Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

El capitán Ortega quiere saldar la cuenta con Correa

en La Info por

Edwin Ortega sabe que la denuncia por delito de odio que ha puesto en contra de Rafael Correa, Ricardo Patiño y otros que se obsesionaron en destruir su carrera militar y su vida personal no tiene mucho futuro. Ortega, como buen capitán de las FFAA, conoce que el Fiscal, Carlos Baca Mancheno, profesa una lealtad casi militar con su ex jefe Rafael Correa y que, según dice,  jamás lo acusará de haber ejercido “actos psicológicos de odio”, como dice en su demanda, en contra suyo. 

Sin embargo, la fe en el derecho a la resistencia que Ortega dice profesar es más fuerte y  ha presentado la demanda. Y lo ha hecho por coherencia con sus principios y porque cree que debe quedar constancia de que Correa y Patiño usaron el poder para destruirlo. Lo hicieron -dice él en una conversación con 4Pelagatos- gracias a su capacidad de atropellar la institucionalidad y las leyes militares. Y además, los dos dieron rienda suelta a su odio y perversidad para verlo fuera de la institución en la que aspiraba hacer una carrera. Su pecado fue haber sido consecuente con sus principios y con su profesión al haber respondido una carta que Correa envió a los militares por correo electrónico pasándose por alto los filtros institucionales que hay en las FFAA. Correa, en esa carta, daba explicaciones a los militares sobre su proyecto de seguridad social militar y sobre la venta de los terrenos de Los Samanes al Ministerio del Ambiente. Ortega, al ver que el Presidente envió directamente la carta, se la contestó y entonces ardió Troya.

Ese desafió a la autoridad ilimitada de Correa iniciaría, dice Ortega, una persecución implacable en la que hasta los medios públicos tuvieron un papel determinante porque se concertaron para acosarlo. Todo comenzó cuando alguien puso en redes sociales un audio grabado clandestinamente, de una conversación que él tuvo con sus superiores y en en que les informaba de la contestación que había hecho al Presidente y xpresaba su desagrado con el entonces ministro de Defensa, Ricardo Patiño. Ese audio de la declaración, que había sido hecho sin el consentimiento de Ortega, fue recogido por diario El Telégrafo, en ese entonces dirigido por Orlando Pérez  y pocos días más tarde fue utilizado por los asambleístas María Augusta Calle y Mauro Andino. Ambos salieron a pedir que se castigue por traición a la patria a Ortega.

Edwin Ortega cuenta que durante los primeros días de la controversia por su carta y el audio, tuvo el apoyo de las FFAA. En los mandos más altos existía el convencimiento de que el audio había sido hecho ilegalmente y que no había nada de malo en la carta respondida a Correa. Pero cuando esos mandos vieron que el aparato de comunicación del Gobierno (que incluía a los medios gubernamentales e incautados) al troll center en las redes sociales y los asambleístas se unían para acosarlo, las cosas empezaron a cambiar. Dos sabatinas, con cerca de una hora en cada una de ellas, llenas de insultos y amenazas en contra de Ortega también tuvieron efecto.

Aquí el PDDF de la denuncia por delito de odio en contra de Correa

Rafael Correa, a través de su ministro Patiño, hizo cambiar  los mandos en la Armada para buscar gente más funcional a sus interés de hundirlo.  Además, la Fiscalía que estaba, en ese entonces, bajo el mando de Galo Chiriboga, se sumó a la cacería. Según Ortega, cuando el correato vio que su intención no era secundada por la justicia ordinaria,decidió perseguirle mediante la justicia militar. El primer intento fue fallido pues el Consejo de Disciplina no halló elementos para castigarlo. Como Correa estaba insatisfecho con el fallo del Consejo, el entonces asesor jurídico Alexis Mera viajó a Guayaquil e interpuso una acción de protección ante Vanessa Wolf, una juez de lo civil que le dio la razón. Luego se instaló un nuevo Consejo de Disciplina con otros miembros y ahí sí se decidió sancionar a Ortega con diez días de arresto.

Ortega sostiene que Correa y Patiño alteraron todo el mando de la Armada con el fin de tener superiores funcionales para acabarlo. “Varias veces me mandaron a decir que si le pedía disculpas al Presidente y si dejaba de pronunciarme a través de las redes sociales me perdonarían todo pero eso iba en contra de mis principios. Jamás acepté hacerlo. Hubiera podido callarme, pero era morirme de muerte lenta”. Los otros seis oficiales que usaron su carta para responder a Correa no fueron sancionado porque pidieron perdón. 

Ortega tiene poca esperanza en que Correa, Patiño y los mandos de la Armada que lo persiguieron sean castigados. Si hubiese el impuso fiscal, cosa que él lo duda, quisiera llevar la notificación personalmente a Correa. ¿A su casa? “No sé la dirección y además ahí deben haber ocho gorilas que seguramente me van a impedir acercármele. Pero al menos se lo llevaré a la Embajada para dejársela ahí”.

Pero como dicen que la esperanza es lo único que no se pierde, Ortega sostiene que quizá algún día la Corte Constitucional acepte su recurso extraordinario de protección y eso le permita iniciar un juicio de repetición.

La historia de Ortega es una más, en una larga lista, de personas que vieron sus carreras profesionales y sus vidas personales destruidas por el odio y la perversidad de Correa: el coronel César Carrión y el mayor Fidel Araujo luego del levantamiento policial del 30S; el capitán Diego Peñaherrera, edecán de su esposa; Fernado Villavicencio y Cléver Jiménez por sus investigaciones a la corrupción… Y hasta Galo Lara, por sus denuncias como asambleísta. Esta vez uno de ellos ha decidido presentar una demanda por delito de odio. Lo hace para que quede registro y constancia de lo que el odio y la perversidad pueden producir en manos de un gobernante cuyo poder no tiene límites.

27 Comments

  1. Fuerza y Valentia capitán Ortega, por ser un hombre de honor que defiende con su uniforme a la patria, y que en uso de su derecho respondio en forma Etica y Moral al mediocre de Corea.

  2. La justicia es para todos siempre y cuando sea neutral eso es lo que buscamos cada persona que la justicia sea parcial y justa para todos sim importar raza religion etc.

  3. no hay peor lucha que la que no se hace, adelante capitán Ortega necesitamos en éste mundo mas personas como usted, exigiendo justicia y reclamando sus derechos

  4. Saludos capitán Ortega, por ser un hombre de honor que se enfrentó al socio-psicópata neurona un octavo de correa, guía de los “unineurona”. Ya es hora que el depredador de correa vaya a la jaula y no salga por tanto daño causado a mi patria y sus familias.

  5. Si desde la Cúpula militar hasta el más modesto de los conscriptos serían “Capitán Ortega”, nuestras Fuerzas Armadas no habrían perdido el concepto de HONOR que se ha venido a menos por una cantidad enorme de oficiales de todo rango que se acobardaron ante el dictadorzuelo y se convirtieron en esbirros incondicionales, repito: Oficiales de todo rango y jerarquía.
    Felicitaciones SEÑOR Capitán Edwin Ortega por ser un soldado de honor, valiente y de principios inclaudicables.

  6. Adelante con la lucha Capitán Ortega, la dignidad es superlativa y no obedece a rangos o reglamentos, es la más grande y pura virtud y tiene que ser defendida frente a toda agresión u ofensa, actual o pasada, no prescribe jamás.
    A Luis unineurona, que no vomite en ésta columna, que lo haga en la shyris , en la vereda de los retrasados mentales.

  7. Lastimosamente Martín, toda tiranía autoritaria genera indefectiblemente un mar de cobardes. Gente del común que se cuida de no hacer ni decir nada contra el régimen para no ser encarcelado, denostado, insultado, señalado o afectado de cualquier manera. El 99% del pueblo cubano y el 80% del venezolano caen en esa denominación. En este país el porcentaje en su momento también fue masivo. Cobardes que forjan una imagen de quietud y bienestar a nivel internacional cuando en realidad se vive un infierno. En contraposición hay un sector totalmente minúsculo de la población que no tuvo miedo y espetó verdades cuando las tuvo que decir y lo pagaron con persecución, insultos, multas exorbitantes y cárcel ; en este grupo están una lista de valientes que serán o ya son parte del grupo de próceres en la lucha contra el peor y más asqueroso gobierno de la historia del Ecuador, en esa lista están nombres como César Carrión, Emilio Palacio, Jorge Ortiz, Edwin Ortega, Fernando Villavicencio, Martín Pallares, Cléver Jiménez, Janet Hinostroza, José Hernández, Roberto Aguilar, Martha Roldós, el pajarito Febres Cordero, César Montúfar y muchos nombres más que merecen pasar a la historia como pasaron los próceres de la independencia y la masacre del 2 de agosto. El problema reside en que los valientes son pocos. TODOS los que alguna vez fueron insultados, perseguidos o perjudicados de alguna manera por este nefasto gobierno corrupto regido por resentidos psicópatas, que somos todo el pueblo ecuatoriano en conjunto con excepción claro está, de los traidores a la Patria que melaron y se enriquecieron aprovechando su adhesión al grupo de poder cual moscas que medran al estiércol y otro grupo desgraciadamente numeroso de resentidos y débiles mentales que sin haber recibido dinero sucio, por su bajo coeficiente intelectual, todavía defienden a semejante paradigma del vómito, deberíamos demandar por odio, todos en conjunto, a este individuo de Correa que desde el principio hasta el final de estos 10 tenebrosos años actuó siempre por odio, odio al que trabaja, odio al que se esfuerza, odio al que estudia, odio al que sale adelante, odio al que gana plata honestamente, odio al empresario correcto, odio a los periodistas, odio a la clase media, odio al que dice la verdad, odio al que se atrevió a decirle algo, odio al que protesta y para resumir, odio hacia todos los que no compartan su mentalidad resentida, cobarde y de hampón. Éste gárgola del odio debería tener diez millones de demandas por odio y no sólo la del capitán Ortega.

  8. La lista es enorme… En el sistema educativo existía el subsistema de Supervisión Educativa, cuya misión fue la asesoría pedagógica, el seguimiento y la evaluación de los fines y objetivos educativos; así como el control al cumplimiento de las leyes y reglamentos que rigen el sistema educativo. Raúl Vallejo y sus sonámbulos concibieron el bodrio llamada la LOEI, Glria Vidal la promulgó; y el iluminado de Augusto Espinosa la aplicó para destruir el sistema educativo. Cambiaron Supervisión Educativa por Asesoría y Auditoría y a la calle más cuatrocientos supervisores, muchos con más de 20 años de experiencia, en todos los niveles y con títulos de cuarto nivel. Luego, en los flamantes distritos pusieron a colectores, secretarias, ingenieros, arquitectos, realicen las visitas pedagógicas a los planteles educativas. El detonante fue que los supervisores de educación se negaron a entregar el dinero y a asistir a la sabatina del 15 de noviembre del 2014, en Samanes, Guayaquil. A la semana llegó la orden de preparar los documentos porque iban a aplicar la supresión de puestos. Lo mismo hicieron con la s Fuerzas Armadas estos seudo revolucionarios. Hay que juzgarlos con severidad.

  9. Sumemos a la larga lista los funcionarios a quienes compraron la “renuncia voluntaria” por que no compartían la visión de la revolución, los jubilados que no compartían la revolución, los que tenemos más de 40 años que no compartimos con la visión de la revolución. La lista es inmensa y no tiene rostros visibles, pero el desempleo, el hambre y de desesperanza esta en la mayoría de ecuatorianos a quienes estos pillos nos quitaron futuro.

  10. El capitan Ortega es otro claro ejemplo de que la peor desgracia que le pudo pasar al ecuador fue que nos gobierne un resentido social como correa y lo peor de todo rodeado de gente igual o peor que el, alli estan los patiño, los mera, los chiriboga y todo ese ejercito de borregos ciegos que aun lo defienden en la asamblea.

  11. Puro fanático aquí. Ese señor como todo subordinado, no puede contestar de esa forma, esa respuesta es tan ofensiva que fue sancionada como se merece. Alguien sabe cómo funciona las fuerzas armadas?

    • Queda claro que ud no !!
      Fue tan evidente que cambiaron toda una cupula para salirse con la suya como probado que el cornudo siempre es el ultimo en despavilar. Hay que ser mas exigentes con uno mismo y exigir descencia y hombria de bien… hay que sacarse las manos de los ojos y ver bien, que es obligación ciudadana

  12. TOTALMENTE DE ACUERDO CON UD. DON MARTÍN CUANDO DICE QUE CORREA ESTÁ INVESTIDO DE ODIO Y PERVERSIDAD PERO ES MUCHO PEOR CUANDO “ESAS CUALIDADES DE LA PERSONALIDAD DE CORREA” SE JUNTAN CON SU ESTUPIDEZ Y, ADEMÁS, SON APLAUDIDAS POR UNA HORDA DE ADULADORES BENEFICIARIOS DE LA CORRUPCIÓN INCONTROLADA.

  13. Lo peor de todo es como se vendieron estos sinverguenzas superiores (jerarquicamente porque moralmente son MUY pero MUY inferiores al Coronel Ortega) del Coronel Ortega al mitomano en su afan de vengarse de quien oso contestarle un correo electronico.
    Estos militares que se vendieron, ya debian haber puesto su solicitud de disponibilidad previa a su baja de la institucion ala que pertenecen. Pro no, aun despues de que el enfermo de correa salio, siguen medrando de los fondos del pueblo. Deben salir de la institucion (Ejercito, Marina o Aviacion) y correr a seguir lamiendo a correa que para eso resultaron ser buenos. No deben seguir en los puestos que hoy estan ya que fueron INJUSTAMENTE colocados alli y aun asi, alli permanecen como sinverguenzas que lo son!!!!!!!!!!!! Me pregunto, que haran en caso de conflicto belico por mantenerse vivos? Acaso traicionaran a la Patria? Si ya lo hicieron una vez, que facil les resultaria repetir una traicion!!!!!!!!!!

  14. Cuando leí el e-mail respuesta a la carta del ex presidente no encontré razón para calificar al Apitan Ortega como indisciplinado, peor aun que podía merecer algún castigo, al contrario vi en ese escrito a un hombre de principios que estaba dando en ese momento una lección a sus compañeros,…….. porque pedir perdón?……. Me sorprendió ver como le dejaron solo,… sin embargo me acordé que hay en la historia mucha ingratitud para los hombres de principios peor cuando se dirigen a los soberbios o empoderados…. Pero siempre es una satisfacción hacer lo que se cree se debe hacer. Bien por usted CPCB Ortega, no desmaye ..en el camino encontrará muy a menudo a Iscariotes asechandolo.

  15. Muy bien capitán. El orgullo sano debe prevalecer y esos miserables algún día deben pagar por todo el daño que han hecho a nuestro pueblo. Y a sus jefes que se dejaron intimidar y acolitar tanta vergüenza dejando al lado el orgullo militar indómito

  16. Ojalá hubiese más cantidad de militares valientes y realmente patriotas como este capitán, porque otra de las instituciones afectadas por el correismo han sido sin duda las Fuerzas Armadas, a tal punto que vieron y siguen viendo como se acaba con el país y no hacen nada. En la historia de movimientos libertarios en el Ecuador los militares se hicieron presentes, pero ahora ante tanto inepto y corrupto que siguen en el gobierno y otras instituciones… nada, bien gracias.

  17. tanto odio y rencor destilado por correa en tantos años volvió más violenta a la sociedad, los niños en las escuelas todo lo resuelven a puñete con insulto, gran ejemplo de este perverso presidente que tuvimos… ya la justicia divina seguro lo alcanzará, primero, por que la de los hombres aquí todavía lo encubre…

  18. Felicitaciones CAP. Ortega por esa respuesta de un soldado de la patria con dignidad, para desenmascarar al mitómano y su gallada. Esperemos que el fiscal se bañe de dignidad y actúe contra estos actos de odio y discriminación implantados en todas las instituciones públicas y que hasta la presente fecha el actual Presidente no ha sido capaz de eliminar, al mantener en la parte directiva de las instituciones públicas a los correistas causantes de la perdida de institucionalidad de las mismas.

  19. En otra época de seguro el agraviado y perseguido Capitán lo desafiaba a un duelo de honor por intermedio de sus padrinos.
    Corriendo el riesgo de que el desafiado contestara por intermedio de sus madrinas que las armas que elegía serían carteras y pañuelos bordados.

  20. El Capitán Ortega y otros perseguidos por Correa tienen ganado sus lugares en la historia. Igualmente el perseguidor pero no como héroe sino como lo que es.

  21. Este perverso que goberno nuestro pais, se sentía realmente un todopoderoso, que no permitia que sus gobernados, osea el pueblo ni siquiera le levanten la mirada. Pueblo hermano merecemos que un troglodita nos haya tratado asi, y que en sus planes futuros siga queriendo tratarnos de ese modo y peor. Por favor se acabo hace siglos la esclavitud porque se rebajan y continuan respaldando este irrespeto; si al contrario pueblos progresistas eligen mandatarios para que ellos nos sirvan con ejemplos con entrega con justicia. Nunca vuelvan ni siquiera a pensar en dar el voto a un satanas sabandija como este especimen. Nunca mas!!! Recapaciten por amor al creador!!!

  22. Muy bien Capitán Ortega. Aplausos. Solo le pido pagar con el mismo látigo, al al mismisimo látigo correa.
    A esa gente indeseable solo se le habla con la misma arma, de frente y sin la protección de los miles de los burros pie que le secundaban

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba