Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

18.Carta a Correa. Nunca su Estado ha sido tan decrépito, Presidente

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

Presidente,

No hay forma de entenderlo. En cualquier parte del mundo, en un momento como este, las autoridades activan a sus socios. O los buscan. Muchos socios. Usted y su gobierno se han dedicado, por el contrario, a competir con la sociedad movilizada. A denostar. A criminalizar, casi, sus muestras de solidaridad. Y sus troles miserables han atacado a gente como Karla Morales, porque se atrevió a ser solidaria por fuera del control absoluto que quiere ejercer su gobierno. ¿Pretende usted que todos pensemos que eso es normal? ¿Es dable que ministros suyos, como los Alvarado, se dediquen a apropiarse para su gobierno de obras solidarias que han hecho empresas o municipios como el de Quito? ¿Es eso decente? ¿Es esa la forma pragmática y sensata de manejar una crisis como la que vive el país?

Ahora su gobierno reclama a gritos que nadie se meta, que los ciudadanos que ayudan se hagan a un lado, que despejen el camino para que solo su gobierno luzca. Hay esquizofrenia en el ambiente. No se entiende cómo esta tragedia no lo hizo comprender que el Estado vertical que usted adora (porque el Estado es usted), es una decrepitud histórica. Usted acabó con la descentralización y la desconcentración que eran procesos embrionarios. Y su gobierno vertical pretende ser todo y controlarlo todo. Y en ese afán prescinde de lo que caracteriza a una comunidad: conocimiento, sentido de pertenencia, entronques, capacidad de convocatoria y de movilización, cercanía, liderazgos locales… Todo esto se está desconociendo en el momento en que esos mecanismos deben ser activados para un trabajo en conjunto. Eso hacen en momentos como este las defensas civiles y los comités locales. Ahora esa tarea la ha encomendado usted a sus ministros. Ese es un error como lo muestra la reconstrucción de Chile –de la cual se tendrá que hablar–que se volvió un caso de referencia en el mundo. El gobierno chileno se basó, precisamente, en el trabajo articulado que arrancó desde las comunidades. Desde los alcaldes integrados plenamente a un  proceso que dejó de lado la pertenencia política.

Usted cree en un Estado todopoderoso que no existe en los países de alto nivel económico. Existe en China, Corea del Norte o Cuba. Ningún Estado democrático funciona con el nivel de centralismo, de verticalismo que usted y su movimiento impusieron en Ecuador. Es absurdo verlos queriendo acapararlo todo, decidiendo todo, administrando solos esta tragedia cuyo drama humano se mantendrá, en buena medida, durante años.

Usted hace una apuesta disparatada al creer que el Estado todopoderoso que usted defiende es más eficaz que todas las fuerzas (de toda índole) que se mueven en todas las comunidades del país. Hay un límite ineludible en esa tesis que acarrea una factura colosal: si usted reclama la exclusividad del protagonismo y si, además, ese protagonismo se obtiene adueñándose de la solidaridad de la sociedad, usted se está comprando una bomba de tiempo: usted y su gobierno deben ser considerados desde ahora como los únicos responsables de cumplir las expectativas que cada ciudadano afectado está en derecho de esperar del Estado todopoderoso que usted encarna. Es decir, todo. Esa es la educación que ustedes han hecho y que, ahora, usted levanta como prioridad de su gobierno. Usted desecha la ayuda. Usted no cree en los voluntarios. Usted desconoce lo que hace la oposición. Usted vuelve a declararse salvador único del país. Qué terrible mensaje, qué penosa actitud.

El terremoto era otra oportunidad (ha habido algunas) de replantear algunos temas: la actitud de los ciudadanos ante el Estado y viceversa. La relación de las comunidades entre ellas y sus niveles de colaboración específica alrededor de planes regionales (de seguridad, prevención, reconstrucción…). La eclosión de la sociedad civil y los mecanismos de intervención en la formulación de políticas públicas concretas en cada sitio. En este momento, por paradójico que parezca, es esencial para repensar la política desde la cotidianidad. Es el momento de aterrizar proyectos convirtiendo a las comunidades en protagonistas insustituibles. Pues bien, nada de eso se hará porque usted, Presidente, decidió que es urgente que la sociedad en su conjunto se siente a verlo transitar por el país. Y a esperar sus decisiones y las de su gobierno.

El mayor daño no es que usted y su gobierno se quieran adueñar, con fines proselitistas, de la exclusividad de la reconstrucción. El mayor daño es hacer creer que con un Estado vertical se construye una sociedad de ciudadanos. Usted impuso ese criterio político decrépito cuando había bonanza. Y ahora, que se ve su inviabilidad, usted lo refrenda. Nunca el tipo de Estado que usted defiende y encarna ha sido tan vetusto.

Foto: Presidencia de la República.

19 Comments

  1. Coincido con Withtaker en una comisión que nos ayuda a salir de esta ignominia, pero esa comisión necesitará un lider, sin ambiciones políticas. Es hora de plantear esta inquietud a 4 Pelagatos y señalar objetivos: que persiguirá la comisión, que debemos corregir en adelante. Para mi lo primero es que los candidatos deben pasar un examen médico siquiatrico, para evitar desequiligrados y locos, luego deben acreditar cierta experiencia, en el manejo publico administrativo y otros requisitos básicos, así nos curamos en salud, y el sr. trapeador nunca hubiera llegado, pero ahora pensemos en el futuro

  2. Pienso que de nada sirve tan elaborados comentarios, si el día lunes en el cambio de guardia, el pueblo ecuatoriano se hace presente, y este presidente da la orden para q la policía y fuerzas armadas hagan salir a la fuerza a parte del pueblo ecuatoriano, de la plaza grande, lo q trato de decir es que ya es hora de q las fuerzas armadas estén para con su pueblo! No para seguir alcahueteado a esta manada de aprovechados y ladrones que se encuentran dirigiendo el pais y levando lo al despenadero.

  3. De acuerdo con Withaker, Kaliman, Genaro y todos. El hombre es una caja de contradicciones, esta enfermo y hay que demostrar que no esta en capacidad de gobernar. Sus brillantes comentarios don Jose son inocuos simplemente le resbalan. Es hora de definir un objetivo y establecer otra estrategia. Para ello se requiere un lider, ahi esta el primer objetivo, quien puede ser?

    • «Estoy cabreado como el demonio y no voy a soportar esto nunca más». Howard Beale, del film NETWORK, de Sydney Lumet.

      Correa surgió como un líder que iba a encabezar un cambio en el país. Y hubo un cambio, Un cambio profundo: se quedó con el pastel que 15 millones de ecuatorianos le autorizamos a administrar, pero se quedó con el, pensando que se lo habíamos regalado.

      Más que un líder, pensemos en un grupo de personas coherentes, al estilo de la Comisión Nacional Anticorrupción, que no quieran liderar ni convertirse en salvadores de un país que no necesita salvadores. Sólo organización y manos de verdad limpias. Gente de bien dispuesta a poner el hombro para volver a institucionalizar un país devastado por el un canalla y una caterva de bellacos que por dinero están dispuestos a hacer lo que se les ordene.

      Espero que alguien me acompañe con la frase de Beale: estoy cabreado como un demonio y no voy a soportar esto nunca más!

  4. Nunca creí en Correa, desperdiciar oportunidades? Si ni siquiera se ha percatado que las tuvo y las tiene, su soberbia lo ha cegado. Lamentablemente todavía hay ciudadanos que esperan un cambio de actitud. Trágico y doloroso cuando esta corrupción termine por despertar a todos con un balde de agua fría.

  5. Este individuo es un caso perdido. Lo que debemos hacer es pedir continua y masivamente su renuncia, ejercer presión a través de redes sociales y en la calle. Si bien es cierto que vivimos una fuerte crisis, parte de la cual es responsabilidad del gobierno, no se puede pensar en romper un orden constitucional. Quien asuma, debería convocar a elecciones inmediatamente, avaladas por las FFAA, pues no podemos confiar en las instituciones electorales o de justicia actuales, totalmente entregadas a la presidencia. Tenemos suficientes elementos de juicio para pedir que este tipo se retire de la presidencia, pues su ineptitud técnica y emocional es más que evidente, pero es claro que por su propia voluntad no lo va a hacer. La asamblea no lo va a hacer tampoco, así que usando el ejemplo de AY Pame, se debería empezar un referendo revocatorio, como lo están haciendo en Venezuela, que es hacia donde vamos si este tipo sigue en el poder.

    No sé si es posible hacerlo, escuchemos opiniones de gente ilustrada en el tema.

  6. Señor Whitacker
    Leo atentamente todos los comentarios de este blog de opinión y considero que este es el mejor comentario que he leído en estos meses. Permítale felicitarle por su lucidez, frontalidad y clarividencia. Sumo mi felicitación a todos los autores de 4 pelagatos por su valentía y valía.
    Sigan trabajando igual y opinando con esa claridad que le hace falta a este pueblo ignorante y alienado.
    Cualquier sociedad no soportaría más de 2 semanas de atropellos, actitudes prepotentes, ofensas, ocultación de datos públicos, payasadas, actitudes borreguiles, infamias y actos que provocan asco.
    Nosotros hemos aguantado más de 9 años de todo eso y mucho más. Tienes toda la razón, el problema no es Correa y sus 7000 borregos descerebrados, el problema somos nosotros que nos hemos acostumbrado a esto, se nos ha hecho normal y no hacemos nada.

  7. Una vez bajé a la rivera del rio Machángara para averiguar, con unos técnicos en esos asuntos, el grado de contaminación de sus aguas. No quiero contar el pavoroso resultado pero sí contarles que conozco ahora lo que significa un estercolero: Alianza País donde toda la inmundicia va a parar.

  8. Efectivamente, habría que presentarse en el cambio de guardia pero este tipo no va a escuchar.

    Probablemente nos haga sacar a golpes y nos acuse de terrorismo o traición a la patria (la patria es él).

    Pero no se pierde nada yendo al cambio de guardia con carteles grandes que digan «tus mandantes exigimos que termine el despilfarro» y «exigimos cuentas claras: donde están los $200.000’000.000?»

  9. Debe formarse un panel independiente, el cual monitoree la ayuda recibida ya sea en cuentas bancarias, entidades empresariales, ayuda técnica, etc etc. Y también que exija al estado (Correa) a reportar a la cuidadania como los 600 millones están siendo empleados en la reconstrucción. Por último, este grupo sería responsable de informar al pueblo que empresas o entidades están siendo contratadas para la restauración ( cerciorarnos que no sean empresas recién formadas por primos, amigos , vecinos o seguidores del que sabemos.)
    Debe haber una manera transparente de manejar esta situación.

  10. Insisto como lo hice desde el principio. Las cartas no deberían ser dirigidas a un presidente enfermo de egocentrismo. Él es un caso perdido, influenciado por Alvarado y su consultor personal, Santiago Pérez (al que, entre otras cosas, habría que preguntarle si recibe sus pagos del Estado o directamente de Alianza País, pues trabaja para el partido, no para el Ecuador).

    Las cartas deben ser dirigidas a la ciudadanía. A opositores y correístas, la sociedad en su conjunto. Porque estamos enfrentando un peligro que nos pone en riesgo a todos. El enfermo y sus secuaces se van en un año y van a dejar al país a la deriva… si es que no hacemos algo para impedirlo. Recordemos que de toda la plata que administró, sólo cerca de 50 mil millones de dólares fue a infraestructura. ¿Dónde están los otros doscientos mil millones? ¿Se fueron todos en gasto corriente? Y si ahora recibe mil millones más con los nuevos impuestos, ¿ésta vez los va a invertir bien? ¿Tenemos que hacer un nuevo acto de fe? ¿O simplemente debemos sacudir la cabeza mientras vemos cómo botan la plata en sabatinas, en aeropuertos sin pasajeros, en carreteras carísimas y en la propaganda que sigue chupando la agencia de publicidad de Vinicio Alvarado?

    No sé quién está más demente, si un gobierno que no tiene límites en sus bellaquerías o una sociedad (compuesta por opositores y correístas, producto de la aplicación del antiguo adagio que dice: divide y reinarás) que permite que este tipo de cosas sigan sucediendo. No dan cuentas de los gastos, y no hacemos nada para tenerlas. Controla la justicia, y no hacemos nada para impedirlo. Fredy Ehlers sigue tomando su té, y no sé por qué no vamos a su oficina a exigirle la renuncia. La corte constitucional le da el visto bueno a la canallada de Ay Pame y nos quedamos mudos para ver de qué son capaces ahora. El fiscal es un corrupto que esconde propiedades en Panamá y por el terremoto todos olvidamos pedirle que aclare su bochornosa situación.

    ¿No es hora ya de parar a los canallas? ¿No será que si nos acercamos al cambio de guardia del lunes, el sordo nos alcanza a oír? Para exigirle que suspenda las sabatinas. Que suspenda la estúpida propaganda. Que pare el derroche. Que el país no le pertenece.

    O paramos ésta estupidez, o nos vamos todos al carajo.

    • Buena idea. Deberíamos convocarnos y hacer plantón frente al ministerio del buen vivir ( en minúsculas). En realidad, el monto que gastan esos sátrapas no influye mayormente, pero lo que indigna es la burla del «buen vivir» ejercida por estos desubicados en un país que se cae a pedazos producto de este mal gobierno, últimamente ayudado por la naturaleza. Si se acaba con ese símbolo de indolencia y gasto innecesario , se conseguirá generar conciencia pública.

  11. Y van 18, ahora ya somos mayores de edad…………. Monseñor Leonidas Proaño escribió un libro: «Creo en el hombre y en la Comunidad» tal vez la expresión más sencilla de entender que un mundo sin la comunidad no puede existir, por tanto su participación es fundamental.

    Cada vez que le escucho hablar al señor presidente y le observo tragarse auténticos elefantes de mentiras sin eructar, no dejo de sentir ganas de vomitar. Una vez más ustedes no tienen ideología, ustedes no buscan el progreso, en su movimiento solo hay una profunda estupidez caudillesca y nada más. Su movimiento está destinado a desaparecer, como lo hizo en su momento la inquisición y el fascismo, desgraciadamente dejando atrás muchos damnificados.

    Señor presidente céntrese por una vez en su vida, renuncie. Señor Vicepresidente renuncie, Señoras Presidenta y vicepresidentas de la asamblea Nacional, renuncien, no permitan que se de una explosión social, sin embargo aunque quiero equivocarme todo apunta a ello.

    • Lo grave está en que por más cartas y comentarios que podamos realizar, pidiéndole más mesura, más prudencia, más democracia, él no está dispuesto a ver ni oir nada que no sea de sus acólitos o su propio parecer, y pretende que los que no piensan como él agachemos la cabeza, si no, los mando «presos» que es su frase preferida.
      Hay quienes aseguran que tiene un rebote grave por la cantidad de energetizantes que utiliza y ya se comienzan a ver los estragos: «los campesinos son mas afortunados que la gente que vive en la zonas afectadas porque PUEDEN COMER HIERBA», o «QUE SIEMBREN POLLOS», para mi que está totalmente demente y así no puede gobernar.

  12. Está bien esa foto? No es retocada? A riesgo de caer en la práctica de extremo mal gusto de Correa, ese sujeto al lado de el parece un pigmeo. Y correa no es que es tan alto (yo soy más alto y he conocido tipos a los que yo les doy por los hombros).

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba