//

‘Me quieren preso para evitar que sigan saliendo revelaciones de corrupción’

lectura de 7 minutos

Fernando Villavicencio reveló la corrupción en la Refinería Esmeraldas. Uno de los muchos casos que ha investigado y publicado en Focus Ecuador. Periodista y político, Villavicencio encara en este momento dos juicios montados por el oficialismo que lo tienen en peligro de ir a la cárcel. 4Pelagatos hace el punto con él sobre su situación.

¿Cómo está en lo personal con respecto a su situación judicial?
Me siento en medio de dos fuegos lanzados desde el poder y con apoyo de la Justicia. Me siento contando mis horas de libertad y con un pelotón de policía detrás que, a veces, me hablan al oído… Me siento libre aunque vaya preso y creo que los condenados son ellos, aunque estén libres en la calle. Me siento muy conmovido por lo que pasa en mi familia porque son ellos los que sufren. Creo ser el periodista y ciudadano más perseguido del país. No hay precedentes de la brutalidad con la cual me han perseguido a mí y a mi familia en esta década y en todos los órdenes: moral, judicial, económico… Mi esposa no puede trabajar. Mis hijas tampoco. Es una utilización infame del Estado para intentar quebrarme. Me pueden doblar, pero no quebrar.

¿Puede indicar el estado específico de los dos juicios que enfrenta en este momento?
Uno es referido a la declaratoria de insolvencia emitido por le juez Edwin Cevallos Ampudia que obliga al pago de 141 000 dólares a Correa, dividido para tres. A mi me corresponde pagar 47 307 dólares. He señalado que gracias al apoyo de la ciudadanía a la campaña Un dólar para Rafael se ha logrado casi completar esa cifra. En los próximos días pagaremos para que el Presidente sienta su bolsillo y su corazón más tranquilos y, de esa forma, no tengan argumento jurídico para neutralizar la inscripción de mi candidatura a la Asamblea.
El otro ataque es por la supuesta divulgación de información presuntamente reservada. De forma maratónica, el Fiscal logró conseguir del juez Blum una orden de prisión preventiva y el inicio del proceso penal. Debo destacar que 90 días antes, el mismo juez Blum, ante el mismo pedido del Fiscal, negó la prisión preventiva porque el tipo de delito no alcanzaba para eso. Pero ante la presión del gobierno, Blum cambió de criterio y cambió el delito y ahora si acoge la petición fiscal y emite prisión preventiva.

¿Ustedes ya apelaron?
Lo hemos hecho hace dos días ante la Corte Nacional de Justicia y, de acuerdo a derecho, esperamos que nuevos jueces de esta instancia superior puedan conocer la apelación.

En un caso va a pagar al presidente Correa y el otro lo zanjará la Corte Nacional de Justicia. ¿En qué plazos se definirá su situación?
Los dos casos no dependen de la Justicia sino que marcan el ritmo del interés político del gobierno. En esto tiene dos objetivos: uno es impedir que aparezcan nuevas revelaciones y reportes periodísticos sobre nuevos casos de corrupción. Por ello es importante que se sepa que he entregado importante documentación a otros colegas de medios digitales principalmente. Van a salir investigaciones referidas a otros casos de corrupción que involucran a funcionarios del gobierno.
Entendemos que ese es un objetivo: evitar que sigan saliendo revelaciones de casos de corrupción. Ahora, cuando estamos a días de que se formalice la inscripción de la lista por Pichincha alianza 21-23, en la cual yo encabezo la lista del distrito 1, sabemos que el Presidente quiere impedir que se inscriba mi candidatura.

¿Las medidas cautelares que dictó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) no cubren los dos casos?
Las medidas cautelares cubren el caso específico de la insolvencia. Es por eso que ayer (miércoles 2) a través del Centro Latinoamericano de Derechos Humanos, de Argentina y el abogado Ignacio Boulin que tramitó las cautelares anteriores, he solicitado a Edison Lanza, Relator Especial para la Libertad de Expresión, que la CIDH emita nuevas medidas cautelares por este tema específico de la supuesta divulgación de información reservada.

La vez pasada dijo que no iba a entregarse y que no iría a una cárcel. ¿Qué va a hacer esta vez?
La vez anterior cumplí lo que manda la ley internacional. Yo tenía medidas cautelares. Pensé al regresar de Washington que el gobierno, en una actitud sensata, respetaría las medidas. No lo hizo y lo que ejercí es mi derecho ante el desacato del gobierno. Pedí protección en Sarayacu

¿Siente que esta vez la situación es diferente?
Sí. Creo que el un gran sector de la ciudadanía, de la sociedad ha logrado entender la magnitud del problema, el tipo de gobierno que enfrentamos y yo estoy aquí: esperaré en mi casa con mis hijos que me vengan a detener. No tengo por qué huir. Yo he dicho la verdad al país y creo haber hecho un importante aporte a la sociedad y a la ética. Aquí esperaré.

Dijo haber entregado información a medios digitales sobre otros casos de corrupción. ¿En qué sectores?
Casos relacionados con otros temas de la propia refinería de Esmeraldas. Sobre los responsables de las negociaciones de la Refinería del Pacífico; en particular la construcción del acueducto La Esperanza y los contratos con la compañía SK de Corea del Sur. Hay información vinculada con la intermediación del petróleo con China. Hay nuevas revelaciones de quiénes son los apoderados, los brokers aquí en Ecuador. 

El diario La Estrella de Panamá ha dicho, sin explayarse, que hay información en ese país que podría comprometer al vicepresidente Jorge Glas. ¿Los documentos que tiene se relacionan con ese caso?
Vamos a publicar en las próximas horas en Focus un especial sobre las vinculaciones de Ricardo Rivera Arauz con Jorge Glas sobre sus negocios en telecomunicaciones. Entendemos que esto aportará con información al tema que está siendo revelado a nivel internacional.

24 Comments

  1. La refineria Esmeralda es bueno para el pais, pero como en todas partes hay corrupcion y el gobierno no puede estar en cada persona para ver como es su profesionalismo, depende de cada persona, en lo personal si se comprubea que la persona hizo corrupcion abusando su puesto laboral que se lo juzge.

  2. Sr. Correa, en vez de perseguir como perro rabioso al Sr. Villavicencio F. debería condecorarlo y brindarle el indulto, razones «lucha frontal a la corrupción y atraco», ciudadano ejemplar, colaborador desinteresado en la fiscalización, transparencia, investigación técnica de las inversiones y contratos de la obra pública, recursos y fondos del pueblo que todos debemos proteger, cuidar, usar con mesura, austeridad, madurez, honestidad, que a la vista de todos no lo hecho. Si no lo hace ya da que pensar, como una actuación inescrupulosa de la cosa publica confiada por el pueblo o es por vendetta de baja calaña.

  3. Solidaridad con Fernando Villavicencio, por su valentía y frontalidad. En este país con «justicia revolucionaria», el denunciante de garvísimos hechos de corrupción está en el país y con orden de prisión; el denunciado, alias «Capaya», fuera del país, ya que la orden de prisión se emitió varios días después de su fuga, porque «había que respetar el debido proceso», según el inefable Fisal General. Cinismo al más alto nivel. De nosostros depende recuperar las instituciones democráticas, hoy en manos de obscuros personajes «leales al proyecto». Siga adelante, señor Fernando Villavicencio, y díganos cómo podemos colaborar para pagar al mandamás la infame indemnización.

Responder

Your email address will not be published.