Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Tag archive

Red Tech

La mentira de Yachay tuvo la bendición de Correa

en La Info por
Captura de pantalla 2017-02-18 a las 12.57.20 p.m.

O es mentiroso o cree a pie juntillas en cualquier mentira que le cuentan y luego la repite como verdad absoluta.

Lo cierto es que con Rafael Correa ocurre cosas como las del jueves 16 de febrero por la noche. Ese día, con una seguridad pasmosa, insistió en la fantasía aquella que habla sobre una empresa ecuatoriana llamada Red Tech que, con la asistencia de Hewlett Packard y Tesla, montarán una “mega factoría” de 3 mil millones de dólares para hacer carros eléctricos en Yachay, provincia de Imbabura.

Para cuando Correa habló de este tema, esa historia ya no tenía casi ninguna credibilidad. Tesla había dicho que no tenía ninguna vinculación con el proyecto y los hechos mostraban que la versión de Yachay y sus autoridades, sobre todo la de René Ramírez, no podían sostenerse. Red Tech, la supuesta inversora, no exhibe antecedentes que permitan confiar ni en su solidez financiera ni en su idoneidad tecnológica. No había fabricado ni siquiera interruptores de luz.

Ahora lo que dijo o repitió Rafael Correa está probado por todos los costados que es una inmensa mentira. La revista Vistazo en su edición electrónica registró que Hewlett Packard ha dicho que no tiene ninguna participación en la inversión. ¿Cómo es posible entonces que Correa haya asegurado que se trata de la inversión más grande de la historia del país sin siquiera verificar lo que había tras de ella? Solo hay dos posibilidades: o estaba mintiendo o estaba repitiendo una mentira que alguien le contó. Ambos casos, muy peligrosos para alguien que aún es Presidente y que lo ha sido durante diez años.

Lo del jueves fue, en todo caso, insólito; abre la posibilidad a una inmensa cantidad de especulaciones. ¿Lo de Yachay fue una mentira premeditada para ganar votos antes de las elecciones del domingo 17? ¿Existe algún trapo sucio tras el anuncio del arriendo de 400 hectáreas de Yachay para una empresa que aparentemente no tiene ni cómo pagar por el arriendo de un mes de una solo hectárea?

4Pelagatos supo que el principal accionista de Red Tech, Raúl Molina, pocos días antes del anuncio se acercó a un estudio jurídico de Quito para que le ayuden a la formación de la empresa. La iniciativa fracasó cuando los abogados vieron que Molina no podía pagar los honorarios. Cuando logró registrar la empresa, cosa que ocurrió el mismo día del anuncio, lo hizo sin registrar la participación de Hewlett Packard, empresa que luego dijeron que era “sponsor” de Red Tech. Incluso Molina y las personas que dijo trabajaban para él, ese día vestían camisas que llevaban el logo de HP en su pecho.

4Pelagatos también supo que en sus visitas a abogados de Quito, Molina habló de una inversión de 80 millones de dólares en cuatro años y que nunca mencionó la idea de una “mega factoría”. Una de las personas que conversó con Molina le dijo a 4Pelagatos que la idea era trabajar con metalmecánicos de Ibarra, cosa que no tiene nada que ver con lo que el gobierno anunció: una fábrica que empleará entre 5 mil y 18 empleados. ¿En que momento y cómo Red Tech logró convencer a las autoridades de Yachay y al propio presidente Correa? En una entrevista al diario de Gobierno, El Telégrafo, el gerente de Red Tech, Justin Perry, aseguró que habían recibido “un fuerte auspicio” de HP. “Como socio estratégico HP comparte su conocimiento en tecnología hacía nuestra empresa, que es un apoyo que resulta invaluable”, dijo.

Cuando se hizo el anuncio en Yachay, el martes 14 de febrero, la historia que ahí se contó era completamente inverosímil y muchos dudaron si Correa estaría al tanto de todo. Sin embargo, la duda se despejó el jueves. Ese día Correa, en uno de sus conversatorios con los medios, esta vez en Vinces, mostró que estaba muy molesto con la prensa por no haber reseñado la noticia de la mega inversión de Red Tech. Para que a nadie le quepa duda de que él estaba muy involucrado en el tema dijo que había querido ir al anuncio del contrato con Red Tech, cosa que no pudo hacerlo por el mal tiempo que imperaba en la zona de Yachay.

Según Correa, la inversión más grande y mejor de la historia del país, por tratarse de alta tecnología, merecía mejor suerte en los medios. Además, pletórico de orgullo habló sobre la importancia de que Hewlett Packard estuviera involucrada en el proyecto. “¿Quién no conoce a HP?”, dijo con una sonrisita de orgullo y superioridad. Luego habló sobre Tesla y dijo que junto a HP son de las empresas más importantes en desarrollo de tecnología del mundo, cosa que en efecto es verdad.  Sin perder su tono de superioridad (en realidad nunca lo pierde) aseguró que Tesla es una empresa japonesa. Ese momento, ya no solo estaba en juego la verdad de la palabra presidencial sino, además, su ignorancia. Recibir una inversión de 3 mil millones en la que supuestamente está involucrada Tesla y decir que es una empresa japonesa resulta aún más insólito. ¿Cómo es posible que un presidente de la República que acepta la inversión más grande de la historia, en la que disque está involucrada Tesla, no sabe que esa es una empresa de California? Cualquier iniciado en tecnología debería saberlo, pues se está hablando de una marca que se ha convertido en los últimos diez años en un emblema mundial de la innovación y la tecnología de punto. Pero para Correa, Tesla es japonesa.

Hasta que habló Correa del tema todo parecía ser de una obra más de mitomanía de René Ramírez. No era para menos: pocos días antes de que anunciara la mega inversión de Red Tech, Ramírez había publicado en su cuenta de Twitter una encuesta falsa a la que atribuyó fraudulentamente a la Universidad de Georgetown cuyas autoridades no tardaron en salir a desmentirlo.  Pero con la intervención de Correa, queda la pregunta si la producción de mentiras como éstas se originan en Carondelet o si ahí solo se las recibe y se las declara verdad absoluta. En cualquiera de los dos escenarios el resultado es que nadie hará nada sobre estos delitos a la fe pública.

Mentir se ha hecho algo normal.

Foto Presidencia de la República

Tesla niega estar vinculada con la farsa de Yachay

en La Info por
Captura de pantalla 2017-02-16 a las 4.57.25 p.m.

Tesla Motors, el fabricante de carros eléctricos de California, negó tener cualquier relación con la empresa Red Tech NikleslaCORP que el martes anunció que va montar una “mega factoría” de vehículos eléctricos en Yachay. René Ramírez, Secretario de la Senecyt, dijo que en ella se invertirá 3 000 millones de dólares.

Un vocero de Tesla, dijo a 4Pelagatos que esa empresa no tiene ninguna vinculación ni con Red Tech ni con el proyecto, como lo aseguró Ramírez, el martes 14 de febrero, durante el anuncio de la supuesta inversión. “No estamos afiliados con ellos de ninguna manera”, señaló el vocero a través de un mensaje directo y privado a través de Twitter, como respuesta a la pregunta que le formuló 4Pelagatos. El funcionario del gobierno ecuatoriano aseguró en su discurso que el proyecto que, según el anuncio del martes, será gerenciado por el estadounidense Justin Perry prevé el intercambio de tecnología y el apoyo de Tesla, el más importante desarrollador y fabricante de vehículos eléctricos en el mundo.

En su intervención, Ramírez se aplicó a destacar la importancia de la supuesta inversión por el monto y porque permitiría que se desarrolle tecnología con talento nacional. Al hablar sobre el desarrollo del motor en la supuesta “mega factoría” dijo que la empresa Red Tech intercambiará tecnología con Tesla. “Va a contar con el apoyo de tecnología, donde se comparte tecnología. Me ha señalado, en este caso Justin, que van a trabajar directamente y compartir tecnología con Tesla”: eso dijo Ramírez.

No es la primera vez que Ramírez es desmentido contundentemente desde el exterior. La semana pasada puso en su cuenta de Twitter una encuesta electoral que atribuyó a la universidad Georgetown de los EE.UU. Autoridades de esa universidad negaron la existencia de la encuesta e incluso aseguraron que en la publicación de Ramírez se había hecho un mal uso del logo de la universidad. Esta vez es Tesla la que pulveriza su credibilidad. Su vocero afirma que esa empresa, que lidera a nivel mundial no solo la fabricación de carros eléctricos sino la innovación e investigación en la ingeniería electrónica, nada sabe de Yachay y de los supuestos inversionistas anunciados con bombos y platillos por Ramírez.

Aquí la nota Yachay el gobierno monta otro cuento chino

El anuncio de la inversión de Red Tech disparó una ola de escepticismo en las redes sociales. La historia, tal y como fue contada por las autoridades de Yachay y por quienes aparecían como accionistas de la empresa, resulta un verdadero fiasco; una farsa. Ni Red Tech tiene antecedentes en esa rama de la industria ni sus accionistas parecen tener la capacidad para capitalizar 3 000 millones de dólares para invertir en una fábrica de autos eléctricos en el Ecuador. Más aún si se toma en cuenta que para ser competitivos en ese tipo de carros se tendría que alcanzar un nivel de desarrollo que solo han logrado marcas como Nissan o la misma Tesla. Justin Perry que fue presentado como el flamante gerente de Red Tech retiró su página de Facebook en la cual, en diciembre pasado, publicó un aviso buscando trabajo…

Tesla es mucho más que un gigante en la fabricación de vehículos electrónicos. Es un ícono y una referencia mundial en la innovación y desarrollo tecnológico. Su principal accionista es Elon Musk, uno de los gurús de la tecnología e innovación en el Silicon Valley en California.  Sus carros son de alta gama y uno de sus modelos promedio cuesta algo más de 82 mil dólares en los EEUU, si se paga al contado. Los carros se los puede comprar online y su página web vale la pena visitarla hasta como turista.

Ir Arriba