Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

2. La herencia de la década: los borregos

en Humor4P/La herencia de la década/Textos por

Los borregos (ovis orientalis aries)

Después de Dolly en el 96, la revolución ciudadana del 2007 es la prueba fehaciente de que la clonación es el método perfecto para multiplicar seguidores y perennizar la especie en el poder. Pero al igual que Dolly, los individuos clonados salen con las mismas taras del original, por lo que han sido necesarios algunos ajustes para perfeccionar la especie, como las sabatinas y la propaganda por ejemplo, que han sido utilizados sobre la marcha y de acuerdo a las necesidades de su pastor.

Para crear a Dolly se utilizó un tejido concreto de la glándula mamaria de un ejemplar adulto, mientras que para crear la revolución ciudadana, se utilizó un tejido de la glándula mammalia de la revolución.

Dolly tuvo seis crías durante su vida, producto de su cruce con un macho Weish Mountain, mientras que la revolución tuvo miles de crías, producto de su cruce con un macho alfa.

De todas maneras, mientras Dolly ya no existe desde el 2003, la revolución sigue vivita y coleando hasta el día de hoy. Claro que por sus 10 años de edad, sus reflejos ya no son los mismos y su comportamiento ovejuno ha caído en desgracia, producto de la prohibición de sánduches y refrescos en su dieta alimenticia. Ni modo, porque de aquí en adelante, tendrán que conformarse solamente con la vegana dieta de Dolly. Cabe anotar que la familia lanar es diversa ya que su árbol genealógico abarca a vicuñas, cabras, cabritos y hasta algunos cabroncitos.

Pasemos a ver algunos exitosos ejemplos de clonación en esta década ganada:

Borrego desheredado: es aquel que, pese a ser hijo legítimo de la revolución, no recibe un solo centavo de Odebrecht.
Borrego virginal: es aquel que, pese a los encantos de la derecha, entregó su cuerpo y su alma SOLO a la revolución.
Borrego reconocido: es aquel que llegó al reconocimiento máximo que otorga la revolución: BORREGO PREMIUM.
Borrego Kama Sutra: es aquel que ama a la revolución desde todas las posiciones.
Borrego adúltero: es aquel que de lunes a viernes está junto a Lenín, los sábados se junta con Rafael y los domingos chatea con los dos.
Borrego compartido: es aquel que comparte su amor y su tiempo con la moral y la ética: la mitad de su vida trabaja como socialista y la otra mitad trabajará como socialcristiano.
Borrego desahuciado: es aquel que llegó a su etapa terminal y ya no tiene remedio porque el socialismo hizo metástasis en su cerebro.
Borrego lactante: es aquel que, pese a haber llegado a la tercera edad, sigue prendido a las ubres de la revolución.
Borrego caducado: es aquel que ya cumplió su vida útil: 10 años.
Oveja despreocupada: es aquella a la que le importa un bledo sus calificaciones. Cero en fiscalización. Cero en interpelación. Cero tolerancia.
Borrego enjuiciado: es aquel que fue por lana y salió trasquilado.
Borrego masoquista: es aquel que mantiene una relación tóxica con la prensa corrugta. La odia con todas sus fuerzas, pero no puede vivir sin ella porque la lee todos los días.
Borrego naturalizado: es aquel que, pese a no conocer, no saber donde está, ni haber pisado nunca el Ecuador, se siente orgullosamente ecuatoriano.
Oveja descarriada: es aquella que asalta, raya y grafitea las paredes de su propia sede.
Oveja Dolly: prima hermana de la revolución ciudadana.
Oveja negra: individuos de lana negra y poco comunes. Miembros diferentes, poco respetables y muy despreciables, dentro de la familia revolucionaria. Son negativos y con aires de rebeldía; su actitud, nada solidaria con el rebaño, difiere mucho del comportamiento ovejuno.
Fuente Ovejuna: tiene mucho que ver con el limitadito Lope de Vega pero no tiene nada que ver con Rafael Correa.

Próximo capítulo: Los altísimos

6 Comments

  1. hola, faltó las ovejunas sumisas, que por el terremoto quedaron con el cerebro desconfigurado y totalmente perdidas en la asamblea… unas veces van al redil y en otras añoran a su antiguo pastor.

  2. Lo mejor, hasta ahora, de Chamorto. Felicitaciones,. Por desgracia, debo confesar que conozco algunas variedades de estos cuadrúpedos y algunos de los más tóxicos, desafortunadamente, son familia.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba