Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Mauricio Rodas: ¿La última y se va?

en Conexiones4P/Elenfoque por

Mauricio Rodas quería ser Presidente. Lo dijo cuando desembarcó de México, tras haber planteado algunas peleas mediáticas con ministros del correísmo. Entonces era un desconocido que pasaba largos ratos explicando a los periodistas quién era y por qué quería ser presidente. Solo él no captaba la contradicción tan inmensa que implicaba ser un perfecto desconocido en el país y aspirar al cargo público más importante: la Presidencia de la República.

Años después, quiso ser alcalde de Quito. El momento era propicio y Rodas, cazador emperdernido de oportunidades, intuyó que los quiteños iban a votar en contra del candidato oficial del correísmo; no por alguien: se paró en el sitio preciso en el momento oportuno. Rodas no conocía Quito pero sus asesores decían que era un alumno aplicado, que aprendía de memoria lo que le preparaban y recitaba con gran convicción y sentido teatral. Jaime Durán, su asesor político, recordó, años después, que Rodas tampoco estaba preparado para ese cargo.

La historia de Quito con Mauricio Rodas en la Alcaldía ha sido tan aciaga que muchos quiteños confiesan, con aire sorprendido, sentir nostalgia por la administración de Augusto Barrera. No pueden creer que en las encuestas salga, como una aspiración ciudadana, que les recojan la basura. Eso habla de una gestión municipal que ya muchos catalogan como la peor de las últimas décadas. Esos sondeos dicen, igualmente, que Rodas hace rato está por debajo del 15% de popularidad. Eso lo llevó a anunciar la decisión irremediable de no aspirar a la reelección. Pero tampoco ese día, el líder de SUMA, reconoció su estruendoso fracaso. Lo disfrazó, como es su costumbre. Atentando contra el mínimo sentido común, Rodas dijo renunciar porque es un demócrata convencido de que no podía eternizarse en el poder y debía dar paso, en aras de la alternancia política, a otros…

Ahora Mauricio Rodas es protagonista de un hecho bochornoso del cual hay un video que se viralizó en redes sociales hasta volverse tendencia. Muchos usuarios le han dicho de todo y muchos lo han hecho haciendo gala de un humor excepcional… Digno de un viernes. Salud, Alcalde.

A continuación vea algunos de los tuits que con tino y mucho humor le dedicaron al alcalde ciertos usuarios.

 

10 Comments

  1. Rodas, un oportunista, sin visión, ni futuro, desperdicio de forma olímpica tal vez la única oportunidad de su vida de llegar a ser algún en la vida o de hacer algo por Quito. Junto con el maestro Juanito, pasaran a la historia como lo que son un Ejemplo de Inoperancia, mediocridad y tambien de Corrupción.

  2. Este es una prueba más de que nosotros los ecuatorianos no somos HOMO SAPIENS sino HOMO EMOCIONALIS. Todo lo hacemos con infinita emotividad. Todos los días, una y otra vez, la razón desaparece casi por completo. Elegimos a este señor porque estábamos cansados de AP Barrera-Correa y caímos en los cantos de sirenas del primero que nos habla bonito. Vimos las alabanzas y ditiritambos de Correa y sus adláteres a favor de Moreno, besos en la frente, abrazos, y luego el fracaso…confiamos en el peor, en un incapaz, en un traidor…y lo peor… siempre lo supimos dicen…y entonces para qué lo eligieron. La respuesta la tenemos todos, creo. Hoy, Rodas es una caricatura, un espejo, nos muestra de frente y en forma clara lo que en realidad somos HOMOS EMOCIAONALIS.

  3. La redacción de 4 pelagatos dice en el primer párrafo de esta nota: «Mauricio Rodas quería ser Presidente. Lo dijo cuando desembarcó de México, tras haber planteado algunas peleas mediáticas con ministros del correísmo. Entonces era un desconocido que pasaba largos ratos explicando a los periodistas quién era y por qué quería ser presidente».
    ¿Acaso nos olvidamos de que quien nos gobernó por 10 años y 4 meses era también un perfecto desconocido a quien se le dio micrófonos gratis tras haber realizado un paso fugaz por el ministerio de finanzas?
    No defiendo a Rodas, pero ¿acaso nos olvidamos que la alcaldía de Barrera a más de ser muy mala dejó sembrado el municipio de correistas? ¿Acaso nos olvidamos que el Concejo estuvo y está lleno de concejales de Alianza País y de otros movimientos que se han propuesto boicotear las acciones del cabildo y bregar solo por sus propios intereses?

    Me da pena ver el video en el que sí, Rodas hunde más a su imagen; pero me da más pena leer los comentarios sobre este artículo. Estos reflejan lo que somos y lo que con sobra de merecimientos nos merecemos como ciudadanos.

    • Estoy con Ud. Anabcran. No se puede gobernar cuando hay una gavilla de corruptos correistas que solo querian dañar al Alcalde y de paso a Quito. Es la primera vez que vemos semejante tropelía en Quito. Para quien es el daño: PARA QUITO.
      Son dignos herederos del barrera.
      Aclaro que nunca he visto al Sr. Rodas personalmente, pero como quiteño me duele mucho el comportamiento de gente indeseable

  4. Jajajaja! pero si está más ebrio que un Bucaram tras robar su primer millón en la aduana o que Glas al graduarse con la tesis del rincón del vago en la ESPOL.

    Lo lamento por Quito y sus ciudadanos, pero eso nos enseña que elegir con odio o resentimiento a nuestros gobernantes, es pegarnos un tiro en la sien nosotros mismos. Lo bueno es que falta poco para que ese inepto salga de la alcaldía. Mientras tanto, prohíbanle el acceso hasta al enjuague bucal para que deje de ser más ridículo de lo que ya es.

  5. ¡Qué vergüenza!. Nunca pensamos que votar por Rodas era una oportunidad para mejorar Quito. Era una manifiesta expresión de odio al mitómano de la década robada. Y no nos equivocamos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba