Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

captura-de-pantalla-2016-12-13-a-las-6-47-01-p-m

Orlando Pérez privatiza la violencia contra la mujer

en La Info por

Ahora resulta que la violencia machista es un asunto privado. Así dijo Orlando Pérez, el director del diario correísta El Telégrafo, acusado de haber agredido a una mujer hasta dejarle el cuerpo lleno de moretones. No desmiente haberlo hecho, nomás que es cosa suya; y de la víctima que lo denunció; y del juez que lo juzgará. Los demás que ni se metan. Él seguirá (¿por qué no habría de hacerlo?) cumpliendo su trabajo, entregado a sus labores periodísticas en las cuales continuará demostrando su firme compromiso por la defensa de los derechos de las mujeres. Es la lógica correísta pura y dura: aquí los que determinan cómo han de mirarse las cosas, con qué categorías deben interpretarse los hechos, de qué temas se puede hablar y de cuáles no, son ellos. Y la forma como debe ser mirado y entendido este engorroso asunto quedó clara en la rueda de prensa que Pérez ofreció esta mañana para sacárselo de encima. Es ésta: la violencia machista es un asunto privado y él es un defensor de las mujeres. Tema zanjado.

La historia de Orlando Pérez y Gloria Ordóñez es un escándalo: por la violencia que la agresión dejó en el cuerpo de ella; por la relevancia pública de él; por la reacción social que convirtió el caso, inmediatamente y a través de las redes sociales, en el símbolo de un problema que atraviesa toda la sociedad ecuatoriana. Era necesario que Pérez diera la cara y ofreciera una rueda de prensa para explicarse. Pero en lugar de eso (de explicarse), en lugar de asumir la dimensión del problema y atribuirse las responsabilidades que le corresponden, Pérez eludió los hechos y pretendió apagar el incendio. Leyó una declaración en la que no dijo una palabra de la agresión propinada a Gloria Ordóñez (eso es privado), acusó a la víctima de haber invadido su departamento y se presentó como la víctima de una agresión política y mediática “por haber defendido unas ideas”. También dijo: “Aquí no comprometo al diario que dirijo ni a los medios a los que sirvo. He hablado con mis superiores y saben de esto y de mi responsabilidad pública, que será siempre la misma: absoluta transparencia y ética”.

Lea aquí en PDF la declaración de Orlando Pérez

Mientras Pérez decía tales cosas, la cuenta de Twitter de El Telégrafo se desgañitaba reproduciendo sus palabras a un ritmo nunca visto, ni siquiera en las sesiones decisivas de la Asamblea Nacional. 35 tuits puso en el aire el diario correísta durante la declaración que duró ni diez minutos.

En cuanto a la Empresa de Medios Públicos del correísmo –los superiores con los que dijo haber hablado Orlando Pérez– parece estar de acuerdo con él en cada punto. Emitió un comunicado público de 1.600 caracteres, de los cuales 1.200 estaban dedicados a enumerar las maravillas que han hecho por la defensa de los derechos de la mujeres, por la inclusión y contra la violencia machista. Los convenios que han suscrito, los compromisos que han adquirido… Los 400 caracteres restantes dicen lo siguiente: “con atención a los recientes hechos de conocimiento público denunciados en contra del director editorial de diario El Telégrafo, manifiesta (la Empresa de Medios Públicos) que en tanto se investigue y resuelva en el ámbito judicial, este medio de comunicación pública garantizará total coherencia y respeto a las decisiones de la autoridad competente bajo el compromiso de una cobertura transparente e imparcial de los mismos”. Transparencia e imparcialidad que queda garantizada por la permanencia de Orlando Pérez (un defensor de las mujeres) en el cargo de director editorial del diario.

En la normalidad correísta, esa realidad paralela en la que son los correístas quienes imparten a los demás las reglas y los principios para interpretar las cosas y los hechos, no existe ninguna razón por la cual un hombre acusado de haber agredido brutalmente a una mujer no puede ejercer la dirección de un periódico. Un periódico, además, con pretensiones de público, es decir, perteneciente a todos. Que su “responsabilidad pública”, dice Orlando Pérez, “seguirá siendo la misma: absoluta transparencia y ética”. ¿Qué entiende el director de El Telégrafo por responsabilidad pública? Lo mismo que cualquier otro correísta: discurso; palabras; retórica. Pérez cree que puede seguir hablando de su compromiso por la causa de las mujeres mientras agrede a la que tiene más a mano. ¿Y el país ha de creerle? El grupo de medios correístas se desentiende del asunto, omite sancionar a Pérez y acompaña estas decisiones, ¿con qué? Con un discurso sobre su compromiso en la lucha por la igualdad de género. ¿Qué se necesita, pues, para trabajar en un medio correísta e incluso llegar a dirigirlo? La retórica correcta. Más nada.

Pero ni el cuerpo amoratado de una mujer es un asunto privado ni el periodismo es un oficio que se pueda ejercer por fuera de la práctica de los valores que defiende. De lo primero parece haber sido plenamente consciente el propio Orlando Pérez en épocas no tan remotas, exactamente en febrero de 2011, cuando exigía que el periodismo hiciera públicos los detalles de la agresión machista propinada por un político de oposición a su esposa. Esto es lo que tuiteaba en ese entonces:

¿Recuerda el director del diario correísta la marcha contra la violencia machista que recorrió las calles de Quito el pasado 26 de noviembre? Esa manifestación, en la que se expresaron más de 5 mil personas, situó el problema de la violencia contra la mujer en la dimensión social que le corresponde. Decir que se trata de un asunto privado es retroceder décadas en esta causa que hoy abrazan millones y que es, por excelencia, la causa de los débiles. La violencia machista no sólo es un tema público: es un tema político.

Así lo entendió incluso el Grupo Parlamentario por los Derechos de las Mujeres, integrado en su mayoría por asambleístas del oficialismo. En un comunicado público que emitieron esta tarde, califican la agresión sufrida por Gloria Ordóñez como un delito y, por tanto, un hecho público. Más aún: se comprometen a hacer un seguimiento del proceso judicial levantado contra el director de El Telégrafo y a “llevar a cabo las acciones de fiscalización que fueren pertinentes”.

En cuanto a lo segundo, el trabajo que cumple Orlando Pérez al frente de un periódico, resulta claro que el periodismo es un oficio en el que se juegan valores. A diario, a cada instante. Prácticamente no hay decisión editorial alguna que no implique un conflicto de valores. Todo problema periodístico es, de manera más o menos clara, más o menos expresa, un problema ético. Por eso, si existe una legitimidad en el periodismo, ésta viene dada en función del compromiso que el periodista esté dispuesto a asumir con esos valores que su trabajo necesariamente implica. Un periodista que no está, en lo personal, alineado con esos valores, podrá llegar a ocupar los puestos directivos de los medios para los que trabaja, pero nunca será un buen periodista. No, al menos, en el sentido ético de la palabra, que es el que importa.

Foto: El Telégrafo

33 Commentarios

  1. Creo que actualmente los hombres piensan que pueden agredir nomas a las mujeres , que las mujeres no se pueden defender , pero me parece una falta de respeto que empiezan a maltratar a las mujeres que se creen mas hombres.
    Actualmente exigen muchas leyes que respaldan a las mujeres y pienso y las personas que incumplan estas leyes deberían ir a prisión ya que no es justo que sigan maltratando a las mujeres.

  2. Me parece muy triste ver como la hipocresía de la gente puede llegar a tal nivel, dónde vale más el “prestigio” que tiene el periodista Pérez por ser el director en el Diario el Telégrafo que la ética respectiva que se debería aplicar frente a las acciones que de ningún modo puede ser tomado a la ligera, y es que lo más irónico es que supuesta mente este periodista es “un fiel defensor de la no violencia contra la mujer” que se puede esperar entonces de un hombre así, que la profesión de periodista le queda corto y que en vez de plasmar legitimidad en su trabajo agrede a la que tiene más a mano y claro como siempre aparecen los machistas que socapan estas burdas acciones como un “asunto privado”, y ni que hablar de la justicia que se debería aplicar pues vale más preservar el buen nombre del periodista que aplicar las respectivas sanciones con transparencia y sobretodo valores que es lo que más le falta a este gobierno.

  3. si ya de por si que haya pasado un acto tan desagradable por parte de una persona de la cual se espera un comportamiento respetable que ahora lo quiera hacer algo “privado” es algo ilógico es como si de alguna manera diera a entender que lo que paso no fue algo grave y que por lo tanto se lo puede poner a un lado y continuar normalmente con su vida pero las cosas no son así esto no es una simple multa o un mal entendido , ya que fue un acto violento hacia una persona.

  4. En el vídeo que se difundió del Sr. Orlando Pérez, se ve a la mujer que allí aparece y que ha denunciado haber sido agredida por él, quien haciéndose pasar por un caballero la agrade todo parece ser que lo tiene fríamente calculado pues tiene un comportamiento sospechoso, que cree que con el poder que disque tiene puede hacer lo que quiera, dice ser absolutamente transparente y ético como él ha puesto en claro, como para que a nadie le quepa la menor duda. En este país la justicia no es igual para todos pues los aliados de las personas que dicen tener el poder en sus manos se libran de cualquier sentencia y en este caso la sentencia depende de su cercanía a correa, si es amiguísimo del dirán que ella se merecía los golpes y que fueron dados de buena fe, si no es muy cercano lo cambian de puesto de director de periódico a asesor o subsecretario de cualquier cosa, todo tratando de hacerlo quedar como un santo mientras que a la agredida le achacan toda la culpa.

  5. Que mas se puede esperar de este señor Orlando Perez según el decía que estaba a favor de la mujer y los derechos humanos pero no es justo que el pueda hacer lo que quiera ya que tiene poder para hacer lo que se le pegue la gana a una persona que solo quiere defender sus derechos. La violencia no puede ser un tema privada ya que es un delito contra la mujer en este caso. Sin embargo, millones de mujeres del mundo entero siguen siendo víctimas de la discriminación, la discriminación económica y social se traduce en opciones vitales más reducidas y más pobres para las mujeres, lo que las hace más vulnerables a la trata de personas.

  6. Es algo denigrante que en una sociedad que busca el “Buen Vivir” se den casos en el cual el poder directivo de una persona (periodista) sobresalga ante la justicia que se debería ejercer con rigidez solo por pertenecer o ser aliado al partido de gobierno. Es un delito el maltrato hacia la mujer y debe ser castigado, no se puede dejar libre a este personaje que se defiende y lo hace notar como que si no tuvo la culpa. Donde están las autoridades pertinentes que asuman el caso y lo declaren culpable?. No puede ser que la igualdad de genero se tenga que dar entre la sociedad ecuatoriana y queden excluidos y relevados de la misma las personas con “poder”, en esto se basa el actual gobierno en la violencia y difundir el miedo de expresarse, porque se resultaría culpable. Dicho personaje de quien se trata el presente articulo debe ser destituido de su cargo y apresado, así veremos que la justicia de nuestro país es sin distinción.

  7. Qué se puede esperar de estos matones que se creen valientes porque pegan a las mujeres e insultan a medio mundo…es la marca de los robolucionarios. Hay q buscar a Hamelin para ver si se lleva al Machangara a todas estas ratas.

  8. Tipica reaccion de los verdes se creen duenos de la verdad. Nadie tiene ni un minimo de razon solo ellos. Lo siniestro es que ellos representan a un pais(x desgracia ) y s8 se jactan de Tanta honestidad d ser d corazones ardientes de Manos limpias debetian actuar como tal. Sin embargo cada dia que pasa se les esta derritiendo el maquillaje la parecer ya no causa efecto… Y el sol no se puede tapar con un dedo asi que se estan revelando tal cual son… Sacando su propio Yo. Demostrando lo que en verdad son….

  9. Este ex-AVC no se ha rehabilitado y actúa en consecuencia. Se ampara en la impunidad del correismo, y dispone cómo hay que tratar este caso. Qué sinvergüenza!!!.

  10. Nada explica el uso de la fuerza bruta, peor la violencia ni en la sociedad, peor en la casa. Pero claro, que se puede esperar de una sociedad desigaul como la ecuatoriana, donde la violencia es el sistema de poder de quien se cree el dueño de sus habitantes. Por ende algunos funcionalrios públicos, malcopiando las actitudes cínicas, narcisistas, prepotentes y discplicentes del inquilino de Carondelet, se creen en el derecho de golpear, insultar y despojar de sus bienes y dignidad a las personas, particularmente a las mujeres.

    !Que poco hombre! Orlando Perez, caricatura de exguerrillero vendido al poder correista y desde la esfera comunicativa disciplina, catequiza, ordena y elimina el orden neoliberal.
    Felizmente ya se van.

    MIESTRAS TANTO EXIGIMOS QUE ESTE MAMOTRETO DE HOMBRE DEJE LA DIRECCION DE EL TELEGRAFO Y SEA SANCIONAD CONFORME LO ESTABLECE EL COIP.

  11. UNO DE LOS PEORES MALES QUE EL CORREISMO HA INFLIGIDO AL PAIS ES EL DE ENTRONIZAR LA VIOLENCIA EN TODAS SUS EXPRESIONES COMO RECURSO DE GOBIERNO, DE EXPRESION Y DE PROPAGANDA. EL SEÑOR PEREZ NO ES OTRA COSA QUE LA REPRODUCCION, EN EL AMBITO QUE EL CONSIDERA PRIVADO, DEL TALANTE QUE CORREA HA DEMOSTRADO EN EL MEDIO PUBLICO. EL INSULTO, LA DESCALIFICACION, LA OFENSA, LA MALA EDUCACION, LA VULGARIDAD SON ENTRE OTRAS LAS CARACTERISTICAS DEL ESTILO DE LA REVOLUCION CIUDADANA Y SUS SEGUIDORES. EL SEÑOR PEREZ NO ES EL UNICO SERVIDOR DE ALIANZA PAIS QUE TIENE ANTECENDENTES POCO DIGNOS. EL HAMPA ES UNA DE LAS CANTERAS DE LAS QUE HA EXTRAIDO A SUS ELEMENTOS EL CORREATO.

  12. Estos revolucionarios son de antología; tienen su propio código de ética, leyes hechas a conveniencia, valores trastocados. Lo peor es que les permitimos y la gente ve como normal este accionar.
    Creí que el gobierno de Ignacio de Veintimilla históricamente había sido el más corrupto y despreciable, pero este de los AP se lleva el campeonato.

  13. Estoy se acuerdo con Fred, este miserable ya era delincuente cuando pertenecía a AVC, luego estuvo involucrado en un doble crimen, de una mujer y su amante.
    Como todo buen correista, es sapisimo, si vemos detenidamente el video, para justificar la agresión menciona “estas robando?” Y claro, cuando el asunto llegue a juicio que va a decir? Le pegue porque estaba robando en mi propiedad, asi de fácil, la agresión se justificaría.
    Pero lo que más indigna es que este miserable correista en su “rueda de prensa” no tuvo ni una sola frase de disculpa, para la chica agredida, todo lo contrario: manifiesta muy orondo que esta agresión se tratara privadamente y el diario correista le respalda al no emitir la más mínima sensura para este pseudo periodista.
    Así están las cosas en el reinado del califa y estoy seguro que en el sainete de este sábado, ni por casualidad tocará este asunto, claro, su pana le sube a las nubes todos los días.

  14. Aca la sentencia depende de su cercania a correa, si es bien pana dirán que ella se merecía los golpes y que fueron dados de buena fé, si no es muy cercano lo cambian de puesto de director de periódico a asesor o subsecretario de cualquier cosa…hasta cuando estos cobardes nos gobiernan.

  15. En el vídeo difundido por el Sr. Orlando Pérez, la mujer que allí aparece y que ha denunciado haber sido agredida por él, tiene un comportamiento sospechoso, fríamente calculado, que contrasta con la palabra firme y la hombría de bien de este caballero de la prensa libre, absolutamente transparente y ético como él ha puesto en claro, como para que a nadie le quepa la menor duda. Para mí, esta mujer es una agente de la CIA y del imperialismo que han actuado en contubernio con las oligarquías locales y la prensa corrupta para, infringiéndose ella misma los moretones, afectar la honra de este inmenso luchador de la revolución ciudadana. A su lado, Mata Hari parece una aprendiz. No es un tema privado como cree con suprema bondad y criterio de igualdad de género el señero comunicador social víctima del atropello. Es una trama contrarrevolucionaria que exige la investigación de la Fiscalía y la acción de la justicia revolucionaria.

      • ¿Qué cree Ud. don Fausto? Me he limitado a expresar el argumento que de seguro usarán personajes como Pérez. Le pongo las comillas que faltaron: ” “. Saludos

    • Es increible como los trolls se prestan para tales comentarios defendiendo a los “caballeros de la prensa libre”, pero libre para agredir y golpear a una mujer.

      Hasta donde llega la infame “revolucion” de esta gente que no respeta al genero femenino, como que no han tenido madre en su vida o es que disfrutan de la cobardia de tal subversivo ex-AVC amante del terrorismo.

    • Anibal:
      Verdaderamente causa chiste las estupidezes que escribes, trasnochado del siglo pasado.
      Srs 4pelagatos no deberian dar paso a que un mamerto de estos, hable tanta basura.
      Saludos

    • “Companero” Anibal Escalante, Tiene “Hombría de bien” un secuestrador?; La CIA (lease el cuco), afectando a este “inmenso luchador”?, ese discurso de el cuco ya le he oido durante 60 años, en boca de los fracasados dirigentes cubanos y a los aun mas fracasados dirigentes venezolanos. ahora también el cuco es el culpables de todos los fracasos de los revolucionarios ecuatorianos. incluso de sus pequenas miserias.

    • eres un lavado el cerebro de esta revolucion qu es una fabula sigue defendiendo delincuentes como este ojala manana no sea tu hermana a la que le dejen moretones

    • Aníbal, muchos no entienden el sarcasmo. Es una pena que te insulten por no entender que tu comentario hace referencia, de una manera exagerada y cómica, a lo que posiblemente será lo que muchos en el poder repetirán en su afán de defender al criminal de Orlando Pérez.

  16. Aunqui pigui; aunque boti… maridu ist…hasta cuando padre almeida…el grupo machista y supermandarina, en reivindicación en defensa de la violencia de género. Ese es el amor privado que respeta y profesa públicamente? Mitad periodista y la otra hulk?, la justicia correista actuará en lo correcto y justo con la denuncia flagrante?

  17. Típica situación de poder HOMBRE – mujer, el caso del PERIODISTA es un caso más de tantos, lamentable denigrante, sus declaraciones llenas de machismo recalcitrante, sin vergüenza hace videos si con ellos se pudiera defender, el tiene una posición de poder y desde ella abusa, pero no es un caso aislado y como hombre he visto muchos de este tipo. Yo me pregunto si habría incurrido en estas situaciones si lo he echo me lleno de vergüenza y como las adicciones espero día a día dejar de incurrir en ellas, somos mejores los seres humanos podemos cambiar. Las mujeres no necesitan que las defiendan ellas lo hacen muy bien, no necesitan príncipes azules lo que ellas necesitan es respeto y reconocimiento de que somos iguales más allá de la retórica.

    • Que chevere to comentario. Es bueno ver ue comienza a entenderse campaña del #HeForShe

      Esta es una lucha de la sociedad completa, no sólo de las mujeres o las minorías. Sólo superaremos estos abusos que son agresiones a la Paz social, con el apoyo de todos. Y con la franqueza que pones aquí.

  18. Perez es un delincuente, así lo demuestra su prontuario y además de delincuente, cobarde, mentiroso y cínico. Se presenta, con toda la cara dura que tiene, burlándose del país con declaraciones ridículas carentes de toda lógica.Por qué lo hace? porque sabe que su impunidad está garantizada por los juecesillos de bolsillo de la Justicia correista. Ojalá que algún día, tanto este miserable, como la banda de delincuentes que tiene desfalcado al Ecuador, paguen todos sus delitos. Ojalá…

Deja un comentario

Su email no será publicado

*

Las últimas de

Ir Arriba