Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Zambrano destituido; Cuesta en la guerra digital

en Enbreve/Pistas4P por

1

Mariano Zambrano: esta vez no se salvó

La Contraloría confirmó la destitución del prefecto de Manabí, Mariano Zambrano, mediante una carta que el contralor Pablo Celi envió al ministro de Trabajo, Raúl Ledesma. La comunicación del Contralor dice que “se registre el impedimiento para ejercer funciones públicas, remito copia certificada de la Resolución de responsabilidad administrativa No. 45138 de 19 de octubre de 2018, en la que establece sanción de destitutición del cargo de Prefecto Provincial de Manabí, en contra del señor Mariano Nicanor Zambrano Segovia”. El pasado 30 de julio, el contralor Pablo Celi anunció que había un examen especial en el que se recomendaba esta medida por unos contratos realizados por la Prefectura de Manabí en la zona de la Manga del Cura. Zambrano había firmado hace pocas semanas un acuerdo electoral con el Partido Socialcristiano para participar conjuntamente en las elecciones seccionales.

2

Paúl Granda: se fue a regresar

El que pensó que Paúl Granda, ministro de la Política y encargado de la Justicia, dejaba el gobierno tras el escándalo político desatado por la fuga de Fernando Alvarado estaba equivocado. Para comenzar, Granda tuvo la precaución de presentar la renuncia al presidente Lenín Moreno únicamente al encargo del Ministerio de Justicia y no al de la Política. Es decir: Granda se aseguró que si en la eventualidad de que Moreno le aceptaba la renuncia al Ministerio de Justicia él permanecía en el el gobierno como secretario de la Política. Lo cierto es que Moreno no le aceptó la renuncia y Granda quedó como si nada hubiera ocurrido. Granda, como ministro de Justicia, es el responsable por el monitoreo y seguimiento de las personas que se hallan con medidas cautelares como los que llevan grilletes electrónicos. Este ministro sobrevivió al escándalo que estalló tras la visita que la asambleísta ultra correísta Sofía Espín hizo en la cárcel a una testigo protegida en el caso del secuestro de Fernando Balda y luego al de la fuga de Alvarado. En ambos casos, destituyó a los funcionarios inferiores.

3

Santiago Cuesta: de cabeza en la guerra digital

Santiago Cuesta sorprendió esta mañana en Radio Democracia. Hizo algunas revelaciones: que el gobierno contrató un estudio para saber cuántos troles tiene Rafael Correa. Que son 23 000 cuentas. Que las usa para atacar a los miembros del gobierno: Juan Sebastián Roldán, Eduardo Jurado, él, Andrés Michelena, Paúl Granda… Que el periodista “Caterva” hace parte de ese plan que, según dijo, busca desestabilizar al gobierno. Que con esas cuentas ataca todos los días, buscando crear opinión y espejismos. Que las dirigen un tal Roberto Wohlgemuth y otro señor Navas. Lo más curioso de todo esto es que Santiago Cuesta llamó a los ecuatorianos decentes a contraatacarlos en redes sociales para poner fin, según él, “un punto final a Correa”. Cuesta cae de cabeza en la guerra digital que se inventaron los correístas. Glas llamaba a sus troles “guerreros digitales”. ¿Cómo llamará Cuesta a los ciudadanos que respondan a su llamado.

 

Foto de portada: diario El Universo

2 Comments

  1. No es suficiente que le destituyan al analfabeta del Zambrano..Él tiene que ser juzgado por los millones de dólares que se llevó en contratos turbios en el correismo, además Manabi lo conoce como:”El (pre)-fecto bailarin”…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba