Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Más de 4 millones tirados en dos presuntos acuarios

en La Info por
Captura de pantalla 2016-10-04 a las 6.57.56 p.m.
El actual Parque Marino de Valdivia. Tres años en el abandono. Todo un elefante blanco.

Había un pueblo de humildes pescadores que tenía un modesto acuario. Hasta que un emisario del rey llegó y les construyó uno nuevo. Pero ese nuevo acuario no funcionó porque estuvo mal hecho y hubo que derrocarlo. Entonces años más tarde vino otro emisario del rey, con mucho más riquezas, y les hizo uno mucho más grande que el anterior. Pero también estuvo mal hecho y lleva ya más de tres años en el más completo abandono.

Al final, el pueblo se quedó con el mismo acuario, las arcas del reino perdieron mucho dinero y los únicos que se enriquecieron fueron aquellos que construyeron y mandaron a construir los dos acuarios inexistentes.

Este cuento se refiere, básicamente, al caso del acuario de Valdivia (un pequeño poblado de la península de Santa Elena) que representa, de forma nítida, lo que ha sido el despilfarro, el derroche y la corrupción durante los 10 años de riqueza petrolera en el Ecuador.

Tal y como en el cuento del país pobre que se hace rico de la noche a la mañana, el caso de los acuarios de Valdivia comenzó en el 2008 cuando un funcionario del Ministerio de Turismo llegó al lugar y, gracias al buen presupuesto que tenía, ofreció hacer un nuevo acuario para reemplazar al viejo. Se contrató, entonces, a la empresa GROUPREMA para la construcción. Cuando estuvo listo y se empezaron a llenar los tanques resultó que todo estaba mal hecho. Los tanques se cuartearon cuando empezaron a recibir el agua y las micas de los ventanales se trizaron con la presión. Todo mal.

La Contraloría intervino y los hallazgos fueron verdaderamente de espanto: el Ministerio de Turismo contrató a una empresa que no estaba habilitada legalmente para esos trabajos, no hizo estudio de impacto ambiental ni cálculos técnicos. Para colmo, la constructora “utilizó documentos adquiridos de manera irregular para justificar” la resistencia de un hormigón armado que no servía. Además, la Contraloría encontró que el precio de la obra aumentó durante su construcción y que nunca se supo en qué se invirtieron esos costos extras. En otras palabras, un verdadero festín de tiburones.

En definitiva, la Contraloría halló que la Subsecretaría de Turismo y la constructora incumplieron todas las pautas jurídicas y técnicas que tenían que haber observado, lo que ocasionó que la obra no sirviera para nada. Al final del proceso, hubo que demoler el acuario. Fueron 417 mil 233 dólares tirados, literalmente, al agua.

La empresa constructora fue demandada posteriormente para responder por los daños y perjuicios, según un anuncio judicial publicado en El Telégrafo. Sin embargo, 4Pelagatos no ha logrado establecer si el Ministerio de Turismo fue reembolsado. Aparentemente nadie ha pagado ese gasto inútil gracias a una intrincada red de conexiones sociales. Lo que sí ocurrió es que GROUPREMA fue declarada como incumplida en el portal de compras públicas.

Luego de este acuario fallido llegaron nuevas iniciativas, mucho más grandes y pretenciosas. Llegó Vinicio Alvarado como Ministro de Turismo con la idea de construir un enorme complejo con varios tanques, espacios para distintos animales marinos, museo, una clínica veterinaria, un lugar para estacionamiento y hasta un espacio para ventas de artesanías. En el 2013 se iniciaron las obras y, en efecto, se cumplieron los plazos. No solo Alvarado visitó las obras: el mismísimo presidente Rafael Correa estuvo en el lugar y hasta apareció en un video promocional de esta obra.  Según otro video de la agencia Andes, el Parque Acuático costó más de 4 millones de dólares aunque moradores de la zona sostiene que el costo total es de 6 millones.

A finales de 2013 y comienzos del 2014 todo estaba listo.  Incluso la entonces funcionaria del Ministerio de Turismo, Larissa Marangoni, anunció que la inauguración sería en febrero del 2014. Pero hasta ahora todo todo luce vacío y desamparado. Por ahí solo hay brisa del mar.

Desde que se acabaron las obras ha transcurrido 2014, 2015 y gran parte del 2016 y el Parque Acuático sigue sin funcionar. Xavier Yagual, director del acuario del pueblo de Valdivia y biólogo marino, no sabe las razones por las que no se ha inaugurado. Según él, el complejo tuvo problemas al inicio pero, de lo que sabe, fueron corregidos. “No hace mucho, en agosto, el presidente Correa pasó por aquí en bicicleta y yo me puse a su lado en la mía para preguntarle que cuándo van a inaugurar el Parque Marino. Me dijo que en dos meses todo estaría. Pero hasta ahora nada”, dijo Yagual a 4Pelagatos. Él confiesa que la comunidad de Valdivia se halla decepcionado de tanto ofrecimiento. “Vino el ministro Fernando Alvarado pero nada. Ya no sé a quién creer. Cada cierto tiempo vienen funcionarios, hacen unas encuestas y se van”. Según él, tampoco se sabe si -de inaugurarse el Parque Acuático- será manejado por la comunidad de Valdivia o por el Ministerio del Turismo. Además, dice que con tanto tiempo de abandono las instalaciones se están oxidando y dañando.

Captura de pantalla 2016-10-04 a las 2.46.11 p.m.
Imagen de Google Earth donde se ve al Parque Marino. Tres años de abandono.

Las razones para la demora son desconocidas y hasta misteriosas. Pobladores consultados dicen que en un inicio se dijo que había problemas con el sistema de bombeo de agua del mar pero que luego esas fallas fueron solucionadas. Mientras tanto, dice Yagual, “seguimos igual que al comienzo, con el mismo acuario de siempre, con la diferencia que cada vez está más viejo”.

La historia del acuario y el posterior Parque Marino de Valdivia representan, como se ve, lo peor que puede producir un período de abundancia económica acompañada de un régimen político concentrador de poder y ajeno a la fiscalización. El Parque Marino no es otra cosa que un elefante blanco más de la #décadaganada.

Captura de pantalla 2016-10-04 a las 7.00.31 p.m.
Así luce abandonado y solitario el Parque Marino

En la foto de portada Rafael Correa mirando las obras en julio del 2013

13 Comments

  1. Las dos reconstrucciones del Acuario de Valdivia solo se hicieron para hacer creer a la gente que se hacen obras y que el cambio está presente, ¿o porque el primer acuario no funciono? por que los materiales que utilizaron fueron de mala calidad y supuestamente el presupuesto fue alto, entonces si se utilizaron materiales baratos y gastaron menos el demás dinero que dicen que se gastó ¿dónde está?, ahora el segundo Acuario por qué motivo no está en funcionamiento ya son 3 años que se está esperando la mencionada inauguración y nadie da razón por que no sea a inaugurado, si se dice que está bien construido y las fallas que existían ya se solucionaron no hay porque no empieza a funcionar.
    Así como esta obra hay muchas que se quedaron en el olvido, los ciudadanos necesitamos que las obras que se hagan sean bien hechas y se vea de verdad el cambio del que tanto se habla.

  2. Este tipo de contratistas lo único que quieren es enriquecerse, sin pensar que hacen daño al país y al turismo…. ya que este hubiese podido ser un lugar que genere requisa al país con ingreso de turista, así como ayudar con puestos de trabajo estables a las personas que mas necesitan tener una fuente de ingreso.

    Estos tipos de contratos creo que deberían ser supervisados para no desperdiciar tanto dinero en obras inconclusas o que sean terminadas en mal estado…. o destinar este capital a un proyecto mejor que sirva de fuente de ingreso para la población del lugar así como del país y traiga con si, a mas turista de todo el mundo que puedan conocer la diversidad de fauna, lugares culturales que hay en nuestro.

  3. Pregunten que hicieron con el MUSEO DEL PETROLEO en la Ciudad de Lago Agrio que costó 7 millones de dólares con ágora propia, un horno tipo pecera en medio de la Amazonia a un ladito del Pozo Lago 1, en un barrio que ni agua tiene, pregunten 4 Pelagatos, como se construyó esto sin haber planificado que exhibirían, luego con mucha pretensión le nombraron Museo de la Energía jajajajaj que guarrada, pregunten, eso es una afrenta completita!!

  4. Esta barbaridad no debe ocurrir jamás; no votaré por quienes se han gastado el dinero del pueblo sin responsabilidad ninguna, sin ningún beneficio para la población; solo para los amigos del gobierno.

  5. ME GUSTARIA SE ANALICE EL COSTO BENEFICIO DE LA OBRA DE MONTECRISTI, LAS OPERATIBILIDAD DE LAS HIDROELECTRICAS, LA PRODUCTIBILIDAD DE LAS REFINERIAS, Y LOS PROYECTOS SIN CUMPLIR DEL REGIMEN VERDE.

  6. No llama la atención ya este tipo de denuncias, usuales en tiempos de” robolución a los ciudadanos”. El punto es que hay que masificar las denuncias de alguna manera para que la gente no caiga en el cuento nuevamente en las próximas elecciones. Es nuestro deber cívico evitar a toda costa que Correa y sus secuaces se mantengan en el poder. Cada día es notorio como lo que queda de la economía se va achicando más y más, más desempleo, negocios que cierran, menos liquidez, restricción general a consumos que no sean los básicos, y buscando siempre lo más barato, porque los ingresos han disminuído radicalmente. No importa el esfuerzo que uno haga para que el negocio al menos se mantenga; los clientes han restringido sustancialmente sus gastos. Estamos ya en un círculo vicioso: menos ventas, menos empleados, menos productividad, menos ventas, menos empleados ,menos productividad, etc, etc. Es la fórmula de la quiebra de empresas. Si eso no es crisis, entonces me declaro loco. Correa y sus secuaces jamás han dirigido ni una tienda de la esquina, no saben como funciona la economía, jamás han producido riqueza ni empleo, y solo saben gastar lo que les cae del cielo, dinero del petróleo, y cuando el maná se acabó, no tienen más ” recursividad” que subir impuestos, PORQUE NO SABEN COMO MANEJAR LA ECONOMIA!!! Ecuatorianos, no permitamos que la tragedia económica continúe con los testaferros. No podemos mirar desde lejos los hechos, porque nos están afectando ya y están poniendo en riesgo el futuro!!

  7. Faltan las fotos de las obras “colaterales” en Samborondón, Cumbayork y similares. Esas si deben estar bien terminadas, con buenos matriales, en base al remanente presupuestario de los acuarios.

  8. El prurito socialista de construir obras innecesarias, monumentales, costosas, adjudicadas a dedo y con sobreprecio.
    Si no hacen obra no hay el “lleve”, quien no “lleva” es un gil. Esos son los valores robolucionarios. Ese ha sido su pacto ético.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

¡Fuera Correa Fuera!

Así como periodistas alquilaron su independencia por un sueldo; así como académicos
Ir Arriba