Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Elemental, el traidor es Rafael Correa

en La Info por

¿Quién traiciona a quién? Rafael Correa desde que se instaló en el ático no ha cesado de tratar a Lenín Moreno de traidor. Y ahora lo hacen también sus cuadros en Ecuador. Pero Moreno sabe que hay chaquetas reversibles y con ahínco le está dando la vuelta a esa, la única estrategia que tiene, al parecer, Correa. Su intervención de 75 minutos, el 26 de octubre, ante militantes de Alianza País en el Hotel Quito es, quizá, la pieza pública donde más pistas ha suministrado sobre su propia estrategia para enterrar a Correa.

Moreno no es amigo de discursos construidos, lineales ni académicos. Su forma de pensar luce cercana a la técnica de los pintores clásicos que suman pacientemente pincelada tras pincelada hasta que emerge la imagen. Moreno avanza de esa forma: ataca un tema, hace una reflexión, la sazona con una anécdota, una alusión, una frase célebre o un chiste. Parece distraerse, se desparrama con facilidad pero se recoge: vuelve a dar puntadas sobre los temas que le interesan.

Correa creyó que Moreno, al criticarlo, se deshacía de toda la década. Se equivocó. Moreno pautó otra estrategia: reivindicar los orígenes del proceso, su momento cumbre (la Constitución de Montecristi) y prolongarlos hasta 2013, cuando dejó el gobierno. Esto no tiene asidero histórico, pero no le importa: así libera de culpa a todos aquellos que lo siguen. Y endosa a Correa y a todos los que lo siguen la responsabilidad de tres de sus críticas más letales: el autoritarismo, la ineficiencia económica y la corrupción.

En una transición política forzada, la regla que aplican los políticos es sencilla: para existir, licúan al otro. Moreno está en esa tarea. La hace sin afectar demasiado la fama de hombre pleno de bonhomía y serenidad. En realidad, el político que hay en él construyó un personaje que luce sereno, casi impasible. Pero tras esa apariencia, yace el verdadero Moreno: calculador, mordaz y punzante; incluso corrosivo.
A Correa lo describe como un joven idealista que mutó en ser siniestro. El adjetivo es suyo. Lo pinta como un ser obsesionado por el poder, prisionero del poder que es una cárcel, reducido a llamar a los embajadores para que le consigan conferencias y premios honoris causa. Un Presidente que agredió a sus ex aliados. Que se peleó con todos los grupos de la sociedad… Los cita y la lista es enorme.
Conclusión: eso no es un gobierno del pueblo que da a cada uno lo que le pertenece. El mensaje no puede ser más claro: el traidor no es él; Correa se salió de madre. No aplicó lo que recomendó Bolívar quien –a pesar de traicionar su prédica– sostenía que era peligroso que una persona se eternice en el poder porque así se origina la autocracia, la dictadura y la corrupción. No entendió que el poder, al igual que el dinero, hay que dejarlo circular para que lleguen otras personas, con nuevas ideas. Por todo esto, Moreno explica por qué no está de acuerdo con la reelección indefinida.

Moreno se esfuerza en desacralizar a ese ser siniestro que en forma inverosímil se dedicó un museo en Carondelet. El mensaje a los militantes es contundente: ese personaje siniestro, ese presidente que polarizó al Ecuador, esa corrupción desaforada, no estaban en el proceso y no son del proceso. Por supuesto, Moreno se trata bien. No dice que los exabruptos que denuncia se cometieron mientras él estuvo en el gobierno. No dice que hubo corrupción desde el inicio, seis años antes de que él deje el gobierno.
Su estrategia consiste en ejecutar un corte radical desde 2013 y lo hace con trazos espesos. Cuando dice “no alcanzaría un gobierno para juzgar todos los actos de corrupción” del último gobierno de Correa; cuando dice “voy a Yachay, corrupción; voy a la Refinería de Esmeraldas, corrupción”; “voy a la Refinería del Pacífico, corrupción”… bosqueja una realidad tan increíble que nadie en el país (salvo él) puede comunicar al electorado y sobre todo a la militancia de Alianza País: que en el 60% o 70% de las instituciones que dejó Correa brota pus… ¿Traidor él?

Moreno no trabaja una ruptura: está efectuando una cirugía para extirpar aquello que riñe con el nuevo relato que está vendiendo al electorado y a la militancia: que hay que volver al espíritu de la Constitución de Montecristi. Efectuar cambios pero en democracia. Sin seres siniestros y sin esa feria de corrupción. Que en el país caben todos y que hay que dar gusto incluso a los empresarios (en algunas cosas) aunque se quejan siempre… Ese es su relato, su promesa.

En consecuencia, la crisis de Alianza País no es el resultado de una guerra personal entre él y Correa. Se entiende que es entre un proceso democrático, del cual él, como presidente, se declara garante y el autoritarismo. “El autoritarismo –dijo– generó la creencia de que se podía hacer con el país lo que les daba la gana”. Y como él está haciendo lo que el pueblo desea –esto también lo dijo–, “por eso tenemos la aceptación que tenemos”.

¿Quién es, entonces, el traidor? La única critica que Moreno acepta del correísmo es que no ha hecho nada hasta ahora de lo que prometió. Acepta la critica y le duele. Y le duele –dijo– “porque es verdad”. La gente se ríe mientras él agrega que hizo ofertas en campaña pensando que la mesa estaba servida…

Foto: Agencia Andes

26 Comments

  1. El Sr. ex presidente Rafael Correa es una traidor que estos ultimos años solo tarjo deuda y miseria para los ecuatorianos y terminar con los sueños de muchos jovenes.

  2. Muy de acuerdo, Moreno no genera tanta confianza, mantener a los mismos funcionarios que ayudaron a Correa a quebrar al país, continuar con la misma receta de aumentar impuestos, no haber reducido la carga burocrática que dejo el anterior gobierno como SEMPLADES que claramente da cuentas de que todo lo que planificaron en el Gobierno Correista, está o mál hecho, con sobreprecios y cantidad de corrupción, y esa burocracia se sigue manteniendo y Moreno ahora nos obliga mediante más cargas tributarias a seguirla manteniendo y a tapar con ello toda la corrupción, cuando lo correcto hubiera sido que disponga la investigación y el embargo de bienes, empezando por Correa, que las adquirieron durante estos 10 años y si justifican o no que las adquirieron honestamente tanto dentro como fuera del país, fruto de su trabajo y sueldo percibidos durante ese gobierno correista.

  3. Buenas noches
    Creo yo que se traicionaron ambos, aunque lo que hace LenÍn Moreno es desacreditar a Rafael correa. Esto puede ser negativo para ambos porque si ambos se delatan toda la información y actividades que se llevaron a cabo en el gobierno pueden ser conocidas por todo el mundo.
    También creo que el presidente actual no tiene tanta fortaleza como Rafael Correa, sin embargo es un presidente mas sumiso, que escucha a los demás e intenta hacerse amigo de todos y todas las instituciones que el ex presidente excluyo y hay que recalcar que Lenin Moreno esta teniendo charlas con los banqueros del Ecuador.Esto con Rafael Correa era muy difícil de ver.

  4. Muy de acuerdo, Moreno no genera tanta confianza, mantener a los mismos funcionarios que ayudaron a Correa a quebrar al país, continuar con la misma receta de aumentar impuestos, no haber reducido la carga burocrática que dejo el anterior gobierno como SEMPLADES que claramente da cuentas de que todo lo que planificaron en el Gobierno Correista, está o mál hecho, con sobreprecios y cantidad de corrupción, y esa burocracia se sigue manteniendo y Moreno ahora nos obliga mediante más cargas tributarias a seguirla manteniendo y a tapar con ello toda la corrupción, cuando lo correcto hubiera sido que disponga la investigación y el embargo de bienes, empezando por Correa, que las adquirieron durante estos 10 años y si justifican o no que las adquirieron honestamente tanto dentro como fuera del país, fruto de su trabajo y sueldo percibidos durante ese gobierno correista.

  5. Asi es, el que dejo al pueblo ecuatoriano en quiebra, con grandes deudas, hipotecado a China por cuantos años nuestro petroleo, el Ecuador confio y correa dejo que la corrupcion se tome todo el país.

  6. En este artículo se expone un tema que en estos últimos tiempos ha llamado mucho la atención de varios medios, y es el hecho de saber ¿Quién traiciono a quién?, y esto se ha convertido en un tema de debate del cual se puede ver como resultado una separación de dos bandos en el movimiento Alianza País un grupo a favor del actual presidente Lenin Moreno y otro apoyado al expresidente Rafael Correa, lo cual ha creado desconcierto en muchas de las personas pertenecientes al pueblo que estuvieron alguna vez a favor de este movimiento y en las últimas elecciones votaron por la 35, por otra parte, no se puede estar seguro cual es la nueva tendencia hacia la cual se está inclinado el primer bando mencionado, debido a que inicialmente se mostró una tendencia hacia la izquierda, sin embargo, actualmente parce estar buscando decisiones que favorezcan más a la derecha. “El pode hay q dejarlo circular para que lleguen a otras personas con nuevas ideas”, estoy de acuerdo con esa aseveración, pero las nuevas personas que lleguen al poder deben ser transparentes desde un principio y decir las cosas claras, es decir, deben defender sus ideales desde un comienzo hasta un final porque de lo contario se podría asumir que solo aparentaron pertenecen a un grupo para poder llegar al poder y una vez ahí, cambian de dirección y dejan a un lado lo que inicialmente defendían y de los cuales también fueron participes, esto último haciendo referencia al periodo durante el cual Lenin Moreno fue vicepresidente, se supone que en ese tiempo también había corrupción entonces el también seria parte de esa corrupción.

  7. Estos personajes apoyando a la candidatura del postulante bancocrático no sorprende, sentimos que es el juego vil de ‘quién saca provecho a quién’. Empero, lo que conmueve es la paradoja inmoral de obtusos dirigentes autodenominados izquierdistas obnubilados por odios, envidias, atornillados en jefaturas de formaciones partidistas que empezaron a desaparecer, sin duda se vio reflejada tanta hipocresía de este señor

  8. Tras conocerse los resultados finales de las pasadas elecciones presidenciales que posicionaban al Lic. Lenin Moreno como presidente, muchos ecuatorianos consideramos que al poseer este un carácter pasivo, iba a ser fácilmente manipulado por el presidente saliente, Rafael Correa, sin embargo durante estos meses de mandato de Moreno claramente hemos podido notar que las cosas no son así, lo que le ha llevado a afrontar muchos inconvenientes con ciertos asambleístas leales a Correa e incluso ser tachado de traidor y todo esto debido a que no se convirtió en un títere manipulable al antojo de quien quisiera.

  9. En este artículo se expone un tema que en estos últimos tiempos ha llamado mucho la atención de varios medios, y es el hecho de saber ¿Quién traiciono a quién?, y esto se ha convertido en un tema de debate del cual se puede ver como resultado una separación de dos bandos en el movimiento Alianza País un grupo a favor del actual presidente Lenin Moreno y otro apoyado al expresidente Rafael Correa, lo cual ha creado desconcierto en muchas de las personas pertenecientes al pueblo que estuvieron alguna vez a favor de este movimiento y en las últimas elecciones votaron por la 35, por otra parte, no se puede estar seguro cual es la nueva tendencia hacia la cual se está inclinado el primer bando mencionado, debido a que inicialmente se mostró una tendencia hacia la izquierda, sin embargo, actualmente parce estar buscando decisiones que favorezcan más a la derecha. “El pode hay q dejarlo circular para que lleguen a otras personas con nuevas ideas”, estoy de acuerdo con esa aseveración, pero las nuevas personas que lleguen al poder deben ser transparentes desde un principio y decir las cosas claras, es decir, deben defender sus ideales desde un comienzo hasta un final porque de lo contario se podría asumir que solo aparentaron pertenecen a un grupo para poder llegar al poder y una vez ahí, cambian de dirección y dejan a un lado lo que inicialmente defendían y de los cuales también fueron participes, esto último haciendo referencia al periodo durante el cual Lenin Moreno fue vicepresidente, se supone que en ese tiempo también había corrupción entonces el también seria parte de esa corrupción.

  10. Para correa, Moreno es traidor porque no le cubrió la retirada y mas bien develó la crisis económica y corrupción legada por el correato.
    Moreno ya nos cree también ingenuos al decir que él estaba convencido de la “mesa servida”; 6 años pasó de vicepresidente de Correa, y éste ya se manifestó como un “ser siniestro” desde el 2007, además que la crisis económica y la corrupción era vox populi desde hace varios años.
    Cómo piensa superar la ineficiencia económica y la corrupción si sigue rodeado de ministros, asesores, superintendentes, etc, correistas serviles?.

  11. Es evidente que todos los ecuatorianos creímos que Lenin Moreno, estaría en envuelto en manos de Rafael Correa; pero vaya sorpresa… El actual mandatario nos ha cerrado la boca a muchos, lo que ha buscado es que las cosas se hagan de manera correcta y por qué esto no le parece a Correa? Está claro el que nada debe nada teme. Pero porque no ha vuelto si se supone que ha sido un presidente intachable.
    El poder y la ambición ha llevado a que perjudique a muchos ecuatorianos, pero las cosas están saliendo a la luz, causa por la que no ha vuelto a Ecuador.

  12. La disputa de Correa vs Moreno a traído varias consecuencias y opiniones en todo el pueblo ecuatoriano, ya que al momento de la elección todos creímos que Moreno sería un borrego dela dictadura anterior, sin embargo opto por un liderazgo más democrático que ayuda a todo el país, Es claro que vivimos una disputa entre estos dos personajes, uno siendo el actual Presidente de la República del Ecuador y otro siendo el ex presidente de la misma, cada cual usa todos sus métodos para atacarse y hacer quedar mal al otro pero, no olvidemos que esto solo es una novela nada más.

  13. En mi opinión, el artículo relata muy bien la situación actual en Alianza País. Es claro que Moreno quiere acabar con los estragos que dejó el gobierno de Correa. Correa retrata a Moreno de traidor, por el simple hecho de que no se dejó manipular, sin embargo, es impresionante la postura de Moreno frente a toda la crítica que recibe del ex-presidente resentido. Por otra parte es importante mencionar que Moreno se encontró con demasiada corrupción, y él hace lo que el pueblo desea y por eso tiene un alto nivel de aceptación. Sí, es verdad que no ha hecho nada de lo que prometió en su campaña política, pero es difícil con la actual situación en la que se encuentra el país.

  14. El Tema Correa vs Moreno abarca una serie de circunstancias muy confusas partiendo del simple hecho de que todos sin excepción a ninguna persona, pensamos que Moreno simplemente sería un títere de Correa en el poder, sorprendente fueron los resultados cuando se pudo notar que no fue asi, mismo hecho que hizo tachar de traidor a Moreno por parte de Correa.
    Grandes son las disputas que se manejan actualmente dentro del gobierno, pareciese ya que no existe un movimiento con tendencia a derecha o izquierda sino más bien uno inclinado a Moreno y otro correista. Es claro que vivimos una disputa entre estos dos personajes, uno siendo el actual Presidente de la República del Ecuador y otro siendo el ex presidente de la misma, cada cual usa todos sus métodos para atacarse y hacer quedar mal al otro pero, no olvidemos que esto solo es una novela nada más.

  15. Saludos José:
    Sinceramente en este momento en mi sólo existe total decepción en lo político, nuestros lideres cada vez se encargan de enterrar más las ilusiones de personas comunes y corrientes.
    Gracias.

  16. Excelente análisis, señor Hernández. Si bien Moreno ha dado pasos importantes para marcar distancias con Correa, no puede desentenderse de su responsabilidad por haber permanecido seis años como subVicepresidente; además, mantener en cargos a personajes cercanos y fieles defensores del correísmo , le resta transparencia y confianza a su discurso.

  17. Todos pensamos diferente.
    La politiqueria aplicada la vieja costumbre que es ocultar lucrar de cargos públicos para llenarse los bolsillos, cuentas alegres, bienes.
    Ahora Moreno, mantiene un 40% de sectores de la administracion, sus tentáculos siguen encrustados en segmentos importantes del poder, mineria, manejo de drogas, inteligencia, policia, parte de la justicia.

  18. Cada quien tiene su manera de pensar diferente, ya que no todos somos iguales cada ser humano es diferente por lo tanto piensan y actuan diferente por eso no debemos juzgarlo

  19. Yo sigo insistiendo…mientras Moreno siga manteniendo de una manera inexplicable a correistas en su gobierno no irá a ningún lado, el mismo se pone trabas en su gestión, no quisiera creer que sus asesores no le hagan caer en cuenta esto tan sencillo de comprender, eliminar el correismo de raíz ese es el principio no hay más….

  20. “Queridos jóvenes, la política no es mala, la han hecho mala”, por Lenin Moreno, por esta apreciación los insultos, diatriba, menosprecios, calificativos de “traidor”, por parte de vasallos facinerosos, sumisos, sanducheros y cola en funda, ovejunos gratuitos, partidarios del correato con “leyes a dedo” para atracar, perjudicando al pueblo, empresas públicas, institucionalidad corrupta, totalitarismo y represión consignada en un partido por la mitad político de los APes. Ya basta, quiénes les han dicho que han hecho política prioritaria para el beneficio de toda la sociedad? Unas cuantas obras y donaciones altruistas al apuro y revuelo, con dinero del pueblo, para distraer el despilfarro, saqueo, lleve a manos llenas, darse buena vida agarrados de la teta. La politiqueria aplicada de vieja costumbre fue ocultar lucrar de cargos públicos para llenarse los bolsillos, cajones, cuentas alegres, bienes. Sigan sacandose los cueros, despelléjense, recien empieza el ajuste de cuentas entre facinerosos. La conciencia y voluntad de un pueblo ya están libres, decide y ajusticia.

  21. Amigos: Yo pienso q ser presidente no estaba en los planes de Moreno..por eso no se preparó y se quedó gran parte de los mismos corruptos Correistas..inclusive los q siguen manejando la Economía ..Ojalá q se inaugure la justicia y no se olviden de mandar a la cárcel a Serrano,Gabrielita,Aguiñaga,y toda la zaga ovejuna de corruptos y ladrones ..hoy nuevos millonarios

  22. Excelente análisis, señor Hernández. Si bien Moreno ha dado pasos importantes para marcar distancias con Correa, no puede desentenderse de su responsabilidad por haber permanecido seis años como subVicepresidente; además, mantener en cargos a personajes cercanos y fieles defensores del correísmo , le resta transparencia y confianza a su discurso.

  23. Como siempre un análisis exacto de la situación política del pais. Me permito hacer la siguiente reflexión : tanto Moreno como Correa, están convencidos que su actuar y sobre todo su dirección es la correcta; desde el ático Correa le tilda de traidor a Moreno, y lo propio lo hace el Presidente actual. Es necesario ampliar el análisis a todo el entorno de revolucionarios y analizar que, existen traidores más putrefactos que los dos rivales. Por ejemplo, Serrano, que nació y creció políticamente de la mano de Correa, este personaje llego a controlar casi el 60% de la administración pública y género tal influencia que el mismo Correa llego a depender de este mafioso. Correa le temia, sabía de su personalidad que ansia poder, el expreso dente comentaba en secreto su criterio en contra de Jose Serrano, pero era preferible tenerlo cerca. Serrano atropello a todo quien estaba en su camino y en esta época término con su enemigo más fuerte, Glas. Ahora de la mano de Moreno, mantiene un 40% de sectores de la administracion, sus tentáculos siguen encrustados en segmentos importantes del poder, mineria, manejo de drogas, inteligencia, policia, parte de la justicia, etc. Y, lo más crítico apoya abiertamente a Moreno, TRAICIONANDO así a quien le llevo a esos niveles de influencia, CORREA. Ese corto personajero político que hoy es el Presidente de la Asamblea, gracias al movimiento de Correa, encarna lo más siniestro que puede tener un mafioso traidor. Así como el, varios otros funcionarios. Entonces, es Correa o Moreno una persona traicionera?. O, es Serrano el traidor???.

  24. Excelente retrato de los dos personajes, señor Hernández. Como “Vidas paralelas”, de Plutarco, se ve diáfanamente a través de su interesante artículo quién realmente ha traicionado al famoso “proyecto” que de tanto escuchar esta palabreja, se iba tornando en mala palabra, porque jamás definieron qué mismo era el proyecto. Obviamente, al desparramarse el descubrimiento de tantos actos corruptos, al fin pudimos establecer que el proyecto consistió en transformar a tanta gente pobre en millonarios repentinos (millonarios repentinos, frase mencionada por un periodista argentino, Clarín).

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba