Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

captura-de-pantalla-2017-01-10-a-las-9-46-40-a-m

Lasso es el cambio, pero no es integral ni incluyente

en La Info por

captura-de-pantalla-2016-12-19-a-las-12-09-41-p-m

En los libros de Guillermo Lasso, hay una constante: lo que se ha propuesto, lo ha logrado. Desde hace unos años se propuso ser Presidente de Ecuador. Hasta ahora nada asegura que lo consiga este año, pero esa ambición marca una estrategia de largo aliento, pensada para él y que, por circunstancias que son intransferibles en su caso, lo convierte en el candidato más profesional de la campaña. Es obvio: Lasso es banquero, tiene contactos y trabaja su campaña con la entereza de un empresario. Además lleva 2565 días (escribió en sus cuentas) caminando por Ecuador, creando comités de CREO, midiendo su popularidad, reuniendo equipos que han preparado a su lado el plan de gobierno y, desde hace unos meses, las medidas que tomará si gana las elecciones. En siete años, su partido se ha erigido en el mayor representante de la centro derecha en el país y él es, según la mayoría de las encuestadoras, el aspirante de la oposición con mayores posibilidades de llegar a Carondelet. Market señala en ese papel a Cynthia Viteri.

Lasso no hizo alianzas con otros presidenciables porque, en la realidad, él quiere el trabajo de la Presidencia de la República. A todos aquellos que le pidieron deponer su candidatura, siempre les respondió, con los resultados electorales en la mano, que en 2013 dos millones de electores votaron por él. Ninguno de los precandidatos podía mostrar esas cifras. Deponer la candidatura era, además, contrario al itinerario presidencial que tiene programado en su computadora.

Desde que escogió la política como su nuevo oficio, Lasso se situó en el lado opuesto del péndulo. Como la alternativa. Hizo incluso campaña contra la reelección indefinida. Buscó que el electorado lo identificara con el anticorreísmo de tal forma que incluso escogió a Andrés Páez como compañero de fórmula; un asambleísta que hizo presencia en las manifestaciones en las calles de Quito. Esa estrategia de confrontación la fue morigerando en el camino: Además de la alternativa a Correa, Lasso quiere ser el candidato que lucha contra la pobreza, la injusticia y, sobre todo el desempleo. Últimamente, también ha hecho aperturas hacia el diálogo y la concertación en un gobierno que quisiera suyo porque sabe que en la próxima Asamblea Nacional habrá dispersión. No excluye al correísmo de ese acuerdo. La movida tiene, por supuesto, una connotación electoral: el voto duro anticorreísta, que ya capitalizó, no le alcanza y está claramente hablándole a los indecisos. Él tiene la ventaja, entre los presidenciables, de haber ocupado primero el terreno de la oposición y de haber sido reconocido por el oficialismo como el contrincante de mayor peso. Pero tiene la desventaja de haber estado mucho tiempo en campaña sin conocer una explosión visible en los sondeos.

Su campaña baraja factores que aparecen como ventajas ciertas sobre sus competidores, pero que solo las urnas dirán si son reales y si son efectivos: partido propio, implantación nacional, alto nivel de conocimiento, varios recorridos por Ecuador, años de cotejarse con el electorado… En su contra Lasso tiene un amplio voto duro y el hecho de haber fabricado anticuerpos en algunos sectores del electorado. Es verdad que se ha esforzado en anclar su propuesta económica y social, basada en mejorar las condiciones para crear un millón de empleos en 4 años. Es verdad que con tantos años en campaña, ha expandido su programa político, ha visitado a los ecuatorianos del exterior y ha armado una red de contactos internacionales de alto nivel. Pero también es verdad que solo es un liberal en economía. Su proyecto político deja por fuera, de lo que será el postcorreísmo, minorías que retan la pacatería y el conservadurismo criollos y que hablan de una sociedad en plena mutación. De ganar, la visión opusdeisiana de Lasso tendrá gran incidencia –a pesar de que ha dicho que no piensa regentar la moral de los ciudadanos–en temas de salud pública, como el aborto. No es el único caso. Pero en temas como ese, Lasso es tan conservador o más que Rafael Correa.

Otro talón de Aquiles es su alianza con Mauricio Rodas y el movimiento SUMA. Los coletazos de los sobornos de Odebrecht, cuyas responsabilidades y beneficiarios se echan en cara el gobierno y el alcalde de Quito, van a salpicar su candidatura. CREO privilegió esa alianza con un político que, como el correísmo, ama la opacidad. Lo hizo pensando en los beneficios electorales en Quito y algunas provincias donde SUMA tiene representantes. En CREO se dice que fue César Monge, presidente nacional, quien incidió en ese acuerdo pragmático y chato, con factura incluida.

Lasso, como Mauricio Macri en Argentina, basa su estrategia en la propuesta de un cambio. “Vamos por el cambio” es su lema. Pero ese cambio, aunque se antoja esencial, no es integral. Ni totalmente incluyente.

Próximo artículo: la estrategia de Paco Moncayo
Artículos anteriores: 
http://4pelagatos.com/2017/01/05/correa-ato-de-pies-y-manos-a-lenin-moreno/
http://4pelagatos.com/2017/01/06/cynthia-viteri-dobla-la-dosis-de-populismo/

23 Commentarios

  1. Guillermo Lasso es un candidato de derecha que tiene amplia experiencia en el campo de la banca, es un gran empresario que al llegar a la presidencia podría ayudar con sus conocimientos, ya que lo falta bastante en nuestro país es generar empleos y hacer negociaciones con empresas internacionales para que estas empresas inviertan en el país con la idea de generar competencia sana para que nuestros productos mejoren notablemente. Está en una buena posición en su candidatura, sin embargo solo cuando hay campañas electorales ofrecen a los ciudadanos miles de cosas que cuando lleguen al poder se olvidan. Esperemos que si el candidato Lasso llega a ser presidente no se olvide de sus promesas y que las cumpla. Ya es hora de un cambio pero profundo, aún estamos a tiempo

    • El pueblo somos complices en muchos casos de estos malos gobiernos, siempre con esa mala esperanza que nos caracteriza de que “ojala no se olvide de sus promesas y que las cumpla” acuerdense cuando gano Abdala, esa falsa esperanza lo llevo a la presidencia….siempre critiquemos con mano dura lo mal que hace un gobierno y lo que nos han causado los malos gobernantes..critiquemos las demagogias con las que muchos candidatos solo quieren ganar las elecciones y no mejorar nuestro pais y los servicios públicos y deberes q debe cumplir cabalmente un gobernante. esas planificaciones de gobierno lleno de cosas que no pueden cumplir…acaso con decir que se eliminaran la gran mayoria de impuestos el Ecuador mejorara.. sin impuestos un Estado no sobrevive y por supuesto en Ecuador el que mas gana…mas debe dar…por el bien social…meditemos nuestra votación dejando estas falsas esperanzas y cariños fuera de nuestra mente…

  2. Solo el que NO ha emprendido un negocio, NO sabe lo viable que es generar empleo.
    Empleo genera un padre o madre de familia al contratar una emplead@, una tienda al contratar un despachador, un profesional al contratar un asistente, etc, etc. etc, lo único que hace falta es ser emprendedor, tener visión y el apoyo de una inversión pública o privada a una tasa de interés accesible, por que nada debe ser gratis en la vida.
    Así de simple, si existe inversión, se genera empleo, el empleo genera producción y la producción genera recursos, y la producción y los recursos genera mas empleo.
    El próximo gobierno deberá buscar inversión para la generación de lo anteriormente descrito y no andar ofreciendo “incremento de sueldos”, de donde?, “electricidad gratuita”, por que? “bajar los impuestos” con que se mantiene la infraestructura del estado?.
    Con el estado calamitoso que deja este gobierno al país, el próximo debe ser sensato, continuar con los buenos proyectos que hereda, no dejarse manipular por sectores políticos o sociales que siempre buscan llevar el agua a su molino, otros que se hacen las victimas con el fin de recuperar los privilegios y prebendas que les quitaron. Y si hablamos de impuestos mantener los realmente necesarios.

  3. Dice el dicho mejor viejo conocido que nuevo por conocer, sabemos hacia donde va la derecha, hacia mas desigualdad social, siempre hay opciones, queridos compañeros ha meditar su voto y a elegir bien a nuestros gobernantes con pensamiento critico y no con revanchismos ni con sentimientos infantiles de odio…los presidentes y epocas pasan y lo mejor que puede pasar es un progreso mas oneroso para nuestro futuro.. informemonos sobre las propuestas de gobierno y seamos criticos en lo que se puede cumplir y lo que no, estamos seguros que con demagogias ya nos nos van ha engañar sean candidatos de derecha o izquierda.

  4. Particularmente no creo en Lasso pero al ser el mas opcionado de la oposicion, toca votar por el. Cualquiera es mejor que Correa y su robolución. Lo malo de ese voto ciego es que puede pasar lo mismo que pasó con Rodas y el voto contra Correa; resultó un desastre de alcalde y Suma es una suma de corrupciones, pésima alianza. Eso hace dudar del voto, porque esos sinverguenzas de Suma querrán su cuota de poder y tendremos la misma m……. con personajes diferentes

  5. Quisiera saber sr. Hernández ; si en caso de ganar las elecciones el Señor Lasso , quien promete dar millón de empleos derogando impuestos a los ricos para que haya fuentes de empleo, tengo dos inquietudes: ¿ mantendrá el mismo porcentaje de 80% para el Estado y 20% para los inversionistas extranjeros en el campo petrolero como lo tiene hasta la fecha el actual gobierno, lo que ha permitido hacer obras ? 2.- ¿ Subirá el precio de combustibles, pasajes para financiar obras y pagar salarios a los servidores públicos como maestros, médicos y otros , en lugar de cobrar los justos impuestos a los ricos y exista más pobreza para los pobres ? Gracias.

  6. Sr. Hernández, me parece que usted a ratos se confunde, descalifica a priori, nos quiere imnponer su agenda, o al menos eso parece. Se confunde y descalifica en el sentido de referirse al Sr. Lasso como “opusdeista”, aspecto al que el propio Lasso se ha referido y que usted lo presenta como algo malo. El que a usted eso le parezca no necesariamente significa que sea malo (confundido, descalificador e impositivo). Está confundido al referirse al aborto como un problema de salud pública, que no lo es. Ese tema peliagudo y conflictivo amerita un análisis particular, pero un problema de salud pública no es. En definitiva, creo que la pasión y el calor del momento crítico en que vivimos en esta década maldita correista no debe quitarnos serenidad y objetividad.

  7. Apreciado señor Hernández:

    Coincido en su mayor parte con lo expresado por el señor Daniel Pérez, pero me gustaría añadir que la principal tarea de quienes hacen ” opinión ” en el actual escenario político de nuestro país, es ayudar a los votantes a “identificar”, cual de los ocho candidatos es el mejor preparado para gobernar en “crisis” nuestro querido Ecuador, el cual se encuentra en un punto de quiebre histórico que puede sumirnos en el atraso y oscuridad o despegar definitivamente hacia el desarrollo y la modernidad.

    Para ello debería realizarse un análisis de los candidatos aplicando similares parámetros comparativos, como por ejemplo, hojas de vida, experiencia, éxitos y fracasos personales y profesionales, honradez y una serie de importantes aspectos que posiblemente lograrían identificar a quien nos podrá llevar a puerto seguro, en medio de la severa tormenta que espera a nuestra nación y permitirá también lograr en la población el entendimiento de que el voto es una importante herramienta decisoria para lograr un futuro mejor y no el simple hecho de cumplir con una legal obligación y de peor manera, un acto irresponsable en el que se elige tal o cual opción motivado en intereses personales, falsas ofertas o también realizar la fácil y cobarde acción de votar por el “mal menor” o “el segundo en las encuestas.

    Finalmente y en lo que concierne al señor Guillermo Lasso y respetando las otras opciones electorales, considero que es un hombre en quien se puede confiar, su vida, sus principios, su honradez, su experiencia, su mirada frontal, su voz fuerte pero respetuosa y su entendimiento de que insertarnos en la globalización en el futuro inmediato es la mejor forma de desarrollarnos y lograr el bien común, sin caer en los falsos y caducos complejos ideológicos que ahora nos ahogan y dividen, nos da la tranquilidad de que podrá llevarnos serenamente y sin sobresaltos a un destino mejor.

    Cordiales saludos

  8. Yo estoy leyendo en este momento (hice una pausa para revisar este artículo) el plan de gobierno de Guillermo Lasso, publicado en la página del CNE, y es bastante coherente, como ejemplo citaré la página 21, donde se reconoce que se han hecho cambios profundos en la administración de justicia que no pueden ser desperdiciados, y que la idea es crear un sistema más sólido, sobre la base de los cambios positivos y corregir lo que se ha hecho mal.

    Este artículo está en lo correcto al afirmar que Guillermoi Lasso es el candidato más preparado para el cargo, en cuanto a la inclusión, eso es un tema que si se maneja en su plan de gobierno, aunque para ser sincero; la inclusión es vista muchas veces desde un punto de vista totalmente subjetivo y hasta romántico (como lo viene haciendo este gobierno).

    El presidente que venga va a encontrar un país quebrado y empeñado a China, eso ya lo sabemos, la idea es dejar de ver las cosas desde el punto de vista sentimental (como en el comentario del señor Bolaños) y enfocarnos en lo objetivo, esto es, en entender que el país está atravesando momentos difíciles, y que vendrán tiempos peores gracias a las decisiones del actual régimen, pero esos tiempos difíciles deben ser superados con seriedad, lo cual implica tomar decisiones difíciles y hasta cierto punto impopulares sobre todo en los sectores menos instruidos del país.

    Revisemos los planes de gobierno de los candidatos y en base a eso saquemos nuestras propias conclusiones.

    • Soy sentimental, porque tengo sentimientos de amor hacia mi país, pero también soy objetivo, para ver y apreciar el cambio que hemos tenido y del cual gozamos en la ciudad de Guayaquil, gracias a la gran gestión de LFC (+) y de Jaime Nebot, este último principal auspiciante de la Dra. Cynthia Viteri. Esta administración de los PSC y Madera de Guerrero no es perfecta, pero ha significado un cambio de 180 grados, erigiendo a mi ciudad en el alto sitio que le corresponde, razón por la cual, han sido reelegidos en varias ocasiones por sus ciudadanos.

      Acaso señor Pérez tiene algún antecedente de esa envergadura en Lasso, quien sólo ha transitado por el ámbito privado (con éxito claro está, pero lo privado se diferencia abismalmente de lo público, si estoy equivocado USA ha elegido bien dándole a Trump el poder).

      La Dra. Viteri y el economista Mauricio Pozo, me parecen de largo la mejor alternativa para nuestro país. No espero convencerlo a usted y menos al señor Hernández, ustedes son libres de elegir de acuerdo a vuestro mejor criterio, pero si me permito dar mi opinión, sobre el trato que se ha dado al analizar la candidatura del binomio Viteri-Pozo, el cual me parece injusto.

  9. Me pregunto cómo el señor Lasso va a poder conseguiría que en el Ecuador se creen un millón de empleos en cuatro años, si Obama consiguió doce millones en ocho años. Esto, tomando en cuenta las obvias diferencias entre los dos países, empezando por los tamaños de las economías y el número de habitantes de cada nación : Ecuador tiene 16 millones y USA 300 millones.

  10. Espero conocer algo más de los planes de gobierno y los antecedentes de los candidatos, pero lo que si sé es por quien no votaré.

  11. Definitivamente, el candidato más opcionado es Guillermo Lasso; el país necesita un cambio total…10 años de corrupción, prepotencia, altanería, el pueblo ya no aguanta…lo bueno es que Correa se está encargando de hundir a su movimiento con él a la cabeza en un abismo sin fondo…esperemos que ésta mal llamada revolución nunca más regrese…

  12. Si analizamos detenidamente a los 8 presidenciables, Guillermo Lasso es de largo la mejor alternativa para ser el próximo presidente; su trayectoria es la de un hombre luchador, trabajador y hasta donde yo se, nadie en este país lo puede tachar de corrupto, como algunitos que quieren llegar a Carondelet.
    Como manifestó Carlos, cualquier presidente que reciba la posta del califa, va a tener que tomar serias medidas económicas, cualquiera, aunque sea el aguado Moreno; tengo la absoluta convicción que Lasso ganará la presidencia y será nuestro deber apoyarlo incondicionalmente para sacar nuestro país del pozo que lo deja el califa y sus 40 socios.

  13. Lasso no es perfecto. Pero como bien dice el artículo, es el candidato más profesional en oferta, y con las mejores propuestas. No cabe duda que hay mucho que discrepar con Guillermo Lasso, pero eso lo podemos dejar para cuando sea presidente. Ahora debemos apoyarlo como la mejor opción que es.

  14. No hay candidato “perfecto” y en las elecciones lo importante son las alternativas. Viteri (a pesar de tener a un excelente economistas con VP) no le llega a las rodillas. Peor los otros, Lenín, Bucarám, etc. no son ni la sombra de Lasso. Quizás así lo vean los electores, porque ni los pelagatos ni las encuestas ni los millones de dólares gastados en propaganda pueden influir peor determinar el resultado de unas elecciones.

  15. Esperaba con ansias el análisis a la candidatura del señor Paco Moncayo (que aun no publican), para confirmar lo que hasta hoy suponía, que él es el candidato de 4 pelagatos, o me he equivocado? y me lo pregunto ya que al leer este artículo, veo, más que un análisis objetivo, una argumentación de lo perfecta o casi perfecta que es la candidatura del señor Guillermo Lasso.

    Aquí no veo que hayan utilizado los mismos parámetros, con los que calificaron (mejor dicho calificó ud señor Hernández, espero que los señores Pallares o Aguilar también opinen por su cuenta o ellos comparten su criterio?), al calificar a la candidatura de la Dra. Cynthia Viteri.

    Engrandece los votos alcanzados por Lasso en la pasada elección presidencial, pero la verdad es que el señor Lasso nunca ha ganado contienda electoral alguna.

    No menciona su falta de carisma o chispa para exponer sus ideas.

    Su pasado en la banca la pasan de agache (no creo que él tenga culpa del feriado bancario por si acaso).

    Lo compara con Macri, cuando el mejor amigo del presidente de Argentina en Ecuador es Nebot.

    No analizan ninguna de sus propuestas de campaña, solo hacen un recorrido por su trayectoria de candidato.

    Esperaba un poco más de 4 pelagatos……

  16. estimado Sr Hernandez, me apena mucho leer su comentario, ya que como lo dije en un comentario de un articulo anterior suyo de la Abg. Viteri..parece que usted esta haciendo campaña por el Sr Lasso, esta en su derecho, pero no haga daño al resto……… yo voy a votar por Cynthia Viteri y si no pasa ella a la segunda vuelta lo hare por Lasso, porque eso si es ser coherente y oponerse a este gobierno , Lasso desde hace dos años no pasa de 24 % de preferencias electorales y de los dos millones de votos que dice tener , son de todos los grupos de oposición que votaron por el..
    A parte de cuando Cynthia dijo depongamos las candidaturas y miremos los porcentajes de aceptación, era seguro que lasso era el elegido, pero no quizo aceptar, sera por falta de confianza o que.y no lo tome a mal…que cargo le ofrecio el Sr Lasso a ud, para que lo defienda con tal vehemencia…y yo si soy un fiel seguidor de los 4 pelagatos

  17. La oferta de un millón de empleos es viable, en la medida que se puedan lograr los objetivos de que la inversión privada crezca a razón de $5,000 millones anuales en el cuatrienio. En el primer año no se lo va a lograr, luego es posible, si asumimos que el costo de crear un empleo demanda una inversión de $20,000 (la denominada relación capital/trabajo – K/L) es una cifra razonable (pero no en el sector público, por la naturaleza de la inversión).
    El empleo es la política económica con mayor impacto social. Aceptada esa premisa, hay que velar porque ésta sea inclusiva, y contribuya, en el orden privado, a mejorar la condición de vida de los ciudadanos y se constituya en el motor sustentable del crecimiento.

  18. Sr.Hernàndez, cualquier gobierno que se instale en el mes de mayo, que no sea de Moreno o Moncayo, tendrà que sortear numerosos escollos, económicos, sociales, etc. , por tanto las medidas que se deban tomar no seràn del agrado de muchas personas y debemos estar preparados para ello, pues, a mi concepto, el paìs està primero.

Deja un comentario

Su email no será publicado

*

Las últimas de

Ir Arriba