Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Tag archive

Agresión a Carlos Pareja Cordero

¿Los atacados por Correa tienen Derechos Humanos?

en La Info por

Carlos Pareja Cordero es un hombre conocido para Rafael Correa. Hasta en la más reciente sabatina, se refirió a él –y se acompañó de un video, hecho por su servicio de propaganda– como el jefe de las mafias en Petroecuador. No es la primera vez que lo hace y se supone –porque esto lo tendría que sentenciar un juez independiente– que el gobierno tiene las pruebas de lo que afirma.

Pues bien: Carlos Pareja Cordero se refugió en Perú y estaba tramitando sus papeles de refugiado y fue detenido. Ahora circulan fotografías en las cuales se le ve brutalmente agredido. En un video, que también circula en redes, él asegura que los autores de esta agresión fueron policías ecuatorianos en Perú. El Ministerio del Interior había dado cuenta de una colaboración estrecha con la policía peruana para su captura; versión que la policía peruana se apresuró a desmentir.

Como quiera que sea, es inaudito que un ciudadano que estaba en perfectas condiciones físicas caiga en manos de la policía peruana (y según Pareja Cordero también de la ecuatoriana) y aparezca en el estado que se observa en las fotografías. Si ese ciudadano debe cuentas a la Justicia (posibilidad que él descarta), el Estado tiene derecho y facultad para pedírselas. Pero violentar su integridad física es un atentado claro a los Derechos Humanos y la Cancillería, que debe velar por la vida y respeto de todos los ecuatorianos en el mundo, no ha hecho gestiones sobre el particular. Le debe una explicación a los ciudadanos.

4Pelagatos condena cualquier atentado a los Derechos Humanos venga de donde venga. Hoy lo hace con la misma fuerza con que periodistas que están en este sitio condenaron, en el pasado, los atentados a los Derechos Humanos, perpetrados por el gobierno de Febres Cordero, contra ciudadanos presos, tras haberse levantado en armas contra el Estado.

Ningún ropaje ideológico puede socapar o aupar conductas contrarias al respeto íntegro que merecen las personas. Sus eventuales o presuntos delitos deben ser conocidos por jueces probos en juicios que aseguren a las partes el debido proceso.

Lo que pasa con Carlos Pareja Cordero es aún más grave porque el presidente Correa no puede negar que lo convirtió en blanco de acusaciones y señalamientos, con fines abiertamente políticos, sin que un juez haya procesado ese caso.

Ir Arriba