//

Marcela Aguiñaga debe abrir su ropero

lectura de 7 minutos

Marcela Aguiñaga representa a una casta política que se consolidó durante los 10 años de correísmo. Tiene mucho dinero pero a la hora de descalificar al adversario político recurre al argumento según el cual quien tiene riqueza no tiene legitimidad para representar a nadie, peor aún a los pobres a quienes únicamente ella y los de su casta pueden representar. La casta a la que pertenece Aguiñaga es la única que, con dinero y privilegios, se siente con derecho a representar a los desposeídos.

Aguiñaga es de las que usa ropa y zapatos caros pero que cuando quiere perjudicar a quien está desafiando supoder no duda en enrostrarle la marca de la ropa y los accesorios que lleva encima. Solo ella y los de su casta pueden andar por la vida con lujos sin dejar de representar a los más pobres.  Lo demostró el 19F cuando apareció en un video en el que aparece quejándose amargamente del Consejo Nacional Electoral y en el que pedía la renuncia de su titular Juan Pablo Pozo, a quien acusa de beneficiar a la candidatura de Guillermo Lasso.

En el video, que fue todo un acontecimiento en redes sociales, Aguiñaga aparece furiosa asegurando que los delegados de la candidatura de Guillermo Lasso en el CNE están fraguando un fraude. ¿Qué pruebas tiene? No muestra documentos o fotografías, no.  La prueba de Aguiñaga es que esos delegados tienen ropa Chanel y lentes Cartier. Lo afirma sin ruborizarse mientras se desgañita gritando a la cámara de algún comedido que la filma. «Son los delegados de Chanel» y tienen «lentes de Cartier», exclama y adopta enseguida el gesto de satisfacción de haber probado algo fundamental, en este caso que los delegados de Lasso no pueden hacer una veeduría porque no son pobres. Ya vamos a enseñarles unas fotos, agrega como por si queda alguna duda de que los partidarios de Lasso son gente de dinero. Los representantes de Alianza País, en cambio, representan «a la verdadera gente, a la gente sencilla», sostiene. Y pone trompita y tono de plazuela.

Aguiñaga habla de gente sencilla y pobre, pero nada más alejado de ella que la sencillez y la pobreza. Las redes sociales se han llenado de evidencias que publican usuarios donde se ve, por ejemplo, que los zapatos con los que ella aparece en alguna foto cuestan más de 700 dólares. Resulta que son los Gabrielle Strappy Bow Sandal de Ferragamo, unas sandalias que seguramente ninguna de las gentes sencillas y pobres de las que ella se llena la boca podría comprar en toda una vida.

https://twitter.com/kattycita1978/status/834709671449608194

No hace mucho, las redes publicaron imágenes de ella comprando en finas tiendas en los Estados Unidos y ella misma puso en su página de Facebook una foto en la que ella aparece radiante de felicidad y amor paseando por Nueva York en compañía de su pareja. ¿Los pobres que ella dice representar pueden darse esos lujos? No, eso no importa. Para gente como Aguiñaga lo que importa es que quien desafía el poder que tiene, no puede usar la misma ropa y accesorios que ella.

Uno de los más brillantes retratos de lo que es Marcela Aguiñaga está en una entrevista que diario Expreso le hizo en agosto del 2016. «Casual. Antes de iniciar la charla, Aguiñaga cambia la blusa forma por una polo verde revolucionaria, pero se deja el reloj Tissot en la muñeca y los zapatos Ferragamo azules», describe el periodista de Expreso retratándola a ella y a los de su casta perfectamente: la revolución de los pobres para la foto, los zapatos Ferragamo para mi consumo. Algo parecido sucedió cuando el video de Aguiñaga despotricando en contra de Pozo fue puesto en redes sociales: una tuitera identificó el dije que lucía Aguiñaga mientras se llenaba la boca de pobreza. Dijo que valía 3 mil dólares.

La casta a la que pertenece Aguiñaga sabe que si no incluye a los pobres y a las masas en su discurso perderá el poder. Y sin poder no hay ingresos que permitan comprar zapatos Ferragamo. Se trata de un grupo social que se ha enriquecido rápidamente bajo el paraguas del Estado derrochador correísta y que ha injertado en su discurso el razonamiento estalinista según el cual quien no es desposeído y miserable no debe tener ningún derecho ni representación.  En la Unión Soviética de los años 30 del siglo pasado, se fusilaba a personas por ser burgueses, porque la burguesía, decían los bolcheviques, son una amenaza para la revolución.  Si quienes asisten a las protestas frente al CNE pertenecen a la clase media y no a las más pobres, entonces esas protestas no tienen valor, razonan los de esta casta política mientras acarician su bufanda Burberry a cuadros.

A esta casta pertenece, por ejemplo, Gabriela Ribadeneira, la presidenta de la Asamblea que canta «que los pobres coman pan y los ricos mierda» pero que no tiene empacho en aparecer en revistas de decoración mostrando su casa de 250 mil dólares. O Rolando Panchana, que de reportero de noticiero de televisión pasó a tener departamento en La Florida luego de su paso por el Gobierno y apareció, asimismo, en fotografías comprando en los EEUU.  O Viviana Bonilla que también se mostró con su esposo comiendo langosta en un restaurante. Todos juran lealtad a un discurso en el que el capital y los EEUU representan el mal pero que a la hora de la verdad no le hacen asco al dinero y viajan, sobre todo, a los EEUU a donde van de shopping. Todos dicen pertenecer a un gobierno o a una ideología que se debe a los pobres y su mejor forma de descalificar a sus rivales es tacharlos de ricos.

Marcela Aguiñaga, si quiere legitimar su argumento de que quienes usan Chanel o Cartier no tienen derecho a entrar a una junta electoral ni representar políticamente a nadie, debería sincerar, al menos, su ropero.  Si en realidad es tan malo tener ropa cara y accesorios de lujo, debería tranquilizar a a sus críticos abriendo su casa y su ropero para que la gente puede ver lo que tiene.  Ah y su colección de zapatos también.

47 Comments

  1. MARCELA AGUIÑAGA…. LO QUE DEBE HACER Y QUE TAMBIÉN ES ASUNTO DE LA MISMÍSIMA ASAMBLEA Y LA FISCALÍA DEL ESTADO …. ES DEVOLVER LOS 42 MILLONES QUE SE ROBÓ CON LA VENTA DE LOS TERRENOS DE LOS MILITARES EN LOS SAMANES DE GUAYAQUIL…. ES UNA LADRONA Y MUY LADINAMENTE SE ESCONDE EN LA ASAMBLEA PARA CUIDAR SU ROBO…. Y POR SU PUESTO CON LA ANUENCIA DEL SÁTRAPA…. SU MENTOR…. HIJA DE CULEBRA…. CULEBRITA…. HASTA CUANDO AGUANTAMOS A TANTOS MALANDROS AÚN METIDOS EN NUESTRA POLÍTICA Y RESGUARDADOS POR LA MARAÑA DEL SÁTRAPA….

  2. !mirenla a la responsable de un error de buena fe! al estafar al ISSFA en la compra de los terreros en GUayaquil. Cuánto de coíma habrá recibido por este contrato?. Ahí está la explicación de los recursos económicos para sus gastos de burguesa a la criolla.

  3. mujer vivísima, cual víbora venenosa, eso es esta mujer. Ha trepado alto la tipa, agarrándose y agarrando de cualquier/a. Debo aceptar su astucia de serpiente, su viveza de leguleya, su capacidad de trepar a cualquier costo.
    Y los que pagamos somosel resto de ciudadanos que no poseemos esas características tan malévolas/ . Eso no lo tomamos muy en cuenta, no concientizamos lo dañino que ha sido este gobierno de farsantes, mentirosos, canallas miserables y mezquinos como jamás habíamos visto.

  4. Todos los razonamientos que se hacen aqui son pegados a la realidad, y toda esta elite de alianza país usa a los pobres como martires para escudarse y auntentíficar que la pobreza y la miseria es lo que te da derecho a ser un ciudadano de bien. Han dado ejemplos muy claros de estos ladrones de que han pasado de vagos sin producir a millonarios con mansiones autos de 200mil dolares, lo que me da un poco de decepción es que nadie de los lideres políticos tiene la valentía atrevimiento para denunciar a todas estas ratas con lujo de detalles como se han enriquecido, sera que tienen miedo o algo de rabo de paja. Yo si quiere un cambio y que se vayan las ratas ahora si.

  5. Don Martin como siempre desnudando realidades. Esta sra. es una protegida del «risa de hiena» que alguna vez le califico como diosa del Olimpo y ella se creyo. Todos estos fariseos han copiado la estrategia de su patron, quien a su vez la plagio a Abdala padre, fingirse como defensores de los pobres y atacar a banqueros, empresarios, comerciantes, tactica que empleara tambien el Maduro ecuatoriano, pero que ya nadie les cree porque los lujos que ostentan les delata. Esta nueva ricachona defensora de pobres, es identica a la jueza Collantes, siempre tratando de demostrar su poder. Que Dios nos ayude a salir de esta pesadilla que estamos viviendo

  6. Perdonénla y olviden, así como este gobierno y sus coidearios, son apenas «errores de buena fe» Más buena e inocente y a los altares.

    • Aquí cabe esa frase «mira quien habla», no hemos olvidado que el mismo Correa le calificó como la diosa del Olimpo, qué doble discurso de la señora, bueno igual que el de todos los correístas.

  7. Su padre, que dice ser abogado, por mucho tiempo no pagaba la renta de la casa donde vivian que luego, con vivezas propias de este tipo de gentuza, se apodero de ella. Los propietarios originales nunca pudieron rescatar la casa.

    • Ah, al igual que el fiscal Chiriboga se adueñó de la casa de los alemanes. Pagó 80 mil por una casa de 1 millón y medio. Son una plaga!

  8. Martin Ud podria informarnos que paso con la Subasta del Pueblo donde se informó que se subastaria todos los objetos de alto valor que fueron donados a estos lucidos y ardientes personajes, cual fue el fin de esos fondos? Saludos y adelante

  9. como ser rico es malo, estos títeres gobiernistas aman tanto a los pobres q se sacrifican y lo son por ellos, al fin y al cabo en este juego gana quien menos principios tiene y queda evidenciado en demasía como aguiñaga y compañía caretucamente apuntan con el dedo pero se olvidan q ese dedo tiene anillos de cartier!!!

  10. Mucho me gustaría que este artículo tan bien escrito llegara a todos los jóvenes de mi país, que mientras mas leyeran se formen su propia opinión y no se dejen influenciar por los resentidos sociales. Leer y leer te trasforma la vida y la conciencia

  11. El discurso de estos parias contra los ricos, es el mismo cuento que meten los delincuentes cuando los capturan con el fin que les justifiquen sus delitos:

    …»mi mama está enferma, mi hijo está enfermo, mi abuelita se muere»..

    Lo cual indica que ambos grupos «sociales» ( delincuentes y verdesflex ) son exactamente lo mismo

  12. Excelente artículo.
    Robolucionarios sinvergüenzas, les encanta el poder, el dinero, el shopping en USA, etc y hablan de representar a los desposeídos, del ser humano sobre el capital, de la maldad del imperio, del error de buena fe, de las «coincidencias» en el uso de recursos públicos en la campaña electoral.
    De acuerdo a lo que canta Gabrielita, ya virada la tortilla, ella ya no debe estar comiendo pan sino la alimentación deseada para los ricos.

  13. Supongo que a pretexto de la consulta popular, muchas de las organizaciones sociales y políticas fueron objeto de entrega de recursos económicos por parte del estado para hacer campaña según su óptica.Acá también hay gente aprovechada,o sea otras Marcelas, no quedaría mal que alguien con tiempo y dinero auspicie una auditoria y corra el riesgo por nosotros para saber el destino real de esos fondos,algo habrá sobrado. La objetividad en los análisis y comentarios deben apoyarnos para saber lo que estamos próximos a elegir. A los indígenas,parece que lo más importante es recuperar las sedes y otros privilegios que les quitó este gobierno,olvidaron que fue la centro izquierda los que iniciaron el proceso para que estos habitantes de mi patria sea visibilizados;bien por quien con su discurso ha logrado seducirlos ,en mi opinión están resentidísimos;ahora apoyan al sr.Lasso,dicho sea de paso están en su derecho de ejercer su voluntad de forma libre, yo soy otro. Nadie en su sano juicio si mejora sus ingresos,claro de forma honesta,quisiera privarse de la oportunidad de gastar su dinero dándose un gusto merecido, cosa que según parece la junípera está muy lejos de esa condición.

  14. Los sociolistos, aman a los pobres, porque por medio de los pobres, se hicierón ricos. No es malo ser rico, si se obtiene esa riqueza a base de trabajo honesto, ahorro, sacrificio y talento. Porque, si fuera malo ser rico, nadie se esforzaría y viviría, contento con su pobreza y desperdicio de talentos. Es malo ser rico, robando, más claro, el agua.

  15. En el pasado en su mayoría las elecciones han estado cubiertas por las sospechas de fraude, pero resulta que en mis recuerdos no encuentro que alguien acusado por tal propósito haya sido juzgado ni como consecuencia castigado. Los pobres objeto de comercialización y de marketing («Que no son seres humanos,
    sino recursos humanos»Eduardo Galeano lo dice en su obra»LOS NADIES»);para todos los políticos independientemente de su afiliación, un mercado que asegura ingresos para todos quienes manejan un discurso que llenan de esperanza. La actitud de Aguinaga no es patrimonio de ella, pues como muchos estamos capacitados para admirar lo que viene de afuera ,llámese los trapos y los zapatos que la visten.estoy dispuesto a ver en los otros las personas que formarán su gabinete,me gustaría ser testigo de cuan incluyente es para colegir por ello el desarrollo social, único fin que debería ser causa de todos los animados por motivos de justicia, dispuestos a proponernos los sacrificios necesarios y tener la suerte de ir de compras al lugar que se nos antoje.

Responder

Your email address will not be published.