Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Diccionario de la lengua socialista: con G

en Humor4P/Textos por

Gabinete.- Cuerpo de ministros del Estado cuyo reciclaje y clasificación van de acuerdo a sus características y contenido: plástico, vidrio, cartón o madera.

Gajes.- Perjuicios inherentes a una profesión u oficio. Es raro que pesquen a un corrupto con las manos en la masa. Que estén presos, ya son gajes del oficio.

Galáctico.- Relativo a la Vía Láctea o a cualquier otra galaxia. Nicolás Maduro y Daniel Ortega parecen de otro planeta. Ni se enteran de lo que pasa allá abajo. Solo vienen a este mundo para las elecciones.

Galán.- Actor que desempeñaba los papeles protagónicos en la telenovelas de los Alvarado y que jamás utilizaba dobles, ni siquiera para las escenas de peligro como en el 30 S.

Galápago.- Tortuga. Funcionario público que vive metido en su caparazón y solo saca la cabeza para regresar a su casa.

Gallo.- Ave que hierve en el Consejo de Participación Transitorio.

Gallada.-  Todos los que componen el Consejo de Participación Transitorio.

Gallinazo.- Ave de rapiña que vive en bandadas y que vuela en círculos sobre los contratos de Petroecuador. Anida sus polluelos en la Refinería del Pacífico.

Gamonal.- El patrón de Maná.

Ganadero.- El que se dedica a la crianza del ganado. A pesar del tiempo y la distancia, los ovejunos están felices con su ganadero.

Gancho.- Promoción de la justicia consistente en el 2×1. Agarran a dos corruptos y solo condenan a uno.

Ganga.- Oportunidad. Si le ofrecen un ministerio por menos de un millón de dólares, aproveche: es una ganga.

Gangrena.- Privación de la vida en cualquier parte del tejido social. Nuestro país está gangrenado por la contratación pública.

Garrotero.-  Sanduchero sin escrúpulos que alquila su conciencia y su garrote al mejor postor.

Gastador.- Que gasta más de lo necesario y lo debido. Comprador compulsivo. Genio incomprendido de la revolución ciudadana.

Gastronomía.- Arte de preparar buena comida. Afición a comer regocijadamente. Los que saben de gastronomía y son adinerados, contratan un chef belga. El común de los mortales nos conformamos con ver lo que comen.

Gato.- Felino que ronroneaba para que le demos el voto pero que sacó las garras cuando llegó al poder. Alianza País nos metió gato por liebre.

Gatopardismo.- Todos los políticos quieren que todo cambie. Pero todos hacen lo posible para que todo siga igual.

Gatear.- A los 10 años la democracia solo sabía gatear. A los 11 recién empieza a caminar.

Gema.- Piedra preciosa. Divina joya. Gabriela es la gema de Rafael; preciosa pero piedra al fin.

Gemelo.- Dícese de cada uno de los hermanos nacidos en un mismo parto. Rafael y Ricardo son gemelos: fueron paridos el mismo día y a la misma hora por la revolución ciudadana.

Genealógico. De la genealogía. El árbol genealógico de la revolución es extenso como la Refinería del Pacífico: el tío Ricardo Rivera, el primo Pedro Delgado, el compadre lindo, el hermano del alma, el Chiquito, el Gran Hermano, el tío Chang, el tío Caimán.

Generación.- Total de seres que forman parte de la línea de sucesión anterior o posterior a las nuevas generaciones. Vamos por la segunda generación de corruptos.

Génesis.- Con Rafael nunca pasamos del Génesis. Con Lenín ya llegamos al Apocalipsis.

Genético.- Relativo a los genes. Herencia biológica. Todos los socialistas tienen características biológicas similares. Su ADN tiene el fenotipo para perpetuarse en el poder. Su grandeza es un desorden genético.

Gentileza.- Amabilidad. Cortesía. Dejar al menos unos centavos en las arcas fiscales, fue una gentileza de parte de los correístas.

Gentuza.- Gente despreciable. El que denuncia actos de corrupción cometidos por un revolucionario, es gentuza.

Gentleman.- Caballero que sin dejar el gusto por su nacionalidad australiana, asume la penosa tarea de volverse repentinamente ecuatoriano.

Gestapo.- Sujetos que investigaban a los sospechosos de traicionar al Reich alemán, de manera similar como la Senain investigaba a los sospechosos de la revolución ciudadana.

Gil.- El que da muestra de ingenuidad o falta de viveza criolla. La corrupción es popular en el sector público, pero solo al gil lo agarran con las manos en la masa.

Glas.- Vidrio. Esmerilado por el poder, pero vidrio al fin. Y rarísimo, porque es el único vidrio que no es transparente.

Glaseado.- Técnica judicial que consiste en recubrir con una sustancia brillante los errores; muy similar a lo que hace Jorge Glas.

Gnomo.- Ser fantástico y pequeño de la revolución ciudadana, más conocido en el bajo mundo como José Serrano.

Gobernar.- Mandar con autoridad. Cuando se manda con autoritarismo se denomina socialismo del siglo XXI.

Goloso.- Dícese del que se endulza con el poder y no quiere dejarlo.

Gotera.- Hueco en el techo de la deuda. Filtración por donde hace agua la economía cuántica.

Guerrillero.- Idealista que empezó siguiendo los pasos del Che Guevara, pero terminó en el fango del narcotráfico.

Grillete.- Premio, medalla de honor en el tobillo. Recompensa por haber denunciado la corrupción en la década pasada.

Gringos.- Conejillo de indias que utilizan los socialistas para sus experimentos de economía. Cuando algo les sale mal, echan la culpa a los conejillos.

Grosor.- Espesor de la corrupción. Desafortunadamente para la justicia, todos los corruptos son de grueso calibre.

Guacho.- Delincuente organizado, dueño del parque de diversiones de la frontera norte hasta que lo pescaron chateando con algunos miembros de la policía.

Guachimán.- Ex contralor que cuidaba las obras  de la revolución ciudadana.

Guarida.- Cueva de Ali Babá a la que no le aplicaron la Ley de Plusvalía porque determinaron que la ganancia era legítima.

Gusano.- Cualquiera que se atreva o piense diferente al correísmo.

Gymkhana.- Pruebas deportivas de habilidad. Carrera de elefantes blancos para celebrar la década ganada.

Próxima semana: Diccionario de la lengua socialista con H.

2 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba