¿Por qué el correísta mira a Argentina pero no a Venezuela?

en Conexiones4P/Elenfoque por

Cuando el relato correísta parecía quedarse sin capacidad de crear empatías públicas porque no tiene un guión en el que hay malos a quienes echar la culpa de todo, llegó, como súper héroe, la crisis argentina. Basta mirar cómo los Pabel Muñoz y tantos otros entusiastas beneficiarios del gobierno de Rafael Correa colocan mensajes en sus cuentas de redes sociales en los que culpan de todos los males que aquejan a la economía argentina al neoliberalismo; etiqueta que con gran entusiasmo y alegría le endosan al gobierno Lenín Moreno.

En el relato que tratan de reanimar estos correístas rabiosos, el hueco en el que ha caído la economía argentina es la prueba irrefutable y contundente de que el «neoliberalismo», adjetivo que aplican a cualquier sistema político que no sea de su simpatía, está condenado al fracaso y al repudio popular. «El neoliberalismo está destrozando a la Argentina. Ecuador está en ese camino. Se requiere una gran resistencia desde los movimientos sociales y políticos para evitarlo», dice un usuario al que retuiteó el asambleísta Pabel Muñoz hoy lunes 2 de septiembre. Muñoz, poco antes, había colocado un comentario a otro escrito, asimismo en Twitter, del ex presidente colombiano y ex secretario de Unasur, Ernesto Samper, en el que afirmaba que lo que ocurre en Argentina se puede ver el futuro del Ecuador. «Mismo discurso y práctica», decía Muñoz mientras que Samper se preguntaba por las razones por las cuales los economistas neoliberales nunca aprenden la lección.

Hernán Reyes, teórico de bolsillo de la comunicación correísta, habla de un «neoliberalismo salvaje» argentino sobre el que afirma que «algunitos por acá quieren imitar» mientras que Luis Barrezueta, uno de los más fanáticos más incondicionales de Correa, apunta que «en tres años de neoliberalismo Argentina está en default: así es el capitalismo salvaje, así es la derecha» y coloca un video donde se ve el saqueo de un supermercado en la Argentina. «Argentina enfrenta el verdadero rostro del neoliberalismo. Igual camino podría transitar el Ecuador de Moreno», agregaba no hace mucho Siempre Patria, una de las cientos de cuentas anónimas que defienden al correísmo en redes sociales.

En el cuadro que el correísmo está empeñado en hacer sobre la crisis argentina no existen antecedentes. Para ellos se trata de un fenómeno casi espontáneo cuya única explicación es la llegada al poder, hace tres años, de un declarado partidiario del mercado como Macri. En ese cuadro no entra la crítica situación de las reservas internacionales con la que Cristina Kirchner dejó el poder, ni el altísimo nivel de endeudamiento con el que entregó el mando.

En ese retrato que el correísmo hace de la crisis argentina no existe absolutamente nada sobre la corrupción que hubo durante los gobiernos de los Kirchner y que ya casi nadie niega en la Argentina. Ahí no hay referencia de los videos de Néstor con los bultos de billetes ni de los cuadernos del chofer que hablan del mecanismo que usaba el matrimonio presidencial para recibir maletines llenos de dinero o de las confesiones de ya más de nueve empresarios arrepentidos de entregar dinero a los kirchner. No, nada de eso existe en ese relato aunque se sabe perfectamente que, a más de la tibieza y lentitud de Macri para corregir los problemas de la economía de su país, la corrupción de la era kirchnerista y sus alucinates historias espantan a los inversionistas y crean una desconfianza en los mercados de capitales.

No existe tampoco en ese relato correísta nada sobre cómo la desvergonzada corrupción K afecta la economía argentina. Según un estudio del Coniset, los sobreprecios y las coimas de la obra pública en los 12 años de gobierno kirchnerista alcanzó 36 mil millones de dólares, equivalente al déficit fiscal total que hay actualmente. Pero si es durante gobiernos de amigos como Cristina Kirchner la corrupción no puede existir.

Las crisis de Venezuela y Nicaragua no existen

En la relación que el correísmo trata de tejer entre la crítica situación de la economía argentina con el mentado neoliberalismo (y de paso con el Ecuador de Lenín Moreno) no hay, en cambio, ni por asomo referencia alguna al tema venezolano. Curiosa omisión cuando es evidente que, por más complicada que puede ser la situación argentina, no tiene comparación con la dimensión catastrófica de la tragedia humanitaria que hay en Venezuela, en la que de nada se puede achacar al tan mentado neoliberalismo. ¿Si el neoliberalimo el es único factor que lleva a los países a la quiebra qué es lo que hace tanto mal a los venezolanos entonces? La interrogante simplemente no se la plantean los correístas. En su mundo maniqueo no existe otro mal que aquel que ellos quieren que exista; es decir el neoliberalismo y el mercado. Las atrocidades que ocurren en la bolivariana Venezuela simplemente no vale la pena mirar, porque una crisis únicamente puede ser «neoliberal».

En el evidente esfuerzo que hace el correísmo por culpar de la crisis argentina al tal neoliberalismo de Macri, y de ahí hacer la extrapolación al Ecuador de Moreno se ignora por supuesto el caso nicaragüense. Para el correísta, la crisis política, social y económica de Nicaragua no existe simplemente porque su presidente, el sanguinario y represivo Daniel Ortega, es parte del club de amigos del socialismo del siglo 21. Muy extraño e imposible de aceptar, debe ser para ellos, que en un país que no es «neoliberal» se haya asesinado a 500 personas en actos de represión ordenados desde el Gobierno. ¿No cuentan los muertos cuando el gobierno no se etiqueta como neoliberal?

La lógica correísta frente a los gobierno que no son de su mismo signo ideológico se aplica básicamente a todo. Poco luego de que el Museo Nacional del Brasil se incendió completamente en Río de Janeiro, Pabel Muñoz dijo muy suelto de huesos en un comentario en Twitter «qué lástima. Otra pérdida irreparable en el Brasil de Temer». ¿No tuvo mucho más de una década el Partido de los Trabajadores en el poder en medio de una inmensa bonanza producida por el excelente precio de las materias primas para proveer al viejo palacete de un sistema anti incendios confiable? No, las tragedias y las crisis solo pueden ser sino neoliberales y si se quema el Museo es culpa directa del otro neoliberal Temer. ¿Algún correísta ha mencionado los incendios de las redes de transmisión de electricidad en Venezuela? ¿O de los apaganos en Caracas? Esos son hechos que no sirven al discurso anti neoliberal. Maniqueos y hemipléjicos.

24 Comments

  1. Muy buen artículo Martín, Felicitaciones.
    Qué respaldo moral pueden tener los pronunciamientos de un ex presidente colombiano que fue señalado por haber presumiblemente, recibido dineros de la narco guerrilla para su campaña electoral, de un pseudo comunicador que durante la década robada se convirtió en rodapié del innombrable y de un tecnócrata que debe dar explicaciones de sus informes favorables desde la Senplades para contratos que tienen indicios de corrupción ?

  2. Martin, si miran a Argentina es porque esta otro presidente, ousted cree que si estuvieran los Kichner estuvieran jodiendo. Por eso no miran a Venezuela..

    • Estos «SOCIOLISTOS DEL SIGLO XXI» que mintieron a su gente diciendo que todo estaba perfecto cuando el robo era inmenso y trataban de sostener la economía engrosando la deuda externa.
      Cualquier mal que se de, es culpa de otros, JAMAS aceptaran que tienen algo que ver.
      RATAS MISERABLES, ahora viven como reyes cuando antes ni carro tienen y muchos nunca han trabajado para aportar producción al país.

    • Sí, nadie podrá igualar su nefasta obra: la destrucción del país en todos los órdenes, sobre todo en valores. La Serranía más el calor costeño y de la Amazonía dio como fruto el nacimiento del perfecto idiota ecuatoriano que sigue soñando que un puñado de ladrones vuelvan al poder. Igual pasa en Brasil que esperan que un sentenciado vuela como Presidente. En Argentina, los peronistas gritan «Que, aunque pura o cretinos yo voto por Cristina». Inaudito.

  3. Es una articulo de opinión lo importante seria que se analice sus causas y al parecer no esta informado señor Pallares pues no expone nada al respecto…corrupción hay que combatirla de donde venga sea quien sea y no es un mal de 10 años sino desde que somos república simplemente ha cambiado de manos y relaciones de poder, el problema son las causas de los 3 casos

  4. Estos Sociolistos ya dan pena, muy poco nivel de ética. Es como querer tapar la fetidez con perfume barato. La hediondez y podredumbre de los gobiernos corruptos es mas grande que un botadero de basura. ni Tapando ni enterrando. lo mejor es que estos sinverguenzas se callen y ya dejen de joder. Lo que si asombra es que Lerdin es un premiador de traidores. Ya esta dscubierto que todo es una mafia de corruptos ladrones sinverguenzas.

  5. Excelente articulo Sr. Pallares!!!!!!
    Ya quisieran estas basuras del correato tener la claridad de mente para poder ver los problemas de un pais y no solo anorar las mieles del saqueo al que fue sometida nuestra Patria durante la FAMOSA DECADA DE LA INMUNDICIA por ellos administrada.
    Gracias Srs. 4pelagatos por dejarnos (a sus lectores) ver por medio de sus articulos toda la inmundicia que rodea a esta gente enferma que desesperadamente anhela volver a tener otra decada de la inmundicia y trabajan incansablemente por convencer al pueblo ecuatoriano que ellos (el correato) es lo que mas conviene al Pais!!! Pero, como usted muy bien lo dice, Sr. Pallares, nada se dice de los desastres (de toda indole) que estos sinverguenzas causaron cuando llegaron al poder!!!!
    En este comentario no se salva el Lic. moreno que muy bien sabe que es un USURPADOR del poder y que como sus coidearios de la decada de la inmundicia, no ntiene la decencia como para decir ESTE HONOR NO ME PERTENECE!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  6. El problema está en que, pese a que en Ecuador y Argentina se ha expuesto todos los delitos y pillerias de Correa y su banda y de la pandilla K respectivamente, todavía ninguno de los cabecillas está en la cárcel, eso hace que el discurso de sinvergüenzas como Muñoz cale en muchos descerebrados que siguen tragando las ruedas de molino que estos miserables ponen frente a sus narices. Es la mejor forma de desviar la atención…

  7. Sr Pallares: Que se puede esperar del razonamiento, lógica y coherencia de los correístas?? Absolutamente nada!!. Quien es Pavel Muñoz? Un don nadie cuyo criterio es totalmente irrelevante, al igual que los criterios de los Alvarado, Rivadeneira, Aguiñaga, Soliz, etc, etc. Ya los conocemos de sobra.

  8. Hola amigos, da ASCO leer tanta basura sin sentido de esos miserables que nos robaron durante 11 años, mi reflexión es: será que estos pseudos políticos correistas, no tienen quien les llore, les suplique que no hagan quedar tan mal ( me refiero a familiares) a familias enteras que supongo estos deben tener, no se dan cuenta de esa imagen BRUTAL Y PÉSIMA que proyectan y que sin duda se refleja en sus familias? Yo como padre me pongo a pensar, será que mis hijos, padres, hermanos, tíos, etc, etc, etc, no sentirán VERGÜENZA de oirme o leer declaraciones como las que hacen estos tipos correistas? Si, Martín que ASCO de gente.

  9. Realmente dan vergüenza ajena y muestran una falta de razocinio increible. Como bien señala Martín, el caos económico de Argentina es consecuencia del mal manejo de los K (sin contar con el robo descarado en su administración, ni los errores de Macri), pero como son de la misma banda de delincuentes no quieren criticarlos, ni a ellos y menos al carnicero de Caracas. Pensar que nuestro presente y futuro sigue en manos de este tipo de imbéciles en el congreso es simplemente alarmante y debe llevarnos a pensar seriamente el por qué los elegimos y cómo evitar repetir este error.

  10. Pero quién le creé o le sigue los pasos al sinvergüenza chupamedias lameculos del Pavel Muñoz?..Hay que investigarlo porque si se debe haber tragado alguna….cantidad de dinero no justificados…Otro ladrón! !!

  11. Cuando uno observa el cinismo de cierta izquierda entiende cómo fue posible un Stalin, un Mao, un Khemer Rouge. El proceso es el mismo que conduce a un Hitler, Franco o Pinochet. Correa, Chávez, Ortega, los K, Trump son lo mismo. Una parte de la población tiene dificultad de medir a todos usando la misma unidad de medida. Los Derechos Humanos no son más derechos ni menos humanos si se trata de un gobierno de derecha o izquierda. Los principios republicanos de separación de poderes, igualdad ante la ley, alternancia, entre otros, no son menos o más importantes dependiendo los bandos. Hay gente con ceguera selectiva incapaces de ver la realidad. Y obviamente los pillos criminales que los encaminan al matadero.

  12. CORREISTAS TALES COMO: Pav. Muñoz. Ma. Espinosa. Gab. Ribadeneira. Ma. Aleja. Vicuña y otritos parecidos siempre continuarán despotricando fanaticamente contra la democracia. pero ellos viven disfrutando de la misma democracia. Sus cerebros no tienen capacidad pueden analizar la diferencia.
    Por qué no van a vivir en sus paraísos y nos dejan en paz.

  13. Cuanto les ha dolido estar «en la calle» a esta partida de oportunistas.
    Si tanto saben, porque no hacen lo mismo que los «neoliberales»:
    Adquirir deudas para generar empleo, y si son tan «buenitos», que les regalen acciones y que nos enseñen como se hace cuando se presente una crisis como la que dejo su AMO Correa.Que lindo es hablar y de repente ni a las empleadas domesticas las han de tener afiliadas.
    SINVERGUENZAS OPORTUNISTAS 100%.

  14. Para los correistas cómo pavel Muñoz y todos los correistas tampoco existe la crisis humanitaria que viven los venezolanos, todos los correistas deberían recibir a los venezolanos inmigrantes en sus casas, sinverguenzas

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*