Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Gabriela Rivadeneira tan sumisa como arbitraria

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

El 12 de mayo del 2016, Gabriela Rivadeneira explayó su poder: mandó que la escolta legislative retire del estrado de la Presidencia de la Asamblea Nacional a Magaly Orellana. La asambleísta por Orellana le reclamó, airadamente, por cerrar el debate sin que ella hubiera podido intervenir sobre el aumento de impuestos previstos en la “Ley Solidaria por el Terremoto”. Orellana reconoce haber dicho inepta a la Presidente de la Asamblea. Una comprobación –dice ella–, no un insulto.

El 25 de mayo, Orellana fue sancionada por esa confrontación verbal. Todavía espera que el oficialismo muestre el video en el que supuestamente ella fue filmada diciendo “palabras soeces”. Ella sostiene no haberlas dicho. Pero el Consejo de Administración Legislativa (CAL) la suspendió de la Asamblea durante 30 días y sin derecho a sueldo. “Es una sanción arbitraria –dice Orellana– que muestra el abuso de poder de una persona sin experiencia”.

¿Sin experiencia? Pues sí. Rivadeneira es otra de las funcionarias que el correísmo fabricó en olla a presión. ¿Pero abusadora? Andrés Páez tiene una explicación salomónica. Habla de ella como “una persona de trato agradable” que sufre “una mutación cuando se siente en el sillón de la Presidencia de la Asamblea”. Como autómata, ella cumple con un libreto que, según Páez, ella no prepara.

Libreto o estrategia, como la llama Cinthya Viteri, lo cierto es que Rivadeneira ha impuesto un manejo a la Asamblea tan característico que puede ser diseccionado. Manejo que hace que algunos, como Páez o Viteri, hablen casi con nostalgia de la era de Fernando Cordero. El ‘Corcho’, como lo llaman, no negaba la palabra, era más diplomático con la oposición y parecía querer enriquecer el debate con las tesis de los contrarios. Apariencia o realidad –dice Cinthya Viteri– “él quería producir la impresión de tener algo de independencia con el Ejecutivo. Por supuesto en ese momento, Alianza País no tenía la mayoría que tiene ahora”.

Con Gabriela Rivadeneira se desvaneció toda impresión, real o supuesta, de buscar alguna independencia del Ejecutivo. Ella se regocija de lo contrario. No solo goza de un cargo para el cual no estaba preparada: tiene una mayoría absoluta que camina al paso. Esa ventaja nutre una arbietrariedad evidente en el manejo de la Asamblea. Al oficialismo no le importan siquiera las apariencias. “A sus asambleístas les da lo mismo –dice Cinthya Viteri– si la oposición habla, protesta, se ausenta, está presente…”. Total, han impuesto votar por los informes (que contienen una ley), no por la ley. Eso significa –dicen los asambleístas de oposición– que si están de acuerdo con cien artículos de una ley de 105 artículos, tienen que votar en contra o abstenerse. No hay otra forma de votar. “Ese es el método fascista impuesto por este gobierno –dice Páez– de todo o nada”.

La presidenta de la Asamblea administra la arbitrariedad. Cordero evitaba personalizar las diputas políticas. Ella se agarra pico a pico con quien se le atraviese. No da la palabra a aquellos que el oficialismo no quiere oír. Cléver Jiménez recuerda que durante un año apenas habló una vez. Quizá dos. Andrés Páez lleva sin hablar tres meses de corrido. Magaly Orellana no se contuvo tras más de un mes de silencio forzado…

No dar la palabra o darla, en otros casos, pero irrespetando los turnos de inscripción: es lo que ella hace. Páez cuenta que alguna vez, cuando pudo hablar, tuvo que esperar a que 55 asambleístas lo hicieran a pesar de haberse inscrito entre los primeros. Aguilar ve en esto una actitud política deliberada pues bastaría –dice– con usar las posibilidades que otorga el sistema electrónico.

Viteri no se queja de no poder hablar, aunque reconoce que asambleístas de su bancada, como Franco Romero o Henry Cucalón, tienen mayores dificultades. No obstante, si le dan la palabra, no admiten sus réplicas. En cambio, Rivadeneira tolera réplica sobre réplica de los suyos. No solo esto: llama la atención o sencillamente corta el uso de la palabra a aquellos asambleístas de la oposición que adornan sus intervenciones con adjetivos ardorosos. Pero se hace la sorda cuando lo mismo se produce del lado del oficialismo. Y por cada cinco oficialistas, solo hay turno para uno de la oposición.

La estrategia correísta incluye tener un asambleísta que siempre responde a los de la oposición. Virgilio Hernández y María Augusta Calle, entre otros pocos, están destinados a poner en su sitio a Páez, Viteri, Lourdes Tibán, Aguilar… Su tarea consiste –dice Páez– en evitar responder a los argumentos y dedicarse a desprestigiar al asambleísta con acusaciones tan viejas como manidas.

Arbitrariedad consumada –dice Ramiro Aguilar–. Y suma un amauterismo total de la parte de Gabriela Rivadeneira. Una mujer sin ninguna cultura, tanto general como parlamentaria, que no sabe cómo se vive la democracia en un parlamento. Se contenta con ser funcional a órdenes que recibe. Se contenta con llevar la arbitrariedad hasta negar a Magaly Orellana en el CAL, que ella también preside, el derecho a la defensa. Ella es la prueba palpable de que sumisión (al líder) y autoritarismo (con los que puede arrasar) son las dos caras de la misma moneda.

Foto: Asamblea Nacional 

20 Comments

  1. Engendros antiéticos que no dudaron en condecorar a la vieja gaucha corrupta, les faltó otorgarle el honoris causa, asi avergonzaron al Ecuador.

  2. Esta alumna sumisa del correísmo se encuentra en plena campaña por su reelección? Nos preguntemos cómo es posible que una persona que no realizó ni cumplió con los principios básicos de la función de legisladores, con habilidad y cinismo , también un poco de engaño, aspira a integrar nuevamente el Parlamento o Asamblea?
    Pregona que con la misma vara medirá a todos los corruptos de antes y de éste gobierno ( palabras publicadas en un diario local), demuestra de manera inobjetable su incapacidad y la sumisión con clara falta de la personalidad inexistente. Cómo y por qué le preguntemos la medida de la vara enunciada? si jamás en los años de Presidenta de la Asamblea midió a sus corruptos compañeros del gobierno; pero, haberlos enjuiciado y colocados donde deben estar los corruptos y ladrones. Debe demostrar decencia y siquiera un poquito de honestidad . Lo único que la ha caracterizado es la facilidad con la que insultara al pueblo ecuatoriano. Preguntémosle también si aún se alimenta con pan o si ya se encuentra en el grupo de pelucones…….como demuestra estarlo. Con el debido respeto que guardo a todas las mujeres por su condición muy especial, debemos por obligación en el campo público dinamizar la casi desaparecida honestidad en las funciones que desempeñan cualquier servidor, anotar las falencias y errores que ahogan y no permiten el brillo de la significación de pueblo libre y protegido.

  3. El conejo es un ser simpático y el burro lo es también. La reina del yamor en la escala filogenética no consta porque es un reciente descubrimiento en el grupo de microorganismos inclasificables así como son los Atraca País.

  4. Yo siempre he manifestado que lamentablemente en el Ecuador lo que importa es la sumisión, es más importante tener empleados sumisos que talentosos, es la cosmovisión de nuestras estructuras empresariales y gubernamentales, definitivamente no me equivoco, lo que expresa el artículo es una muestra.

  5. Por favor corregir, segundo párrafo séptima línea: «la suspendió un mes de la Asamblea durante 30 días». Fuera de eso, excelente artículo.

  6. Esta señora Rivadeneira me recuerda a un secretario llamado Martin Bormann quien reunía las características necesarias para ser el lugarteniente de Adolf Hitler: fanatismo total por su lider, ignorancia apocalíptica en todas las ramas del saber, y ausencia de capacidad para diferenciar entre lo bueno y lo malo

  7. Haber, quienes dieron el voto para que esta gente impreparada y obsecuente con el dictador este en la Asamblea? Nosotros; quienes somos los culpables? Nosotros; quien le dio poderes omnimodos a Correa? Nosotros; quien es el culpable de este autoritarismo total? Nosostros; en consecuencia: en las próximas elecciones debemos meditar muy bien, concienzudamente por quie o a quien dar nuestro voto

    • Jamás he votado por esta pandilla A.P. ni por el jefe de la pandilla. Si eso significa que he perdido por goleada las elecciones, me enorgullezco de ello, pero jamás seré engañado como es engañada la masa que vota por ellos.

  8. Puede ser que tengamos enorme inclinación por resaltar aquellas actitudes que riñen con lo básico del comportamiento urbano.En este mismo artículo se destacan con testimonios de primera mano,actitudes diáfanas del corcho Cordero,es que solo por denostar el comportamiento visceral de uno de nuestros ejemplares en la cabeza del primer poder del estado,olvidamos investigar y leer sobre personajes que se han mantenido impolutos.Deberíamos encontrar a las personas que nos inspiren nuevos derroteros,que nos sirvan de soporte anímico para frentear los desafíos que por ahora tenemos,fijarnos en advenedizos,como es el caso de la suertuda presidenta de la asamblea, es desperdiciar nuestro talento.

  9. Aprendamos sobre el daño que causa una persona inepta con poder. Ya la veremos cuando vuelva a ser una ciudadana común y corriente.

  10. Creerá esta mujer que alguien votaría por ella para Presidente de la Repúblic?: suponiendo que alguien lo hiciese y llegase: como va a hacer? quien sería el que le diga lo que hay que hacer y decir? Ella debe pensar: si Korrea, con todas sus limitaciones llegó y están
    pensando en Glas o Moreno, (de quienes mejor no hablar de sus nulas habilidades), como no voy a poder yo tener oportunidades en el futuro.

    Han habido Presidentes del congreso de vergüenza en este y en otros gobiernos, pero esta sumisa se lleva el premio mayor

  11. La sumisión estos [email protected] raya en lo borre gil. Todo esto que lo escribe la pluma y el pensamiento de Jose Hernandez es totalmente cierto. Como extrañamos los debates de antes de la larga, triste y corrupta noche sociolista. Con esta calidad de representantes que podemos esperar, futbolistas, [email protected], reinas…. etc. No aportan en absoluto al debate de IDEAS. Ahí el chato perrero puede ir de cacería a la Asamblea para dar el vi re a esos que tienen el cerebro de serrín y que no sirven ni para abono.

  12. LA ABITRARIEDAD EL SELLO DEL CORREISMO, como sabemos el argumento tiene una estructura lógica compuesta por una premisa mayor, una premisa menor y la conclusión que se desprende de la contrastación de las premisas, premisas invalidas dan como resultado conclusiones erróneas, invalidas o indeterminantes. Estos argumentos erróneos se conoce como falacias, la falacia preferida de los correistas es la FALACIA DEL ATAQUE PERSONAL mediante la cual se desvía la atención del asunto que se discute hacia la persona del adversario o sus circunstancias. El desprestigio al adversario es la herramienta del populismo crudo y duro, de tal forma que si la oposición reclama en términos técnicos los correistas sabedores que no están a la altura del debate y pierden credibilidad ante el populacho, se ponen en modo matón de esquina y tildan al contrario de “pelucón”, “aniñado”, “banquero”, “come mierda” esos si son términos que puede entender el lumpen, con dos o tres de estos adjetivos y que se apliquen al vuelo al contrario el debate ya está ganado, lo importante no es ser consecuente con los hechos y la verdad, lo importante para los correistas es no quedar como ignorantes frente al rebaño, ya lo decía el filósofo alemán Inmanuel Kant “no discutas nunca con un idiota, la gente podría no notar la diferencia” o la versión actualizada pero más concreta “No discutas con un idiota. Te obligará a bajar a su nivel y allí te derrotará por experiencia”

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba