Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Tag archive

Carlos Baca Mancheno

Fiscal: por aquí hay corruptos y no son los tuiteros

en La Info por

Para Ecuador es un orgullo tener una Fiscalía General de la Nación tan eficiente: así lo deben pensar sus responsables que ahora investigan lo que escriben los ciudadanos o lo periodistas en sus cuentas personales en las redes sociales. Ejemplo: el tuit de Luis Eduardo Vivanco en el cual la Fiscalía ya tiene un expediente de 140 páginas. ¡Qué fecunda!

4Pelagatos, en atención a la falta de trabajo que hay, al parecer, en esa dependencia, se permite publicar una lista (reducida y apenas representativa) de los escándalos que Galo Chiriboga y Washington Pesantez no resolvieron. De algunos ni siquiera debe haber expediente en la Fiscalía. Esta colaboración es desinteresada y en ella solo hace referencia escuetamente a los casos (así se evitan confusiones como aquella, ya tradicional, de no investigar las denuncias y perseguir a los mensajeros.)

Esta lista (extraída de las redes, periódicos e investigaciones pelagatas), muestra que Carlos Baca Mancheno, nuevo Fiscal, tiene un trabajo monumental por delante. Centenares de casos en los cuales el Estado y el país han perdido miles de millones de dólares. Esto quizá lo incite a meterse con los corruptos y a pedir a sus fiscales que dejen en paz a los tuiteros. Bajo esta premisa, 4Pelagatos invita a los ciudadanos a sugerir casos para que la Fiscalía investigue. Se trata de dar trabajo a estos ardientes funcionarios que, por culpa de malas jefaturas, están persiguiendo tuiteros en vez de perseguir corruptos. Nadie duda de que en ese ejercicio pueden surgir grandes escritores (¡140 páginas por 45 caracteres es una proeza!), pero la Fiscalía no es un taller de escritura. A menos de que le cambien de nombre.

Estas son sugerencias para investigar que la Fiscalía, faltaba más, puede naturalmente tamizar.

Pativideos, narcovalija, El Gran hermano, El Comecheques, Sobreprecios en el Ministerio de Deportes, Caso de las ambulancias y la ministra Chang, Palo Azul, Chevron, Petrochina, EQ2, Los helicópteros Dhruv, Los armeros de Chimbo, El Aromo, Invermun, Cuarto Puente en Babahoyo, Rodrigo Aucay, Venta de granola por Nutrival en el MIESS, Manejo de Gamavisión y los otros canales, Visas para extranjeros (hermano de Marcela Aguinaga), Avionetas mexicanas en Ecuador, Médicos cubanos, Medicinas expiradas, Senaim y sus millones para espiar a los ciudadanos, Manejo y quiebra de las empresas incautadas a los Isaías, Dayuma, Cocinas de Inducción, Avanza, partido armado en el IESS, Títulos de Glas, Cofiec, Pedro Delgado, El CNE y las firmas falsas,  Venta del Pacific National Bank, Marcas públicas registradas por funcionarios AP, Cosurca, Chauvin, Casos chalecos y Ricardo Antón, Venta La Clementina y droga incautada, Chuky Seven, Caso Roberto Cuero, Asalto a la revista Vanguardia, Radares chinos, Tecnistamp y los informes policíacos, Acuerdos con Pdvsa, Ares Rights, Cheque cervecero, Vialmesa, Mcsquared, Coca Codo, Caso Daisy Espinel, Caso Marún (carreteras millonarias), Eica, Senagua, Visados chinos, Pistolas Glock, Vielmesa, Camilo Samán y la CFN, Irina Cabezas, Paco Velasco, Estudiantes Colegio Mejía, Los 10 de Luluncoto, Allanamiento a la casa de Fernando Villavicencio, violación a la oficina de Clever Jiménez, Monte Sinai, La Trinitaria, Coronel Carrión, Francisco Endara, Galo Lara, mayor Fidel Araujo, Fernando Balda, Persecución a la Comisión de la Verdad, Guadalupe Llori, Emilio Palacio, caso Froilán Jiménez, Jorge Gabela, José Tendetza, Bosco Wisuma, Edificio Unasur, Tráfico de influencias en el Sercop, Aeropuerto de Tena, Instituto Nacional de Investigaciones Gerontológicas en Vilcabamba, Pases policiales, Multipropósitos Baba, Parque los Samanes, Refinería del Pacífico, Peculado en el Miduvi, Aeropuerto de Santa Rosa, Pago por frecuencias, Manejo del Biess, Yachay, Lenín Moreno en Ginebra, Manejo de la deuda con China, Uso del avión presidencial, Manejo del Banco Central, Repotenciación de la refinería de Esmeraldas, Contratos con la China, Los nuevos ricos del Ecuador… Ah, y el caso Odebrecht.
Hay muchos más casos de posible corrupción que deben ser investigados. Pero, bueno, el fiscal Baca Mancheno acaba de llegar y no cabe exagerar.

Foto: El Telégrafo 

¿Saben quién es el ojo derecho de la Justicia?

en Caricaturas/El Humor/La Info por

Galo Chiriboga se confiesa: en el país no importa quién es Fiscal o Presidente de la judicatura: el patrón, como en esas ligas de oscuros intereses, siempre es el mismo. Por eso importa poco si el Fiscal es él o Carlos Baca Macheno… En el fondo, el ojo derecho de la Justicia siempre es el mismo. El innombrable. Chamorro lo sabe que se limitó a colocar por ahí su fotografía. En un lugar donde todo lo tiene al ojo…

Sigue leyendo

Un asesor de Correa trabajó para salvar a Capaya

en La Info por

Carlos Baca Mancheno es asesor del presidente Rafael Correa y uno de sus hombres más incondicionales y cercanos. Desde el jueves 12 de enero es, además, el candidato del Gobierno para ser el próximo fiscal general de la Nación en reemplazo de Galo Chiriboga.

Entre las tareas que tuvo Baca Mancheno como asesor presidencial hubo una muy importante: interceder ante los asambleístas de gobierno para proteger a Carlos Pareja Yannuzzelli, Capaya, en la Asamblea Nacional. A Capaya, ahora prófugo, un grupo de asambleístas de Gobierno lo habían sometido, el 8 de junio, a un intenso interrogatorio durante una comparecencia a la Comisión de Justicia. Capaya había salido de ella muy mal parado porque no había sido capaz de justificar su patrimonio; en especial una casa suya en Samborondón. Además fue puesto en evidencia mintiendo sobre su participación en los actos de corrupción en Petroecuador, motivo por el cual había sido convocado a esa sesión.

Baca Mancheno, según información a la que tuvo acceso 4Pelagatos, estuvo encargado de tratar de bajar las aguas en la Asamblea para que Pareja no saliera aún más perjudicado y perseguido. Durante al menos una reunión y a través de mensajes enviados por distintos medios, Baca Mancheno pidió a los asambleístas que bajen el tono en las investigaciones en contra de Pareja por el caso de los Panama Papers y Petroecuador.  El asesor, además, sostuvo que era más conveniente para los intereses del gobierno que las investigaciones sobre los Panama Papers que se desarrollaban en la Asamblea se enfoquen más en los casos de personas independientes que en los casos de funcionarios públicos. Una joya.

Esta versión encaja con lo que el diputado Cristhian Viteri, recientemente expulsado de Alianza País, dijo a El Universo  el 4 de enero en una entrevista. Ahí, Viteri aseguró que un asesor de la Presidencia, que en ese entonces iba a candidatizarse para ser el nuevo Fiscal, había intercedido por Capaya pidiendo a los asambleístas que bajen el tono en las investigaciones. Viteri se encuentra, según se ve en su cuenta de Twitter, de viaje en Brasil.

“Hubo un asesor de la Presidencia que en el bloque nos pidió que no hagamos público el tema de los servidores públicos, que nos enfoquemos en el tema de los Panama Papers en los privados”, dijo Viteri a El Universo. Él había  ofrecido identificar con nombres y apellidos al asesor de marras una vez que haya inscrito su candidatura para ser el próximo fiscal.  “Yo voy a revelar el nombre el día en que se inscriba para candidato a fiscal general”. Viteri no lo ha hecho aún a pesar de que Baca Mancheno inscribió su candidatura el 12 de enero.

Cristhian Viteri fue expulsado de Alianza País por pedido de Rafael Correa quien lo acusó de traidor por no haber votado a favor de la Ley de Plusvalía. El asambleísta nunca creyó que su expulsión se debiera a la Ley de Plusvalía sino a su negativa de dejar de investigar a Petroecuador y Capaya como le había pedido el enviado del Presidente. “Yo creo que eso ha sido por haber destapado la gravísima corrupción de Petroecuador -dijo en la misma entrevista- la verdadera razón de mi expulsión”.

La versión sobre la intervención de Baca Mancheno para que los asambleístas de País bajen el tono de la investigación a Petroecuador encaja, además, en lo que se dice en uno de los correos que intercambiaron Capaya y el presidente Rafael Correa el 13 de junio y que fueron publicados la tarde del miércoles 8 de febrero por el propio Correa. Los publicó en su cuenta de Twitter para luego borrarlo una vez y volverlos a colocar cuando se percató del escándalo que se estaba armando en esa red social cuando desapareció su tuit.

Leer aquí la nota sobre la metedura de pata de Correa

En los correos del 13 de junio (validados por Correa el momento en que los puso en su cuenta) se ve que Pareja pide al Presidente que le ayude en la Asamblea porque teme que lo vayan a meter preso; un hecho que daba por seguro  luego del mal momento que pasó en la Comisión de Justicia. “La Asamblea no te puede meter preso, y no veo por qué. En eso tienes todo mi respaldo”, le responde Correa ante su tono suplicante: “te suplico que me ayudes, mi familia ya no da más. Me van a llamar otra vez a la Asamblea. Todos dicen que ya no tengo tu respaldo”. Y agrega: “el asambleísta Cristian Viteri es quien maneja todos estos hilos. Si es así, es cuestión de días para que me metan preso”.

Tras la traumática presentación en la Asamblea el 8 de junio, Capaya no fue llamado a comparecer de nuevo. Aparentemente la intervención de Baca Mancheno rindió frutos. ¿Será que su postulación a la Fiscalía está vinculada con todos estos hechos? Además, el pedido de Capaya a Correa para que le ayude a que interceda para que la Asamblea no lo llame nuevamente porque iría preso tiene sentido.  Él necesitaba de un operador político. No hay que olvidar que en una entrevista que el asambleísta Viteri dio a Focus, contó que en la comparecencia ante la Comisión de Justicia, quedó claro que había mentido y cometido irregularidades y que esos asambleístas decidieron pedir a las autoridades que lo metan preso. “Luego de esto, los de la Comisión de Justicia entramos a la oficina del presidente de la Comisión, Mauro Andino y le dijimos: ‘este señor debe ser detenido en este momento. Se habló con las autoridades”, recuerda Viteri.

Es evidente que a pesar de que los asambleístas consideraban que había motivos suficientes para que Pareja sea involucrado en el caso por la Fiscalía y detenido, no se hizo nada para evitar que saliera del país como, en efecto, lo hizo el 28 de septiembre. El fiscal Galo Chiriboga recién el 6 de octubre reconoció que Pareja había salido a España el 28 de septiembre. Es decir, cinco días antes de que la Fiscalía pidiera que sea vinculado al caso de los sobreprecios en Petroecuador. Según Chiriboga, hasta ese día no había los elementos suficientes que determinaran su participación en este caso.

Todo esto permite pensar que hubo todo un operativo articulado en el alto gobierno para evitar que Capaya sea detenido antes de que pusiera sus pies en polvorosa. Se neutralizaron los intentos de los asambleístas por hacerlo detener. Se evitó que se lo volviera a llamar a la Asamblea, como pidió Capaya a Correa con la gestión de Baca Mancheno. La Fiscalía tomó su tiempo para iniciar el proceso en su contra a pesar de que los asambleístas de Alianza País lo habían pedido. Habría que añadir que el propio Capaya, en uno de sus #Capayaleaks, ha dicho que su decisión de salir del país la tomó luego de haber recibido una llamada de Chiriboga el 26 de septiembre. La Fiscalía lo ha negado y ha dicho que existe un reporte de Movistar en el que se señala que ese día el celular de Capaya no registró ni una sola llamada entrante. Capaya se mofó diciendo que que era imposible que en todo el día no hubiera recibido llamada alguna: “hasta el Llanero Solitario tiene a su Indio Toro”.

Las revelaciones hechas durante los últimos días, todas aparecidas en filtraciones o por la metedura de pata de Rafael Correa, hacen pensar que si Carlos Pareja Yannuzzelli logró mantenerse a salvo hasta que pudo salir del país, fue gracias a una confluencia de factores inducidos por la Fiscalía, la Asamblea y Carondelet. En ese operativo tuvo una destacadísima actuación el asesor presidencial Carlos Baca Mancheno, quien hace méritos, como se ve, para ser el nuevo Fiscal.

Baca Mancheno: un porrista del correísmo para la Fiscalía

en La Info por

Si lo que se buscaba es que el próximo Fiscal de la Nación sea aún más incondicional y obsecuente con el correísmo que Galo Chiriboga, difícilmente se pudo haber pensado en una mejor opción que la de Carlos Baca Mancheno, quien hace pocos días presentó su postulación al cargo ante el Consejo de Participación Ciudadana.

Si Galo Chiriboga asumió el cargo de Fiscal rodeado de dudas y protestas por haber tenido una relación personal muy cercana a Rafael Correa (tienen parientes en común y fue su abogado personal), en el caso de Baca Mancheno la cercanía con Correa no solo es un asunto personal sino que se basa en su adhesión incondicional, entusiasta y hasta frenética a todo lo que significa la revolución ciudadana. Que Baca Mancheno sea Fiscal, bajo el auspicio del gobierno de Correa, es algo así como que la dirigencia del Barcelona de Guayaquil haga designar como árbitro para el siguiente clásico con Emelec al director de la Sur Oscura.

¿Qué tiene de extraño que el próximo Fiscal sea cercano al correísmo si Correa ya deja el poder? Sencillo: los próximos cinco años el fiscal será el funcionario encargado de llevar adelante los procesos judiciales por delitos pesquisables de oficio. En pocas palabras, el próximo fiscal será fundamental para cubrir la retirada de los funcionarios correístas que habrán dejado el poder. Quien vaya a ocupar la Fiscalía (al igual que la Contraloría a la que está postulado una vez más otra emblemática figura del correísmo: Carlos Pólit) será clave en el post correísmo.

En ese esquema difícilmente podría caber mejor la figura de Carlos Baca Mancheno, quien hasta noviembre del 2016 constaba en los roles de la Presidencia como Consejero de Gobierno, uno de los cargos de mayor importancia en la Presidencia. Desde allí se ha encargado de defender incondicionalmente al correísmo en cuanto foro ha sido invitado. Además, según comentan fuentes cercanas a Carondelet, fue el encargado de ayudar en el proceso de recolección de firmas de Pamela Aguirre, para que Correa se postule otra vez a la Presidencia.

Para concluir que Carlos Baca Mancheno no guardará independencia y objetividad frente a los 10 años de correísmo, no basta con el hecho de que haya sido hasta estos días uno de los asesores de más alto rango en la Presidencia, con cargo de Consejero de Gobierno y con  sueldo mensual de 5 009 dólares: ha tenido, sobre todo, un largo y ferviente compromiso con el gobierno de Correa desde la Asamblea Constituyente donde fue asesor de César Rodríguez. Ha sido, durante estos 10 años, mucho más que un convencido funcionario correísta porque su conducta corresponde, más bien, a la de un fanático o un soldado de la revolución.

Luego de haber estado en la Asamblea Constituyente fue asesor del Ministerio del Interior donde tuvo un papel fundamental en el proceso para dar de baja al coronel César Carrión. Él estuvo preso durante 6 meses por haber sido acusado por Rafael Correa de intento de magnicidio durante la sublevación policial del 30S. Carrión sería declarado inocente por falta de pruebas, a pesar de que su carrera profesional se destruyó y pasó seis meses en la cárcel.

La historia de la relación de Baca Mancheno con Carondelet no queda ahí. En el 2010 fue nombrado, bajo los auspicios del Gobierno, como Vicepresidente de la Comisión de Selección del Consejo Nacional Electoral, encargada del concurso de selección de los entonces vocales del organismo. Esa comisión fue criticada por haber desechado todas las impugnaciones presentadas por los candidatos y haber adelantado en un mes su posesión.

Otro episodio en la vida de Carlos Baca Mancheno permite tener una idea sobre su nivel de adhesión incondicional no solo al proceso de la revolución ciudadana sino a sus ideas más tóxicas y antidemocráticas: fue el encargado de entregar ante el Tribunal Contencioso Electoral la documentación para que ese organismo sancione a la revista Vistazo por haber violado el silencio electoral con su editorial “Un no rotundo”, publicado poco antes de la consulta electoral del 2011. Baca Mancheno actuaba como representante de un grupo de movimiento sociales que pedían que Vistazo pague 2′ 400 000 de dólares por haber expresado su opinión sobre las preguntas de la consulta, en un editorial publicado durante la campaña electoral. Curioso, su hermano Pablo Baca Mancheno patrocinó el caso que Doris Solís presentó en contra de diario HOY. Una denuncia acusándolo de haber violado el silencio electoral impuesto por la ley al haber publicado una campaña a favor de la libertad de expresión. El caso fue posteriormente desestimado.

Luego está el paso de Baca Mancheno por una comisión que Rafael Correa nombró para investigar lo ocurrido durante la insurrección policial del 30 de septiembre del 2010. Los otros dos miembros de la comisión son, asimismo, fanáticos declarados del Gobierno: Diego Guzmán que ahora es delegado de Rafael Correa ante Seguros Sucre y Óscar Bonilla, actual Secretario de Acción Política de Alianza País. Los tres han sido durante estos años auténticos porristas del gobierno de Rafael Correa y sus conclusiones sobre el 30S, entre ellas la de que ese día hubo un “golpe blando” para derrocar al gobierno, nunca tuvieron credibilidad por la vinculación que los tres tenían con la Presidencia. La comisión solo sirvió para mantener viva la tesis de Correa de que ese día se intentó dar un golpe de Estado y que hubo un complot para acabar con su vida. El informe nunca fue colocado en la web para que pueda ser consultado por la sociedad y fue entregado a la Fiscalía sin mayores consecuencias.

Baca Mancheno ha sido durante estos diez años algo así como un cheerleader o porrista del correísmo.“Lo que representa la imagen de Rafael Correa es un fenómeno, un elemento, que solo el tiempo va a permitir que se mida en su real magnitud” decía no hace mucho en un artículo publicado en la web de Alianza País donde además afirmaba que Correa es un “político que se sale de lo ordinario porque ha sabido, con una visión muy clara, mantener el rumbo de sus propuestas ideológicas, conceptuales, políticas, sin dobleces ni hipocresías ni cálculos y confrontando los problemas sin temor”.

En redes sociales, Carlos Baca Mancheno era conocido por su agresividad con los críticos del gobierno y por la promoción que hacía de cuanta actividad emprendía el gobierno. Hace poco se desenchufó de Twitter. En la biografia que tenía en esa red social rezaba esta leyenda: “Abogado penalista, eterno aprendiz de la política. Mirar de frente y adelante!”.

Sus hermanos también han sido cercanos al Gobierno. El 12 de enero, Carlos Baca Mancheno fue a presentar su candidatura en compañía de sus dos hermanos: Patricio, que es presidente del Tribunal Contencioso Electoral (TCE); y Pablo, que fue abogado de Doris Solíz, cuando era ministra de Inclusión Económica Social.

Aunque exhibe el título de abogado penalista y aunque se sabe que alguna vez dio una conferencia sobre “delitos dolosos” en un seminario, lo cierto es que en ese gremio no se conoce ni un solo caso de relevancia en el que Baca Mancheno haya actuado como abogado. Tampoco se sabe de texto académico alguno escrito por él. Baca Mancheno representa la opción más extremista y estridente del correísmo para mantener la Fiscalía a su servicio, como ha ocurrido con Chiriboga en los últimos años. En el caso de ganar el proceso, este asesor de Correa, con escasa preparación académica y pocas luces, será el encargado, durante cinco años, de combatir la corrupción de la última década. Un trabajo para el cual, no solo que no está preparado sino para el que se necesita la más completa independencia política. Algo que él desconoce.

Ir Arriba