Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Jiménez lleva atada a su tobillo la miseria de Correa

en La Info por

Un brazalete electrónico en su tobillo a cambio de poder abrazar de nuevo a sus hijos: es el canje que hizo Cléver Jiménez, condenado, con Fernando Villavicencio, por haber supuestamente divulgado correos electrónicos de Rafael Correa sobre el caso Chevron. Ese brazalete reemplaza una orden de prisión preventiva.

El canje lo hizo un padre, un ser humano perseguido, hostigado, sitiado. Pero ese canje, mirado desde el lado de la Justicia que los condenó obedeciendo órdenes políticas, es una infamia.

Tras tres días, apenas tres días de llevar ese brazalete y Cléver Jiménez ya siente sus estragos: ‘Además de humillante, dijo a 4Pelagatos, es terriblemente incómodo. Molesta para caminar. Lo llevo siempre y tengo que cargarlo cuatro horas por día. Esto implica que debo quedarme ese tiempo con la pierna extendida al lado de un tomacorriente. Cada día me llaman para que no olvide cargarlo. A veces ni oigo las llamadas. Todo esto es muy estresante’.

Humillante y estresante: ese brazalete en la pierna de Cléver Jiménez será recordado como el símbolo de la mayor infamia tecno de Rafael Correa. Primero porque Correa y Alexis Mera sabían que Jiménez y Villavicencio son inocentes: sabían que ellos ni son hackers ni espiaron sus correos electrónico. Y sabían quiénes fueron los autores. Y, segundo, porque tras haberlos perseguido y logrado que su justicia los condenara, esa misma justicia les propuso una medida sustitutiva que encierra una tremenda violencia simbólica y real.

¿Qué significa ese brazalete en el tobillo de Cléver Jiménez? Que desde hace tres días se ha vuelto carcelero de sí mismo. Por amor a sus hijos, hizo un acuerdo para vigilarse a sí mismo, liberando al Estado de la tarea de averiguar dónde está y qué hace. Es un prisionero que tiene su casa y un perímetro geográfico fijado por una jueza, como cárcel. Esto no solo es físico. Es mental. Se construye en ese diálogo sordo, a medio camino entre la ira y la impotencia, que se da entre ese aditamento que se adhirió a su cuerpo por la fuerza y su mente. Cléver Jiménez arrancó, hace tres días, una nueva carrera por la libertad; una carrera tan intrincada como la que enfrentó con Villavicencio durante un año, escondidos en tierras de los Sarayaku. Ahora tiene que ser libre, a pesar de su cuerpo vigilado. Tiene que mantener su lucidez, a pesar del brazalete que lo agobia.

Hay que leer las experiencias que ha sacado el sistema penal de algunos países del uso de estos brazaletes. Las confesiones de sus usuarios (delincuentes reales, no como Jiménez) son inquietantes: laceraciones de la piel, enfermedades de la piel, estrés por el uso veloz de la pila, alarmas que se disparan, daños del aparato, invasión de la intimidad, afectación de las personas cercanas, pérdida de autonomía, sensación de estar 24 horas sobre 24 vigilados… El brazalete, mirado con los ojos de un inocente, no solo es incómodo y humillante: es un castigo y un atentado contra la dignidad y la integridad personal. En este caso, es una infamia cometida contra un político que, con Villavicencio, denunció la corrupción en el gobierno de Correa.

Fernando Villavicencio, quien tramita un pedido de asilo político en Perú, dijo que no aceptará esa medida sustitutiva a la prisión preventiva. Para Jiménez ese tormento no tiene fecha de caducidad. El ex asambleísta espera una nueva audiencia con la expectativa de que al fin los jueces fallen en derecho; no con los ojos puestos en Carondelet (como ocurrió en todos sus juicios). Jiménez no tiene fechas y tampoco sabe si el juicio será dividido en caso de que Villavicencio no se presente. Hasta entonces, todo tendrá que hacerlo con ese aparato encima. ‘Y cuando digo todo, es todo. De día y de noche. Me puedo bañar con él, pero no puede sumergirme en una piscina. Y si se daña tengo que pagarlo’.

Rafael Correa podrá decir –porque nadie duda de que sigue con frenesí el destino de sus víctimas– que aún hoy su justicia hace su obra: Fernando Villavicencio pide asilo en Perú y Cléver Jiménez carga en su tobillo una prisión virtual. Infamia: no hay otra palabra.

26 Comments

  1. Señor Hernández
    Por favor no olviden del huésped mas indeseable de todos los tiempos en Lóndres.
    Solo de pronunciarlo nos da urticaria y por eso no lo hago-

  2. Señor Jimenes. Tómelo con un honor.
    Recuerde que a Jesús lo colocaron una corona de espinas los sátrapas de su tiempo, pero el recuerdo de la infamia trasciende los siglos.
    Viva la Patria ante todo.

  3. Soy solidario con Klever Jiménez y Fernando Villavicencio, que están pagando las injusticias de uno que se cree todo poderoso, menos mal que ya no esta en el Ecuador. Sin embargo pienso que estas infamias seguirán durante los próximos 4 años, por que los famosos diálogos, desgraciadamente solo quedarán en eso “diálogos”

  4. Apreciados Pelagatos, les pido muy cordialmente promocionar la próxima telenovela ecuatoriana, MANITOS LIMPIAS, en 12 capítulos, talento nacional.

    EPISODIOS.
    1.-El chuky de Zimba lagua.
    ( menores ver con vigilancia de adultos)
    2.-Los Manteles
    (Con cómicos quiteños)
    3.-Voy a morir en Honduras
    (Actúa de extra,fandder el muelon)
    4.-Musarañas a Uribe
    (La madame ataca a carterazos)
    5.-Mátenme si quieren
    (Llevar pañuelos)
    6.-La manito embadurnada
    (Sin agarradas de micrófono)
    7.-Velorio en La Habana
    (Las viudas van con sus chulos)
    8.-El precio de mi honra
    (Tasador, el cinico kaupulicann con flash memory de 7 G)
    9.-Yo te perdono.
    ( solo para robos mayores de un millón)
    10-Arpias versus Histéricas
    ( Las arpias revolucionarias viajaran en escobas propias)

  5. Podrá ser posible conseguir una audiencia con el presidente Moreno para reveer este maltrato y violación de los derechos humanos?

  6. Jiménez y Villavicencio tarde o temprano deberán reclamar al Estado el resarcimiento de todos los daños causados por el contumaz y su aparato de represión estatal (jueces incluidos). Lo que ellos denunciaron se ha comprobado, sin embargo, Jiménez con grilletes y Villavicencio pidiendo asilo, que más muestra de un Estado asquerosamente estructurado para proteger los latrocinios, con una Asamblea Nacional que desconoce las pruebas evidentes contra el director de la banda.
    Me imagino que, a este paso, Alianza para robar País y su mentada Robolución, mediante mandato de la Asamblea Nacional, están pensando retirar la Virgen del Panecillo y sustituirle con un colosal momumento a “Apóstol Vidrio del Panecillo” y mediante ley instruir a los quiteños que todas las mañanas al canto del gallo hagan la genuflexión en nombre del dios de la belga y del santo apóstol.

  7. Que pena por el Sr. Jimenez y Villavicencio. Pero que infamia la nuestra, permitir que los ladrones se vaya a Belgica, EEUU, y con guardaespaldas pagados por los pendejos de este país, incluso los pocos mafiosos que han quedado, ellos ya están recibiendo sus premios para irse de consules al exterior, logicamente con los bolsillos llenos y con la autorización de este Sr. Moreno que en el fondo es otro de los mismos correistas, que miseria de país. !

  8. Me causa indignaciòn, rebeldia, asco, nausea de lo que esta pasando en mi paìs, hasta cuando podemos permiitir atrocidades en la justicia,la corrupciòn sigue campante, la impunidad hoy es la norma que nos rige. Que nos pasa queridos compatriotas es hora de acionar, de actuar estamos a tiempo no dejemos que el tiempo pase o nos lamentaremos cuando sea demasiado tarde.

  9. ¡Solidaridad com Cléver Jiménez!. Su calvario es el resultado de la infame “metida de mano a la justicia” de un presidente que se solaza persiguiendo a sus opositores. Las denuncias de Jiménez y Villavicencio han ido probándose una tras otra. Mientras tanto, los cabecillas de la banda delictiva continúan libres y ríen cínicamente, pero la gran mayoría de los ecuatorianos honestos sabe quiénes son y los desprecia profundamente, y sobre ellos hemos puesto un “grillete virtual” para nunca olvidar sus fechorías.

  10. Que infamia. Jueza no te das cuenta que más temprano que tarde tendrás que presentarte ante Dios y como te presentarás ante El al haber sido una aberrante cómplice de tanta persecución a aquellos valientes que denunciaron la corrupción? No tienes hijos o padres a quien honrar? No tienes conciencia de que el escupitajo legal te caerá en la cara manchandola para siempre? No te roe la conciencia el hacer sufrir a familias inocentes? Pobre de ti

  11. La justicia correista con sus jueces comprados continúa con la imposición del miedo. No sueltan a su presa. Buscan su linchamiento. Para ello los obsecuentes serviles del jefe en el exilio, están estratégicamente dispersos en el ejecutivo , en la AN , en la fiscalía, en el consejo de la judicatura, en la corte de justicia. Con procedimientos fascistoides como el impuesto a Clever Jiménez con el brazalete de rastreo , los revolucionarios de marras continúan causando zozobra y profunda preocupación sobre el futuro del país. La impotencia frente a los abusos parece que no los para nadie. La rutina de leer noticias y comentarlas como simple pasatiempo se arraiga en el pueblo ecuatoriano. La pregunta es , hasta cuando va este quemeimportismo ciudadano?

  12. Así esta nuestro pobre pais: los pillos son protegidos, tanto por presidentes como asambleistas; otros en cambio viven felices en Miami y uno más en Europa está protegido con guardaespaldas pagados con nuestros impuestos
    En cambio gente inocente, que no ha cogido un centavo de dinero mal habido esta pidiendo asilo o con grilletes en sus tobillos; pero esa no es infamia, eso es maldad, la maldad de los que están ciegos de odio y revancha, de los antisociales que buscan culpables de su niñez empobrecida, con limitaciones; odio y revancha por una juventud perdida.
    Esta gente cree que todos somos culpables de su pobreza de espíritu y buscan hacer el mayor daño posible a sus víctimas, cebarse en ellas hasta saciar su sed de venganza; son enfermos mentales pero en vez de pedir ayuda para sanar su mente dañada, siguen en su camino destructivo; son como los vampiros humanos de ficción: mientas más se llenan de sangre, quieren más y más hasta quedar enchidos de podredumbre.
    Esperemos que la justicia esta vez sea diáfana y no se venda al padrino, que actúe con rectitud, sin temor no favor, para volver a creer en ella.

  13. Hablar de esta ignominia, pone de relieve algo simple: hasta donde lleva la miseria de algunos seres, sedientos de venganza, por injurias imaginarias, que para alagar su ego, saltan cualquier barrera, infringen la ley, ofenden la decencia humana, compran conciencias, e igual de culpables y repugnantes los jueces que carentes de dignidad y conciencia que al prestarse a tales infamias, se venden por un plato de lentejas. Correa y defensores suponemos estaran de placemes con esta sentencia; pobres, minusculos, insignificantes e infimos seres, olvidan que hay una justicia divina. Esta nueva burla a la justicia duele por las familias Jimenez y Villavicencio, y como no decirlo por el pais. Que indignacion!!!, se siente verguenza ajena.

    El humillante y abominable grillete que lleva Clever Jimenez; por caridad!!! diriase que la tal jueza quiere revivir una epoca negra y vergonzoza de la historia humana, cuando siglos atras los duenos de las plantaciones transportaban esclavos para que trabajaran en ellas , y esos indefensos seres llevaban similares grilletes para evitar que escaparan!!!!!!!!! Para colmo de desverguenza, Clever Jimenez no puede transitar libremente por el pais!!!!! Es que acaso representa tanto peligro?, que la jueza de marras aclare, a quien o a quienes. O es que ella disfruta de su temporal importancia y emplea su cargo para humillar a otros? Ironias de la vida: quienes descubren y delatan la corrupcion, presos o exiliados; los corruptos bien gracias, disfrutan a sus anchas los dineros mal adquiridos; que tiempos estos!!. Donde quedaron la dignidad, la etica, la conciencia?????????

    Frases sabias, precisas para estas algidas horas; al buen entendedor pocas palabras.

    The sins of the parents are visited on their children
    Los hijos expian las culpas de sus padres

    As you saw, so shall you reap
    Cosecharas lo que siembres.

    El juez mas severo es la conciencia de cada persona.

    No hagas llorar a una mujer porque Dios cuenta sus lagrimas (leese en La Biblia)

    Empezabamos a creer que al terminar la decada perdida, la justicia bien administrada y entendida, volvia a Ecuador, pero que amargo constatar que la justicia “a lo correa”, no es que volvio, es que siempre estuvo alli. Lejos de progresar, Ecuador, en cuanto a justicia, retrocede a pasos agigantados.

    Creo que es hora de volver a leer “Los Miserables”.

  14. Mi solidaridad con Cléver Jiménez; espero que pronto esta medida infame sea conmutada.
    El innombrable llevará sobre su conciencia todos los daños causados a quienes denunciaban la corrupción correista o que no pensaban como él. Prohibido olvidar y tarde o temprano ese infame tendrá que pagar por lo que hizo,

  15. Sr Jose Hernandez comparto con ud La ira contenida,que a un ciudadano que fue duro crítico de la tiranía, se lo trate de esta manera,quien debería de tener estos brazaletes no en el tobillo sino en el cuello, son Correa y sus acólitos, que se ufanan de tratar de hacernos creer que no son corruptos.

  16. No es posible que permitamos que los infames sigan administrando nuestro Estado. Hago un llamdao a los ciudadanos de bien a unirnos para sacar a estos delincuentes de la administración del Estado. No tienen la legitimidad para estar ahí, usurparon el poder y debemos sacarlos. Invito a mirar nuestro futuro con lo que pasa en Venezuela. Nuestro hermanos han puesto 100 guaguas para recuperar su país. Si no hacemos nada vamos a acabar como en Cuba.

  17. Es ocioso recordar cómo Correa logró montarse sobre los hombros de ingenuos, indígenas, empresarios, periodistas, medios ,devotos, pícaros y oportunistas para llegar a Carondelet. Después que sacó la uñas, algunos se hicieron al costado, se declararon rupturistas al cuadrado. Nadie se puede excluir de este error fatal: fue una culpa compartida. Habíamos parido un monstruo creyendo que era el mesías. Una vez más el miedo a la libertad nos había conducido a un callejón sin salida.
    Pero la historia está preñada de los engaños a los que se someten los pueblos que tienen escasa percepción del valor de la democracia y de la libertad. Hay un lugar común que sintetiza este deprimente espíritu colectivo: “Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde”. Tampoco lo que teníamos era mucho. Pero era algo.
    Como el correísmo parece una religión, con un mesías que vino a poner la espada de la división entre ecuatorianos, predicando el odio y la revancha social,) una retórica falaz para servir a sus inconfesables intereses)y secuestrando al Estado para fundar el paraíso( para los hijos de la AP) del progresismo anacrónico, resulta apropiado recordar cómo tanta gente ayudó a Joimeni suponiendo que sería el instrumento para lograr la libertad. La cruel historia registra cómo se equivocaron, y que sus esperanzas se derrumbaron ahogados en un baño de sangre.
    El infame grillete sobre C. Jiménez tiene dos connotaciones o lecturas. La primera, que el Correato sigue tan vivo y potente( no olvidar que dejó el camino trazado y puso muy alta la vara del abuso de poder) que ese grillete es el puño de hierro para castigar a quienquiera que se oponga al pensamiento único. Que Correa ya merece otro doctorado honoris causa por haber construido durante una década un laberinto o sistema de impunidad para ocultar el monstruo de la corrupción.
    La segunda lectura es más dolorosa: Que Moreno no dispone de la suficiente voluntad y brío para aplicar la cirugía mayor a la hidra de la corrupción . Que sigue revoleteando sobre Carondelet la sombra del odio. Que todas las fotos que se toma con todos enternecen pero no convencen. Que no está dispuesto a cruzar las líneas rojas que lo diferencien del saliente. Que su mayor preocupación es limar asperezas en el seno de AP para evitar la erupción de quienes están dispuestos a defender a cualquier precio todo lo ganado($) en una década de impunidad. Esto implica que se impuso la orden de lavar los trapos sucios ( la corrupción) en casa. Glas es un vidrio grueso a prueba de fiscalizaciones. Es el hombre más blindado del correísmo.Que Correa le va a mover a Moreno la silla a voluntad. Ojalá que Correa no lo convierta en su monigote. Y terminemos ahogados en las aguas malolientes de la corrupción.

    • Carlos felicitaciones, mas que un comentario yo diría es una radiografía al pueblo ecuatoriano,
      un pueblo que se esta debatiendo entre la vida y la muerte, necesitamos curarnos con el tratamiento que sea necesario.

  18. Aparte de las circunstancias particulares de este caso, el uso de brazaletes de rastreo es espeluznante. Incluso para personas culpables. Es la cara más visible, junto con la proliferación y aceptación de las cámaras de vigilancia, del fascismo que se profundiza día a día entre nosotros. Es un giro borgeano -por lo pesadillesco, por lo total, por lo inescapable- del ya totalitario panóptico de Foucault (de Bentham, en realidad). Pocos se peracatan.

  19. Da ira, da rabia tanta injusticia promovida por un tirano. Y la justicia brilla por su ausencia. El carácter ladino de los jueces. Que se puede esperar de tanta mezquindad y envidia humana, basada en los que se enseñó en las Universidades del tercer mundo, una falacia llamada marxismo. Eso vive América Latina, una falta de verdad. Una falta de humanidad y de ética. La envidia, el odio al que tiene algo, la codicia por lo ajeno.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba