Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Diccionario de la lengua socialista con la L

en Humor4P/Info/Textos por

Labia.-  Verbosidad persuasiva y convincente en el hablar. Tragarse el cuento de que cualquier delito de la izquierda no tiene que rendir cuentas a ningún juez de la derecha.

Laboratorio.- Sabatina, (hoy Twitter), lugar donde se hacen experimentos para lavar cerebros, utilizando ovejunos en lugar de conejillo de indias.

Laborar.- Trabajar en el Troll Center comprando sitios y seguidores en Facebook y/o Twitter por 10 mil dólares.

Labrador.- Una de tantas razas que trabajan en el Troll Center. Hay otras como Chihuahua, Fox Terrier, Boxer.

Lacrimógeno.– Que produce lágrimas. Ver el rostro de Carlitos nos mueve al llanto.

Lactancia.- Período de 10 años durante el cual nos mamaron gallo.

Lactar.- Amamantar. Mamar las ubres del Estado, sin importar la edad.

Lado.- Cara o revés de una cosa. Cada uno de los costados del socialismo (correístas o morenistas).

Ladrón.- Todo aquel que hurta o roba. Cuando es más de un millón de dólares, al ladrón hay que tratarlo como un perseguido político.

Laguna.- Espacio en blanco en la mente de quien es perseguido por la justicia. Ayer lo sabía todo; hoy no se acuerda de nada.

Lamer.- Pasar repetidamente la lengua por el rostro, el mameluco y los pies de Carlitos.

Lanar.- Dícese de cada uno de los miembros y componentes del ganado ovejuno.

Lanzamiento.- Acción de lanzar o arrojar. No se pierdan el lanzamiento de MANA en la cárcel 4.

Lápida.- Piedra llana en la entrada principal de la Fiscalía, en donde se lee la inscripción: Aquí yace la revolución ciudadana.

Larga.- No sé cuál fue más interminable: la larga noche neoliberal o la larga noche neosocialista.

Largo.- De longitud excesiva. Dilatado, extenso. Siempre hubo corruptos, pero los revolucionarios les dieron largo.

Largometraje.- Película. Propaganda de terror y suspenso que duró 10 años.

Larva.- Cualquiera de los jóvenes seguidores de Carlitos.

Larvario.- Sede de MANA.

Lavable.- Que no se encoge ni se deforma. Dícese del socialista fiel que no se arruga ni pierde sus colores al lavarlo.

Lazarillo.- Muchacho que guía la economía ecuatoriana. Ministro de Finanzas.

Lechero.- Los vecinos cuentan que el verdadero padre de la revolución ciudadana es Nicolás Maduro.

Legislador.- Empleado público al servicio de la derecha, de la izquierda, del centro o de arriba. A los de abajo ni los conocen.

Lengua.- Músculo que nunca descansa cuando está al servicio de Carlitos.

Lenin.- Soplón. Sus coidearios lo trajeron de Ginebra para que calle, no para que gobierne. Ahora se conforman con que gobierne callado.

Letargo.- Estado de somnoliencia profunda a la que está sometida la justicia. (Deberían contratar a Chucky Seven).

Levantar.- Movimiento de abajo hacia arriba. Un selecto grupo de socialistas que se comían la camisa, de pronto se levantaron con fortunas de más de un millón de dólares.

Ley.- Regla y norma inmutable a la que estamos sujetos todos los ecuatorianos. Solo para los amigos del gobierno no existe la ley.

Libertad.- Secta religiosa con libre albedrío y total facultad para insultar, calumniar y perseguir a todos los que piensan diferente.

Librar.- Sacar o preservar de un mal. Nos libramos del mal mayor pero nos quedamos con el mal menor.

Licenciado.- Mucho menos que un economista; pero el licenciado sabe más de economía que el economista.

Licitación.- Acuerdo privado entre ovejunos para ver quién se lleva la estatua de Néstor Kirchner.

Ligadura.- Que la Patria se haga la ligadura para no tener más hermanos revolucionarios como estos. Y para que el sueño sea completo, que el de Bélgica se haga la vacectomía.

Linchar.- Ejecutar tumultuosamente a un sospechoso sin formación de causa. Los sábados se hacían linchamientos mediáticos. Hoy se lincha por Twitter.

Liposucción.- Cirugía estética para succionar la grasa subcutánea del Estado. Para esta semana está programada la cirugía de las pompis de Unasur.

Liquidar.- Ajustar cuentas. Lo bueno de la revolución ciudadana es que no tenía deudas con nadie: a todos los opositores los liquidaban.

Litro.- Unidad de capacidad equivalente a 1000 cm3. Se calcula que en cada sabatina, el redentor se gastaba 2 litros de saliva para lubricar a su medio metro de lengua.

Local.- Relativo al lugar o territorio. Los correístas jugaron 10 años de local, hoy lo hacen de visitante.

Lotería.- Juego público en que se premia con dinero los números de la suerte. Hay dos maneras de ganarse la lotería: comprar un guachito o volverse socialista del siglo XXI.

Lucifer.- Uno de los financistas de la revolución ciudadana. Como ya no podían conseguir plata de los chinos, le vendieron su alma al diablo.

Lujo. Demasía. Si quieren saber lo que significa el lujo, solo visiten la casa de cualquier socialista del siglo XXI.

Luluncoto.- 10 de los tantos terroristas producto de la imaginación del correísmo.

Luminaria.- Dícese que cada una de las monumentales obras de Rafael Correa es una luminaria para la justicia.

Luna.– Astro satelital en el que viven desde hace tiempo algunos ovejunos. Ellos ya tienen presidente: tienen a Carlitos.

Luneta.- Sitio preferencial en el que se sientan algunos periodistas corruptos, mediocres y olvidadizos, para escuchar las ruedas de prensa correístas.

Próxima semana: Diccionario de la lengua socialista, con M.

2 Comments

  1. La economía es demasiado importante para dejarla en manos de los economistas; por eso la economía no podía estar en mejores manos que las del Licenciado.

  2. Licenciado.- Mucho menos que un economista; pero el licenciado sabe más de economía que el economista.
    Media hora de aplausos. Que bien dicho.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba