Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Pop star y tecno cínico, usted es inigualable señor Glas

en La Info por

Señor Glas,

Las cartas que se escriben al poder no sirven para nada. Como las sabatinas que usted hace. Pero hay una diferencia: la sabatina es un acto de poder que retrata a quien la hace. Delata su estrategia. Sus mecanismos de seducción o engaño. Su forma de pensar. La relación que establece con la realidad. La idea que tiene de los ciudadanos… Una sabatina es un terreno fértil para quien quiera ver en escena al poder. Una carta puede ser una forma de registrarlo. Quizá solo para eso sirva una carta.

Tras su actuación se ratifica la impresión que destila: usted es un gran cínico. Esto no es un insulto y usted, señor Glas, puede corroborarlo mirando el video de hoy: el Enlace Ciudadano 485 que fue transmitido desde Guayaquil.
¿Se ha oído usted decir que no le gusta la política, que la aborrece? Hace usted esfuerzos inútiles para negar lo que es y lo que hace a tiempo completo. Y eso se le nota. Se empeña usted en jugar a ser un pop star. Y eso no le sienta. Parece usted convencido de que la gente se muere por saber cuándo conquistó a su esposa, qué le dijo, cómo le latigueó ella el rostro con su larga y frondosa cabellera. En su mentalidad de estrella criolla, debe parecerle muy importante contar qué come, qué tipo de cangrejos prefiere, cuándo su suegro celebró su aniversario, cómo festejó sus 16 años de casado o cómo pasará las vacaciones con sus hijos y, eventualmente, con la familia de su hermano.

El cinismo es eso: negar lo que hace mientras lo hace, para obtener beneficios mediante esa manipulación. El hecho es que usted no solo hace política sino que la hace usando incluso a su esposa, a su suegro, a su hermano, a sus hijos pequeños que suben a la tarima a abrazarlo…

Usted es cínico pero quizá le quepa un reconocimiento: ser el jefe de ese tecno-cinismo que apareció en la escena política con el correísmo. Mírese usted hablando de cuánta “plata hemos entregado”, de “los aportes que hemos hecho”, de “los desembolsos que hemos realizado”, de los “bonos que hemos dado”… para la reconstrucción. No hay el más mínimo asomo de moralina en esta acotación. Causa perplejidad verlo tallarse un perfil de administrador caritativo y solidario usando las víctimas del terremoto.
Usted dice no hacer política pero pasa sus días (mire sus videos) trepado en una tarima en las zonas del terremoto ganando indulgencias políticas con el dinero del erario nacional. ¿Acaso que la plata que distribuye –y en eso pasa sus días– no es producto de los impuestos y de los préstamos que tendrán que pagar todos los contribuyentes? Y usted dice que la Revolución Ciudadana entregó 5,3 millones a los gobiernos rurales (cien mil dólares no reembolsables para cada uno). Y usted se muestra entregando bonos en el Sector Las Aguas, en San Miguel… en Rocafuerte. En Calceta. En Manta. Y usted se muestra distribuyendo los bonos de reconstrucción, los bonos de reparación… Y muestra a los funcionarios (de la CFN, de BanEcuador…) que otorgan esos créditos. O a los representantes de los beneficiarios que le hacen odas a usted, que no ha puesto un dólar de su bolsillo para la reconstrucción.

Y lo mismo hace con “doña Jobita” que “hoy tiene su casa propia” en Manta, entregada por la Revolución Ciudadana. Y usted la usa para decir que ella “confío en nosotros” y es beneficiaria del Plan Reconstruye. Y usted se hace filmar a su lado haciendo la mudanza, llegando a su casa, entrando a su casa emocionada como es natural y agradecida como no puede ser de otra manera. Doña Jobita nunca sabrá que esa casa se la dio el país, no usted. No hay solo personas pobres que construyen su altar. Hay jefes de pequeños negocios. Hay alcaldes, prefectos, funcionarios. Hay dirigentes políticos locales. Darwin Talledo, presidente de los gobiernos rurales, por ejemplo, le agradeció ampliamente y usted, por supuesto, lo mostró.

Usted y los suyos sacan partido del estado calamitoso de miles de personas. Y usted tiene ahí un terreno abonado para que cada día se trepe a una tarima y se haga filmar con su combo, dando créditos, entregando casas, distribuyendo bonos, inaugurando escuelas… Todo a nombre de la Revolución Ciudadana y para entero beneficio electoral suyo y de los suyos. ¿Cómo llama usted eso, señor Glas?

El tecno-cinismo es evidente en la forma como usted celebra la inversión que está llegando al país. 6606 millones de dólares figura en la diapositiva que usted exhibió con una satisfacción inocultable. Es el monto de los contratos que ustedes han hecho y se aprestan a concluir con empresas extranjeras. ¿Quién puede oponerse a que haya inversionistas que vengan al país? Pero bajo ese pretexto, usted no dice que esos contratos (todos esos contratos) son sospechosos porque se han firmado a dedo y sin la transparencia que usualmente se respeta en cualquier país democrático. Todos son firmados en forma discrecional por un combo de funcionarios del gobierno que nadie audita. Y usted agradece a Vinicio Alvarado que es el primero de ese combo…

Discrecionalidad, opacidad, confidencialidad, secretismo… en los contratos. Lejos de entenderlo, usted con un cinismo inigualable dice que aquellos que denuncian esas irregularidades, se oponen al progreso del país. No quieren hacer más, dice usted. No quieren más carreteras, más puertos… Pero no es por ahí: el país quiere obras, pero transparencia, control, funcionarios probos…

Usted que nada entiende de eso, quiere medios de comunicación que celebren los contratos que ustedes hacen, bajo la figura que los hacen, con los mecanismos que los hacen y con las empresas que ustedes favorecen a puro dedo… Quiere medios que no pasen malos mensajes. Que sean positivos. Que estén del lado luminoso de la fuerza que, por supuesto, son ustedes.

Pop star, jefe del tecno-cinismo en el país, miembro del combo que está en el lado luminoso de la fuerza… Usted, Jorge Glas, es inigualable.

Foto: Vicepresidencia de la República. 

15 Comments

  1. Por fin un periodista que se refiere a esa mentirosa, descarada y hasta ilegal costumbre que implantaron los de AP, de referirse a las obras como “financiadas por la Revolución Ciudadana”, es decir, su movimiento político.
    Ahí si calladitos Secom, Cordicom y demás que deberían aplicar la ley y exigir se rectifique tanto rótulo engañoso

  2. Pobre tipo!!. Y se cree presidenciable!! Si este es de lo mejorcito de AP; como serán los malos. No quiero ni imaginármelo.

  3. Glass por su completa falta de capacidad y de moral (sinvergüenza como nadie) no se merece si quiera el tiempo dedicado para comentar acerca de él y del grupo de saqueadores a los que se debe, lamentablemente aún hay gente desesperada que piensa que luego de diez años de virtual dictadura y corrupción desmedida vamos a terminar mejorando con la misma fórmula. Si aún quieren un Glass, un Moreno o al mismo causante de nuestra crisis actual, por favor hagan un esfuerzo por su futuro e infórmense mejor acerca de la situación económica y social en Venezuela por culpa de los nefastos Chávez y Maduro a quienes tanto admiran y emulan los robolucionarios.

  4. Estoy convencido que a todos estos revolucionarios solo hay que dejarles hablar, son tan elementales y “limitaditos” que se ahorcan con su lengua y la tienen bien larga.

  5. Excelente trabajo señor Hernández, queda claro que Glass es generoso pero con dinero ajeno. Una forma de sacarlos a la luz es escribiendo estos artículos, necesitamos este periodismo

  6. Gran artículo José, por fin un periodista logra llegar al nervio del problema con Glass y su retórica. Una observación de un error sintáctico nada más. En el segundo párrafo está escrito “congrejo” en vez de cangrejo. Muchas gracias por la lectura

  7. Que no ha puesto un dólar de su bolsillo para la reconstrucción? Sr. José H., discrepo, según la Ley Solidaria y de Corresponsabilidad Ciudadana por las Afectaciones del Terremoto, si ha puesto, si, la bicoca de 5 o 6 días de aporte según la tabla, de su jugoso sueldo dorado como parte de los funcionarios públicos. Pero es lamentable los amagues y discursitos infames de Jorge Glass pertenece a la banda robolucionaria que trata de beneficiarse y adjudicarse con el alias de la “revolución ciudadana” financia la reconstrucción, y sin mencionar al pueblo ecuatoriano, el verdadero salvador real con su contribución de la reconstrucción de los hermanos damnificados.

  8. Muy buena descripción de estos improvisados derrochadores, que se ufanan en dar a los damnificados, sin señalar que los fondos provienen de los ciudadanos nobles y caritativos del país y el mundo.

  9. Por qué le seguimos el juego sobre las obras, ¿es la revolución que realiza la obra pública? O el gobierno con el dinero de todos los ecuatorianos, hablan como si el dinero les perteneciera.

  10. No es de sorprenderse que el “vice” quiere ser el mejor alumno de su lider demostrando todo un populismo pueblerino que, lamentablemente utiliza a gente pobre y que en su mayoria demuestra ser ignorante pero de IGNORAR, de desconocer o de no darse cuenta de lo que ocurre en el pais, al parecer prefieren las payasadas desinformativas y el relajillo a que el dinero les alcance para hacer las compras en el mercado o para poder vivir decentemente, eso claro esta, los que tienen empleo porque si hablaramos de los desempleados ya ese es otro capitulo aparte muy doloroso por supuesto.

    Muy buen analisis del momento cumbre de los revolucionarios modernos del siglo XXI por parte del Sr. Jose Hernandez, hay que tomar conciencia de lo que ocurre este momento en el Ecuador que no es nada bueno por supuesto a nivel politico, economico y social para que el proximo año ya no volvamos a tener mas noticias los sabados y entre semana a la hora mas conveniente para ellos por supuesto, de las cosas que distan de la verdadera realidad cotidiana que vivimos el verdadero pueblo de este pais.

  11. Vergüenza es lo único que causa el “vicepresidente”actual. Que se puede esperar de un individuo “shabido” que no tiene luz propia, que solo intenta ser una copia del otro que se cree rey del país, cuando no son más que actores de una ópera bufa, llamada revolución ciudadana, que solo ha causado daño al país. Mentiras,cinismo, opacidad, burla, sarcasmo, circo, esa es la ópera bufa.
    Dios libre al país de que cualquiera de esta gente vuelva a ocupar la presidencia!!

  12. Pobre mi país viviendo de préstamos y adelantos de dinero por las minas y el petróleo, mientras esta gente de ap se burla de la verdad y oculta su odio con amenazas y leyes para callarnos. Felicitaciones 4 pelagatos continúen con la valentía de siempre.
    Si alguno de ap lee este mensaje me explique por que cambian la constitución a conveniencia para beneficiar al mismo candidato que tanto odio demuestra y que se sacó de “grandes beneficios” por la firma de la convemar. Espero respuestas.

  13. Bien, muy bien José, ya lo exprese antes y me ratifico ahora: el terremoto de abril les cayó como anillo al dedo a los robolucionarios y le dio la oportunidad de convertirse en Papa Noel a este sinvergüenza. Que fácil es repartir dinero ajeno a nombre de la “revolucion” lo mismo ha pasado antes con el crápula de Fidel Castro y el rata de Maduro: son todos cortados por la misma tijera; lobos con piel de oveja y caraduras, y bien duras; pero ya mismo se les acaba el recreo y les va a pasar lo que a Cristina Fernandez: está a punto de ir a la cárcel por sus latrocinios.
    Sólo que ojalá tengan pantalones de varon, den la cara y no huyan en combo cuando se reimplante la democracia y se acabe este oprobioso y sucio reinado

  14. A Jorge Glas no hay que pedirle que compre, por ejemplo, el pan del desayuno. Porque lo que a otros les cuesta 0.18 centavos, a él le cobran de cinco o diez dólares. Pobrecito, parece que no tiene idea del valor de las cosas y la gente, claro, le termina engañando Así mismo, no importa que la madre de Glas sea la que trabaje para poder darle el dinero para comprar el pan (sin importar el valor con que lo engañan) sino que además él se ufana diciendo que es gracias a él que su familia come pan. Glas refleja la adorable personalidad de cada uno de sus coidearios.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba