captura-de-pantalla-2016-12-20-a-las-10-05-15-p-m

¿Por qué los militares sirven causas de este gobierno?

en La Info por

¿Qué hacen las Fuerzas Armadas en las comunidades indígenas? ¿Qué hacen los militares metidos con sus fusiles, dirimiendo en los hechos a favor del gobierno y en contra de los ciudadanos, conflictos que surgen de problemas políticos?

En 2015, la Asamblea correísta, mediante una enmienda a la Constitución, modificó el inciso segundo del artículo 158 de la Constitución. A la misión fundamental de las FF.AA. –defender la soberanía e integridad territorial– le sumó “apoyar en la seguridad integral del Estado”… Los militares mutaron en policías quedando así el gobierno facultado a usarlos en tareas de seguridad ciudadana. O en operativos represivos contra ciudadanos que protestan, hacen un paro o se declaran en rebeldía.

Los hechos han zanjado el debate que se planteó sobre la inconveniencia y los peligros que conlleva cambiar el rol de las Fuerzas Armadas: los militares han estado presentes, por ejemplo, en todas las zonas en que ha habido oposición a la política minera del gobierno. Y no han salido bien librados. Es normal: su sola presencia en esas zonas puede ser percibida como una provocación violenta. Primero porque los militares están hechos para la guerra. Y segundo, porque aparecen cuando el conflicto político, entre las comunidades y el gobierno, está en un punto álgido. Es imposible que sean vistas como fuerzas neutras.: legitiman por la fuerza, simbólica o explícita, la posición de un gobierno que, por serlo, se cree autorizado a firmar contratos a espaldas de las comunidades y usar tres mecanismos para imponer su lógica: dictar estados de excepción, recurrir a las fuerzas de represión (policía y militares) y multiplicar el volumen de propaganda.

El correísmo no ha entendido el traumatismo que suscita el ingreso del Ecuador a la minería a gran escala. El rechazo que suscita se ancla en temas culturales y también en certezas de daños ecológicos graves y, en casos, peligrosos e irreversibles. Si hay un tema político por antonomasia, en este momento, es ese. Y Correa no tiene tiempo para la política: tiene una asamblea funcional que obedece y no viabiliza el debate con los contradictores. Tiene un aparato político y de propaganda especializado en destruir a los activistas sociales, minusvalorar las razones de las comunidades, organizar socializaciones mentirosas y falsear procesos de consulta previa. Sin diálogo, sin voluntad de entender las dinámicas culturales, sin pasión ecológica alguna, sin ganas de respetar las lógicas y hasta los miedos de esas comunidades, Correa ha convertido la explotación minera en una cruzada, con campañas militares para imponer sus razones: él es incontrovertible, él sabe lo que conviene a esas comunidades, él es experto en minas y remediación ambiental, él firma los contratos, él recibe plata por adelantado, él defiende a los chinos (los mayores contaminantes del planeta), él tiene militares y policías a su disposición…

Los apóstoles de la seguridad integral ya pueden evaluar los resultados de haber atribuido a los militares tareas que son propias de la policía. El uso de FF.AA. en seguridad interna, no legitima, como algunos dijeron, la autoridad Estado en temas de seguridad: legitima por la fuerza las políticas controversiales de un gobierno proclive a convertir a los disidentes en enemigos internos. Esto pone en jaque la política de cercanía con la población; política que ha sido habitual en los militares ecuatorianos al punto de haber convertido su institución en la más confiable en el país, según los sondeos.

Ahora, en vez de seguridad y protección en general, lo que se evidencia es el rol represivo de FF.AA. en defensa de políticas que ni son nacionales ni son estratégicas y nada tienen que ver con la defensa integral: son opciones del gobierno. ¿Conviene esto al país y a las FF.AA.? ¿Conviene que los militares, según las necesidades del  ejecutivo de turno, estén hoy en contra de una parte de la nación en un tema y mañana en otro? Las Fuerzas Armadas son del país en su conjunto y no deben estar al servicio de las causas de un gobierno. De este o de cualquier otro.

11 Commentarios

  1. Es correcto lo que hacen los militares?
    Antes de actuar, debieron comprobar que se cumplió el “debido proceso”.
    Ello significa que debieron exigir lo que manda la ley y la lógica: donde están las medidas de mitigación, compensación, evasión, reducción, atenuación.
    No hay que perder de vista que se trata de una zona donde al menos en lo referente a vegetación, todavía se la puede catalogar de pristina, lo que implica que los métodos de evaluación no son los clásicos, y estoy seguro que estos estudios, si los hay, no tienen ni la profundidad ni el alcance requerido, prueba de ello es lo que está pasando.
    Que pena por los militares, que a sabiendas que estos actos contravienen expresas normas constitucionales (derecho a la vida, estado libre de contaminación, derecho precautelatorio) defienden al gobierno y no a la constitución, demostrando que en este país “la razón” la tiene el más poderoso, el que tiene las armas, el que tiene el poder.
    Los militares finalmente permitieron que esta lucha se transforme en pueblo contra pueblo, y eventualmente ello puede conllevar a delitos que no prescriben.
    Quieren eso los militares?

  2. Estos temas siempre han estado presentes, como les interesa lucrar, beneficiarse por anticipado de fondos, hasta salir del gobierno, y ya estamos viendo sacar personal militar, para defender de quiénes? y destacarlo como si fueran a un conflicto armado, a terrenos ancestrales concesionados a cías. Mineras, business secretos, explotar cobre o extraer uranio, se levantarán con todo por debajo? es el uso abusivo del poder, depredar, cobrar, saquear recursos, reprimir a los que estén en contra, desalojar a patadas a familias nativas y colonos, unos coimados lame platos y otros amedrentados y criminalizados por su rebeldía y rechazo al sometimiento, en fin protegen su heredad histórica…el pasado no volverá? Frasecita engañosa y volvió más depredadora y repulsiva con la revolución ciudadana, para que perder el tiempo con socializar y consultas previas, al carajo…hágase la voluntad del totalitario gamonal inescrupuloso, sacrificar gente humilde y cubrirse las espaldas bajo las faldas de los militares y asuman parte del rechazo popular. El karma siempre retorna y cae sobre los victimarios y culpables, sólo es justicia divina

  3. Falso, los militares siempre han salido a las calles a cumplir misiones del tipo Policía, la diferencia es que ahora tienen amparo legal para enfrentamientos con civiles, antes no.

  4. Interesante análisis sobre la actuación de las FF AA en estos últimos tiempos. Durante las dictaduras de los 70s los militares estuvieron muy lejos de sus similares del Cono Sur en cuanto a represión contra la población civil, y ciertamente su política fue de cercanía a la sociedad, pero parece que eso terminó, y veremos cada vez los militares defendiendo “acciones de un gobierno”, lo que tarde o temprano les acabara el presyigio y respetabilidad que habían logrado en la sociedad ecuatoriana.

  5. Para dar crédito a los epítetos expresados por el presidente con respecto a las FFAA con los cuales los agrede, beja, les atropella el autoestima, les dice mediocres, los excluye de las asignaciones establecidas por la constitución con respecto a las funsiones propias como la de custodiar y responsabilizarce por la seguridad del presidente y a lo que el les dijo que no lo necesitava y entonces despues de haber aceptado todos estos calificativos ellos mueren por demostrar que el presidente tiene mucha razón. Yo diría que son unos pendejos, maricones que les encanta atacar a gente inocente pero en pandilla ya que solos son más maricons. Nunca en la história hemos vivido con esta vivido con unas FFAA tan servil a la nueva loca.

  6. DE ACUERDO CON EL CONCEPTO…….SOLO FALTA AGREGAR QUE LOS COMANDANTES RECIBEN UN PRECIO POR SOMETERSE Y ATACAR A PUEBLOS INDEFENSOS…..ESTAN AL BORDE DE LOS DELITOS DE LESA HUMANIDAD…DE ESO NO LOS SALVA EL GOBIERNO…ELLOS SERÀN TAMBIEN RESPONSABLES Y EN SU DEBIDO MOMENTO SERAN JUZGADOS ASI………

  7. De acuerdo a este artículo el hecho de que los miltares realicen actividades que no les corresponde, pues pienso que no está mal que el presidente ordene a las fuerzas armadas a realizar otras actividades sociales, ya contribuyen para que haya organización, respeto, como es el caso del terremoto ocurrido a principios del año ya que ayudaron a mantener la seguridad, sin embargo solo serían para obras sociales más no para la seguridad presidencial o cuando existan paros porque las personas pensarían que no pueden expresar sus ideas. En todo caso ellos cumplen con lo que les ordenan. El presidente está lleno de poder que cree que solo el tiene la razón pero no se da cuenta que existen coasa mas importantes que eso y es el desempleo, la deuda externa, etc. De todas formas sería de esperar a ver que pasa en estas nuevas elecciones, que hacen por nuestro país y si eso significa un cambio profundo que necesita el país.

  8. Con respecto al tema creo que tanto los militares como la policia esta para velar por la sseguridad de la ciudadania, no esta mal que los militares salgan a la calle para la ciudadania mejor porque asi nos sentimos mas respaldados y sirve de colaboracion para la policia que les ayuda a cumplir con sus objetivos.

Deja un comentario

Su email no será publicado

*