//

La revolución devora a sus hijos

lectura de 5 minutos

Rafael Correa tardó nueve años en darse cuenta de que Fernando Bustamante es un vanidoso. Alguien capaz de traicionarlo por labrarse un puesto en alguna parte (fuera del gobierno) porque sabe que le queda un año y pico en la Asamblea… Esa persona poco confiable fue su Ministro y luego asambleísta. No cualquier asambleísta, pues presidió la Comisión Especializada Permanente de Soberanía, Integración, Relaciones Internacionales y Seguridad Integral.

Ayer (30) en la sabatina, Correa lo retrató con desprecio. La misma entereza puso antaño para enaltecerlo. ¿Qué suscitó su cambio? Que Bustamente no votara a favor de las enmiendas (se abstuvo) en diciembre pasado. El aparato inició entonces la tarea de trituración y Bustamante –que durante nueve años tampoco se dio cuenta de lo que esa máquina ha hecho en el país– pasó a ser su nueva víctima.

En la sabatina, Correa lo remató. Y presentó a Alianza País como un dechado de virtudes democráticas. Correa lo dice como si no se percatara de que el caso de Bustamente prueba exactamente lo contrario. Y como si María Augusta Calle, que luchó por cortarle la cabeza y posiblemente lo reemplace, fuera una adalid de la democracia. Los dos casos ilustran a la perfección los mecanismos heredados de los aparatos comunistas que fueron adaptados al funcionamiento de Alianza País: un puñado de dirigentes que se erigen en vanguardia, centralizan las decisiones, imponen una disciplina de hierro, exigen fidelidad ciega, prohíben las tendencias y purgan las voces disidentes.

La falacia democrática del correísmo también es una realidad dentro de Alianza País. Fernando Bustamente da a entender que apenas ahora ese movimiento dejó de ser democrático. No, nunca lo fue. Y hay militantes (¡sí, todavía los hay!) que viven en ese movimiento como rehenes de una maquinaria aterradora. Saben –desde hace tiempo lo saben– que si se van, no tendrán trabajo afuera y el oficialismo los perseguirá. Saben que adentro se mantienen, y progresan, aquellos que cumplen las órdenes con gozo y convicción. Como María Augusta Calle. Saben que hay anillos, más cercanos o más distantes del jefe supremo y que lo que cuenta es que él no les coja ojeriza. Saben que Correa a veces usa a los de la derecha (los businessmen los llaman) y a veces a los de izquierda… y con esa ilusión viven adentro, cuidándose la espalda.

La posible candidatura de Jorge Glas mueve a los unos; la de Lenin Moreno a los otros. Los unos están gustosos de corroborar que entre el autoritarismo de derecha y el de izquierda no hay diferencia. Los otros, horrorizados con la cuenta que han dejado acumular sin haber dicho nada. Y mirando lo que ocurre con Bustamante… Él es el ejemplo más reciente de lo que puede pasar con aquel o aquella que intente abstenerse. Solo eso es señal de traición para una maquinaria fabricada para obedecer. No para debatir. Y que se solaza también puertas adentro. No hay espacio para los traidores…

Hoy todavía quedan cuadros que con tristeza reconocen que Alianza País tampoco renovó la vida política en los partidos. Por el contrario, con Alianza País hay un retroceso hacia formas de organización política que la historia repudió hace 70 años o más. Se prohibieron las tendencias y con ello se liquidó la posibilidad de construir pensamiento político. Se prohibieron las tendencias y se impuso el pensamiento unívoco. Y la obediencia como forma política suprema. Correa ahora reclama a Bustamante por no haber expresado sus disensos internamente donde, según él, hay todas las posibilidades para hacerlo. Seguramente eso es verdad en su caso. Pero las Paolas Pabón, Ginas Godoy y Soledades Buendía saben lo que significa pensar por ellas mismas. Y tratar de impulsar políticas de acuerdo a su conciencia y no según los dictámenes del jefe supremo. Pero también ellas aceptaron ser humilladas. Claro, el aparato también sabe recompensar en su momento a aquellos que se doblegan.

Ahora es el turno de purgar a los Bustamante, a los Larriva… Y en Alianza País el momento de los grandes demócratas… como María Augusta Calle.

13 Comments

  1. La verdad es que, si continuamos sobreviviendo con prácticas y hábitos dentro de nuestras familias, abanderadas por la codicia y dejando relegado algo sencillo pero fundamental como la conducta de integridad; nuestro Ecuador no saldrá de este pestilente estado.

  2. Atraca País, solo es una colcha de bregue. No tiene ideología. Son grupos unidos por el interés de figurar en ejercer el poder como si el país fuese una hacienda.En esa olla fanesquera, están hombres y mujeres de todas las tendencias. Derechistas y zurdos pegados con el engrudo de las ambiciones particulares, engañando y manipulando al pueblo. La única manera de salir de esta era postpetrolera es combatiendo a los demonios modernos que atormentan a la patria: la misera y la ignorancia. El resto es cuento.

  3. La autocracia sea heredada del comunismo o del facismo, es mala per se. La democracia vertical no es patrimonio de uso exclusivo de los stalinistas. Pensar que el gobierno de Correa es autocrático por su supuesta tendencia de izquierda, es desconocer que una gran cantidad de políticos de derecha forman parte de él y más aún desde posiciones privilegiadas. El caso Bustamante debería hacer entrar en reflexión sobre la capacidad que tuvo el Correísmo de ahogar entre sus filas a intelectuales que antes de este período eran reconocidos como vanguardia respetable del pensamiento social de nuestro país. Algunos como Bustamente se ahogaron en sus contradicciones al creer que el fin justificaba los medios, otros pecan de vanidosos y jamás reconocerán que las medidas de cambio propuestas son desacertadas y finalmente están a los que simplemente el poder desnudó lo que siempre fueron, unos resentidos contra el stablishment, ansiosos internamente de tener igual o mejores condiciones económicas de los burgueses a los que enfrentaban.

  4. CUANDO ESTES INSOMNE PORQUE LA TRIPA ESTA VACIA, CUENTA BORREGOS, ES MAS EFECTIVO QUE LA RECOMENDACION DEL EXCELENTISIMO PRESIDENTE , QUE NOS MANDA USAR TARJETA DE CREDITO. ¡BORREGOS Y MAS BORREGOS! SOLO VIENDOLOS HAZTE LA IDEA DE QUE TU TRIPA TAMBIEN ESTA MAS QUE LLENA.

  5. CADA CUAL LLEVA EL AGUA A SU MOLINO. LOS SERVILES ABREN EL CAUCE . NO SE PREGUNTAN , NO RAZONAN. SIRVEN AL AMO. UN AMO QUE OFRECIO TRATARNOS A CORREAZOS. ENTONCES GRITABAN: ¡DALE CORREA DALE!. LUEGO DE CORREA , ME PREGUNTO: ¿QUE ES LO QUE VENDRA?. ECUADOR: UN PAIS ETERNAMENTE ESTAFADO. PERO ESTA ULTIMA OPORTUNIDAD QUE DESAPARECIO CON LA MAGIA DE CORREA, ES IRREPARABLE. NUNCA MAS EN LA HISTORIA, NUESTRO BREA-PETROLEO NOS DARA LOS INGRESOS QUE SE HAN GASTADO EN UN SOLO PARPADEO. Y SIN DAR CUENTAS A NADIE.

  6. «Ahora es el turno de purgar a los Bustamante, a los Larriva… Y en Alianza País el momento de los grandes demócratas… como María Augusta Calle.»
    Si queremos un pais diferente, empecemos por nuestros hijos. Familia es lo la base fundamental que tenemos para plasmar en hechos todo lo que decimos.
    Los que hoy nos gobiernan, son producto de las decisiones politicas y familiares del pasado. Seamos mejores padres, hijos, vecinos, y asi tendremos una mejor sociedad.

    Tenemos dos oidos y una boca, por favor escuchemos el doble de lo que hablamos, y que sean criticas construtivas .

    • Sí por nuestra familia. Recuerde Eli que la sociedad está conformada por las familias y para esto hay que salir, opinar, reaccionar, analizar. Muchísimos ecuatorianos son buenos vecinos, buenos padres, buenos pagadores de impuestos, cumplidores de sus deberes y por lo tanto la estructura del Estado y del Gobierno debería responder a sus demandas. Menos mal que falta poco para echar abajo el nuevo engaño que hemos recibido en casi una década. Prepáremonos con sensatez para decidir en el 2017.

  7. Nunca hay que decir las verdades. Y si es por ignorancia hay que enterarse: los partidos legendariamente más represivos fueron y siguen siendo los modelados bajo la égida de Stalin. Y la simpre revisión de los blogs y páginas de los aliados del gobierno, el JCE, indica la vigencia del modelo estalinista. Ese es el que nos oprime y del que no dejemos de hablar. No es un cuco, es un poder real y en acción AHORA.

  8. Cito textualmente: «los mecanismos heredados de los aparatos comunistas», Señor Hernandez, ¿le parece a usted que ese tipo de prácticas son patrimonio exclusivo de los «aparatos comunistas»? ¿No se ha dado cuenta de que en este país y a lo largo del mundo, desde partidos llamados a sí mismos liberales o de cualquier otra tendencia han caido en ese tipo de prácticas? Este país es el perfecto ejemplo, de que el pensamiento único y la eliminación del disenso son prácticas que trascienden las fronteras ideológicas. Pregúntese usted si el socialcristianismo febrescorderista no hacia lo mismo o el gutierrismo o el velazquismo o en fin cualquier partido que se forma en torno a un caudillo máximo. Creo que es hora de dejar de explotar el viejo demonio del «comunismo» y empezar a reconocer que las prácticas que denuncian no respetan ninguna tendencia política cuando llegamos a los hechos, especialmente en este país. Deje de demonizar tendencias políticas y podemos comenzar a entender lo que pasa en este país.

    • Señor Lazo. estudie a Lenin. Stalin, Mao, Pol Pot, Castro, kim il sung, Ceaucescu…. estudie a Mussolini y Hitler también quienes descubrieron ese proceder justamente de los comunistas bolcheviques

      Aunque es verdad que cualquier tirano fácilmente se presta para aprender y aplicar estos mecanismos, se dará cuenta que el señor Hernandez está mas próximo en su apreciación que ud en la suya.

      Y el comunismo si es un viejo demonio, deme un ejemplo de país que haya abandonado la pobreza gracias al comunismo….China?

Responder

Your email address will not be published.