Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

La colección arqueológica que el correato esfumó

en La Info por

A los 14 años de edad, Luis Plaza Febres Cordero se entregó de lleno a la que años más tarde se convertiría en la gran pasión y razón de su vida: recolectar y coleccionar piezas arqueológicas. Lo hizo tan bien que al cabo de décadas logró construir una de las colecciones más preciosas del país, una verdadera joya patrimonial que fue avaluada en 95 millones de dólares y que fue exhibida en los mejores museos del país e incluso hizo parte de muestras que viajaron al exterior. Ahora que está alrededor de los setenta, esa misma pasión le ha provocado a este dermatólogo, que divide su tiempo entre la atención en Solca y su consultorio privado, una tristeza tan honda y lacerante que sus amigos dicen que ha envejecido de forma prematura.

¿Qué le pasó a Luis Plaza Febres Cordero durante ese tiempo? Lo peor que le podía haber ocurrido: le robaron la parte más valiosa de su colección y todo indica que el delincuente y encubridor fue el gobierno de Rafael Correa. 

La historia del robo no solo es espeluznante por la afectación que sufrió Luis Plaza sino también porque fue el Estado, que se supone debe ser custodio del patrimonio cultural del país, el responsable de la desaparición de las piezas y también de haber entorpecido todos los esfuerzos del médico por recuperar su colección. Entorpecimiento que incluye sentencias judiciales que pusieron en tela de duda la propiedad de las piezas, escudándose en el argumento de que el coleccionista no podía probar su propiedad sobre los objetos y que el Estado es el verdadero dueño del patrimonio del país por disposición constitucional.

Todo arranca cuando la colección de Luis Plaza, de alrededor 9 mil piezas, fue a exponerse en las instalaciones del Museo Nahim Isaías de Guayaquil, especializado sobre todo en arte colonial quiteño. La muestra arqueológica estuvo exponiéndose ahí varios años hasta cuando ese museo se desarticuló a raíz de la crisis generada por el feriado bancario, ya que era propiedad de la familia Isaías, dueña del Filanbanco. Fue entonces que una hermana del coleccionista, casada con Roberto, uno de los hermanos Isaías, le sugirió que embodegue su colección, demasiado grande para entrar en una casa o bodega cualquiera, en uno de los pisos del edificio Equinoxcopr, también de propiedad de la familia Isaías. 

En ese edificio administrado por el gobierno estuvo la colección durante algún tiempo en el que Plaza acudía religiosamente los fines de semana para verla y cuidarla. Los problemas más graves, sin embargo, comenzaron cuando Rafael Correa ordenó la incautación de las 195 empresas y propiedades de la familia Isaías que quedaron bajo la administración de la AGD. Ocurrió en julio del 2008 y ahí fue cuando el edificio Equinoxcopr pasó a manos gubernamentales. Las primeras semanas no hubo problemas para que el coleccionista visite su colección pero, al poco tiempo, los guardias empezaron a dificultar sus visitas hasta que se las prohibieron.  Al poco tiempo le llegaron rumores de que las obras estaban desapareciendo y cuando logró entrar al sitio constató que alrededor de 3 200 piezas, entre las que estaban las de oro, plata, platino y bronce se habían esfumado. 

Aros en oro.

Desde el día en que desaparecieron las piezas, la existencia de Luis Plaza ha sido un suplicio. Ha presentado demandas (de hecho en la página de la función judicial hay al menos cuatro) en contra del Instituto de Patrimonio Cultural, del Ministerio de Cultura y de la AGD con el fin de que se le responda por el robo. Sin embargo, nadie ha respondido por lo sucedido y, peor aún, la Corte Constitucional, cuando su presidente era el obsecuente correísta Patricio Pazmiño, emitió en el 2009 una sentencia por pedido de  Doris Soliz, entonces ministra coordinadora de Patrimonio Natural y Cultural, en la que negó una acción extraordinaria de protección planteada por  Plaza Febres Cordero alegando que éste no ha podido probar la propiedad de las obras parte de su colección. En esa sentencia la Corte Constitucional dispuso que “el Instituto Ecuatoriano de Patrimonio Cultural tenga en custodio y conservación las 6064 piezas arqueológicas que constan dentro del inventario Acta de Inventario Nacional de Bienes Muebles Arqueológicos, Región Costa, hasta que el tenedor de las mismas, esto es, el Dr. Luis Plaza Febres Cordero demuestre en vía judicial correspondiente la propiedad de dichas piezas arqueológicas…”.  Así, con esa decisión del más alto tribunal del país, se logró que no se investigara la desaparición de los objetos y que todo siguiera tal cual. De hecho, las piezas faltantes nunca aparecieron y los organismos del gobierno implicados en el tema jamás respondieron por ellas.

El tema del robo de estas piezas volvió a estar en el debate público desde el 21 de marzo del 2018 en que diario El Universo publicó una carta de Luis Plaza titulada “¿Y las 3 mil piezas de arte desaparecidas?”. Ahí, el dueño de la colección planteaba algunos interrogantes: “¿por qué pese a mis denuncias se ha mantenido este silencio oprobioso? ¿Por qué las autoridades impidieron la investigación?”. Plaza denunció el robo al Ministerio de Cultura y, según dice, “todo quedó ensombrecido por la impunidad, ¿será que la corrupción está supuestamente enraizada en todo el aparato estatal? Todas mis denuncias han sido archivadas”.

Más narigueras ahora desaparecidas.

En conversación con 4Pelagatos, Luis Plaza Febres Cordero aseguró que durante los años en que ha desplegados esfuerzos para saber qué pasó con sus piezas, recibió noticias de que el boicot del gobierno se debía a “ordenes desde lo más alto”.  Entre las lucubraciones que ha ido tejiendo, dice, está la posibilidad de que haya sido víctima de una persecución por su origen familiar. Por un lado sobrino del ex presidente León Febres Cordero y, por otro, cuñado de Roberto Isaías. Es fácil suponer -dice- que hubo una negativa a la investigación deliberada y orquestada por los tomadores de decisiones del correato. En su carta a El Universo, el coleccionista se dice esperanzado de que la Comisión Nacional Anticorrupción, CNA, en coordinación con el Consejo de Participación Ciudadana “puedan encontrar atención a este clamoroso caso”.

Han pasado casi diez años desde que las piezas de Luis Plaza Febres Cordero desaparecieron. El Estado, desde entonces, ha tratado de lavarse las manos sosteniendo el argumento de que el coleccionista no ha podido probar que es el dueño de los objetos y que en principio todo obra patrimonial es propiedad del Estado por disposición constitucional. En realidad, con ese argumento lo que ha hecho es no asumir su responsabilidad como custodio del patrimonio de la nación.

Nariguera de oro.

Durante todo el tiempo desde que desaparecieron las obras, no ha habido ni una sola autoridad que haya dispuesto una investigación, ni siquiera con el fin de que el Estado (asumiendo que éste fuera el legítimo y único dueño de las piezas) recupere lo robado.  ¿La Fiscalía? Ni pío. 

El drama de este dermatólogo no es sino una evidencia más de que, al menos durante el gobierno de Rafael Correa, el Estado no cumplió con su responsabilidad no solo de garantizar el derecho a la propiedad, en este caso del coleccionista, sino de custodiar el patrimonio cultural del país a pesar de todas las consignas y proclamas hechas alrededor del tema.

Luis Plaza Febres Cordero afirma haber dedicado todas las energías y el amor de su vida a la construcción de su colección. “No tengo hijos y nunca me casé; esta era mi vida”, dice consternado.  Su drama únicamente ejemplifica cómo, al menos en este caso, el patrimonio cultural del Ecuador puede estar en mucho mejores manos cuando sus custodios son ciudadanos apasionados y enamorados de sus propiedad que burócratas con intereses opacos que gozan de absoluta impunidad.

¿Quién tiene las piezas? ¿Dónde están? Algún funcionario del correísmo tiene la respuesta pero ninguna autoridad ha querido hasta ahora formular la pregunta.

Fotos: colección Plaza Febres Cordero

70 Comments

  1. Hay mucha injusticia en nuestro pais ya que todo lo que hacen nunca sacan a la luz las injusticias que han hecho durante todo este tiempo ,mas las autoridades que no hacen nada que dejan que la injusticia siga adelante y mas que todo sobre algo que nos pertenece a toda una nacion que esas reliquias que tanto tiempo quisa estubieron guardadas y hoy las tenemos es parate de nuestra cultura y asi no hacen nada por que la injusticia no pare en nuestro pais .

  2. Durante el mandato Correísta, no se publicó ni se comunicó al pueblo sobre la perdida de 3 mil piezas que forman patrimonio del estado y me parece curioso que estas hayan sido de oro, plata, platino y bronce; y que duramte todo este tiempo trancurrido no hyan hecho nada para poder recuperalrlas porque si bien las piezas pueden ser de Luis Plaza Febres Cordero o del estado forman partedel patrimonio de nuestro país y se debería comenzar una investigación para conocer a todos los involucrados que custodiaban estas piezas durante el decomiso del edificio Equinoxcopr.
    Y posteriormete verificar si las piezas son propiedad de Luis Plaza Febres Cordero.

  3. Joven Pallares.
    Con HOMBRIA DE BIEN Y POR EL HONOR DE SU ASCENDENCIA , POR LO MENOS POR CARRIÓN, Publique el comunicado de Patrimonio Cultural firmado por Carmen Guerrero en la que desmiente sus dos “famosos artículos”. Habrá que sugerir se tomen medidas juridicas. Lo suyo raya en el abuso de la “libertad de prensa” que ahora “goza”. El PUEBLO ECUATORIANO lo registraremos para escribir la historia que la leerán sus generaciones y las nuestras.
    Saludos.

  4. Florencio,hablas tonterías empachado con tantos sándwiches porque han de haber sido de carne de ganado robado a algún opositor..

  5. Algunas veces visite en el museo esta colección, realmente era impresionante, que pena que hayan “desaparecido” piezas. En vez de perseguir al propietario deberian reconocer el esfuerzo realizado y abrir una sala en un museo para su exhibición con su nombre como reconocimiento.
    Desconozco de leyes y conocer su real propietario, pero si deberia compensarse de alguna manera, ya que si no hubiera sido por él, muchas piezas hubieran pasado a otras manos diseminadas o se hubieran fundido, como ha pasado con la desaparición.

  6. Esta es una muestra de que si un Estado pasa a ser gobernado de manera absoluta por un solo poder político se pierde la justicia y la neutralidad, es inexplicable como el egoísmo, autoritarismo y ambición han logrado mantener hechos tan repudiables en silencio. Hay que conscientes que ser familia de alguien contrario a los ideales políticos o de personas que cometieron actos de corrupción, no nos puede condenar a ser víctimas de atropellos y mucho menos a la violación de nuestros derechos como ciudadanos ecuatorianos. Si bien es cierto que el patrimonio cultural debe ser custodiado por el Estado para su preservación y conservación donde queda esta justificación si bajo su custodia se han perdido piezas de valor cultural y económico incalculable, como podemos asegurar que el mejor custodio es el Estado si en sus narices se desaparecen piezas de una colección sin explicación alguna. Así el doctor Febres Cordero no pueda demostrar la propiedad de su colección debería el Estado preocuparse por recuperar la colección que muy celosamente defiende como propiedad implícita, pero que se entienda que el objetivo principal debe ser la recuperación de esta colección y no el condenar a unos pillos de corbata por su negligencia y decir que el caso esta resuelto, que sacamos con seguir acumulando parásitos en las cárceles del país que obviamente seguirán siendo mantenidos por el dinero de los ecuatorianos, y sin poder recuperar lo que se han robado. Lo que ahora pasa en nuestro país también ha sido nuestra responsabilidad porque fuimos quienes de manera ciega dimos votos a este poder político sin ponernos a pensar que al perder oposición estábamos perdiendo la autonomía política de los poderes del Estado ya que como jefe político y jefe de su partido pudo ordenar de manera antojadisa todo cuanto pudo imaginar que esto no vuelva ocurrir y seamos ciudadanos más responsables y entendamos que las diferencias también ayudan a mantener un Estado políticamente organizado.

  7. Es una pena lo que sucede en nuestro país (Ecuador), la injusticia que sucede, este caso debería ser investigado hasta las ultimas instancias, que se permita llegar a el culpable o los culpables de este robo descarado. Estas piezas son reliquias, cultura de nuestros antepasados y en la actualidad patrimonio nacional deberían estar bien resguardas, con la seguridad correspondiente y mas aun si están en custodia del Estado, pero es penoso que en nuestro país la corrupción y el abuso de poder de ciertas personas, hacen que estos casos como estos que no deberían pasar sucedan y que la poca ética de ciertos individuos afecten al pueblo ecuatoriano y al coleccionista “Luis Plaza Febres Cordero” quien se dedico su vida a coleccionar estas piezas que ahora no se sabe donde se encuentran.

  8. La verdad esque no existe justicia aqui en el Ecuador ya que un caso como este se debe ir hasta el fondo de los hechos , que a los jueces y autoridades no les imoprte nada es algo inaseptable que esas piezas son un reliquia para la culura de unos años atras eso es lo que nos realza aqui en el Ecuador . la cultura que nosotros llevamos y nuestras raices pero ahora q ue no hayan llegado a una conclusion de todo esto me sorprende y mucho ya que son piezas muy valiosas.
    Lamentablemente las autoridades no pueden haer nada , no pueden ni investigar para llegar al fondo de todo esto,ya que aqui la corrupcion sigue y nunca va a terminar por gente asi que lo importa ser eticos y mucho menos imparciales con la justicia.

  9. Es injustificada la actitud de jueces y autoridad frente a un robo descarado que se realiza a vista y paciencia de mucha gente sin justificar la desaparición de más de 3000 objetos, sin que se abra una investigación como debería ser y ademas aduciendo que el dueño de esta colección no tiene pruebas necesarias o documentos que le acrediten como propietario, lo menos que podía hacer el gobierno luego de la incautación era resguardar y conservar estas piezas arqueológicas. Ojala en tiempos futuros se abra una nueva investigación contra todas las personas involucradas tales como jueces y autoridades que permitieron esta desaparición y se logre encontrar estas piezas que pertenecen al patrimonio nacional, para tranquilidad del propietario y de la ciudadanía, puesto que el señor esta muy avanzado de edad y enfrentando una enfermedad terminal.

  10. En primer lugar deseando una buena tarde, me parece un acto lleno de rencor y maldad y estoy totalmente de acuerdo con el argumento en que es un robo descarado, causando daños emocionales para “Luis Plaza Febres Cordero”, es un daño tanto para el como para la comunidad del pueblo ecuatoriano, estamos rodeados de personas cuyas intenciones con nuestro País se rigen al abuso de poder, es lamentable saber que en un estado tan hermoso como lo es Ecuador existan personas con mentalidad tan déspota, estas piezas más que un valor económico representativo son de valor humanitario, lo que se llevaron también fue nuestra historia mostrando una vez más que vivimos en ambiente de corrupción y deslealtad patriótica, es muy fuerte saber que pocas personas tienen conocimiento de estos acontecimientos verdaderamente trágicos para la nación y aun con orgullo piensan en que el correismo fue la mejor época para el Ecuador pese a que supuestamente el expresidente es “economista”.

  11. No puede ser que se desaparezcan piezas invaluables de la cultura ecuatoriana, y que nadie de los que se hicieron cargo de estas no sepan nada, esto debería ser investigado ya que es un patrimonio del Ecuador y castigar a las personas que hicieron mal su trabajo en proteger estas piezas que cuentan la historia invaluable del Ecuador.
    Y al señor Luis Plaza, propietario de las piezas lleve esto asta el ultimo punto posible para recuperar su colección y que estas permanezcan protegidas en un museo para que todos los ecuatorianos podamos apreciarlas y decir así era el ecuador antes y sorprendernos por eso.

  12. QUE HICIMOS LOS ECUATORIANOS PARA MERECERNOS LA MALA SUERTE DEL CORREATO Y SUS INIMAGINABLES ROBOS Y DILAPIDACION DE FONDOS PUBLICOS EN FORMA INFAMANTE. QUIEN TIENE EL TESORO ARQUEOLOGICO ROBADO ???? QYE ALGUIEN CONTESTE C……..

  13. La única forma de tener alguna pista de éstas piezas arqueológicas es que a través de donaciones se cree un fondo económico y se lo use como recompensa para quien de información sobre la desaparición de éste patrimonio. Es seguro que hay funcionarios de mandos inferiores que lo saben y con ése estímulo. lo harán conocer

  14. Otro TREMENDO MEGA ROBO de Alí RATÁ y sus 40 RATAS ROSAS. Y así quedará en la MEGA IMPUNIDAD porque nada ha cambiado siguen creciendo los nuevos ricos, que son élites corruptas como en Venezuela y sus comide arios, hacia alla seguimos yendo

  15. Esto prueba una vez más, CORREA y SU GOBIERNO DE MISERABLES, todo lo que tocaron lo dañaron, donde intervinieron hoy solo hay desorden, malas administraciones, coimas y robos, en todo lo que ALIANZA PAIS a intervenido, esta podrido, son unos gusanos.

  16. A ver… Si suponemos que en promedio cada pieza desaparecida de oro pesaba 5g, y diciendo que más o menos hayan sido 1000 las piezas arqueológicas de este metal precioso, esto quiere decir que se robaron 5 kilogramos en oro. Ahora moneticemos, 42 dólares cuesta 1 gramo de oro, 5 kg (5000g) nos dan nada más y nada menos que 210.000 dólares. A esto sumemos las piezas de platino y plata, estaríamos hablando, tal vez, de medio millón de dólares. Conociendo lo muertos de hambre, la voracidad de la ambición, la sinvergüencería, la ignorancia y el ejemplo corrupto de los Correistas, esta cifra se hace nada despreciable para la banda de delincuentes que nos gobernó los últimos 10 años. Con toda la pena en el corazón, estoy completamente seguro que esas piezas fueron fundidas y vendidas como metales preciosos y no como las invaluable herencia histórica de nuestra rica cultura…

  17. pregúntele a correa y contestará “no he sabido nada de esas vejeses”…la fiscalia ni pio, que malhechores nos gobernaron vende patrias no respetaron nada en absoluto…. encontrar estos objetos debería ser una cruzada nacional encabezada por el propio presidente moreno, pero ni en sueños de perro……..

    • Escriba nomas su “novela rosa” pero la verdad es que las piezas están desaparecidas y los culpables idem y es en el correato y eso no es “novela rosa”.

  18. ”…afirma haber dedicado todas las energías y el amor de su vida a la construcción de su colección. “No tengo hijos y nunca me casé; esta era mi vida”, dice consternado”.
    Parece un drama de telenovela rosa.
    ¿El dermatólogo no habrá ”donado” verbalmente su colección a los adolescentes correa, a quienes conocía muy bien, allá en esos años de los ñaños llasallanos?

    • Escriba nomas su “novela rosa” pero la verdad es que las piezas están desaparecidas y los culpables idem y es en el correato y eso no es “novela rosa”.

  19. Este nuevo atraco, nos hace recordar, las pinturas antiquísimas y valiosas que el bucaramato se robó del Palacio municipal de Guayaquil, y no pasó nada, no obstante aun piensa llevarse en peso lo que queda del país, alentado por los conocimientos y la impunidad de su ahora Maestro de Maestros en el robo, el psicópata Correa Delgado.

    Según don Florencio, entonces el ilustre patricio y científico Guayaquileño Don Emilio Estrada Icaza, de reconocida fama internacional en el campo de la Arqueología, por sus teorías sobre la Historia de las Culturas Aborígenes de lo que hoy es el Ecuador, fue un LADRÓN, ya que para elaborar sus teorías, tuvo que sacar de las entrañas de nuestra tierra, objetos variados para sustentar dichos estudios.

    Le pregunto a don Florencio: ¿Que descubrimientos en este campo, les debemos los ecuatorianos, a los ladrones, eso sí, de alianza país?

  20. Increíble como se han ensañado con el país, han hecho desaparecer todo; no hay día que no se nos sorprenda con una nueva novedad, bueno si nacieron para ser corruptos no habrá quien los detenga, el poder les permitió saquear al Ecuador y pasar a la historia como corruptos y así se les recordará.
    Se habrá enterado la Fiscalía, la Contraloría, la Justicia? pues, de este nuevo evento nada se ha dicho.
    Supongamos que como dice uno de los comentaristas están en poder de la justicia, pregunto ¿por qué la Justicia no informa al respecto? ¿Cómo sabe el comentarista que están en poder de la Justicia? Yo le creo al Sr. Periodista que ha investigado y a los 4 Pelagatos que por sus artículos nos permiten conocer de estos latrocinios dejados como herencia durante diez años por las manos ardientes de un grupo que está destruyendo a mi país.

  21. Sr Florencio, seguramente Ud prefiere que algún Robolucionario se haya apropiado del patrimonio del estado, y que se despoje del mismo a su legítimo propietario. Lo que debería hacer Ud y sus amigos aliancistas, es agradecer que un ciudadano honesto y comprometido con la historia del país, haya logrado tener una colección invaluable de nuestro pasado, y que ahora por obra y gracia de la década robada, seguramente no se recuperará

  22. A más de su valor económico inmensamente grande, lo que se llevaron también fue nuestra historia acuñada en el arte precolombino, esencialmente. Como recuperarlo una vez que la justicia de la “década” ha dado la espalda a toda posibilidad de que podamos ver esas joyas de la humanidad. Concuerdo que subyacia un propósito de persecución además, atendido el linaje del Dr. Plaza. Ojalá esta campaña de recuperación no decaiga hasta saber, dónde, y quién las detenta.

  23. Esto me recuerda a los grandes tesoros que se adueñaron los nazis.
    El nazicista del ático y sus 40 amigos los tendrán en algún tumbado?

  24. Esto es una tragedia. No podemos permitir q estas piezas desaparezcan. Y cuando se reabra el Museo del Banco Central, tenemos q exigir q se demuestre q el inventario esté completo, pues podría ser q este no sea un caso aislado. Se oyen rumores sobre la desaparición de piezas invaluables. Como sobrino de Hernán Crespo Toral, fundador y director del museo por muchos años, y como ecuatoriano, siento enorme preocupación y tristeza por la desaparición de piezas arqueológicas indispensables para conocernos y maravillarnos de nuestro pasado. Tenemos todos q recuperar las piezas del doctor Plaza FebresCordero, y, exigir un inventario detallado de esta colección y la del Banco Central.

  25. Es una clara demostración del control casi absoluto que R. Correa ejercía sobre todas las funciones del Estado y del sometimiento ovejuno de los funcionarios a sus decisiones. Es realmente lamentable.

  26. Buena parte de la colección del Sr Plaza, tengo la seguridad fueron robadas de la AGD en la cual desaparecieron cualquier cantidad de activos como pagarés, letras de cambio y cuentas por cobrar q los bancos entregaron en dacion de pago y también recibió todo lo incautado de la Familia Isaías. Quienes tenían acceso a ello eran los jerarcas del Gobierno Correa.

  27. Que LADRONES así con mayúsculas. Ecuador ya basta de seguir soportando esta y otras denuncias de la década robada, violada y saqueada de Correa y los suyos. Las calles nos esperan. Que devuelvan todos estos [email protected] lo que nos quitaron.

  28. He terminado por refugiarme en la camisa de fuerza de los mezquinos caracteres del tuiter para evitar las restricciones o excesivos filtros a los comentarios. Pero aún así me tomo el riesgo de pergeñar unas líneas alrededor del rosario de abusos y atracos del correato. Para tranquilizar mi conciencia, diré que lo hago por amor al país ¿Acaso Correa no decía que por patriota abandonó y robó el tiempo que debía pasar junto a su familia, sacrificándose durante una década para refundar el Ecuador? ¿Quién me puede negar el derecho de usar un gramo del tiempo que usó aquel para emitir mi opinión? !Es inaceptable que sólo Glas sea considerado un patriota!
    El respeto a la institucionalidad es una señal positiva de una democracia viva. El Perú lo ha probado con la renuncia del pintoresco PPK. Su asqueroso y pactado indulto al impresentable Fujimori para salvar su cabeza lo hundió en la ciénaga de una conducta impropia y carente de ética. Ollanta Humala y su pareja ya están bajo sombra. El cholo Toledo vive asustado y prófugo. Más allá, otros miembros de la banda bolivariana han sido tocados por el pesado brazo de la justicia( Lula, Kirchner).
    Pero el gerifalte del correato se pasea ufano y desafiante por varios escenarios. Sabe que el Ecuador vive bajo el signo protector del correato cuántico 2. Sabe que la cirugía mayor fue un golpe de efecto para calmar los ánimos encrespados por las sospechas de fraude en las elecciones. Sabe que la filosofía cuántica de Mangas es la corfirmación de que nadie se atreverá en serio a desmontar el correato . Conoce que Moreno aquieta y entretiene a las galerías con algunos paños tibios que no atacan los problemas de fondo acumulados por la máquina de corrupción e impunidad de la década infame. Se siente a gusto con el papanatismo de la opinión pública que celebra la retórica morenista que hace muy poco por desmontar la estructura correísta.
    Correa sobrepasó a todos sus pares de la banda bolivariana: secuestró al Estado para levantar una muralla de impunidad que lo volviera intocable. Para eso le metió la mano a la justicia. !Ninguno de aquellos se atrevió a tanto! Por eso el correato cuántico 2 gobierna con la mayor parte de sus esbirros. Por eso Correa se tomó una década para enterrar tanto desaguisado. De allí que investigar tanto abuso se haya convertido en una tarea de arqueólogo: paciencia y pericia para desenterrar todo lo que se ha ocultado al ojo público. Ni hablar de la justicia sorda , ciega y servil a los intereses del correato. Se trata de una labor tan ímproba como la del arqueólogo que lamenta la pérdida de su valiosa colección. Como goza de tantos privilegios, Rafael puede ser tuitero, rockero y entrevistador de Russia Today. Al final, Correa sabe que los morenistas y correístas lo acompañarán a entonar la letra emotiva de Comandante Che Guevara. En cualquier momento abandonarán sus circunstanciales rencillas por las cuotas de poder, y unidos en un solo abrazo revolucionario, cantarán junto a su inasible jefe : Que la firmeza del brazo libertario del Comandante los defienda de aquellos que intentan despojarlos de todo lo ganado (?) durante la revoluciónaria decáda de corrupción del correato. !Viva la corrupción!

  29. Que se puede esperar del Gobierno liderado por el ser mas corrupto de la Historia del Ecuador (RAFAEL CORREA) , El Ecuador sabe que está prohibido olvidar (gracias a palabras del mismo corrupto mientas le duró su engaño), la historia ya lo juzgó (POBRE HOMBRE!! no puede caminar libre por las calles de Ecuador ya que es recibido a punta de huevazos, SABE que no puede entrar a comer con tranquilidad en un restaurante pues su sola presencia provoca tal repudio).
    Este delincuente común pagará sus fechorías como merece, ha sembrado odio y cosechará lo que sembró. TIEMPO AL TIEMPO.

  30. Sr Florencio , creo que usted , como conocedor de la Ley de Patrimonio Cultural, nos podria indicar a la gran mayoria de los ecuatorianos en donde, o en manos de quien estan estas piezas arqueologicas….supongo que deben estar exibiendose en algun museo del Estado….o quien es el custodio ahora…o estaran adornando alguna de las mansiones de los nuevos revolucionarios ricos….

  31. Castraron a las Fuerzas Armadas convirtiéndolas, en un club y una cúpula de eunucos mercenarios y obsecuentes , para así entregar el Ecuador a los narcos, sin la vigilante Base de Manta, Un plan diabólico para saquear y destruir al país, es algo que no se ha visto en los anales de este pobre pueblo, donde por desgracia existe gente ignorante, simple y pillos como votantes. De ministros de la defensa mamarrachos con y sin faldas, una novela política nauseabunda.

    • ¿Cuándo perdimos la dignidad? Los medios de comunicación aún están aterrados y sucumben ante un discurso cantinflesco del encargado del poder.

  32. Perplejo!!…la capacidad de saqueo de esta banda es espeluznante, comparable solamente con las más feroces dictaduras africanas.

  33. Una parte de la colección “desaparecida” podria estar en un centro comercial en Bélgica, otra en cierta hacienda de Otavalo, otra más en Conocoto, y la restante en residencias de ciertos monos vestidos de verde.
    Bueno lo anterior es una ironía, pero lo que debe hacer el Señor Plaza es pedir una audiencia al padrino 2, habida cuenta que las piezas robadas aunque no puedan demostrarse que son de un coleccionista privado, si son parte de nuestro patrimonio. Este atraco me recuerda del que ocurrió en el gobierno de Febres Cordero, cuando desaparecieron unas narigueras de oro que reposaban en Carondelet, en fin, los pillos siempre han rondado ese Palacio.

  34. Por qué el Dr. Plaza Febres Cordero no se ayudó llevando el caso a la televisión? Existen y existían, aún en tiempo del correato, programas serios que pudieron sacar a la luz pública este robo…porque es un robo…tapado como siempre por manos corruptas de AP. Es una inmensa pena para quienes valoramos estos tesoros el saber que andan por ahí adornando alguna vitrina y que fueron parte de compra/ventas que dejaron ganancias a quienes se los llevaron sin remordimiento alguno. Los ecuatorianos hemos perdido el respeto por todo y toda esta marea de corruptos ha y está arrasando con lo que encuentra a su paso sin respetar si es ajeno.

    Un tremendo pesar por esta pérdida de estas piezas y lo que ellas representan no sólo para su legítimo dueño sino para la historia del país. No debe rendirse !!

  35. ¡Qué triste para el Doctor Luis Plaza saber que la mejor parte de la colección de su vida fuera a parar a manos del súper ladrón y que éste convenciera a los ecuatorianos de su honradez con su museo de bambalinas en el palacio presidencial! . Y ¡qué rabia que el gobierno de Moreno no quiera investigar la desaparición de estas invalorables reliquias!
    ¡Gracias Martín por la información del robo de estos únicos objetos de la colección del Doctor Plaza!.
    Sería necesario hacer una gran campaña de difusión de los objetos desaparecidos y exigir la devolución de los mismos, estén aquí, en Bélgica o en cualquier lado, a su verdadero dueño!!!

  36. Es difícil ser aristócrata en este país gobernado por los resentidos sociales… Este pobre señor olvidó la regla de Kissinger: “nunca te separes de tu maletín”. Nunca debió separarse de su colección…

  37. OTRA PRUEBA más que demuestra la calaña del nauseabundo ratael correa y su asquerosa gavilla mafiosa AP, estos pillos sinvergüenzas TODOS LOS DÍAS nos muestran con lujo de detalles:
    a) Quienes son (descalificados y descalificadas pillos y pillas),
    b) De donde provienen (gentuza de última categoría donde el tramposo “gana”) y
    c) Hacia dónde van (a gozar del millonario botín robado a los ecuatorianos)

    Momento de prepararnos para RECHAZAR cualquier medida que nos obligue a pagarles la farra a los nauseabundos ilegales, inmorales, cínicos y prepotentes caretucos y caretucas.

    Compatriotas ya basta de seguir esperando que el ilegítimo licenciado bote a los sinvergüenzas que todos pedimos a gritos que lo haga, basta de que este idealista izquierdoso continúe tratándonos como giles, el Ecuador no merece basura como estos, se acabó la paciencia.

    SU FARRA QUE LA PAGUEN ELLOS, YA BASTA CARAJO!!!

    • Completamente de acuerdo David, porque se permite que estas ratas sigan saqueando a nuestro pueblo? donde están esos militares patriotas , esos valientes campesinos, que con su opinión hacían temblar a los gobiernos corruptos

  38. Estos ladrones correistas nunca dirán donde están las piezas que faltan, obvio con la impunidad que creían eterna, ellos se las “feriaron”, de seguro que en fiestas intimas de ellos, se ha de ver a las viudas de Correa luciendo en sus feas narices las narigueras de oro.

  39. Una muestra mas de la corrupcion que reino impunemente durante la decada robada por las manos limpias de atraca pais. Si no querian devolverle las piezas al coleccionista privado por que no se dispuso que pasen al cuidado de uno o dos de los mejores museos del pais para que todo el pueblo pueda admirarlas? Son tan ladrones y cinicos que en todo nivel se han aprovechado para apoderarse de lo ajeno. De seguro el capo de AP ya vendio las piezas mas valiosas a algun coleccionista extranjero y por eso cuando viene a Ecuador desde el atico Belga se da el lujo de hacerlo en avion privado. Infeliz!!!

  40. Da mucha pena que el señor Pallares desconozca la ley de Patrimonio Cultural, hable de robo, cuando el señor Plaza trabajó al margen de ley! La jua quería, forma en la que consiguió las piezas el señor plaza, fue delito!!! Las piezas son del estado! Son parte de un juicio que el señor Plaza ha perdido y por ello están bajo custodia judicial!!! Señor Pallares, infórmese bien primero, que flaco favor le hace a los 4 pelagatos!!!

    • Don Florencio, si las piezas son del Estado, dónde se encuentran las tres mil y mas piezas que faltan?. Coincido con el articulista Pallares, es un robo descarado y tiene que aclararse este caso, porque la sociedad lo demanda, estamos cansados de actos de corrupción que no son investigados, no será que este señor Florencio formo parte del Gobierno de la decada ” ganada.”

    • Oiga señor Florencio, lo que está criticando el atrículo es que de toda la colección, 3000 (Tres Mil) piezas que se supone deberían estar en custodia del Estado desaparecieron muy misteriosamente.

      ¿Si las piezas son del Estado por qué no las ciuda?, miles de piezas de esa colección están desaparecidas, y lo más seguro es que por órdenes de altos Mandos Correístas si no es que el angelito ambién tuvo algo que ver con eso.

      Usted que habla de la Ley de Patrimonio Cultural, por qué no le reclama al Gobierno que no pudieron cuidar la colección, aunque tal vez, algunas de esas piezas estén exhibiéndose en un ático en Bélgica.

    • Recordemos que los fascistas nazis arrasaron, (SE ROBARON) con los tesoros de los países que invadieron (dinero, oro, plata, obras de arte de todo nivel, …..). Nadie quiere mencionar que el gobierno de Correa fue fascista y hoy continuamos. Entonces Sr. Florencio cómo se llama la desaparición de 3000 piezas arqueológicas. No esperemos nada del presidente Moreno sobre este caso

    • Oiga don Florencio. ¿usted tiene pruebas de que el señor Plaza “trabajó al margen de la ley”? Claro ser honesto en el correato era sinónimo de corrupción. Porque imperaba y sigue imperando una inmaculada corruptela verdeflex, fundada por el mitómano de Correa. ¿Por qué será que Correa le metió la mano a la justicia? su aseveración u opinión no tiene sustento de prueba alguna y ningún argumento válido.

    • Florencio peca de Inocencio….o se hace el gil…que es lo mas seguro. Son mas de 3000 piezas que desaparecieron! Un robo descarado por parte de los correístas!

    • Increible como trata de justificar el robo descarado de 3000 piezas. Si no lo han robado como usted menciona, donde carajo están? Su apellido y sus comentarios me hace pensar en que debe ser pariente del tirano, miserable ladrón de Rafael Correa Delgado

    • Florencio tu que sabes donde están las piezas devuelve, el señor Plaza manifiesta que es un coleccionista y como tal tenía un patrimonio, que le costó dinero y conocimiento para tenerlo. Correa que robó todo hasta el pensamiento de la sociedad civil, con sus slogas de sumak kausay, es difícil pensar que sus bolsillos iban estar vacíos, es un tipo que no tiene principios y coger el oro de la nación y empeñarlo es algo que ningún presidente lo hizo y este tipo se atrevió a esa clase de negocios.

    • Florencio…xq lo de sr no le queda ni abreviado….si asi son las cosaa, haber cuentenos donde estan las piezas perdidas? Xq x ultimo si no son del Sr. Plaza Febres Cordero…son de los ecuatorianos y que yo sepa ninguna de esas piezas esta exhibida en ningún museo del Ecuador…usted tiene mejor informacion? Ilustrenos x favor.

    • Le da “mucha pena” que el autor no centre su análisis de este delito patrimonial en la propiedad de las piezas hasta llegar al punto que le importa un carajo que bajo la “custodia” del correísmo se hayan robado 3000 de ellas y todas las instancias judiciales hayan impedido que se investigue este robo?

      Me disculpa Florencio, pero usted es cojudo o se hace? La propiedad de todas estas piezas patrimoniales es un asunto secundario que le compete al Dr. Plaza, pues su intención desde hace años era venderlas y por ley, el estado tiene preferencia para adquirirlas.

      En cambio, el robo de casi 3000 piezas arqueológicas invaluables y la sapería de muchos burócratas correístas de entorpecer, negar e impedir toda investigación que aclare este delito es un problema que nos atañe a todos… Bueno, por lo menos a todos los que no defendemos a vulgares ladrones en el poder.

  41. No existe justicia en el Ecuador, éste es uno de los tantos robos a la propiedad ajena y no se hace nada por descubrir quien se llevo tan preciados tesoros que nos dan la identidad. disolvieron la AGD, con el propósito de tapar el despilfarro de los bienes incautados , las autoridades de control no investigan para parar tanta corrupción.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba