Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Patiño adoctrina a los militares

en La Info por

Ricardo Patiño está haciendo el trabajo que le encargaron cuando lo nombraron Ministro de Defensa: introducir el discurso político del Gobierno en los cuarteles con el fin de que, entre otras cosas, los militares hagan suyos los supuestos logros de la llamada revolución ciudadana. Si lo hace bien o mal, con su estilo y sus recursos muy peculiares, es otro problema.

Lo cierto es que se ha aplicado como lo muestran un discurso y un documento elaborado para un seminario de género en el que, sin ambages, incluye un listado de lo que él considera los logros de la revolución ciudadana y el buen vivir. Esto, a juzgar por el ambiente que ha habido en los últimos días en algunos repartos, ha caído muy mal. Al menos entre los oficiales. La molestia ha aumentado, además, por el hecho de que documentos como el de género están siendo utilizados en seminarios donde se separa la tropa de los oficiales. Este documento, al que tuvo acceso 4Pelagatos, circuló en la Primera División.

Hacer clic aquí para ver la primera página del documento

Hacer clic aquí para ver la segunda página del documento

Durante su discurso que fue largo y cargado de anécdotas personales, Patiño se retrató como hombre sencillo, humilde pero siempre fiel a una causa, a un equipo y sobre todo como un defensor de las jerarquías y el cumplimiento de las órdenes.

Un discurso que los militares presentes vieron con una fuerte carga política y como ajena a la historia moderna de las FFAA ecuatorianas. Algo nunca visto en el Ministerio de Defensa, dicen. Lo curioso es que casi toda la primera parte del discurso, Patiño la enfocó en sí mismo. Lo más probable es que su relato, hecho sobre su personalidad y su vida personal, haya buscado simpatías y puntos de conexión con los militares. “Hice deporte toda mi vida y eso me enseñó a respetar el trabajo en equipo, la disciplina, la perseverancia, la valentía, la lealtad, el honor. No fui deportista profesional, no quiere decir que ellos no lo tengan, pero yo jugaba por la camiseta, estaba en un club deportivo, era parte del equipo deportivo de mi colegio”. E inmediatamente agregó, como para que nadie se equivoque, que él es un hombre de iniciativa y liderazgo. “Quiero que ustedes lo sepan, nunca pude estar en la segunda fila. Si estábamos en una manifestación para defender los derechos de los ciudadanos yo estaba siempre en la primera fila. Estoy acostumbrado a estar al frente, no atrás, sino al frente y es bueno que ustedes lo sepan. Decidí hacer de mi vida y para eso hay que tener muchos valores y principios, en ese me identifico plenamente con ustedes, me identifico con la formación militar”.

El mensaje estaba diseñado para preconizar la disciplina y el respeto a la autoridad. “Aprendí a respetar al capitán del equipo y al entrenador y a someterme a eso, pero también a jugar con mis compañeros y a ofrecer el mejor resultado no por mi vanidad sino por el resultado del equipo y así en cada una de las actividades personales”.

No economizó palabras en este tema. “La obediencia y el respeto a los superiores no puede estar en duda, peor en esta institución… Obedecer, hacerlo bien y rápido. Yo tengo una manera de trabajar que espero usted me sepan comprender y que tengan que aguantarme. Cuando pido que algo se haga, debe hacer bien y rápido. He pedido algunas cosas en estos días; espero que se cumplan bien y rápido. Y ustedes, como soldados tienen que obedecer a sus superiores eficientemente y rápidamente. Eso no está en cuestionamiento en este Ministerio y no puede estar en cuestionamiento en las FFAA.” Enseguida Patiño hizo una aclaración sobre lo que acababa de decir: introdujo el tema de la equidad. “Digo esto, porque tal vez se ha confundido las palabras del Presidente. Cuando el presidente Rafael Correa habla de equidad no habla de que cada quien hace lo que le da la gana y deja su cama destendida y deja el arma descuidada, y deja las municiones botadas. No. No estamos hablando de eso. O que falta el respeto al superior y se ponga en chacotas es una cosa y, otra cosa, es faltar el respeto a los superiores. Podemos estar juntos comiendo y eso no le quita el respeto a un superior que coma con un subalterno, por supuesto. Estoy seguro (de) que ustedes también lo hacen, pero tenemos que buscar más equidad. Eso no significa dejar de lado la disciplina, el mando, la obediencia, el respeto a los demás”.

Patiño, además, anunció que en el Ministerio de Defensa quiere que, basado en esto que él llama equidad, se hagan cambios. Al menos en el protocolo. “Primero saludamos a los a las personas más humildes y después saludamos a los que tenemos más responsabilidad, así lo hace el presidente de la República y así lo vamos a hacer nosotros: saludamos primero a aquellos que tienen menor responsabilidad y después a los que tienen mayor responsabilidad. (Eso) no nos quita nada”.

Y, claro, cuando quiso hacer una apología de la humildad recurrió a su experiencia como un Canciller que iba al trabajo en bicicleta y no en carro. “Yo ando en bicicleta señores y era el Canciller de la República, el representante del Estado ecuatoriano en el mundo y he andado en bicicleta permanentemente”.

Al final de su discurso lanzó esta idea: “nos toca una época muy importante, estamos consolidando una patria distinta, hemos comenzado los primeros pasos y ustedes lo saben (…), aunque no les corresponda ejercer la política conocen la diferencia entre lo que era el Ecuador de antes y lo que es el Ecuador de ahora, habremos cometido errores y seguramente que sí, pero son muchísimos más los aciertos que hemos tenido y muchísimo el bienestar que hemos construido en esta patria en estos últimos nueve años, tenemos que preservarlos y para eso no importante preservar la democracia y preservar la seguridad y la tranquilidad en este país para seguir consolidando como una sociedad de seres humanos libres, democráticos pero en dónde también el bienestar y el buen vivir sea parte fundamental de la vida de todos nosotros”. Esto lo dijo casi al final del discurso cuyo texto fue más tarde muy divulgado entre oficiales a través de Whatsapp.

En el último párrafo de su discurso hizo una promesa a quienes lo escuchaban: “Conmigo no se van a aburrir”. Y en eso no le falta razón.  Estos documentos circulan entre oficiales que se hallan indignados con el proceder de Patiño. Algunos, con los que 4Pelagatos tuvo contacto, incluso sostienen que se trata de un proceder ilegal. Se trata, en último caso, de oficiales molestos pero nada aburridos.

Discurso Patiñ
Una de las páginas del discurso de Patiño

10 Comments

  1. Los shows del figureti Ricky Patiño y sus explicaciones de “a perro” sobre la obediencia y disciplina a la jerarquia militar más parecen de boys scout y no de doctrinas militares,que no entiende ni j., los ofrecimientos que hablaba sobre aportes económicos ponerse al día en jubilaciones, servicios y prestaciones cayeron en saco roto y politiquería igual a otras instituciones impagas millonarias, vocifera desinformando, descontextualizando, insultando la credibilidad pública, lo que le piden es que cumpla la Constitución y Leyes así como exige respeto le piden respeto mutuo,sin discriminaciones ni descalificaciones embusteras, las amenazas de sancionar indisciplina en FF. AA., puede ser imprudente, es que está acostumbrado a esa subordinación y chantaje para tomar vasallos y fuerzas Armadas su personal no caerán en ese juego caprichoso.

  2. Sorprenden las declaraciones de los funcionarios públicos respecto a las fuerzas armadas. El Presidente de la República ahora acepta que la Institución militar es “jerarquizada y disciplinada”; sin embargo, durante su largo mandato ha hecho lo imposible para enfrentar a oficiales y tropa con el pretexto de la igualdad. Al haber aceptado que es jerarquizada significa que ha entendido que en la profesión militar cada uno de sus miembros actúa bajo el concepto del “mando y la obediencia” y ocupa el lugar que este concepto le asigna a lo largo de la carrera militar. Lo que no ha entendido es que en la profesión militar los subalternos, cualquiera que sea su posición, tienen el derecho, respetando el debido proceso, que en lo militar se denomina “órgano regular”, a reclamar a sus superiores jerárquicos, cuando estos irrespetan las leyes y reglamentos o cuando su conducta no está de acuerdo con la ética militar. El Sr. Almirante Sarzosa en uso de su facultad y siguiendo el órgano regular que le corresponde, solicitó al Ministro de Defensa, en base a documentos, que le pida al “comandante en jefe”, que rectifique la información de los liceos navales. El Presidente se ratificó en su pronunciamiento, faltando a la verdad, y destituyó al Comandante de la Fuerza Naval.
    El Ministro de Defensa, que al igual que el anterior, no ha sido capaz de tender un puente entre gobierno y fuerzas armadas, haciéndose eco de su mandante, también pide a los militares “absoluta disciplina y respeto a sus autoridades”. Como puede el funcionario hacer ese pedido, cuando han sido precisamente las autoridades las que han faltado al respeto a los militares y a su Institución. Lo que es más, en esta ocasión, el Ministro ha intimidado al servicio activo, negándoles el derecho a reclamar, observando las disposiciones reglamentarias, cuando se falta a la verdad o se atenta contra la Institución militar. También se ha permitido amenazar al servicio pasivo porque le pide reiteradamente que cumpla con su obligación de reunir al directorio del Instituto de Seguridad Social, cuya situación financiera es cada vez más preocupante.

  3. LO DEL MINISTRO PATIÑO NO MERECE NI UN SEGUNDO DE MI TIEMPO, AL CONTRARIO, LA ACTUACIÓN DE LOS MIEMBROS DE LAS FUERZAS ARMADAS, SI.

    PARA EMPEZAR, EL GOBIERNO DEL PRESIDENTE CORREA A LOS MILITARES LES DIO LA CONSTRUCCIÓN DE ALGUNAS CARRETERAS -VER SOBREPRECIO EN ARTÍCULO DE PLAN V-, A LA ARMADA “PETROECUADOR”, PUEDEN LEER CUALQUIER ARTICULO SOBRE LA ADMINISTRACIÓN DE LA ARMADA EN PETROECUADOR Y VERAN LOS RESULTADOS. USTED CREE RESPETADO SEÑOR PALLARES, QUE DESPUÉS DE HABER ESTADO EN LA TETA DURANTE CASI 9 AÑOS TIENEN CARA PARA OPONERSE AL PRESIDENTE CORREA.

    POR EJEMPLO, CUANDO LA ARMADA SE HIZO CARGO DE PETROECUADOR, A LOS PATRIOTAS MARINOS QUE FUERON DESIGNADOS PARA OCUPAR ALGUNAS PLAZAS EN PETROECUADOR -A PESAR DE NO CUMPLIR CON LOS PERFILES PROFESIONALES-, LES HICIERON UN PEQUEÑO REGALO: COBRARON UNA DIFERENCIA DE SUELDO ENTRE EL GRADO QUE OCUPABAN EN LA ARMADA Y EL DEL PUESTO QUE IBAN A OCUPAR EN PETROECUADOR POR TODO EL TIEMPO QUE ESTUVIERON DESPLAZADOS. DESCONOZCO SI HAYAN DADO EL VUELTO LUEGO DE QUE SE SUPO DE ESTE PREMIO.

    MI SALUDO A LOS VALIENTES SOLDADOS QUE NOS DEFENDIERON EN PAQUISHA, MAYAICU Y MACHINAZA, EN EL ALTO CENEPA, A LOS MILICOS DE FUERZAS ESPECIALES, A LOS INFANTES DE MARINA, A LOS PILOTOS DE LA FUERZA AÉREA Y DEL EJERCITO, A LOS TRIPULANTES Y OFICIALES DE FUERZAS ARMADAS QUE LLEVAN CON HONOR EL UNIFORME, A LOS EMPLEADOS CIVILES DEL IGM Y DEL INOCAR QUE CON SU ARDUO TRABAJO HAN CONTRIBUIDO AL FORTALECIMIENTO DE FUERZAS ARMADAS.

    VOLVIENDO AL TEMA POLÍTICO: PORQUÉ TENEMOS QUE ESPERAR OTRO AÑO CON EL SUPUESTO DE NO CAER EN EL JUEGO DE UN GOLPE DE ESTADO, SI PODEMOS EVITAR TOCAR FONDO. PERO NO SERÁN LAS FUERZAS ARMADAS LAS QUE ESTA VEZ DIRIMAN, SERÁ LA SOCIEDAD CIVIL HASTIADA LA QUE DECIDIRÁ EL FUTURO DEL ECUADOR, LA INDOLENCIA DE LAS FUERZAS ARMADAS TENDRÁ UN BUEN LUGAR EN LA HISTORIA DEL ECUADOR.

    AL LOCO QUE AMA Y A LUCIO, LA SOCIEDAD CIVIL LOS SACÓ DEL PODER CON LA VENIA DE FFAA.

  4. Como resultado de un sistema restrictivo de difusión de hechos reales en que las redes sociales y algún otro medio de expresión oculto que trata de discutir los nuevos temas “tabúes” de una sociedad sometida al control irracional de la farsa doctrina del socialismo del siglo XXI, la verdad es que mucha de la información que se intercambia referente a la injerencia del gobernante en las FFAA , no es la real o está incompleta, o simplemente se la utiliza a conveniencia de las circunstancias, sin lograr definir claramente las insanas intenciones de acabar con la credibilidad y gran aceptacion de la reserva moral que históricamente a tenido el Ecuador. Si se analiza objetivamente, es lamentable como se han ido nombrando durante el periodo de vigencia de los sociolistos, mandos que respondan a la voluntad del tesorito y que al momento de tomar verdaderas decisiones o acciones de protección del estado, han mantenido pasividad y un silencio cómplice, pues las FFAA de estirpe vencedoras y de alto patriotismo han sido maltratadas y opacadas, no ahora, sino en la última década perdida. Los mandos no han respondido al sentimiento de malestar y rabia de sus hombres al ver cómo todo el pueblo ecuatoriano ha sido abusado y sus recursos “recuperados” en bienestar de unos pocos sociolistos, destruyendo instituciones, empresas y estructuras sólidas en búsqueda del caos bajo la miserable receta del Foro de Sao Paulo. Y como siempre había sucedido, el pueblo ecuatoriano buscaba una reacción de apoyo de la más noble institución y de alta credibilidad y prestigio, como siempre fueron, sus FFAA, sin encontrar respuesta, la misma que no podía corresponder en ningún momento a un quebrantamiento del orden constituido, pero sí a una exigencia de respeto y consideración al mandante, EL PUEBLO ECUATORIANO. Y este silencio e inacción de los mandos, han dejado escalar el abuso e irrespeto a la sociedad, hasta que afectaron su propia institucionalidad. Y aún así NADA. Entonces no se puede ni se deben atribuir características de valentía, firmesa y solvencia, a quienes por un ligero desliz en su gestión, inmediatamente son relevados de su posición, pasando como meros ocupantes de un cargo que inspira mucha esperanza para el ciudadano común que procura su respaldo constitucional, pero que no se llega a ejercitar por el temor a ser removidos. Y lamentablemente, así seguiremos con un incremento diario del riesgo de abuso de la sociedad ecuatoriana al haberse opacado a su más prestigiosa institución LAS GLORIOSAS FUERZAS ARMADAS DEL ECUADOR. Y cuidado porque todas acciones que llevan a cabo, provocadoras o no, podrían permitirles obtener una delantera totalmente Verdeflex que les facilite el CAOS añorado.

  5. la caida de Allende la acelero el accionar de las mujeres chilenas, que cansadas de vivir en ese momento que es precisamente lo que se vive en la Venezuela de hoy, desfilaban organizadamente ante las casas de los altos jefes militares a tirar a estas calzones, si ropa interior femenina, para indicarles simplemente con ese detalle que se la pongan, porque no estaban actuando como verdaderos varones, hasta que le toco ser comandante del ejercito a Pinochet y ahi todo cambio.

    9 años de faltas de respeto a los militares y solo cuando ya entran a la vida civil es cuando empiezan a reclamar que se los irrespeta, porque no reclaman ahora, a-ho-ra, no quisiera pensar que hay cobardia simplemente quiero creer que estan esperando el momento exacto, porque como han dicho los señores de gobierno que no sirven ni para cuidar al presidente de la republica y ni para ser edecanes porque eso es casi casi quieren decir que son pipones … y no reclaman, porque no se los ve reclamar.

    y va Patiño a faltarles el respeto en los propios cuarteles.

  6. Es como decir yo puedo ir a la guerra porque de niño jugaba con mis amiguitos con la escoba como fusil…así son estos…puro lavado de cerebro, ojalá que por decencia los militares jóvenes no caigan en este juego de cinismo de éstos oportunistas robolucionarios.

  7. Los militares han decepcionado con su accionar en estos 9 años de robolución. Ver y dejar hacer. Ningún comunicado pidiendo rectificaciones ante evidente el fracaso en la dirección del país, sin mencionar los escándalos, corrupción, sobreprecios, gastos exagerados, etc. Esperemos que no se dejen lavar el cerebro. Al menos nos queda esa esperanza!!

    • Marcela: concuerdo plenamente contigo. Me alegra y a la vez me avergüenza, como hombre, que una mujer piense de esta manera. Cuando a un verdadero varón se le afrenta, este responde con dignidad y valentía, sin importar las consecuencias. Aquí ha primado el interés personal, el no perder el carguito. Apenas tibios pronunciamientos privados, que por no tener ninguna repercusión, sin el famoso espíritu de cuerpo que llaman ellos, ha conducido solamente a vergonzosos despidos, que no han causado ninguna mella en el espíritu del resto de los militares, mudos testigos del desastre. No estamos hablando de golpe de estado, sí de exigencias de GOLPE DE TIMÓN, firme, contundente, para que el sátrapa entienda que no está bien lo que hace y que debe rectificar o largarse. Eso es lo que esperábamos de la milicia, pero cada vez me convenzo más y más de que son vanas esperanzas. Al pueblo oprimido solo lo defiende el mismo pueblo oprimido

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba