Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

El correísmo protege a los suyos

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

La administración correísta no sólo es opaca y poco transparente sino que sus funcionarios tienen dificultades para la comprensión de textos. Lo demuestra la respuesta que la Presidencia de la República dirigió a la Comisión Anticorrupción que coordina Jorge Rodríguez. El 28 de enero, esta comisión había enviado una carta abierta a Rafael Correa, en la que pedía iniciar indagaciones y perseguir a los responsables de un presunto peculado e intento de estafa en la Agencia Nacional de Tránsito. Esta carta no la leyó quien redactó la respuesta, llena de argumentos jurídicos y constitucionales y escrita en el viejo y retorcido estilo socialcristiano. Pero firmado por una sencilla secretaria redactora.

Cumpliendo con la invitación del presidente para que los ciudadanos informen sobre actos de corrupción en la esfera pública, la Comisión había puesto un caso sobre la mesa. No acusaba a nadie específicamente, no daba nombres. Se limitaba a exponer los indicios de un presunto peculado en la compra de unas placas semielaboradas para vehículos. Para su adjudicación se siguió un procedimiento de régimen especial (invitación directa y exclusiva a un solo proponente) que la Contraloría había desautorizado. Y se pretendía pagar $7,20 por unidad, cuando el precio en el mercado de esas placas, según las proformas obtenidas por la Comisión, no superaba los $2,50. El total de perjuicio calculado por la Comisión era de $2.350.000 en una transacción de $3.600.000.

Aunque la adjudicación fue suspendida, la Comisión pedía al presidente que se investigara el caso y se determinara responsables en la ANT. Y también en el Servicio de Compras Públicas (Sercop), que había recibido denuncias, según la Comisión, y no había actuado.

En la respuesta,  fechada el 25 de febrero y hecha pública el 10 de marzo, se evidencia que a la Presidencia de la República no le interesa el caso, sino correr tras la Comisión: le dice que se arroga funciones, que es ilegítima, que es ilegal… La invita a declarar quién la financia y en virtud de qué actos administrativos existe.  La acusa de quebrar la ley con fines de “protagonismo politiquero” y le pregunta si eso mismo no es un acto de corrupción. La acusa de sentenciar a ciudadanos y de asumir el papel de los jueces. Por último, luego de burlarse de que Rodríguez y la mayoría de comisionados son “de la tercera edad”, los manda a leer la Constitución. Específicamente el título IV: “Participación y Organización del Poder”.

La Presidencia, que a estas alturas no ha dicho una palabra sobre la presunta corrupción en la ANT, prefiere instruir a los comisionados sobre el procedimiento correcto que debían seguir para presentar su denuncia: ir ante la función de transparencia o ante la función judicial. Lo que ellos hicieron mal –y en la carta se les dice– fue ir a los medios de comunicación, lo cual prueba que usaron su denuncia como instrumento de politiquería. La Presidencia es más específica aún: dice que a los comisionados que, si tienen las pruebas de la corrupción, deben ir con su firma ante esas instancias en lugar de injuriar a “funcionarios y a sus familias” y de usar micrófonos “con el único objetivo de figurar en los medios”.

Con la misma facilidad con la que acusan a los comisionados de culpar a funcionarios (aunque ellos nunca dieron nombres), la Presidencia se da prisa en exculpar a toda la administración. No hay corrupción en la ANT: “El Ecuador ya cambió –dice la carta– y esperamos que las nuevas generaciones identifiquen a este tipo de denuncias politiqueras, como un proceso de psicología proyectiva de sus denunciantes”. O sea que los corruptos son los miembros de la Comisión.

Así la Presidencia despacha el caso. No sin antes amenazar a los comisionados con llevarlos a los tribunales: “responderemos y judicializaremos todo tipo de ataque político escondido en denuncias calumniosas que lo que buscan es deslegitimar a un Gobierno para reestablecer el viejo Ecuador”.

No es la primera vez que el gobierno los amenaza: el ministro de Electricidad, Esteban Albornoz, ya puso el 13 de octubre una denuncia por $4 millones contra la Comisión por su informe sobre el caso Manduriacu. El prefecto de Pichincha, Gustavo Baroja, y el vicepresidente Jorge Glas, anunciaron también, en septiembre pasado, con emprender acciones legales contra la Comisión.

Es evidente que la Presidencia no se preocupa del caso de corrupción. Pero sí de dejar a salvo los principios. Que nadie dude de su transparencia. La autoridad de la ANT, informa la carta, pidió ella misma a la Contraloría que ejecute un examen especial del caso. Del resultado de ese examen, lo que más preocupa a la Presidencia es que esclarecerá la verdadera intención de los comisionados. O sea que la Contraloría investigará a la ANT para determinar qué tan perversa es la Comisión Anticorrupción.

Foto: diario La Hora

11 Comments

  1. Repetiré hasta el cansancio un comentario anterior a un artículo de Ramiro Aguilar: «La capacidad milagrosa de ahorrar infinitamente más que sus ingresos, es lo único que el PHD y sus adláteres han aprendido de Economía.» Pobre país, en manos de la cleptocracia socialista.

  2. La comisión anticorrupción denunció irregularidades por sobreprecios en la presa Manduriacu y un juez inicialmente les dio la razón y obligaba a la fiscalía, representada por ese triste ser cuyo nombre no merece ser nombrado, a cumplir por fin con su obligación de FISCALizar. Pero hoy la corrupción pudo más y otro juez corrupto dio la razón a la fiscalía (con minúsculas) y se ordena el archivo. Y saben que empresa está involucrada? Odebretch, sinónimo de corrupción en Brasil. Que tendrán que ocultar? Que intereses habrá de por medio? Correa y fiscal: el que nada debe nada teme. Ustedes deberían ser los primeros en pedir transparencia!!!!!. Lo bueno es que sus colegas están cayendo uno a uno en los otros pobres países que cayeron en las garras de esa » ideología » y tarde y temprano tendrán que rendir cuentas. La justicia tarda pero llega.

  3. Este gobierno es una locademia de una serie de tinterillos,payasos,improvisadores y emulos de revolucionarios fusileros del pasado. Se a inflado el aparato estatal de la manera mas irresponsable de la historia;se a despilfarrado los dineros del estado al extremo de convertir en caja chica al Seguro Social de la forma mas abusiva y prepotente,inclusive sin que les importe a la mayoría de» literatos»que luchan por las clases sociales. Parese mentira que luego de transcurrir muchos años jamas se an preocupado de aplicar la ley o corregirla para evitar tanto mal que le an hecho a nuestra Patria los políticos de turno.

  4. Una tema es claro, la corrupción es lo que destruyó el sueño de un modelo más justo y humano. El chavismo surge en Venezuela como respuesta a un sistema en plena decadencia, y luego siguen otros países latinoamericanos, sin embargo quienes tenían el poder pretendieron hacer cambios estructurales en palabras. No quisieron tomar en serio aquello de que para hacer cambios fundamentales estos gobiernos debieron rodearse de los más puros, de los más honestos.

    ¡Por que no lo hicieron y se rodearon de lo peor del oportunismo?

    Porque su revolución siempre fue de panfleto mal escrito, porque no tenían siquiera consciencia de lo que pregonaban, y ni siquiera entendían los escritos que fluían por un telepronter y que realizó algún un ex marxista.

    El presidente Correa es revolucionario????? esto es ya una broma, Un hombre de izquierda???? Es en serio.

    En el chavismo venezolano hay gente honesta, que creían que denunciar la corrupción era debilitar al PSUV, que error tan grave, al no denunciar a los deshonestos estos lo destruyeron todo, lo corrompieron todo, inclusive al propio PSUV.

    Entre los revolucionarios verde pus, tiene que haber gente honesta, sin embargo hace rato hipotecaron sus conciencias o la enterraron en un ataud. Mañana sabremos que tan deshonesto fue este gobierno. Y será nuestra obligación cívica presionar para que se acabe la impunidad o el «aquí nunca pasa nada», se debe marcar precedente como hoy lo hacen en Brasil, saben para qué ???? Para que nunca más vuelva a ocurrir,

  5. como dice Correa, «el Ecuador ya cambió» pero ha cambiado para proteger los actos de corrupción de los funcionarios de Gob. Es preocupante las maniobras q están haciendo los APes para ganar las próximas elecciones y así guardar las espaldas de los pillos. Hay q seguir luchando para reforzar el voto anti-correista contra cualquiera de sus candidatos.

  6. No que si alguien sabe de un caso documentado de corrupción lo denuncie. Ahora resulta que Alexis Mera va ordenar a un juez que los demande por demencia senil. Pueden ser condenados a 12 horas de arresto domiciliario y luego se ordenará disolver la comisión en ácido sulfúrico.

  7. Esto es de Ripley, una Comisión presenta documentada mente actos de corrupción en este gobierno que hay por miles y en lugar de investigar u ordenar la captura de esos corruptos o pillos, el primer ciudadano del pais se resiente y ordena que primero se investigue a los miembros de esta Comisión por hacer «politiqueria». Un absurdo mas del primer delincuente que tiene el pais: Rafael Correa.

  8. Si es que no fuera tan sensible y serio el asunto de la corrupcion, este reporte me hace matar de la risa porque mas parece libreto de opereta italiana. En Ecuador, la verdad ya es de todos (la del correismo, eso es)

Responder a Patricio Castro Cancelar respuesta

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba