Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Tag archive

narcovalija

¿Por qué Pierina Correa provoca este despelote?

en La Info por
captura-de-pantalla-2017-01-10-a-las-5-50-28-p-m

La opacidad de Pierina Correa, hermana del presidente Rafael Correa, ha sido puesta nuevamente en el centro de la conversación nacional, esta vez por obra y gracia del poder de las redes sociales.

Gracias a la circulación de un paquete de cables diplomáticos brasileños, que fueron filtrados hace pocos días, un oscuro episodio en el que Pierina Correa estuvo envuelta hace más de cinco años, se ha convertido en el centro de un escándalo, como si éste hubiera ocurrido en las últimas horas.

Todo se remonta al año 2009 cuando la petrolera Chevron envió a autoridades del gobierno ecuatoriano y de los EEUU un video en el que se veía a un juez y otros personajes coordinando la repartición de tres millones de dólares que iban a salir de la sentencia, contraria a la petrolera, demandada por contaminación en la Amazonía.

En el video, el juez aparece afirmando que él va sentenciar en contra de la Chevron y que negará la apelación de la empresa. Un funcionario del gobierno asoma asimismo diciendo que asesorará al juez en la redacción de la sentencia. También se ve a un delegado de Alianza País gestionando la distribución de 3 millones de dólares a cambio de entregar los contratos de remediación ambiental a dos empresarios. De esos tres millones, dice, uno sería para el juez, uno para la Presidencia y uno para los demandantes. Este delegado dice, en el video, estar actuando en coordinación con Pierina Correa, hermana del presidente, para la entrega del millón.

Este video, que en el 2009 tuvo una difusión limitada y un impacto relativo, se ha convertido en las últimas horas en uno de los temas más calientes en las redes sociales. Todo por el simple hecho de que aparece en los recientemente liberados cables de la diplomacia brasileña.

Aquí una transcripción de los diálogos de los videos

El video de la Chevron, que involucra a Pierina Correa, es solo un episodio más en una lista de ocasiones en que la hermana del presidente aparece en circunstancias poco claras y que provocaron suspicacias, aunque la administración de justicia nunca llegó a pronunciarse.

En abril del 2010, por ejemplo, unas fotografías en las que aparecía Pierina con los hijos de Ariolfo Ostaiza, quien se hallaba en la cárcel de Guayaquil por un caso de narcotráfico, provocaron polémica. Ella y Ostaiza salieron entonces a negar vínculos entre sí. “Me entero de quiénes son estos señores en el momento en que empiezan a salir las fotos”, dijo Pierina. Ella sostuvo que había ido al lugar por hallarse en campaña política para la Prefectura del Guayas.

En marzo del 2012 nuevamente el nombre de Pierina Correa apareció en un caso de narcotráfico: la narcovalija. La hermana de Presidente apareció en fotografías tomadas en el restaurant “El Ídolo”, de propiedad unos de los principales implicados en el caso. Ella dijo haber asistido allí a una reunión porque los integrantes del grupo artístico -que iba a recibir la droga transportada en la valija diplomática- la habían nombrada madrina del evento.

Hubo otros casos: en diciembre del 2008, Pierina Correa fue mencionada como una persona estrechamente relacionada con los detenidos por el caso conocido como “comecheques” en el cual el entonces ministro del Deporte, Raúl Carrión, fue hallado culpable de desvío de fondos y corrupción. Se trataba de Fernando Moreno Viana quien era amigo cercano de Pierina y que, según una nota de El Universo, mantenía reuniones con ella en la cafetería Bopán, en Urdesa, donde fue detenido. Pierina Correa dijo que no estaba autorizada a hablar del tema pero que ella no estuvo ahí cuando lo detuvieron. “Yo tenía reuniones en Bopán con una serie de personas y funcionarios y en algunas ocasiones coincidió que él llegaba o, a su vez, él tenía sus reuniones particulares ahí… Se acercaba a saludar y más nada. Él es amigo mío, okey, y lo es desde la época del colegio (el Liceo Panamericano). Es lo que voy a decir, se lee en la nota de El Universo cuya investigación sostenía que siempre, en ese entonces, Pierina se citaba con la prensa  en Bopán “donde los meseros ya están instruidos sobre cómo deben atender a los periodistas”.

Otro caso en el que aparece  asimismo Pierina Correa es el de Invermun. Se trataba de un grupo de casinos ilegales cuyo ejecutivo, Jaime Solórzano Ycaza, sostuvo, en una declaración juramentada, haber pagado coimas a funcionarios del Gobierno, entre ellos Vinicio y Fernando Alvarado. Ellos lo demandaron luego por “desacato”. Solórzano también dijo haber entregado fondos para la campaña de Pierina Correa a la Prefectura del Guayas. La entonces candidata dijo desconocer si esos aportes habían llegado a su campaña que era gerenciada por su hermano Fabricio, aunque en una entrevista en Teleamazonas, ella admitió haber asistido a un agasajo de la empresa Invermun.

El más recientes escándalo en el que aparece el nombre de Pierina Correa es el de los pases policiales. En efecto, el ex comandante de la Policía Fausto Tamayo, en un testimonio rendido en la Corte Nacional de Justicia, dijo que Pierina Correa lo visitó en tres ocasiones para pedirle que haga traspasos de policías y presentó, como prueba, un oficio enviado por la hermana del Presidente que, en su calidad de presidenta de la Federación Deportiva del Guayas, Fedeguayas, pedía el pase de un policía. El fiscal del caso dijo que los funcionarios pueden pedir pases y que Pierina Correa lo hizo como presidenta de la Federación de Deportes del Guayas. Ella, en una entrevista dijo, a El Comercio, que su oficio no era oficial y solo una solicitud personal.

El escándalo de los videos entregados por la Chevron terminó archivado en 2013 por pedido del fiscal Galo Chiriboga que no encontró méritos para investigar el caso y que dijo, más bien, que se trataba de una acusación temeraria.

Sin duda la falta de credibilidad de la independencia de la administración de justicia en el Ecuador hace que, cada vez que el nombre de Pierina Correa aparece en redes o en la prensa, se encienda un gran alboroto. Pierina Correa nunca ha sido encausada y la justicia ha desestimado todo lo que se ha dicho en su contra. La opinión pública, sin embargo, siempre ha guardado suspicacias sobre ella, como se observa en las redes. Por eso un dato viejo, como el de los cables de Itamaraty, prende con fuego en pasto seco.

Foto: diario El Universo

Patiño, no armes berrinches que tu obligación es dar explicaciones

en La Info por
Screen Shot 2016-08-21 at 9.20.24 PM

Patiño escucha esto: aunque no te guste y armes berrinches como el que armaste en el programa de Diego Oquendo, tendrás que responder por el tema de la narcovalija cuantas veces te pregunten aunque seas completamente inocente y aunque sea cierta, aunque resulta inverosímil, tu versión de que ese fue un tema juzgado donde delincuentes comunes introdujeron droga en la Cancillería sin la ayuda de nadie.

Patiño, si tuvieras la ética del servicio público que todo funcionario está obligado a tener por ley y  por decencia no hubieras reaccionado como reaccionaste esa mañana en Radio Visión. Puedes estar seguro que si en tu lugar hubiera estado un funcionario con un sólido sentido ético de lo público y que además fuera decente jamás se hubiera molestado como tu te molestaste, y jamás hubiera dicho, como dijiste, que preguntarle por un tema relacionado con sus funciones es inadmisible y grosero.

Tu indignación con Oquendo, Patiño, fue patética y lamentable. Fue, además, tan violenta que es inevitable que termine siendo una invitación a la duda y a la sospecha. ¿Por qué sería grosera la pregunta de un periodista o de cualquier ciudadano que le pide explicaciones a un funcionario por un tema de interés púbico en el que tenía responsabilidades? La única explicación para que hayas dicho, envalentonado y desafiante, que “¿qué tiene que ver la valija conmigo señor Oquendo?” es tu falta absoluta de conciencia de lo que significa la responsabilidad de ser un funcionario que trabaja para el Estado.

Por más bravo que te pongas y por más que hayas amenazado de forma velada y ruin a Oquendo con lanzar al público detalles de su vida privada, porque así lo hiciste, la verdad es que ese periodista, quienes escuchaban la entrevista y todos los ecuatorianos que te pagan el sueldo tienen todo el derecho y hasta la obligación cívica de pedirte las explicaciones que crean necesarias sobre tus actos públicos.

Tu desfachatez Patiño se hizo más evidente cuando, en tono de santurrón ofendido, dijiste: “Algún delincuente metió droga en la valija y ¿usted me pregunta a mí?”. ¿Quién crees Patiño que eres para decirle a Oquendo o cualquier otro ciudadano qué puede preguntarte o no?

Es increíble Patiño que esperes que nadie te haga preguntas sobre la narcovalija cuando el sistema de justicia que resolvió el caso no es conocida precisamente por su independencia. ¿Esperabas que todos queden satisfechos con lo actuado por la Fiscalía y los jueces? Con la opacidad y lentitud que actuaron los organismos oficiales luego del escándalo de la droga hallada en las tazas de Ruga la Tortuga ¿esperabas que todos asuman que no hubo gato encerrado en toda la historia? Es probable que tu versión y la de la justicia, sobre el caso, sea la correcta y justa, pero no tienes derecho a imponer certezas donde es muy difícil que las haya.

Resulta increíble que pretendas que ya nadie albergue inquietudes sobre el vergonzoso caso de la narcovalija cuando de los cinco condenados a cárcel que hubo tras el caso, uno de ellos fue asesinado por sicarios apenas llegó a Guayaquil luego de recobrar su libertad en Italia. “Los delincuentes están presos en Italia y en el Ecuador. Se ha demostrado que no ha habido nadie (involucrado) de la Cancillería. ¿Me viene a tratar el tema de la valija en una entrevista que se suponía seria?” le dijiste a Oquendo en lo que parecía un ataque de histeria en la cabina de radio.

Es difícil saber qué tipo de educación tienes y qué principios guían tus actos pero que te presentes en una entrevista y exijas que te pregunten únicamente sobre los asuntos que te gustan o con los que te sientes cómodo resulta impresentable. Tu prepotencia es brutal porque pretendes ser el juez que califica las preguntas que se te pueden hacer o no. Esa prepotencia no sorprende, de todos modos, porque es la misma que tu gobierno utilizó para crear una Ley de Comunicación que le da a los tuyos esa misma atribución. Una prepotencia que nace en el miedo a lo que el otro pueda decir o preguntar. Porque eso es lo que en el fondo tienes: un miedo terrible.

Patiño, a ti te pueden preguntar sobre cualquier tema que tenga que ver con tus funciones públicas y tu obligación es dar explicaciones. Así como Oquendo te preguntó sobre el tema de la narcovalija, seguramente, y ojalá así sea, te preguntarán sobre la extraña donación china de fusiles o sobre los misteriosos pativideos. No armes berrinches Patiño porque el cuarto de hora de poder que te permite hacerlos está por acabar, y ya no solo los periodistas te harán las preguntas incómodos sino quizá, quién sabe, también la harán los jueces.

Ir Arriba