3. La herencia de la década: los altísimos

en El Humor/La herencia de la década/La Info/Textos por

El Ecuador no ha tenido presidente más grande que Rafael Correa (1.83 m).
Ni dicha más grande que verlo partir a Bélgica (a 9646 km).

Los sicarios de tinta

Uno de los tantos legados que nos dejaron los antiguos griegos es el canon estético de rasgos simétricos,que se refiere a la proporción matemática del cuerpo humano consistente en medir y proporcionar el largo del cuerpo en 7 cabezas y media (según el canon de Lisipo). Este método lo utilizan hasta la actualidad, los artistas, dibujantes, docentes y academias que ejercitan y enseñan el trazo de la figura humana. Claro que este canon es solo referencial porque con tantas deformidades que todos tenemos en el cuerpo, (salvo los de la revolución), sería imposible encontrar la belleza y perfección de las antiguas estatuas griegas.

En Ecuador, como no podía ser de otra manera, los hermanos Alvarado no se quedaron atrás y crearon (con sobreprecio y sin licitación, desde luego), el CANON GULLIVERIANO DE LA BELLEZA REVOLUCIONARIA, que consiste en la división matemática del cuerpo en 7 zapatos y medio (que es lo que mide, cuan largo, el cuerpo de Rafael). Entonces, al aplicar el canon, empezaron a comparar las proporciones y dimensiones de su jefe con los corruptos y mediocres opositores periodistas, y se dieron cuenta de que nadie estaba a su altura.

Empezaron con Jorge Ortíz y Carlos Vera y como no le llegaban ni a los talones, los mandaron a hacer el casting para los Pitufos. Luego se arriesgaron con sicarios de tinta de la talla de Palacio, Calderón, Zurita, Hernández, Aguilar; pero igual, el más grande de ellos, no llegaba ni al hombro del Jefe. Ni hablar de la vergüenza que pasaron los diminutos Oquendo y Rosero y las diminutivas Gordita Horrorosa y la Coloradita.

A Bonil lo encontraron tremendamente desproporcionado, casi una caricatura. Su audacia de competir con el genial humor del altísimo, le costó una demanda en la Supercom.

Crudo Ecuador también se presentó al casting y tampoco aprobó. Pero tuvo suerte porque, en compensación, le enviaron un ramo de flores y un ejército de troles.

Al activista Villavicencio, como no pudieron detener su actividad volcánica, terminaron imponiéndole un brazalete de control electrónico, pero en el pie –no en el cerebro– como a la prensa oficial.

Entonces, llenos de cólera porque toda la prensa libre era un bonsái para la revolución, no les tocó otra que demandar a unos por su baja estatura moral y escarmentar a otros por su escasa talla mental, utilizando para el efecto a un tal Ochoa y una Ley que pretendía no solo educar, sino también adiestrar, vacunar y desparasitar a toda la raza periodística.

Al no haber en el Ecuador alguien con quien cotejar la grandeza del altísimo, quisieron dar un giro específico al negocio. Por eso, estuvieron a punto de traer, (con sobreprecio y sin licitación), al mismísimo Narciso, aquel bello personaje de la mitología, cuyo perfil griego hacía suspirar a la ninfa Eco y temblar de celos a Hera. Este personaje era el único que podría competir en talla y hermosura, ya que el jefe, (al igual que Narciso), hacía y hace suspirar a las ninfas: Gabriela, Soledad, Marcela, Doris, y delirar a las demás pilastras, adonises, morfeos y cariátides de la revolución. Nuestro altísimo, al no hallar con quién competir, tenía que alegrar sus tardes viendo reflejada su propia imagen en las cristalinas fuentes de Carondelet; siempre rodeado de un séquito de eunucos de cuerpo (algunos), y de alma, (otros).

El único que estuvo a la altura (y hasta sobrepasó al altísimo), fue el pelagato Martín Pallares (1.85 m) y por eso fue absuelto; pero con el compromiso y la condición de que si algún día (ojalá muy lejano), los gigantes retornan al poder, ocupará la celda y el lugar de Jorge Glas en la cárcel 4; (no incluyen los guardaespaldas ni su fortuna). El evento será publicitado hasta el cansancio en cadena nacional de radio y televisión y desde ya se advierte que Ochoa no permitirá el ingreso de cloacas con antenas.

El altísimo en talla y los altísimos en fortuna estuvieron a punto de cambiar a patadas la manera de pensar e informar del país, hasta que Lenín, (el traidor Efialtes), se cruzó en su camino y cambió la suerte del circo; tanto, que hasta les crecieron los enanos de la prensa oficial.

Como todo en la vida se acaba y no es posible soportar tanta belleza. Los encumbrados hermanos Alvarado y su altísimo llegaron demasiado lejos; tanto, que no se dieron cuenta de que las alturas que alcanzaron se volvió un precipicio. Y al bajar a nuestro nivel, el altísimo ha copado nuevamente las primeras páginas de los diarios, pero esta vez se lo ve dando el pecho a las balas, sean estas de codorniz, paloma, gallina, o avestruz.

Próximo capítulo: los pelucones.

13 Comments

  1. Brutal prosa. Escrito con humor para poderlo pasar. Las dos primeras frases lo resumen todo.
    Me quito el sombrero a este estilo de periodismo de daga afilada, por la espalda, y entre las costillas.

  2. El pueblo luego de la consulta exigiremos la devolución de lo robado y carcel para estos pillastres por qué es peculado junto con el jefe de la banda de 1.84

  3. EL GRANDOTE Y “MUDO VIVO” NO HA SIDO TAN BRILLANTE, EL PAIS ESTA CORRUPTO Y ENDEUDADO HASTA LOS HUESOS, POBRES LAS GENERACIONES SIGUIENTES A PAGAR LA PLATA QUE SE HAN ROBADO ESTOS LADRONES.

  4. Sugiero que debe tocarse el fondo del asunto, el pan y circo es de la época romana: hay que hablar del destrozo de las oportunidades de desarrollo del país al caricaturizar la planificación llevándola a construir un país virtual e inexitoso; de desarticular la estructura orgánica funcional del país llevándolo a ser una estado de papel sin deberes y derechos de los ciudadanos; de la desnaturalización de la academia llevándola a la mediocridad de la copia y replica de absurdos; de la tergiversación de la verdad confundiendola con la mentira mediante el arte de la repetición; de la afirmación de la injusticia e inmoralidad a través de las cortes y tribunales de justicia; de la tergiversación de los valores de convivencia humana por amor al dinero y fortuna mal habida; etc.

  5. Muy bien hecha la descripción del Narcisismo del UNICO ILUMINADO que ha tenido la patria en toda su vida republicana. Claro iluminado para hacera las cosas ocultas muy bien hechas con leyes, portales y todo….
    – Todo en esta vida se acaba..
    – No hay mal que dure 100 años, ni cuerpo qu lo resista..
    – Todo se paga en esta vida…
    Ahora a esta gallada habra que verlos donde deben estar: tras las rejas..

  6. Genial felicitaciones por su creatividad y por entretenernos con su narrativas satírica, que se fundamentan en la pura y neta verdad. 👽👽

  7. Muy bien Marcelo, tiene buena sal para satirizar a los corruptos correístas y siempre basándose en verdades, siga adelante y escriba para reírnos de estos cínicos que se rieron de nosotros durante 10 años y se llevaron nuestra plata.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*