//

Dale a tu cuerpo alegría Macarena

lectura de 5 minutos

Las redes son la nueva contraloría social. Pregúntenle a Macarena Valarezo, la ex concejal de Quito que acaba de ser arrastrada por los tuiteros a causa de una equívoca declaración. Su caso es bastante ilustrativo con respecto a la nueva realidad a la que deben acostumbrarse los políticos y demás personajes públicos. ¿Qué fue lo que dijo? “Me da terror de que vuelva otro muerto de hambre a la Presidencia”. Aludió a los Panama Papers y dio a entender que Guillermo Lasso, el candidato que ella apoya, no necesita robar para hacer fortuna, porque ya la tiene. Estas palabras cayeron en la tuitosfera como una bomba y se convirtieron en tendencia nacional. Centenares de personas interpretaron las palabras “muertos de hambre” como equivalentes a “pobres” y acusaron a la exconcejal de maltratar a los ecuatorianos pobres.

Pese a la última parte de su declaración, que es una simpleza (ser rico no exime a nadie de ser ladrón), es obvio que Valarezo fue malinterpretada. En el contexto de los Panama Papers y a la luz del escándalo de Petroecuador, las palabras “muertos de hambre” no son una falta de respeto hacia ningún inocente, sino una metáfora bien ajustada a la realidad de los hechos. Hay codiciosos sin escrúpulos, ávidos por el dinero y carentes de reparos morales sobre la manera de obtenerlo, que se han enriquecido en este país a la vista de todos. Llamarlos “muertos de hambre” no es un error: es lo mínimo.

El problema es que Macarena Valarezo cayó mal. Decenas de memes le restregaron su comportamiento pelucón y elitista. Los seguidores del gobierno encontraron más de una manera de reírse a sus costillas.

https://twitter.com/carlosquizhpe_/status/791360359701544960

Pero lo más significativo de la tendencia fueron las fotografías –que circularon masivamente– en las que aparece ella estrechando, en cordial y amistoso abrazo, a los principales líderes de este gobierno que ella identifica como de “muertos de hambre”: Rafael Correa y Lenín Moreno, a quien sostiene por los hombros y estruja el pecho desde atrás de la silla de ruedas, mientras junta su mejilla y compone la más cándida de sus sonrisas. Lo que las redes le echan en cara es su propia incoherencia: no se compadece su discurso con esas fotos.

https://twitter.com/sannancyle/status/791327652913246208

A las redes hay que medirles la temperatura. Aunque muchos de los tuits dirigidos a Macarena Valarezo fueran decididamente injustos, lo cierto es que el mensaje que enviaron las redes contiene un fuerte principio de realidad: ¿cómo pretende hablar de muertos de hambre una persona que se ha codeado con ellos? Acuciosos ciudadanos armados de un teléfono inteligente no demoraron en sacarle todos los trapos sucios de su currículum: sus inicios junto a Jamil Mahuad, en los tiempos en que éste ocupaba la alcaldía de la capital; su filiación socialcristiana; las veces que coqueteó con el correísmo y fue funcional a sus intereses políticos… En fin: las redes se lo recordaron todo.

Macarena Valarezo dice “muertos de hambre” y las redes responden: fact checking. ¿Quién es el muerto de hambre? ¿Lo será usted? Esto se llama control social y es un poder enorme que está en manos de la gente. Ahora los políticos saben que no pueden decir lo que les salga del estómago. Saben que los camisetazos y las inconsecuencias políticas les serán enrostradas en cualquier momento. Para ellos, cuidar su credibilidad se ha vuelto una tarea mucho más sensible. En el instante mismo en el que da un discurso, cualquier ciudadano es capaz de comprobar, con una sencilla búsqueda en el Google, en el YouTube o en la Wikipedia, si lo que está diciendo es cierto. ¿No lo es? Pues basta con un click y su mentira quedará expuesta y, antes de que termine de hablar, probablemente se habrá viralizado.

Información viralizada. Surgida de la propia comunidad. El cuerpo social ya no actúa solamente por pasión, como atribuyen los sociólogos a las masas, sino que alimenta esa pasión con información verificable, con hechos publicados, fotografías, videos… Y lo que las redes sociales han demostrado en este país hasta la saciedad es que, a la hora de buscar información verificable, hay ciudadanos de a pie que son implacables y exhaustivos. Pregúntenle a Macarena Valarezo.

43 Comments

  1. El «éxito» de Correa y su revolución ha sido aliare y conocer a todos aquellos que tienen rabo de paja. Los tiene contentos entre «colchones» revolucionarios mientras no digan nada, o se revelen. Porque si esto sucede. Los hace caer en desgracias, aupado con el Estado de propaganda que maneja.

  2. Realmente la frase utilizada por Macarena Valarezo es muy clara, pero siempre va a ver gente que tiene diferente manera de asimilar las cosas. Somos conscientes que antes de acceder a la presidencia, tuvieron altos cargos y fueron buenos profesionales y no llegaron tan alto así porque si. Ahora todo cae sobre su propio peso, la lección creería que ya fue aprendida y hay que pensar muy bien antes de decir cualquier cosa porque las redes sociales como pueden alardear también pueden causarte un gran problema.

  3. Cualquiera que tenga dos dedos de frente concluiría que lo mínimo que debería hacer este país es encargar al sr vicepresidente que también nos de haciendo el mantenimiento de la Refinería de la Libertad, imaginen como sin inmutarse podría gastarse unos mil millones mas, tal vez dos mil, si en aplanar un terreno se gastaron mil doscientos. Semejantes genios deberían ademas ser reelegidos indefinidamente, Porque no?. No se debe perder de vista que para que el socialismo del S XXI funcione plenamente, se requiere al menos 50 años de gobierno, como Cuba, nuestra vieja Utopia. Pero bueno como decíamos estimada Señora, decir muertos de hambre a nuestros lideres de talla continental es una tesis que cae por su propio peso. Basta mirar las declaraciones de impuesto a la renta y aportes al Iess anteriores al 2007. El pueblo tiene la gran ocasión de demostrar su gratitud a nuestros padres fundadores en las próximas elecciones.

  4. Señora Valarezo: sus dos palabras bien aplicadas, pero dichas por otras personas ya que Ud. en su momento abrazó, tomó del brazo, rió de las sandeces dichas por éstos personajes y compartió espacios con los mismos celebrando sus mediocridades. No vuelva acercarse al fuego con la cola de explosivos que tiene.

  5. Abuso de poder?
    solo sus acciones las dirán ya que con el tiempo hay credibilidades q tenemos en quien vamos a creer en lo que escuchamos de su boca o lo que expresan de ella en redes sociales.
    quien dice la verdad.
    Es totalmente injusto que se describa como resentidos sociales con hambres atrasadas o peor aun como muertos de hambre al señor presidente o sus vices. (Esto es un delito de lesa majestad señora). Todos saben que antes del 2007, ellos eran exitosos profesionales y/o empresarios que dejaron su posición de tranquilidad familiar y holgura económica para sacrificarse, hasta la muerte de ser necesario, por los desempleados y olvidados del país, por inaugurar una función legislativa que podría ser una Escuela para Licurgo, con corazones ardientes, una función judicial con jueces independientes y probos, una fiscalia con manos limpias, una función electoral imparcial hasta la medula, y un ministerio de economía con mente lucida, con el logro sublime de habernos endeudado en aproximadamente 40 mil millones y con la brillante opcion de endeudarnos en unos 11 mil millones mas. Cualquiera que tenga dos dedos de frente concluiría que lo mínimo que debería hacer este país es encargar al sr vicepresidente que también nos de haciendo el mantenimiento de la Refinería de la Libertad, imaginen como sin inmutarse podría gastarse unos mil millones mas, tal vez dos mil, si en aplanar un terreno se gastaron mil doscientos. Semejantes genios deberían ademas ser reelegidos indefinidamente, Porque no?. No se debe perder de vista que para que el socialismo del S XXI funcione plenamente, se requiere al menos 50 años de gobierno, como Cuba, nuestra vieja Utopia. Pero bueno como decíamos estimada Señora, decir muertos de hambre a nuestros lideres de talla continental es una tesis que cae por su propio peso. Basta mirar las declaraciones de impuesto a la renta y aportes al Iess anteriores al 2007. El pueblo tiene la gran ocasión de demostrar su gratitud a nuestros padres fundadores en las próximas elecciones.

  6. JAJAJAJA…
    Buenísimo el Titular, cuanto risa!
    «DALE A TU CUERPO ALEGRÍA MARCARENA»
    Cuántos whiskys se pegó hombre?… que inspiración jajaja!

  7. El oportunismo en este tipo de políticos es evidente. Un día buscando méritos con unos, después con otros. Ecuatorianos cabeza fría para estas elecciones, este tipo de políticos no deben ser apoyados.

  8. Buena publicacion, objetiva y sin sesgos, lo cierto es que Macarena Valarezo tiro por el piso la campaña de Lasso, utilizando una de las frases de la gente humilde que en su inocencia e ingenuidad asegura que un hombre rico como Alvaro Noboa no necesita robar estando en el gobierno (si es que algun dia llega lo sabremos). Pues ella tambien peca de ingenua.

  9. si de un lado está Rafael Correa con sus «revolucionarios» y del otro politiqueros bailarines, retrógrados como Macarena Valarezo que hablan y/o escriben y luego piensan. Dios nos libre

  10. Al comentario de Oviedo lo único que entendí y trata de decir: claro que hay muertos de hambre para referirse a los politiqueros gobernantes ahora enriquecidos, unos abusiva y otros en peculado, o sea exitosos, ricos y famosos. Otra cosa es decir: No tienen en donde caerse muertos, es para el estado de pobreza, sin trabajo, ingresó económico, ni para la papa, todo ésta en la interpretación y cristal que sé lo mire.

    • En reserva no… simplemente tener la entereza de hacerla a un lado. Sería una buena señal. Es una persona que de ninguna manera representa el pensamiento de los verdaderos quiteños.

    • los políticos incompetentes y sin preparación como Macarena Valarezo son los que denigran la política ecuatoriana y la llevan a su más bajo nivel, son los que ponen su «granito de arena» para que populistas pseudo fascistoides como Rafael Correa medren votos y voluntades del descontento y desengaño de la gente

  11. Muy bien Roberto, ha dicho lo preciso y exacto. No creo que la señora Valarezo pretendió hacer una apología sobre el tema ni una cátedra sobre las virtudes y vicios de ricos y pobres. Habló sin considerar a la red social, se dejó llevar más por el estómago que por la cabeza, y…toma. Lección para todos.

Responder

Your email address will not be published.