Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

‘Todavía no adherimos a la candidatura de Cynthia Viteri’

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

César Montúfar, presidente del Movimiento Concertación, anunció hoy su incorporación a La Unidad, liderada por Jaime Nebot. El anuncio lo hizo en compañía del Alcalde de Guayaquil y de Cynthia Viteri, candidata presidencial por Madera de Guerrero y el partido Social Cristiano. Montúfar explicó su decisión a 4pelagatos en esta entrevista:

¿Cómo se debe entender su decisión de incorporarse a la Unidad con Jaime Nebot a la cabeza?
No vamos a reinstitucionalizar la democracia en Ecuador a partir de esfuerzos aislados, personales. Se requiere realmente una perspectiva que se sustente en una base mayor. En La Unidad hay diversas organizaciones políticas con liderazgos que representan, desde diferentes perspectivas, una base a la que podemos aportar con trabajo político, con nuestra visión programática en términos del plan de gobierno y la agenda legislativa. Esto es lo que nos ha llevado a tomar la decisión de unirnos a esta corriente y trabajar en ella para desarrollar la propuesta que Ecuador requiere; una propuesta política sustentada en una base política nacional.

¿Qué le llevo a distanciarse del grupo de las izquierdas que también están buscando acuerdos nacionales?
Dos consideraciones: primero, valoramos ese esfuerzo. Desde el punto de vista programático, que están discutiendo y en el que también aportamos, las izquierdas expresan avances en posiciones importantes. Sin embargo, sigue siendo una propuesta afincada únicamente en un sector. Incluso regionalmente localizada.
En lo programático se requiere una visión más amplia. Mucho más integral del país. Esa me parece que es la principal limitación que tiene. El país no va a salir (del correísmo) desde una propuesta solamente de izquierda, de derecha, serrana o costeña. Aquí hay que articular regional, política e ideológicamente el país en una propuesta que exprese unos mínimos. Y eso no vemos posible desde la perspectiva que están trabajando las izquierdas. Yo suyo es valioso pero insuficiente. Lo mismo puedo decir de Compromiso Ecuador.

Precisamente, la candidatura de Cynthia Viteri parece expresar diferencias profundas entre La Unidad y Compromiso Ecuador. Usted se incorpora justo en este momento. ¿Es una toma de partido contra Compromiso Ecuador?
No, de ninguna manera. Yo mantengo una buena relación con Guillermo (Lasso) y con Compromiso Ecuador. Creo que el esfuerzo que él ha realizado es muy importante, pero insuficiente. Quizá el trabajo que ha realizado está muy centrado en sus fortalezas, en su personalidad y en su determinación. Es muy valioso, pero el país requiere de algo más: un sustento político, orgánico, regional mucho mayor. La crisis del país no da como para que el próximo gobierno y la próxima asamblea se sustenten en un esfuerzo loable, pero insuficiente.

¿Dónde pone las diferencias entra la candidatura de Lasso y la de Cynthia Viteri?
Tienes una base en Podemos con Carrasco. Tienes una base muy fuerte en Guayaquil con Madera de Guerrero, el Partido Social Cristiano y el liderazgo de Jaime Nebot. Tienes otros liderazgos en provincias de la Costa. Nosotros esperamos hacer lo propio en Pichncha. Esperamos un sustento que supere la positiva y valiosa construcción de una candidatura. Hemos abogado siempre por la reinstitucionalización del país a base de organizaciones políticas. Los liderazgos son importantes, pero son insuficientes. Esta es la razón principal por la cual nosotros hemos optado por esta posición.

¿Su incorporación a La Unidad implica adhesión a la candidatura de Cynthia Viteri?
Optamos por no presentar una precandidatura y apoyaremos al candidato que surja de La Unidad.

¿Pero adhieren a la de Cynthia Viteri?
Todavía no. Es una decisión que tenemos que tomar orgánicamente.

Usted discutió con las izquierdas y ayudó, incluso, a elaborar el documento que debaten; luego habló con Lasso y ahora anuncia su adhesión a La Unidad. ¿Qué coherencia hay entre estas movidas?
El año pasado trabajamos en el programa de transición a la democracia. Un documento que contiene un proyecto de país, un plan de gobierno, una agenda legislativa, una propuesta de reforma constitucional, un plan anticrisis.
A principio de año dijimos que íbamos a conversar con todos los actores democráticos de la oposición. Con la izquierda, con la derecha, con el centro izquierda. Eso fue lo que nosotros anunciamos.
Nuestra declaración no tuvo mucha resonancia porque somos un actor pequeño. Conversamos con las izquierdas, con Compromiso Ecuador y con el grupo de La Unidad. Dijimos que una vez discutido este documento y llevado adelante esos diálogos, no lanzaríamos un candidato presidencial y trabajaríamos en la conformación de un acuerdo programático mínimo que podría derivar en un acuerdo electoral. Eso fue lo que planteamos y eso fue lo que finalmente hicimos.

¿Está diciendo que donde se siente más cómodo programáticamente es en La Unidad?
Programática y orgánicamente. Programáticamente porque hay una base que nos permite dar el paso hacia la incorporación. Y orgánicamente por lo que te dije.

¿Pero dónde está ese proyecto programático? No hay documento alguno, en ese sentido.
Lo vamos a presentar el próximo 18 de agosto, en el marco de la Convención Nacional de la Concertación.

¿Es decir, no está hecho?
No. Hemos trabajados 10 puntos y los vamos a hacer públicos en esa convención.

Cuando dice hemos trabajado, ¿a quiénes se refiere?
Bueno, básicamente Henri Cucalón y yo. En esos puntos se recogen planteamientos del libro nuestro con los aspectos que han venido trabajando Madera de Guerrero y Jaime Nebot.

Foto: El Telégrafo

10 Comments

  1. La manera como se están desarrollando los acontecimientos políticos en nuestro país, confirma la impostergable necesidad que tenemos TODOS los ecuatorianos, de ACTUALIZAR conceptos y depurar ideas, acorde a la experiencia histórica y praxis social.
    Por ejemplo, es imprescindible (y por ahí se podría empezar) comprender y aclarar definitivamente el alcance y significado de las palabras que dominan el léxico político en el Ecuador, como son : Izquierda, derecha y centro.
    Muchos hablan de una “tercera vía” o “CENTRO POLÍTICO” equidistante de las momificadas “DERECHA” e “IZQUIERDA”, como alternativa para solucionar los graves problemas que aquejan a nuestra colectividad.
    Obviamente, tal propuesta carece de objetividad ya que la división entre derecha e izquierda correspondió a la lucha ideológica entre aristócratas y plebeyos, entre feudales y burgueses, entre girondinos y jacobinos, desarrollada en el SIGLO XVIII (Revolución Francesa), lucha que ya no se registra más.
    Sin embargo y a pesar de aquello, inexplicablemente hay quienes “acomodan” a ese ilusorio “milagro político-geométrico” como un “punto medio” entre el capitalismo y el socialismo, sustentado por un sistema de “economía mixta”, olvidando, inclusive, que en la práctica, todos los países han tenido y tienen sistemas económicos mixtos -donde conviven elementos de economía planificada y de mercado- sin que sus problemas se hayan siquiera apaciguado.
    Es más, nuestro proverbial APEGO AL PASADO y surrealista confusión ideológica, muchas veces nos induce a interpretar las tendencias políticas como si fuesen componentes de una “sui géneris” rosa de los vientos conformada por los imaginarios (y hasta graciosos) “puntos cardinales” : “extrema derecha”, “derecha”, “centro derecha”, “centro”, “centro izquierda”, “izquierda”, “extrema izquierda”………….”desde el centro hacia la izquierda”, “desde el centro hacia la derecha”…………”un poquito más a la izquierda del centro izquierda”, “un poquito más a la derecha del centro derecha”, “un poquito más a la derecha del centro izquierda”, “un poquito más a la izquierda del centro derecha”……….”izquierda verdadera”, “derecha verdadera”, “izquierda democrática”, “DEMOCRACIA RADICAL”, etc., etc., etc., etc…….
    Es decir, seguimos encandilados por viejos y hasta extravagantes membretes que ya NADA SIGNIFICAN y que más bien nos dificultan mirar el cristalino cofre que contiene la única alternativa válida para la conquista del bienestar colectivo cuyo fundamento es la PRIMACÍA ABSOLUTA DEL SER HUMANO, COMO TAL, SOBRE EL SISTEMA.
    Yo creo que es hora ya de la UNIDAD y gran consenso histórico en el Ecuador, donde nuestros líderes políticos, sindicales, empresariales, profesionales, maestros, estudiantes, indígenas, sociedad civil en general, dejando de lado sectarismos, prejuicios, intereses particulares y novelerías “teóricas” copiadas a pseudo-ideólogos extranjeros, emprendan de una vez por todas la búsqueda de una alternativa CUALITATIVAMENTE NUEVA, basada en nuestras PROPIAS REALIDADES, que sea una auténtica SÍNTESIS que implique SUPERACIÓN de toda clase de totalitarismos, oprobiosos “RADICALISMOS”, “derechismos”, “izquierdismos”, “centrismos”, “SOCIALISMOS”, “populismos”, “caudillismos”, falsos “progresismos”, obsoletos “Acuerdos Nacionales por el Cambio (filo-marxistas)”, en aras del bien común.
    En esta búsqueda, fundamental será tener presente la recuperación y práctica real de los más altos VALORES morales y trascendentales que consoliden una sociedad integralmente LIBRE y JUSTA, guardiana siempre de la dignidad y derechos inalienables que tiene el ser humano desde el momento mismo de su concepción.
    Solo así, el germinar de un NUEVO HUMANISMO, de una nueva era en el Ecuador (y en el mundo ¿por qué no?) será una maravillosa realidad.
    Atentamente,
    JORGE ARELLANO SÁNCHEZ
    Quito-Ecuador
    Agosto-2016.

  2. La verdad es que se deben unir todas las fuerzas políticas libres, para
    derrotar a este gobierno nefasto de Correa.- Cualquier gobierno de
    unidad será mejor que el de la robolución ciudadana.-
    Correa, Moreno y Glas : NUNCA MAS.-

  3. Estimados señores, los sigo desde hace mucho y los felicito por su frontalidad, me atrevo a escribirles por que hay algo que me preocupa y a la vez me apena muchísimo de nuestro Ecuador, y es, esa insatisfacción ,por decirlo de alguna manera, que tenemos ante las próximas elecciones, queremos cambiar de gobierno, antes también lo queríamos, y terminamos en la Revolución ciudadana y toda la debacle actual, pero no nos satisfacemos con ningún candidato: que muy derecho, que muy izquierdo, que muy femenino, que muy masculino, muy impreparado, demasiado preparado…., Por Dios, que mismo queremos, nos portamos como “adolescentes” políticos, nada nos satisface, si sale un o una candidata, que muy [email protected], que muy [email protected], que muy [email protected], que muy [email protected]…, a todo le vemos el pero, y en eso, obviamente, se aprovecha el lobo y ¡zas!, nos devora.
    Por favor conciudadanos, ya es hora de madurar, que estos experimentos politicos nos sirvan realmente para definirnos como sociedad, para darnos cuenta de lo que somos y hacia donde realmente debemos ir. Abrazo

  4. La concertación y unidad de los ecuatorianos demanda generosidad y sacrificios. Todo intento por concertar y unir debe ser aplaudido y reconocido. Nada de voces destempladas. Nos unimos y punto.
    POR LA UNIDAD

  5. Me parece que Montúfar va a resultar ser otro politiquero (¿estilo Rodas?). Antes con Lasso, ahora con Nebot. ¿Qué le habrá ofrecido el PSC que no lo hizo CREO?

  6. Estuve en un conversatorio por el nuevo libro de Montufar que se lanzó en la U-Andina hace 3-4 semanas. El libro era sobre democracias autoritarias. Le pregunté si, según los criterios de su obra, la democracia liderada por Nebot en Guayaquil era sana o no. El admitió que según sus criterioa la democracia de Guayaquil no era sana y era autoritaria. Entonces, el acaba de aliarse con una persona que comparte los mismos rasgos de autoritarismo que le asigna a Rafael Correa. O sea………..de que hablamos aquí?

  7. Esa es la actitud de un verdadero demócrata que se despoja de ideologias, dogmas y ambiciones personales y pone primero la Patria. Gracias Sr. Montufar, estos son tiempos muy graves para el Ecuador y si no actuamos a tiempo, uniendonos para enfrentar a este cancer social, mañana será muy tarde .

  8. Me sorprende como pasan de un lado al otro, como juegan al mejor postor, como se olvidan intencionadamente de lo que vivimos hasta antes del correismo, como pretenden establecer que hay diferencia entre Correa y Nebot, y por otro lado, no saben como se van a asegurar que esa persona en Carondelet respetara los acuerdos y no argumentará como siempre que levanta su filicación política porque ahora representa a todos los ecuatorianos, para en base a ello hacer lo que le da la gana. No entienden que el problema es el presidencialismo, mientras haya un individuo que decide por 15 millones de ecuatorianos, todo seguirá igual. Necesitamos una democracia inclusiva y directa, que pasa ante todo por una democracia económica. Todo lo demás son golpes de pelo en pecho como cuenta la historia del Ecuador.

Responder a Gustavo Cancelar respuesta

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba