas al concepto de políticas culturales; mientras proponen distintos modelos institucionales para mediar entre los artistas y el Estado o plantean esquemas novedosos para el acceso y la distribución de los fondos de fomento y los fondos concursables; mientras demandan criterios claros para la financiación y promoción de ferias, encuentros o festivales; mientras piden espacios, apoyos y respeto de sus derechos laborales; mientras debaten sobre el papel de los museos en las políticas culturales… En fin, mientras tantas energías mentales derrochan en el asunto, el artesano manabita Ricardo Alcívar, de Jama, se hace amigo de Rafael Correa, dibuja un gigantesco retrato de él sobre la arena de una playa, con la ayuda de la presidencia de la República hace un video que la Secom publica en las redes sociales como un aporte a la difusión del culto a la personalidad del caudillo, y obtiene promoción gratuita en la televisión y apoyo del Estado para ampliar su museo personal: un espacio donde exhibir sus tallas de madera y exponer su particular cosmovisión basada en una caprichosa lectura del pasado precolombino. A eso llama Correa “el museo de la cultura Jama Coaque”. Cuando lo inaugure será una fiesta en Jama.

Foto: Presidencia de la República

16 Comments

  1. Mal sin remedio. Ofrecimientos que nunca cumple. Recordemos: “La reelección indefinida es el mayor peligro para la democracia”. “Esta Constitución, la mejor de la región, durará trecientos años”. “Si me comprueban que el título de Pedrito es falso, renuncio”. “Pedro Delgado, luego del matrimonio de su hija, regresará al país”. “No se realizarán en adelante las sabatinas”. La lista sería interminable. Creo que la nariz ya le llega al pie. Menos mal el tiempo pasa rápido y por fin estaremos libres de tantos sofismas, tantos engaños, tantas mentiras.

  2. Yo creo que Es el momento preciso que la ciudania ecuatoriana se una y demande auditorias publicas por companias del extranjero de todos los contratos en exceso de 5 millones de dolares que ha otorgado los funcionarios del govierno ecuatoriano. Ademas sugiero que demanden auditorias publicas empesando con el presidente del Ecuador y todos sus amigos intimos y familiares inmediatos; al VicePresidente y amigos intimos y familiares inmediatos; todos Los ministros y amigos y familiares; todos Los Asambleistas amigos intimos y familia inmediata. Cualquier discrepancies o desfalco al govierno ecuatoriano por cualquiera de estos individuos deberia de tener una penalidad de por Lo menos 25-50 anos de prision. Un pais que ha tenido un ingreso de mas de $250 mil millones en un periodo de 7 anos y no tenga ninguna clase de reserva y este endeudado casi por $35 mil millones y no tenga liquides para cubrir el desastre del terremoto son suficientes rezones para dar explicaciones inmediatas a la ciudadania ecuatoriana. Que les quiten Los pasaportes y que no salgan del pais hasta que terminen con las investigaciones necesarias

  3. De la sabiduría ancestral.
    “El hombre y el pez son los únicos animales que mueren por su propia boca”

    Realmente es mejor que siga con sus sabatinas al aire libre. Así se hunde cada vez más.

  4. Mentiroso!!!!!! No te creemos nada!!!!! Puede engañar a algunos bobos por algún tiempo pero no puede engañar a todos todo el tiempo.

  5. Son verdades AMARGAS de la prensa llamada CORRUPTA, lo que el DECANO DE LOS PERIÓDICOS NO LO PUBLICARÍA- Saludos cordiales, sigan adelante.

  6. Ese es el problema de uds, creer ( no uds saben que es mentira) que los que siguen y apoyan a correa son los limitados, los pata polvosa, los intelectuales que reciben algo a cambio, por que del otro lado, están los que si saben que correa es un dictador, un manipulador. Ese es su problema. En mi caso, yo fui a la universidad, soy un pequeño empresario, mi mujer es profesional, mi hija es medico egresada de la universidad católica de Guayaquil, mi hijos esta en último año para oficial de la policía que antes de correa estaba destinado para la élite). Señores yo no recibo el bono, ni soy beneficiario de las ´pol+iticas del régimen y no tengo por que ser borrego. Yo me considrro intelectual, tengo 59 años y conozco como udas el pasado (no se hagan los giles) no pueden imaginarse que intelectualmente este de acuerdo alianza pain o no quieren. Yo no creo que no entiendan ni sean tan brutos, sino que que les calza al dedo lo de sufrifores.

    • Por su boca muere el pez, o en este caso el fanático…

      Considerarse intelectual y ser incapaz de reconocer el nivel de propaganda demagógica, las mentiras descaradas y el culto a la personalidad de quien admite admirar (por lo visto) incondicionalmente… No creo que lo entienda ni sea tan bruto, sino que le calza al dedo lo de borrego.

    • Mi estimado sanduchero: Si usted nos llama sufridores, tenemos el derecho de llamarlo así. Créame que los intelectuales no están con Correa, precisamente por eso, porque son capaces de discernir ante lo EVIDENTE. Lo contrario sí sucede. Y no solo los intelectuales, los medianamente pensantes tampoco están con este “gobierno”, porque su tesis es indefendible, porque es evidente que lo han hecho mal. Como justifica usted un país sin reservas, super endeudado habiendo tenido el mayor ingreso de la historia, sin horizonte a corto plazo, con la mayor carga tributaria de América, sin inversión de ningún tipo, con control total de poderes, con crecimiento nulo . Acaso usted no vive en este país?

      No creo que usted sea intelectual por la forma en que escribe, con faltas ortográficas, sin puntuación, y sin hilación ni coherencia en sus frases. Ubíquese!! No solo hay que ser, sino parecer. Entiende eso??

    • Señor Cocha, tenga un poco de dignidad y no se llame intelectual con esa sintaxis y ese nivel de ortografía usted sólo conseguiría oficio de trol del correísmo. Espero que con su sueldo de trol le alcance para aprender gramática y ortografía.

    • que considerará este individuo que es un intelectual?, si no te das cuenta del latrocinio y desastre económico causado por este gobierno que es fácil medirlo en términos de enrome endeudamiento público, enorme gasto fiscal, generación de desempleo y subempleo inmenso, por unas cuantas carreteras hechas a sobrecostos o sobreprecios inmensos, pues de intelectual no tienes nada.

  7. lo que espero escuchar en las sabatinas: cuánto de deja de herencia de deuda externa a las nuevas generaciones.
    cuándo retorna el oro que se empeñó. y sobre todo:
    cuándo se verán o cuáles son los “enormes” beneficios de firmar la convemar.
    favor que alguien conteste…si sabe algo.

  8. El repetitivo bla, bla , bla, bla, bla, bla……….cuyo costo para nostros era de $ 30.000,00 por semana (para nosotros, no para su majestad) ahora van a pagar sus panas? Jajajaja, mejor que cuente una de vaqueros; vamos a ver el próximo sábado el listado de otros “patriotas” que le den plata para competir con el lorismo del Loromero e insultar a medio mundo, veremos dijo un ciego, pero jamás se cumplió su deseo

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*