Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Rodas: el ilusionista que no despega

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

¿Con quién me voy a encontrar? ¿Con el alcalde o con el candidato? Es la pregunta que se hacen los altos funcionarios municipales cuando entran en el despacho de Mauricio Rodas. Nadie quiere encontrarse con el alcalde, prefieren al candidato. El alcalde les parece pusilánime y enrevesado. El candidato, en cambio, es recursivo y dinámico. El problema es que, con un candidato a la presidencia en el Municipio, Quito anda con un alcalde a medio gas.

Cuando asumió su cargo, el equipo que formó tuvo otra impresión. Rodas venía de una ONG y parecía un técnico. Sus primeros secretarios, que también lo eran, se ilusionaron con la idea de armar un plan de desarrollo y ordenamiento territorial, trazar políticas públicas de mediano y largo plazo y mirar la ciudad al margen de cálculos inmediatistas. Esto duró un tiempo: hubo gabinetes técnicos, reuniones políticas, secretarios con espacio para pensar políticas públicas… Muy pronto, Rodas prefirió el esquema de una mesa chica de decisiones a la que llegarían, con los meses, Armando Rodas, Mauro Terán, Santiago Zeas, Jaime Durán y Santiago Nieto de Informe Confidencial.

En vez de técnicos, se rodeó de amigos. En vez de planificación, impuso la política del quick win (ganar rápido). En vez de un modelo de gestión basado en políticas públicas, aplicó una política reactiva basada en sus estados de ánimo y sus necesidades inmediatas. En vez de construir una alcaldía, se dedicó a fabricar una marca. En vez de ser alcalde, desde el primer día pensó en cómo llegar a Carondelet.

En este proceso Rodas mostró una gran capacidad para quemar talento político. Su equipo técnico, del cual se jactó en los medios de comunicación, se deshizo en meses: Alexandra Pérez, administradora general; Mariana Andrade, secretaria de Cultura; Juan Carlos Holguín, de Desarrollo Productivo; Juan Pablo Bustamante, de Educación; María Isabel Roldós, de Salud; Alberto Rosero, de Territorio; Jean Paul Armijos, de Movilidad; Anamaría Correa, directora de Inversiones… Los titulares de diez dependencias municipales renunciaron o fueron removidos en el lapso de un año. Luz Elena Coloma, directora de Turismo, y Margarita Carranco, secretaria de Inclusión Social, duraron un poco más.

Esta desbandada se explica, en parte, porque Rodas nunca logró articular su equipo. En la medida en que se desembarazaba de los técnicos se fue rodeando de las personas que lo ven como futuro presidente y comparten con él la visión de que la alcaldía es sólo un trampolín. Quienes lo conocen aseguran que desde pequeño se colocó la banda presidencial y no ha dejada de llevarla. En esta vocación fue fundamental su madre, Victoria Espinel, una mujer de personalidad recia y con mucho interés en la política, en cuya familia hubo ministros y funcionarios. De niño, Rodas prefería los noticieros a los dibujos animados y jugaba a las elecciones para ser presidente de la familia. Era retórico y se diferenciaba de los niños de su edad por su lenguaje rebuscado.

Rodas pasó por las juventudes socialcristianas pero siempre quiso convencer a sus amigos de que él no era de derecha. Tuvo tanto afán por llegar a la presidencia que, a su regreso de México, donde trabajó en la fundación Ethos, entró en campaña ni bien desembarcó. Nunca se supo de dónde venían los fondos, pero le alcanzaron para constituir un partido (SUMA: Sociedad Unida Más Acción) y recorrer el país. En las elecciones de febrero de 2013 obtuvo el 3,9% de la votación.

Un año más tarde, como resultado del péndulo político, reemplazó a Augusto Barrera en la alcaldía de Quito. Rodas siempre pensó que los quiteños votaron por sus méritos cuando en realidad los sondeos sugerían que el voto castigo contra el correísmo iba a ser mayoritario. Con esa convicción, la de tener un enorme caudal electoral, “desde el día uno en el Municipio, tuvo la mira puesta en la presidencia de la República”, dice una excolaboradora.

Poner el énfasis en sí mismo lo llevó a gobernar con un modelo que uno de sus exsecretarios municipales llama “administración radial”: los subalternos no trabajan entre sí sino que cada uno está forzado a establecer un nexo directo con el alcalde. Lejos de generar institucionalidad, este esquema lleva a la formación de grupos que compiten entre ellos y cuyo poder se mide en función de su proximidad o distancia con Rodas. Es un modelo de gestión que prescinde de la planificación y queda sometido a su entera discrecionalidad.

mauricio rodas 2

Rodas gobierna Quito pensando en su carrera política. Es un político mediático. Todos los son, dice Santiago Nieto, que charla con él cuando pasa por Quito. Nieto no admite que Rodas sea superficial, lo ve como un político de su tiempo. Su sistema es trabajar en función del impacto que pueda crear en la opinión. No conoce la ciudad pero es lo suficientemente disciplinado como para aprender de memoria lo que necesite. Por ejemplo, puede escuchar a un especialista durante una tarde, tomar notas y luego recitarlas con soltura en una radio o un canal de televisión. Es lo suficientemente obsesivo como para dedicar horas a cuidar la imagen que proyecta en las redes sociales. Es lo suficientemente osado como para creer que él y Suma están haciendo un quiebre en la política tradicional ecuatoriana. Por ejemplo, que su fórmula de “gobierno responsable” no es un eslogan sino una ideología.

Rodas se muestra mucho y proyecta siempre la imagen de un alcalde ejecutivo y ganador. Pero en casi dos años de gestión, no ha logrado cuajar una sola gran idea sobre el futuro de la ciudad en el imaginario quiteño. Eso explica que se haya refugiado en el proyecto del metro, la gran promesa incumplida de Augusto Barrera. Sacrificó la visión de ciudad a largo plazo a cambio de la estrategia que los asesores de mercadeo político llaman quick wins, en la que todo es juego efectos. Es capaz de llamar a todos los medios de comunicación y bloquear el tráfico para inaugurar un parque minúsculo en el mirador de Guápulo. Es capaz de desplegar un gran esfuerzo retórico –produciendo el efecto contrario al que busca– para defender el cambio del mobiliario de La Carolina o el rediseño de las paradas del trole.

En los barrios, el quick win por excelencia es la cancha sintética, que un ex funcionario de su administración llama “el nuevo tótem de la época”. Para ganarse el favor de una liga barrial nada más fácil que construir una, que cuesta $140 mil y $8 mil anuales de mantenimiento. Esta fiebre no obedece a ninguna política que no sea la de forjar clientela y mantenerla contenta.

La estrategia del alcalde-candidato no rinde. Ha bajado en las encuestas y en las redes sociales se ha convertido en sujeto de bullying. Pero, como siempre tuvo una imagen muy superficial, incluso cuando ganó la alcaldía, hay encuestadores que piensan que el rechazo que genera es igualmente superficial. Y que puede revertirlo este año si consigue hacer algo importante como alcalde. De lo contrario, su balance en el Municipio será irrisorio y su camino a Carondelet, cuesta arriba.

Mañana: el poder de la primera dama

Fotos: agencia Andes y Ecuavisa

36 Comments

  1. Puede ser todo lo que dicen, pero ya va pasando el tiempo y no avanzado mucho además comparan con guayaquil allá como 20 años y solo el centro de guayaquil y unos cuantos metros mas afuerita esta bonito, pero vayan en bus público y vean los alrededores parece que el tiempo allí no ha pasado esta todo olvidado, y el Alcalde Rodas se empeña en publicidad y le falta mucho, Yo vivo en sector periférico de Quito a 15min y por allí nada de nada el año pasado se logro algo-poco en obras a través del Consejo Provincial y eso en base de amistades pero del municipio nada, más bien nos cambiaron predios rústicos a predios urbanos donde no hay servicios básicos y mejor toco hacer trámites para justificar que no hay servicios básicos y rebajar el impuesto como que uno hubiese echo el cambio, existen Distritos zonales del municipio como el de Calderón pero trámites como el que les comento lo envían al centro o sea de que ayuda hablan, y allí estamos todo Quito haciendo este tipo de trámites congestionado todo sentado en medio patio a plena luz solar o este momento en medio de materiales de construcción de que Quito para vivir mejor habla el Alcalde , así que si piensa llegar a Carondelet esta cuesta arriba

  2. MI NOMBRE ES JUAN CARLOS SAMANIEGO Y POR CUESTIONES DE TRABAJO FUI A VISITAR A UN FAMILIAR A LA ARGELIA..Y LA GENTE NO CREÏA LO QUE ESTABA OCURRIENDO…DECÏAN QUE POR MAS DE 50 ANOS NINGUN ALCALDE HABIA HECHO ALGO POR ELLOS ..PERO QUE ELLOS NUNCA SE IBAN A OLVIDAR COMO ESTA ADMINISTRACIÔN…SE ESTÂ PREOCUPANDO POR ELLOS…ESTO ES SOLO LO QUE HE OIDO..COMO.USTED MANIFIESTA A VECES LOS BARRIOS NO PIDEN OBRAS INMENSAS…HE. VISTO COMO LOS BARRIOS LO RECIBEN CON CARINO. CUANDO INAUGURA OBRAS COMO CANCHAS EN LOS BARRIOS ALGO TAN.SENCILLO ..PERO NI ESO.HEMOS.RECIBIDO DE ANTIGUAS ADMINISTRACIONES…GRACIAS..

  3. No pasa desapercibido que el Dr. Mauricio Rodas abandonó de manera abrupta el discurso nacional, como también el hecho que tiene exagerada sensibilidad para no inquietar al gobierno local -estrategia que produjo resultados, a la que se sumaron errores desde lo local y nacional-.
    Esto deja un vacío cuando la condición de capitalidad y la postura integradora nacional de sus ciudadanos, han demandado un pronunciamiento que supera lo doméstico, sin que implique descuidar la tarea.
    Podría tratarse de un cálculo proyectivo para atravesar incólume los tiempos de crisis que se comienzan a sentir, lo que no se desmerece en absoluto.
    Ojala haya tiempo para reparar la estructuración de un gobierno local diseñado a la medida del nacional que ha aislado a la ciudadanía del quehacer municipal, haciéndolo más espeso.
    La trascendencia de la gestión siempre recaerá en las ejecutorias, pero nunca dejará de medirse en su proyección.

  4. No debe haber ningún tipo de calificativo para una persona que trabaja consistentemente para el pueblo, lo realiza de una manera talvez demasiada reservada, falta propaganda tipo RC, para que ha algunos ilusionistas, eso les impacta, les hagan ver que están «despegando». Para analizar, racionalizar y comentar el trabajo efectuado por la alcaldía, se debe específicamente: mirar y constatar el trabajo municipal, que es estos días y desde el inicio, es totalmente arduo, constante, verifica-ble…….., desde luego que el alcalde no puede dar gusto a todos, o comportarse de una manera dirigida para unos u otros. Parece, en este caso, que los ilusionistas que no despegan son otros, fácil identificar, pero les recomiendo para que se les haga más fácil despegar, de sus ilusiones siquiera, recorrer la ciudad y constatar sin prejuicio la obra municipal gigantesca que se realiza y esto no es propaganda tipo Barrera, no, todo lo contrario, es trabajo y mas trabajo real, a todas luces. Debo agregar que no conozco personalmente al señor alcalde, tampoco soy miembro de su grupo político, social económico ni nada por el estilo, escribo esto porque soy testigo de la obra, que hoy día realiza el Municipio de Quito, y también para dirigirme a 4Pelagatos para decirles que en este caso, «el ilusionista que no despega» , están totalmente equivocados en su articulo, desde el inicio al fin, y con esto, posiblemente, pueden ir perdiendo credibilidad que la han ganado merecidamente, esto sin contar con el traspié de incluir entre columnistas o colaboradores de opinión a correistas o excorreistas consumados oportunistas.

  5. Realmente es un payaso improvisado como los buses que compro con el dinero ofrecido al alcalde anterior ..este individuo NO tiene proyecto de Ciudad su paso por la alcaldía es solo un trampolín político que no le resultará ya que Quito castiga a los ineptos e ineficientes.
    A Quito la tiene contaminada con sus colores del partido por todo lado. Es una vergüenza para mí Quito

  6. Lamentable que el periodismo y la opinión sean convertidas en ignorancia e insultos.
    El periodista elucubra, afirma lo que él cree que otros sienten o piensan y olvida acciones emprendidas, tal vez por la subjetividad que le provoca un odio hacia el Alcalde sin motivo alguno, incluso desde que fue candidato.
    Este, al parecer ignorante insultador, periodista olvida que no se cogió un Municipio funcionando, sino que cree tan ignorantes a los quiteños que sólo se enfoca un odio hacia Barrera, olvidando el caos que era Quito, barrios abandonados por décadas hoy atendidos (no sólo en canchas), acciones de prevención frente al Coto y a los incendios (en el mes más caluroso de la historia en el mundo) hoy son realidad, entre otros temas que sólo el odio podría cegar frente a las múltiples acciones.
    Definitivamente un análisis que parecería obedece a quien los bautizó: el mashi.

  7. Realmente ha sido un fraude el Sr, Rodas, todo los quiteños pusimos nuestra confianza en el, se mareo en el poder, no sabe por dónde ir, es increíble cómo Correa lo maneja como un títere, no tiene liderazgo, no entiendo cómo quiere estar cerca de los ciudadanos si tiene una caravana de vehículos seguridad y pelotón de personas que lo cuidan y no permiten que la gente pueda conversar con el, también esta súper mál asesorado en comunicación le fallaron los supuestos expertos pero sigue rodeado de esos mal funcionarios, en fin es muy tarde para corregir errores.

  8. ¡Qué Diferencia!. Un alcalde incompetente e inepto que nos quiere ver la cara, inaugurando “obras de pacotilla” como la pista atlética mal hecha (que a los cuatro días la tubo que reparar) o un “tirano” que solo inaugura obras integrales de excelencia, porque será que nos estamos volviendo exigentes…

  9. Dr. Hernández yo lo sigo mucho a usted y leo sus editoriales siempre, pero esta vez no estoy de acuerdo ni siquiera con el título de su editorial. Posiblemente Mauricio Rodas quiera ser Presidente de la República en su momento, como ya lo demostró años atrás, lanzándose prematuramente para mi modo de ver y con todo el derecho que tenemos cualquier ciudadano ecuatoriano, pero este momento no creo que lo esté considerando. Al contrario, lo vemos continuamente inaugurando obras que en los primeros años se vio poco por estar justamente en la etapa de planificación y además arreglando el desastre de Alcaldía que dejó Barrera y obras inconclusas como la Ruta Viva. Lo mismo le va a pasar al próximo Presidente de la República que venga después de Correa, quien encontrará un país acabado y tendrá que dictar leyes que no gusten a todos y bajará su imagen, pero serán necesarias para poder recuperar nuestro país y nuestra economía. lo único que rescato de su editorial y estoy totalmente de acuerdo, es que sí nos hace falta un apoyo político y la presencia de él más activamente, sobretodo en estos difíciles momentos políticos que vivimos con el actual gobierno. Necesitamos un líder que nos guíe, ya que quiera o no el DAnaanr. Rodas, es Alcalde de la capital política del Ecuador.

  10. Creo que la carrera política de Mauricio, está en la palestra política del periodo interpuesto. Al haber llegado a la Alcaldía se encontró con un Municipio que perdió su institucionalidad, su información vital; lo que está empeñado en rescatar, trabajando diariamente y a veces contracorriente. Ha sido muy claro en manifestar y demostrar con hechos, que no será candidato en el 2017, espera terminar una buena alcaldía, para entonces pensar en la posibilidad de una contienda por la Presidencia de la República.
    Cada barrio, cada familia, cada morador, que por décadas fuimos olvidados, vemos con gratitud; sé que sólo cumplen con su trabajo, pero se acordaron de esos barios olvidados, las obras que viene realizando.
    Esperemos que su gran obra histórica sea la realización del Metro para Quito, el resto será historia ciudadana juzgada.

  11. No será un gran político, un gran orador, o tiene quizá un carisma de chico de cumbayá, pero como no es un político showman, de los que grita, de los que insulta con ironía, de los que hacen chistes que sirven para titulares….no les gusta a los 4 pelagatos…Quito no necesita otro alcalde, necesita de gente que no escupa en la calle, que no bote basura, que no pite con su carro por las puras, que no se parquee sobre las veredas, que camine en vez de usar el 4×4 para ir al mall…en definitiva que deje de joder…

    • Esteban definitivamente coincido, Quito Primer Patrimonio Cultural de la Humanidad. La Carita de Dios, necesita de todos Los verdaderos quiteños compromiso dia a dia, ejemplo Coronel Zapata, no «articulistas» negativos, «incógnitos» mal intencionados.

    • También de transparentar los estudios técnicos y aplicar fehacientemente las normas… Rodas no transparente o muestra el último contrato de 4 millones para hacer estudios que faltan para iniciar el metro… se entregó el anticipò y no se dice que está corriendo el tiempo del contrato… por favor…. no seamos ingenuos.

  12. No es de fiar quien solo crítica y sin demostrarnos datos q afiancen el xq da su «brillante» análisis como es posible q una persona con su nivel de conocimientos e injerencia cite a un supuesto ex colaborador sin dar el nombre? Sepa q no está defendiendo derecho ningún derecho d anonimato sino escuda q no tiene fuentes fidedignas para su dizque análisis , sólo demuestra un sesgo político tal vez comprado como se acostumbra dentro del Correismo, lastima q pierda credibilidad x tan poco consejo proponga exponga no sólo intente pasarse de listo

  13. Creo que Rodas quiere seguir un libreto como el de Macri en Buenos Aires + Argentina. No me sorprendería incluso que el Gallinazo Jaime Durán, asesor de Macri, esté detrás de Rodas. Se lanzará a la presidencia en el 2021 (o antes si hay muerte cruzada). Si gana será una bocanada de aire fresco para el Ecuador luego de los caudillos insultadores-populistas-fascistoides. Está bien que no se queme en la compañía de los anticorreistas furibundos. Y desde luego debe convencer como alcalde de Quito, lo cual requiere tanto obra como mercadotecnia.

  14. Qué pena que José Hernández haya dejado de lado el periodismo serio, de investigación y precisión basado en hechos y documentos, para dar paso a una serie de datos sin precisión.

    Sigo de cerca la gestión municipal, pues soy una quiteña preocupada de mi ciudad y a la vista saltan muchas incoherencias en este artículo, que cualquier persona medianamente informada puede distinguir.

    1. Una parte de la gente que formó parte del equipo original de Rodas fue cambiado por falta de resultados, según publicó la prensa estatal y privada. Hasta ahora no se sabe, por ejemplo, cuánto dinero atrajo la ex directora de inversiones. Y los buenos funcionarios se quedaron, como el coronel Zapata en Seguridad.

    2. El perfil del nuevo equipo me parece más técnico que el anterior! Álvaro Maldonado es un secretario de productividad de primera y ahora ha puesto en marcha el Consejo de Competitividad de la mano del sector privado. Ni que decir de la señora Gabriela Sommerfeld quien dirige Quito Turismo, Darío Tapia en Movilidad, Jacobo Herdoiza en Territorio, el economista Miguel Dávila que es administrador general. Señor Hernandez, por fa infórmese de que Alexandra Pérez gerencia dos tareas duras Trole y Ecovía!

    3. Del señor Alcalde, a quien creo que hay que dejarlo gobernar, claramente he escuchado desde la campaña electoral que ganó, que no sería candidato. Y la semana anterior lo volvió a repetir. Qué bueno que sea así porque los quiteños votamos por él para que arregle la ciudad!

    4. Y de las obras en Quito, creo que es importante que los lectores de este portal lean esto http://www.elcomercio.com/opinion/editorial/obras-quito-mauriciorodas-opinion-editorial.html

    • Correcto y estoy de acuerdo con el comentario de Ana Gabriela Martinez… Se esta viendo obra y queriendo poner un orden… La Alcaldía tiene problemas graves y es con lo que tiene que lidiar el Alcalde, uno de ellos es la inmensa burocracia que tiene la Alcaldía de Quito… 10500 funcionarios!!’ Guayaquil tiene y funciona muy bien con 3500 funcionarios!!! Este incremebto realizado por alcaldes anteriores pero muy especialmente por Barrera.. crea un costo inmenso e ineficiencia en el desarrollo y control de los trabajos!!! Esperemos resultados mayores y ahí si a hablar y al Sr Hernandez decirle que sea más positivo… Reúnase con el Alcalde, con los Secretarios actuales que son muy buenos y démosle tiempo. El equipo asesor si no es bueno ya serán removidos, téngalo por seguro!

      • Ha pasado ya un año y la burocracia sigue inflada. Que espera para poner orden y volver funcional al municipio? un año más? nunca? Cuando hay que hacer las cosas, hay que hacerlas ya!!. Eso muestra eficiencia y efectividad, y crea imagen de control. Ud citó acertadamente el ejemplo de Nebot en GYE. Nebot se ha ganado respeto siendo y pareciendo. Y las obras, innegables, están ahí. Basta con ir a GYE y verlas. Y Nebot no saca publicidad como lo hace el gobierno. Solo trabaja. Y es un auténtico líder. Aquí no tenemos eso. Voté por Rodas, y no me arrepiento del voto porque no había nadie más, pero está decepcionando su gestión .Para esta alcaldía el metro es todo!!! y con Odebretch para colmo. Carísimo, y muy probablemente no sea la solución final, así lo dicen expertos consultados.

        • Como se nota que no viven en Guayaquil y que no tienen que lidiar con la burocracia municipal. Primero, si es cierto q solo tiene 3500 trabajadores, pero a eso sumale todos los trabajadores de fundaciones que reciben indirectamente fondos publicos pero que no son auditados como gobierno municipal. Segundo, trata de sacar un permiso de uso de suelo+patente municipal+permiso de bomberos y vamos a ver que tan moderno y funcional es el munipio de guayaquil (spoiler alert: es casi imposible en muchos casos). Y por ultimo, el municipio de guayaquil si hace propaganda, en las radios locales, en la metrovia, en el registro de la propiedad, en todo lugar publico municipal hay pantallas LED lavandote el cerebro que nebot es el salvador de guayaquil… igualito que en los ministerios del correismo! Ademas, el municipio de guayaquil tiene algo que rodas no tiene: Un diario oficial de circulacion gratuita (metro.. pagado con nuestros impuestos) y un diario no-oficial pero que es un constante infomercial del municipio: El Universo. Tiene muy buena proyeccion mediatica el municipio, indudable, pero no es la panecea de administracion regional que muchos creen que es.

      • La nómina llega a 16.000 empleados… revisar el presupuesto municipal… no se trata de dejarlo gobernar, se trata de que el alcalde haga bien las cosas, que use correctamente el dinero de los quiteños y que consulte con los quiteños cuando se trata de endeudarse…. no es más que un administrador….

    • Gabriela Sommerfeld no es la persona indicada para llevar Quito Turismo. Ella fue la que quebró Aerogal, y se casó con un accionista de Avianca para que la absorbiera (tonta no es), además de su fama de tirana explotadora en temas laborales.

  15. Los grandes alcaldes de Quito se han caracterizado por conocer Quito, es un engaño hacer creer q porq se aprendió de memoria algo, ya lo entiende.Quemó la última oportunidad de planificar Quito del futuro con políticas claras de movilidad que no van precisamente por el Metro, al contrario, tienden a modificar las características de viajes de los habitantes. El Metro será su tumba también como político y los quiteños huérfanos nuevamente .

    • Todos sabemos que Rodas no gano la alcaldía el estado político estaba para que cualquiera le gane al mentiroso de barrera y perdió quito

  16. Tener la Alcaldía como trampolín para llegar a Carondelet no le va a resultar,los quiteños nos acordaremos la falta de solidaridad en las protestas contra las políticas de Correa,las obras que realiza en el Municipio no trasciende y su tal tren subterráneo será su tumba en las aspiraciones presidenciales.

  17. Discrepo con el artículo. Rodas justamente NO está pensando en usar su puesto para ser candidato a la presidencia. Su alejamiento de la llamada reunión de Cuenca lo prueba. Rodas sabe que es vital concluir su alcaldía, y hacerlo con éxito. Los quiteños jamás le perdonarían otra cosa.

    Rodas va a ser juzgado por el metro. Este proyecto lo hunde o lo catapulta. Por el bien de la ciudad esperemos que salga bien.

    Señores pelagatos: no se debe usar argumentos ad hominem, y me disculpo por hacerlo ahora, pero creo que ustedes no perdonan a Rodas el no haber asumido un liderazgo anticorreístas quiteño. Si acierto en lo que digo, recapaciten; si estoy equivocado, lo lamento y les ofrezco disculpas.

    • Lo que pasa es que lo que tú mencionas -no haber asumido un liderazgo anticorreísta- es también parte de esa estrategia made in Jaime Durán: no hacer olas, no entrar en conflictos, a falta de ideas propias, plegarse a proyectos en marcha que son del gobierno (metro, plan de reforma del centro). El problema es que en una ciudad que más o menos funciona esa estrategia puede pasar. En esta, en que se requieren golpes de timón y cambios de paradigmas, no hacer olas resultará en una alcaldía fracasada.

      • Parece que los asesores, incluidas su madre y espsoa, no tienen claro que la población de Quito es super exigente y creo que el artículo, describe y analiza muy bien la imagen de rodas… en realidad no parece que está ala altura de los tiempos actuales…

    • Lo más probable es que Rodas mantiene una alianza pecaminosa con Correa por obvias razones… odevrech sabe como maneja el poder… ejemplo Brasil…. el metro será la tumba de Rodas.

  18. Creo que la gran mayoría de quiteños votamos en contra de Barrera- Correa, más que a favor de Rodas a quien no conocíamos. Estuvo el momento correcto en el lugar correcto y capitalizó para sí ese descontento. Hasta el momento, no convence como buen alcalde, no se define políticamente, no tiene liderazgo ni carisma. Si está aspirando a Carondelet, primero tiene que convencer como alcalde, y para eso tendrá que sacrificar temporalmente sus aspiraciones presidenciales. Se ha enfocado en ese proyecto de subterráneo, proyecto del anterior alcalde, como que fuese la solución final y eje de su gestión, y creo que va a dejar endeudada a la ciudad y sin los resultados esperados. No ha presentado un plan estratégico de gestión, de vialidad, seguridad, servicios generales, planes de desarrollo, correlación con los valles aledaños, ni resultados, más allá de los simples discursos , tipo gobierno, donde habla mucho de las ejecutorias, pero no se ven resultados. Hasta ahora, no pasa la prueba en Quito, como para pensar en que la ciudad lo apoyará en una aventura presidencial. En resumen, aún no da la talla para el puesto al que fue destinado. Veamos que pasa en el futuro.

  19. Hay que reconocer esa gran capacidad de resumir y enfocar la realidad del alcalde candidato pero si se puede ayudarle a este candidato con proyectos adicionales como productividad empleo barrial turismo micro empresas artistas en cada barrio etc

    • El alcalde debe ordenar a administracion los chillos ejecute obras en los barrios; no existen obras; ademas debe dejar de hacer campaña de su politica y respetar los colores de Quito; alcalde el dinero es de quiteñ@s y exiguimos que nos respete Att. PRESIDENCIA DE LA FEDERACION DE BARRIOS COMUNAS Y ORGANIZACIONES LOS CHILLOS

      • No tiene dinero para las obras de los barrios porque todo el dinero será para el Metro. gran error… el metro será la tumba de Rodas.

      • No se dejen enganñar. Existe un resentimiento de fondo por haber perdido la alcaldia de Quito. Ojala se investigue los multiples actos de corrupcion en Petroecuador, Odebrech, via a Collas entre otros.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba