Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Señor alcalde, usted lleva Quito al pasado

en La Info por

Señor alcalde:

Cuatro meses han pasado desde que usted y Alejandro Larrea, gerente de la EPMMOP, inauguraron las obras de la vía Guayasamín. Cuatro meses desde el día en que los quiteños se enteraron de que usted había tomado una decisión tan crucial sin que la opinión pública pudiera evaluarla siquiera. En cuatro meses usted ha hecho maravillas: adjudicó un contrato a dedo; ocultó información de interés público; consintió que la EPMMOP se convierta en una república independiente que no rinde cuentas a nadie… En una palabra: usted probó, con un contrato tan grande, que su alcaldía es opaca. Y, de paso, puso bajo sospecha todo lo que ha hecho en dos años de administración municipal.

Usted llegó a la alcaldía con la promesa de campaña de hacer una nueva política. ¿Es nueva política servirse del peor de los modelos correístas de contratación, ése de las alianzas público-privadas? ¿Es nueva política desechar un proceso de licitación en que las propuestas giraban en torno a los 70 millones de dólares para contratar a los chinos a dedo por 131 millones? ¿Es nueva política chantajear a la opinión pública haciendo creer que los críticos de ese contrato no quieren soluciones reales al problema vial y de movilidad en Quito? ¿Es nueva política aparentar transparencia con un arrume de cajas llenas de papeles viejos?

Usted tiene 41 años y se vendió como el rostro nuevo de la política ecuatoriana. Y sí: la política ecuatoriana necesita nuevos rostros, pero con nuevas ideas y con prácticas que no riñan con la ética. ¿Calza usted ahí, señor alcalde? ¿Por qué usted no ha dado la cara? ¿Por qué usted evade los debates con expertos y envía a subalternos que dicen generalidades?

¿Es ese el perfil de nuevo político que usted propone? Veámoslo: usted firma un contrato sin contárselo a nadie. Luego se sorprende de que le hagan preguntas por el contenido de lo firmado. Se escuda en un modelo de contratación que le permite ser opaco. Denigra a quienes lo critican: los acusa de oponerse a que Quito avance. Admite dialogar, siempre y cuando sea para mejorar lo que ya firmó. Mientras tanto, la obra sigue adelante. Y sigue adelante por una sola razón: el contrato ya está firmado. ¿No está haciendo usted lo mismo con las canchas sintéticas que su alcaldía está construyendo en los barrios? ¡Cómo se parece todo esto a lo que se hacía en el pasado y se sigue haciendo con el correísmo! La única diferencia es que ahora lo hace usted. Con su rostro nuevo de 41 años y su sonrisa Colgate.

Si esa es la nueva política que propone para reemplazar al correísmo, hay que aceptar que usted logra una doble proeza: copiar la esencia del correísmo en contratación pública y resucitar las peores prácticas del pasado. ¿Así nutre usted sus obsesiones presidenciales? ¿Este tipo de administración es lo que usted imaginaba que Quito buscaba cuando decidió votar por usted porque ya no quería a Augusto Barrera?

¿Ese es el modelo de liderazgo y de administración pública que aprendió usted en México? ¿Adjudicar obras a dedo, esconder los contratos y no dar la cara? ¿Tergiversar los debates, menospreciar a los críticos y conformar un ejército de trolls para hostigarlos, como hace el correísmo? ¿Esos son los activos que usted está poniendo sobre la mesa de negociación con el movimiento CREO? ¿Para eso quiere usted poner a todos los asambleístas por Pichincha? ¿Esto que hace con Quito es lo que quiere proponer al país cuando entre en campaña abierta por la presidencia?

Usted tiene 41 años y un rostro nuevo. Pero está retrocediendo Quito a décadas de opacidad y sospechas de corrupción que cualquier demócrata ansía superar.

De usted,
4pelagatos

23 Comments

  1. Estimados Señores, están perdiendo la perspectiva, comparar las prácticas edilicias con las prácticas de los revolucionarios del siglo XXI no tiene sentido. Es como cuando las borregas y los borregos hablan de las Escuelas del Milenio…del milenio??? con que se comparan? Si Leon es un niño de pecho comparado con el Dictadorzuelo ya se imaginan que es el Sr. Rodas. Quito requiere esa obra. Hay que hacerla de la mejor manera y si el Alcalde está dispuesto a escuchar como lo ha demostrado al eliminar el paso elevado, creo que hay que apoyar la obra, Señor. Por supuesto sin sobreprecios o contratos leoninos. Atentamente,

  2. Desgraciadamente las prácticas reñidas con la honestidad se contagian muy fácil. No solo en Quito,sino en todo el país. La codicia de la mayoría de los actuales prefectos,alcaldes y hasta presidentes de juntas,copian en su gestión la corrupción del correismo:publicidad para eternizarse en el poder,contratos lesivos,derroche en cosas inservibles,abultada burocracia plagada de familiares,etc. Nuestro pueblo no merece esto,sino desarrollo,progreso y honestidad. Debemos duramente tomar cuentas a nuestros gobernantes. Lo del alcalde Rodas es mucho de lo mismo:correismo,más pasado.

  3. Yo no sé porque Rodas se complica tanto para hacer la vía Guayasamin y otras obras para Quito.

    Mejor debería de pedirle ayuda a Nebot para que el le enseñe como debe de organizar la alcaldía y llevar a buen puerto y de forma ética los proyectos que tiene para Quito.

    Para que inventar lo que ya está inventado…

  4. Otra perla de esta administración, la contratación de las puertas automáticas de las paradas del trole, entregada a una empresa de publicidad que dudosamente puede tener alguna experiencia válida, excluyendo a empresas capacitadas, sin subasta inversa van a negociación al precio más alto.

  5. VERGUENZA DE ALCALDE

    Pero la culpa es de Barrera y AP porque la repulsión que sentimos los quiteños por todo lo que representa este gobierno nos llevo a votar por este incompetente de Rodas.

    • El Sr. Rodas es un oficialista más. Incluso tuvo en su momento, pretensiones de llegar a Carondelet.

      Él es una de las tantas cartas que barajan los grupos económicos que se han beneficiado de este gobierno y que están dispuestos a todo para que la Robolución prosiga.

      Es como vivir en una pesadilla de la que no se puede despertar, porque cualquier opción (digamos Rodas, el banquero, etc.), resulta ser otra cabeza de la misma hidra socio-robolucionaria.

    • La culpa de Barrera y AP? qué verguenza, ni siquiera se tiene los pantalones de admitir que se equivocaron, que fueron infantiles en creer que un mesías iba a salvarles de lo que supuestamente les perjudicaba, de pensar que solo se tiene derechos y no deberes. Cuando asumamos nuestras responsabilidades y nuestros deberes, tendremos funcionarios que cumplan con el mandato. Debemos ser exigentes en los planes de gobierno y conocer los antecedentes políticos y de servicio a la ciudadanía de los candidatos. Un voto es tan valioso, que no merece la pena s er desperdiciado, solo por joderle al gobierno de turno. Eso es infantil e irresponsable, como estamos viendo en sus consecuencias.

  6. Es un retorno al pasado. Hace más de 20 años, Quito dio un paso al frente con un sistema de transporte limpio -el Trolebús- y en ésta administración se decidió retroceder comprando bi articulados a diésel. Impensado optar por combustibles fósiles cuando el mundo de hoy nos suplica optar por alternativas limpias y más amigables con el medio ambiente. Conceptualmente, solo este ejemplo ya supone una muestra de la visión retrógrada de la actual administración.

  7. Las canchas sintéticas se están imponiendo en los barrios sin siquiera averiguar si se requiere servicios más urgentes y prioritarios. A un costo de más de 85000 dólares que es lo que cuesta hacer la cancha en el barrio Granda Centeno se podría perfectamente reconstruir todo el parque que al momento está en condiciones realmente deplorables. La seguridad es otro tema pendiente que no se está resolviendo y solo se está empeorando. Eso sí han de subir los impuestos prediales por las mejoras hechas sin que la mayoría de los moradores del barrio vayan a usar la cancha de fútbol.

  8. Desperdicio de mi voto y desperdicio de talento del melloco, según sus propias palabras no le disgusta el apodo.Somos electores noveleros,a las claras no hay dudas,los quiteños con la calidad moral de haberle electo tiene todo el derecho de observar todo acto del Alcalde.La mayoría no tenemos la experticia técnica para analizar y cuestionar un contrato sobre obras que necesita esta ciudad para su desarrollo,tampoco supimos que grupos o corporaciones le apoyaron en su candidatura al sr.Rodas,pero lo que si tenemos es el olfato bien afinado y si existe tanto cuestionamiento a la solución Guayasamin es porque huele a corrupción.Los asesores que tiene lo inducen al error de esconderse y no dar respuestas precisas sobre tan delicado tema.Con tanto dinero en custion ya han empezado a defenderse ojalá y les alcance.Obras prioritarias son la repavimentación de multiples calles en el sur,alcantarillado,entregar las casas de ciudad bicentenario segunda etapa y haberse gastado cerca de cuatro millones de dólares(un platal) en el parque La Carolina,vaya sentido de las prioridades del sr.Rodas.

  9. Es un proyecto urgente,tiene financiamiento que ya por lo demas es muy dificil de que nos presten,aqui a todo lo nuevo se combate.Mas bien no decimos nada al expolio del ex parque la Carolina ,convertido en todo menos en un lugar de paz y paseo paral os quiteños!!!!!

  10. Me parece que decir “Pero está retrocediendo Quito a décadas de opacidad y sospechas de corrupción que cualquier demócrata ansía superar.” es una generalización impropia de la seriedad de 4pelagatos.com. Lo adecuado sería que se identifique a la administración municipal que en el pasado incurrió en opacidad y sospechas de corrupción. Si no se lo hace, se estará en el mismo andarivel de los que culpan de todo a “la larga noche neoliberal”.

  11. El proceso para la contratación opaco, el contrato es legal, la actitud de Rodas frente a las críticas es la de un típico mafioso de la política. Lo que queda es seguir denunciando estas prácticas corruptas para que este tipo y los de su movimiento no vuelvan a engañar al pueblo quiteño. Y respecto de la solución Guayasamín hay que seguir contrastando la “información ” municipal para desenmascarar a Rodas y sus acólitos, muchos de los cuales seguramente tendrán alguna “ganancia extra” en esto que huele, apesta a negociado.

  12. El estilo autoritario parece que se ha contagiado a los funcionarios municipales. En la última reunión en el Colegio de Arquitectos Jacobo Herdoiza (no se si es pariente de los dueños de la empresa Herdoiza-Crespo, socios de los chinos en la “solución Guayasamin”, eso debe aclararlo el mismo) ante la exigencia de que se suspenda las obras del proyecto dijo paladinamente, palabras más, palabras menos que “no se le puede dar órdenes a la alcaldía porque el Alcalde fue electo democráticamente y debe tomar decisiones”, es decir recurriendo al más irracional de los argumentos, el argumento de autoridad, sin dar ninguna razón válida.

  13. saludos
    con mucho respeto quisiera conocer cual es el planteamiento eminentemente técnico que formularían todas las personas que entregan criterios adversos al Alcalde sobre el tema Guayasamin, Quito cables, la Granados, etc.

  14. Ojalá que con esto la gente aprenda a no confiar y votar más en los improvisados con postgrado que se creen mesías, como Correa y Rodas, pero tal vez sería mucho pedir…

  15. Voté por usted, mago de las contrataciones y soluciones, pero que equivocación tan grande hemos tenido los quiteños
    Mi hermosa ciudad convertida en mercado por su desatinada y ambiciosa pretensión de ser reelegido, está equivocado si cree que así conseguirá nuevamente votos.
    Trabaje honestamente, sirva de corazón a la ciudad que confió en usted

  16. La lucha contra la corrupción, no puede hacer exepciones.

    Pueden investigar este dato, obtenido de buena fuente ? Me dicen que, cada parada nueva del trole cuesta 400mil dólares. Me resisto a creer que es así. Investiguen para conocer que hay de verdad.

    Yo voté por Rodas, y eso me obliga a exigir un desempeño serio y pulcro.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba