Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Si te portas mal, te traigo a Correa

en Columnistas/Las Ideas por

Diez años en el poder, nadando a sus anchas (que se han hecho más anchas), sin rendir cuentas a nadie, sin contrapoder que fiscalice, diciendo exabruptos impunemente, deben, sin duda, provocar alteraciones neuronales de forma que siente que flota sobre los mortales.

Si se portan mal, ha dicho Correa con gesto de bacán de esquina, volveré, me presento y les vuelvo a ganar. Esto quiere decir, sencillamente: yo El Supremo me voy pero vigilaré lo que hagan, digan y piensen en términos que no sean calificados por él, El Supremo, como mal portados. Y él, El Supremo, como Zeus rayo en mano u otra deidad de esas, llenas de defectos más que de virtudes, volverá a corregirnos, a enderezarnos. Hermano cristiano tardío, boy scout de mediados del siglo veinte que pretende corregir con amenazas, con castigos a los pupilos salidos de su orden. Pretensioso tutor de la conducta de las personas.

Váyase al diablo, fue mi reacción al oír estas sandeces. Y sigo pensando igual. O sea, váyase físicamente a Bélgica, pero váyase al diablo intelectual, moral, políticamente hablando. Si sus sumisos, que están en la organización política, que él dirige, que están en el gobierno, que él dirige, que están en la campaña, que él dirige, tuvieran un ápice de decencia intelectual sentirían la degradación que representa que Correa se haya convertido en el árbitro, juez y sancionador de las conductas de las personas. En la verdad absoluta y en el único referente de corrección.

Moreno, el buenoide, dijo en la mañana que eliminaría el anticipo de impuesto a la renta. Al medio día Correa le mandó a callar y Moreno, al fin del día, dijo que mantendría ese anticipo, tan nocivo para la actividad productiva. Moreno, el buenoide, dijo en la mañana que las escuelas del milenio eran un elefante blanco. Al medio día algún ministro le mandó a callar y Moreno, al fin del día, dijo que esos elefantes blancos eran una muestra de la gran inversión en materia educativa.

A Moreno le clavaron un binomio, ya penosamente calificado de copión y, luego, severamente cuestionado por la proximidad administrativa y política a las áreas en las que la corrupción es grande y no ha podido ser ocultada. Un testigo, prófugo, pero testigo, Pareja Yanuzelli, le ha propinado pedradas cuyas marcas seguramente son las que le provocan ser casi clandestino. Glas no comparece ante ningún medio, no asoma para evitar que le pregunten por temas incómodos.

Moreno es una pieza de Correa. Es un personaje que podía ganar la elección que Correa no habría podido. Está de candidato no por sus dotes de liderazgo, su capacidad o solvencia. Está ahí para intentar mantener a la camarilla en el poder. Para evitar que la oposición asuma el gobierno y hurgue en los rincones en donde estarán las evidencias mayores de la corrupción. Para evitar que se cambie al Fiscal cuya dependencia con el correísmo es impúdica.

Estos diez años Correa ha sido titiritero que mueve personas, mueve instituciones, mueve voluntades. En un acto que avergüenza a la democracia, también fue él quien autorizó la segunda vuelta en declaraciones a la prensa extranjera. Su frustración es que no todos hemos sido sus títeres y que, de alguna forma, sus amenazas y jueces propios han persuadido a muchos de ser íntegramente libres.

Ahora sus amenazas políticas a un nuevo gobierno de oposición son proclamas tempranas para desestabilizar y crear condiciones para intentar recuperar el poder perdido. Si me dañan lo que hemos ganado, volveré, dice. Desempleo mayor que en 2007, una deuda cuatro veces mayor y cuatro veces más cara que en 2007, correístas devotos enquistados en la estructura estatal de control, déficit fiscal y un sector productivo deprimido. Nada de eso es ganancia que deba ser cuidada. Por eso es inevitable pensar que, cuando se refiere a “lo que hemos ganado”, no se refiere al Ecuador en su conjunto sino a quienes han conducido el gobierno en la forma que lo han hecho en Petroecuador de la mano de Odebrecht.

Diego Ordóñez es abogado y político 

10 Comments

  1. El 24 de mayo de 1822, nos liberamos definitivamente del Imperio Español. Desde esa fecha, hemos tenido, Presidentes, caudillos o dictadores, pero nó Emperadores ní Emperatrices. Correa, como cualquier ciudadano ecuatoriano, fué elegido Presidente del Ecuador. Tuvo la oportunidad única de dirigir el país por másde 10 años, con todos los poderes del Estado, y con una bonanza económica, jamas vista, en nuestro País. El resultado lo conoce el Ecuador.
    Estamos caminando sobre hielo fino, en cualquier momento el hielo cede y caemos a aguas gélidas. La situación es grave, nó es tiempo de fantasias o sueños de perros. Este Proyecto, colapsó, no da para más. Es tiempo de cambiar, BASTA DE CUENTOS.

  2. Excelente articulo Dr. Ordoñez, este ciudadano presidente ya no tiene remedio, es un atentado a la democracia, a la paz del pais, no se como caimos en este precipicio del cual resulta dificil salir. Como dijo el escritor Nicolas Marquez en su libro “El cuentero de Carondelet” este ciudadano primero habla y despues piensa, porque dice que su declaracion fue una broma. Sus amenazas hablan de un comportamiento inmaduro y dan señales que el tipo require ayuda profesional

  3. No se puede negar que en parte todos somos responsables de esta catastrofe, me refiero a adeptos y contrarios, dechechistas e izquierdistas, poniendo como inicio de la democracia a Roldos-Hurtado permitimos que nos gobiernen los personajes mas variados, nunca para votar vimos si el cantidato era apto, solo elegimos al mas bravo, al mas griton, al mas folclorico e inclusive hasta por la apariencia quien de los candidatos era mas guapo, como si esto era sinonimo de capacidad, las consecuencias, una politica que como en rueda moscovita vino en caida hasta su punto más bajo en el que terminamos eligiendo a un candidato que nos ha llevado en la politica, economia, seguridad, relaciones internacionales a una situacion desastrosa y las consecuencias estan a la vista, el feriado bancario no es ni la sombra de lo que los Ecuatorianos hemos perdido en esta “decada ganada” en despilfarro, elefantes blancos, corrupcion, con un estado que como un obeso de esos que penosamente no pueden levantarse ni pasar por las puertas, solo piensa en consumir, pero después de haber hecho tan mal la tarea de crear un estado productivo y abierto al mundo, solamente se le ocurre exprimir a sus ciudadanos, buscando de donde obtener efectivo para satisfacer su voracidad, metiendole la mano al bolsillo de dineros tan sagrados como los de la seguridad publica o sin importarle un comino el futuro, de sus ciudadanos, hipotecar los recursos por decadas, dejando un camino muy duro para los siguientes gobiernos que los obligara a tomar duras decisiones para corregir estos errores cometidos, para luego presentarse como el salvador de pais en siguientes elecciones.
    Esta claro que el problema tiene un fondo psicologico, y como mencione antes, somos nosotros los culpables de elegir a nuestros gobernantes, el candidato no sale de la sombra para ser elegido, hay mucho tiempo antes de elegirlo para poder realizar analisis de tipo psicologico a los candidatos que tercian para una eleccion, asi como nos afanamos en presentar encuestas para ver quienes estan primero o ultimo, se deberia por parte de grupos colegiados, realizar un analisis mental de los posibles candidatos, revisando su vida, como la ha llevado, y demas datos que seguramente a calificados profesionales les dara una una idea la cual la podrian compartir con los electores de tal modo de saber por ejemplo, que este candidato no acepta opiniones contrarias, que este candidato no es tolerante a opositores, que este candidato tiene una manera de ver al pueblo, digamos como ganado, borregos, subditos, en fin los datos necesarios para saber de antemano que la persona que nos va a dirigir es apta o no para ser la cabeza de 14 millones de sus “iguales” y no creer que el ser elegido le otorga una corona o patente de corso para hacer lo que le venga en gana sin que nadie se pueda oponer.
    Esperemos que en esta ocasion los Ecuatorianos elijamos a quien ha demostrado ser capaz de dirigir, crear riqueza, demostrar tolerancia y sobre todo saber cual es su lugar en una republica como la republica del Ecuador.

  4. El jefe del cartel de forma alevosa y pendenciera amenazó con venir para ordenar a sus súbditos de la Asamblea que apliquen la muerte cruzada y boten a Lasso del poder (ya sabe quien va ganar la presidencia) si es que comienza a investigar la corrupción o a desmontar el correismo; pero luego oh sorpresa!! En un ” conversatirio” con periodistas chupa…medias, manifiesta con total descaro que esa afirmación fue una ” broma” que falta de hombría de este pelele para sostener sus dichos; pero en verdad toda su malhadada administración ha sido una broma, y el ha sido el payaso mayor, que sólo ha servido para endeudar al país hasta le médula.
    Acaba de poner bonos en el mercado por $ 900 millones de dolares y como siempre el cliente es el IESS, pero los periodistas chupa…medias se cuidan de hacer preguntas al respecto, si fueran decentes lo harían, pero claro, deben defender su sueldito

    • Fernando.
      No sé a quién se le pueda ocurrir, decir que el presente lo ha solucionado todo, jamás, jamás; pero si el presente no está bien, recuerda cómo fue el pasado o consultale a los adultos que ellos sin pasionismo te narrarán la verdad, excepto que seas un adolescente que no sepas escuchar o no recuerde lo tenebroso que fue ese pasado que jamás debe volver

  5. Éste maligno individuo, merece recibir un buen revés en su suelta bocota. Ya veremos su caída en estilo libre y la justicia humana amparada con la Justicia Divina, permita verle pagar su traición al pueblo ecuatoriano, no sólo encerrándole en la carcel, pero eliminando todo vestigio de su fracasado y criminal partido siglo XXI

  6. El jefe de todos los jefes se cree imprescindible. Su vanidad y egolatría son tan grandes, que nos amenazó varias veces primero con renunciar, cuando no se cumplía su sacro santa voluntad; luego nos amenazó con candidatizarse, y ahora lo hacer con la muerte cruzada, dando a entender que pretende seguir gobernando tras el trono, desde su cómodo apartamento en Bélgica. Nuevamente quedan al desnudo su autoritarismo y prepotencia. La única forma de recuperar la democracia es derrotando a Moreno, lacayo del correísmo.

  7. Correcto que se vaya al diablo El Sr Correa quien demuestra ser un arrogante, prepotente y narcisista. Por lo que comparto lo indicado en este artículo de opinion

  8. Excelente, más claro imposible. Analizado Correa de cuerpo entero. Se cree muy indispensable. Y al referirse a lo que se ha ganado. Seguro que es lo que tiene ESCONDIDO!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba