Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Ciertos periodistas son como los taxistas

en Conexiones4P/Elenfoque por

Una declaración del asambleísta Jorge Corozo (en la foto) provocó una tormenta entre los periodistas. Y mostró que también en ese mundo hay nostálgicos del siglo pasado y partidarios del cambio. Un escenario parecido al que hay entre taxistas y defensores de Uber y Cabify.

Corozo es el presidente de la comisión que tramita las reformas a la Ley de Comunicación; una comisión que mantiene en esa Ley parte de la letra menuda y también esencial de la visión correísta. Pero ayer, 29 de noviembre, el asambleísta Corozo dijo que en la Ley desaparecerá la obligación de tener un cartón de periodista para ejercer este oficio. Y eso suscitó debates en los chats de periodistas, una ola de reclamos enardecidos y un pronunciamiento (ya habrá otros), esta vez de la Federación Nacional de Periodistas (Fenape). Los partidarios del cartón para poder ejercer el oficio llegan al extremo de preguntarse (como hacen los taxistas con el número de cupos) qué harán –si desaparece esa obligación– las 29 escuelas de periodismo públicas y privadas. También dan cursos de periodismo acelerado al asambleísta partiendo de la premisa que este oficio es una ciencia…

Los defensores de cartones hacen énfasis en el oficio y sus herramientas, ignorando por completo lo que es fundamental hoy en la comunicación: el conocimiento. Creen vivir en un mundo en el que el periodista pretendía saber de todo, solo porque su trabajo era oír a cualquier fuente y reproducir lo que oía. No dan paso al mundo contemporáneo en el cual la sociedad es una suma de nichos específicos que buscan información calificada, mediada por personas que la puedan evaluar y explicar. Y esas personas pueden venir del periodismo (gracias a su vocación, formación o aplicación) o de cualquier otra profesión a la que se puede sumar un aprendizaje rápido de técnicas para comunicar. Es inaudito no entender que los temas económicos pueden ser mejor tratados, y mejor explicados, por economistas que por los periodistas toderos de antaño. Igual sucede con urbanistas, científicos, abogados, agrónomos, médicos… De hecho hay revistas especializadas prácticamente en todos los campos. Igual que medios digitales. O secciones en los medios tradicionales en los que se requiere un alto nivel de conocimiento específico. Esa competencia es sana y provechosa en los medios porque eleva la calidad de la información que es, a la postre, lo que buscan los consumidores de información. Hoy no valen los cartones; valen las firmas y el conocimiento que las singulariza. Por eso el argumento según el cual si suspenden el cartón para trabajar en un medio, cualquiera podrá comunicar como lo hace en las redes sociales, es tan falaz como absurdo. Podrá comunicar cualquiera que sepa mucho sobre algo y sepa comunicar. Y esa elección la hacen los medios; no un burócrata revisando cartones de graduados en periodismo que, en muchos casos, saben muy poco y de ese poco muchas generalidades.

El anuncio del asambleísta Corozo, si lo materializa en la ley, es una buena noticia para el periodismo ecuatoriano: acaba con los mitos centenarios defendidos por viejas cofradías. Ya es hora de transformar esa carrera en las universidades mezclando técnicas de comunicación con conocimiento especializado. Ya es hora de entender que el periodismo, en los grandes medios o en unidades digitales de comunicación, tiene que suplir las expectativas de comunidades segmentadas de la sociedad. ¿Hay mejor director de una revista de autos que un ingeniero mecánico automotriz? Este hecho es de una obviedad meridiana y se aplica en cualquier campo: Discovery Channel contrata a un astrofísico, Neil deGrasse Tyson, para hablar del cosmos con la propiedad que su conocimiento le permite. El periodismo ya está en ese espacio en el que el conocimiento y el talento, unidos a técnicas para comunicar y a la tecnología, producen firmas que generan convocatoria, credibilidad y tráfico. Los gremios ecuatorianos se equivocan al pensar, como los taxistas, que con presiones, amenazas o blandiendo viejas leyes, pueden mantener al periodismo bajo su control. A los medios contemporáneos y, más aún, a los consumidores de información, les tiene sin cuidado los títulos y los cartones. Quieren leer temas bien fundamentados, esclarecedores en su terreno y, por supuesto, muy bien escritos.

En este punto, el asambleísta Corozo sí pegó centro.

Foto: Asamblea Nacional.

32 Comments

  1. Según J. Hernandez la formalidad de los estudios orientados a profesionalizar el oficio periodístico es un error. No es de sorprender, en latino américa no nos gusta estudiar mucho. Ojala esto no lo quieran aplicar a la medicina e ingeniería. En el mundo actual el conocimiento también cuenta.

    • usted Alex, sí sabe tergiversar lo que se escribe. Eso le ayuda a creer que se queda con la última palabra, pero no ayuda, en absoluto, a que tengamos una esfera pública boyante con muchas ideas y argumentos y capacidad de discrepar siendo intelectualmente honestos: es decir, reconociendo lo que el otro dice, no tergiversando.

  2. He leído sus respuestas a comentarios que van contra sus criterios Sr. Hernández y la verdad no entiendo como va tanto en contra del gobierno anterior si su mentalidad es ídem. No se le puede argumentar que el periodismo es una Carrera de Tercer Nivel, porque es ir contra el motivo de su artículo. Realmente decirle a ud.que las verdades que explica aquí son de perogrullo ha sido ir contra la verdad. No Sr. La mediocridad no forma parte del pensar y sentir del hombre ecuatoriano, nuestro progreso vendrá de sacarnos estos subdesarrollos y buscar, ojalá, periodistas especializados en tantas áreas del saber humano. Acompañado de criterios de profesionales, pero respetando los conceptos y saberes que sólo una praxis puede garantizar.

  3. Hace unos unos días envié un comentario que no fue publicado por el portal. Escribo de nuevo sobre el tema. Es verdad, existen actividades y producciones humanas que no necesitan de la academia Algunos ejemplos, la pintura, la poesía y un largo etc. Pero un poquito más con lupa: no es lo mismo ser intérprete de un género musical que un compositor porque en la realidad el 99.99 % de los artistas que suben al escenario a deleitarnos con sus voces jamás habrán escrito una canción y plasmado en una partitura porque para eso se requiere del conocimiento científico musical. Otro ejemplo, hay poetas callejeros que jamás plasmarán en una obra el torrente de sus sentimientos y emociones porque carecen del conocimiento morfo sintáctico de la lengua en su parte escrita. Ahora vayamos al tema que nos atañe, el periodismo. Si tomamos al periodismo como una profesión donde lo más importante son las cualidades personales, como las habilidades comunicativas, sí, no habría el porqué ni para qué forzar el debate. En la práctica, si el periodismo se limita solamente a la tarea de presentadores en la televisión, lectores de las noticias en las radios y un poco de ridiculeces para las noticias de la farándula estaríamos más que servidos. Por eso Carlos Luis Morales, fue por años el presentador estrella de la RC en TcTelevisión. Hasta la Veneno Torres con sus chillidos guturales hace periodismo de farándula en el mismo canal. Pero no es así. Para el ejercicio pleno de la profesión del periodismo, aparte de las cualidades personales como la inteligencia, las habilidades comunicativas, la ética, se requiere además, el conocimiento deontológico y científico del mismo periodismo y especializarse en uno o más campos del saber. Para dedicarse a la prensa escrita, el periodista debe conocer casi a profundidad la morfosintaxis de la lengua escrita. Sobre todo conocerf el campo de la investigación, procesamiento de datos y análisis de los mismos. En resumen, para dedicarse al periodismo no sólo se necesita de la buena voluntad y la verborrea. Por eso el impresentable del ático belga andaba vapuleando a los periodistas y entrevistadores con su lengua larga que hacía aparentar que ante sí tenían un genio de la economía. La principal herramienta de un buen periodista son los datos, sin ellos, es querer pasar el río sin saber nadar en la práctica.

  4. Las universidades que enseñan periodismo están más de 20 años alejadas de la realidad de esa profesión. El verdadero periodista está ejerciendo y comunicando … no tiene tiempo de enseñar a tiempo completo. El problema es académico, enseñan mediocres sin experiencia y con titulos que dicen cuánto sacó, pero no si entendió!!!

  5. Comparto lo escrito por José Hernández. La norma que exige título académico para que una persona pueda ejercer el periodismo, debe eliminarse del proyecto de Ley de Comunicación. Primero, por lo que expresó la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en una opinión consultiva: … “El periodismo es la manifestación primaria y principal de la libertad de expresión del pensamiento…”. Por tanto, no cabe la exigencia previa del título correspondiente. Y, segundo, porque para su ejercicio más que títulos académicos, precisa de conocimientos profundos, de sólida cultura general y, en ciertos casos, de especialización.

    Si el periodista sirve de puente veraz y lúcido entre los hechos y la opinión pública e inclusive los amplifica o desmenuza con sentido crítico, es evidente que lo hace porque responde a sus vocaciones, aptitudes y dominio de los temas que escribe y, claro, sin perjuicio de que pueda poseer títulos académicos conexos a su profesión, convertidos en instrumentos cognitivos de apoyo, pero no en requisitos para ejercer su oficio.

    ¿Existe una escuela para aprender a ser poetas y graduarse de poetas ante un tribunal integrado por poetas? O graduarse de escritor, orador, filósofo, compositor o artista y un largo etcétera. Por ejemplo, el que una persona sea un artista, no implica que no pueda matricularse en una escuela de bellas artes o al revés que siga desarrollándose como artista sin acudir a tal escuela. Ello no significa que, para todos los humanos, la vida sea y deba ser un aprendizaje permanente de la cuna a la tumba.

    Cosa distinta son otras profesiones que necesitan de largo tiempo y muchos estudios y especializaciones, y de título para ejercer como médico, piloto, ingeniero, arquitecto y otro largo etcétera, pues dependen de estudios específicos y técnicas complejas para evitar que, inclusive, cualquier error humano pueda significar la muerte de terceros.

  6. Yo creo que hay preparacion y coeficiente intelectual. Muchos periodistas como Ezra Klein, John Favreu no tienen titulo de periodistas pero son los analistas politicos que nos llevaron a ganar la Camara de Representantes. Y la ex Presidenta de la Asamblea la Gaby ni titulo, ni capacidad cognitiva, pero labia barata y una larga.

  7. En la actualidad no solo es necesario el título de periodista de tercer nivel sino de cuarto nivel, es decir que el periodista debe especializarse en temas como economía, política, educación, medicina, derecho internacional, el agro y un larguíísmo etc. El periodista no puede ni debe ser un todólogo, que sabe epidérmicamente y que este conocimiento superficial indudablemente que puede llevarle a cometer errores, que en comunicación resultaría fatal. Estamos en la era del conocimiento y por lo mismo todas las profesiones obligan a adquirir maestrías e inclusive Doctorados P. H. D. De esta manera se garantiza la eficiencia profesional

  8. ¡Increíble! Entonces Pedro Delgado no habría cometido ningún delito. Más claro que el agua de un peñón: un título acredita el ejercicio de una profesión. La calidad del trabajo, en base al conocimiento,lo hace la experiencia la mística y la dedicación.

  9. Si se trata de que el periodismo sea ejercido con el respaldo de un título lo mejor sería que en las universidades se den postgrados en distintas especialidades para periodistas. Sobre lo dicho por el sr. Nuñez le recuerdo que para ejercer docencia no solo basta tener conocimiento del tema, se debe tener conocimientos de pedagogía y sobre todo de didáctica

  10. bajo la premisa de este señor corozo padre de la patria qe se eluminen todos los titulos y qe todos los empiricos ocupen cargos donde siempre se ha necesitado de gente titulada, asi bajo ese esqema el albañil ya podra ejercerlas de ingeniero o arquitecto el curandero de doctor el chambero de ingeniero ambiental y los choferes ya podran pilotear aviones, estos pensamientos populistas son los qe tienen al pais sumido en la mas asqerosa corrupcion en donde el honrado y el capaz son fenonenos y estan contra el sistema

  11. Totalmente de acuerdo, el periodista que todo lo sabe, no sabe nada, y si la ley de comunicación de Correa obligo atener títulos para ejercer la comunicación, fue por interes del dueño del país de aquel entones que se deshizo de periodistas críticos a su gestión como Carlos Vera, Jorge Ortíz, y otros.
    En La Educación superior sucedió lo mismo,Phd a todos los profesores, y claro a Cuba o Venezuela a obtener títulos rápidos y baratos, vía Internet.

  12. Totalmente de acuerdo con UD, no pudo hacer mejor exposición del tema. Pero por otro lado me provoca lastima ver el nivel tan bajo de pensamiento de muchísimos ecuatorianos…que van desde torpes comparaciones como el de ser médicos, ingenieros excepto…hasta no entender lo simple y contundente de su exposición. Lamentablemente esta sociedad está llena de “verduleras mentales” todos gritan desde el más zoquete, todos quieren tener la razón, nadie cierra la bocaza y escucha, piensa razona y luego expone, nadie quiere preguntar todos pretenden tener las respuestas..y al final estamos como estamos. El comunicar es inherente al ser humano no al cartón de periodista, y si cualquiera puede xomunicar, todo depende de su habilidad y su acervo intelectual.

  13. De todo hay en la viña del señor, o recordemos nuestro pasado reciente en donde Fernando Alvarado y su familia, periodistas del Rincon del Vago, hicieron fortuna sin haber hecho una tesis válida para su graduación en combo y también personajes que sin tener un título dieron lustre a la ocupación de locutor o comunicador que les hizo sobre salir sobre graduados, con cartón y todo que nunca brillaron en su profesión. Todo con mesura y sin extremismo es valedero.

  14. Un cartón lo único que dice es que alguien asistió a un centro educativo, para obtener una formación, no garantiza que el individuo conozca todos los temas que el periodismo abarca. Son nuevos tiempos donde inclusive el papel de la Universidad como fuente de conocimientos y profesionales está ya siendo derrumbada.

  15. Saludos. Este artículo me recuerda a la reglamentación establecida por el gobierno anterior, sobre el hecho de que para dar clases en un Colegio se debe tener título en Docencia. En principio me pareció una reglamentación lógica, sin embargo, profesionales de gran conocimiento en una área específica, sea esta: Química, Biología, Matemáticas, etc. quedaron excluidos. He visto docentes que dan clases de matemáticas de calidad cuestionable en la actualidad. ¿Será por esta reglamentación?

    • Sr. Nuñez usted tiene toda la razón, y si el profesor tiene la experiencia en lo laboral y práctica, tiene la posibilidad de transferir a los /las estudiantes la ciencia y sus teorías más herramientas prácticas probadas. El profesor que reproduce un power point con notas de autores y lecturas teóricas no estan en la vanguardia de la era digital y la formación integra como es la suma de investigación + desarrollo + innovación.

  16. Este comentario no tiene que ver con el tema, pero si con la ley de Comunicación. Si esta ley va a seguir viva, que al menos incluya un artículo que diga que los funcionarios en cargos públicos no pueden negarse a contestar preguntas en ruedas de prensa. Además, que se establezca la obligatoriedad de que todo funcionario publico de alto nivel deba dar una rueda de prensa al menos una vez al mes.

  17. el hábito no hace al monje y el titulo no hace al periodista, de acuerdo, sin embargo decir que con las nuevas tecnologías cualquiera puede serlo es un desaguisado del Asambleista Corozo

  18. Estimado José.
    Interesante artículo. Sin embargo, no se trata de ser un partidario del cartón.
    Es verdad que el público requiere de contenidos interesantes, de calidad, documentados, bien investigados y que digan la verdad, y es por esto que precisamente se requiere de profesionales que conozcan, tanto en la teoría como en la práctica, las técnicas para comunicar y dominen los géneros periodísticos, por algo se estudia no lo cree.
    Según usted, nada mejor que un economista esté a cargo de la sección de economía o que un mecánico automotriz sea el director de una revista de autos; parecería lo más adecuado. Pero al contrario, lo adecuado es que el profesional de la comunicación, el periodista, justamente se especialice en distintas áreas para justamente ofrecer contenidos de calidad, no hablo de convertirse en todólogos, pero antes que capacitar a un economista, médico, astrofísico o cualquier otro profesional, en técnicas de periodismo o comunicación, el periodista es quien puede o debe especializarse para producir la información en determinada área.
    Puede que al público a la final no le interese quien es el autor de determinado contenido, que no le interese como usted dice “los títulos o cartones”, pues quieren solo informarse, pero eso no justifica que deba escribirlo o producirlo cualquiera.
    Usted menciona que las audiencias o públicos “Quieren leer temas bien fundamentados, esclarecedores en su terreno y, por supuesto, muy bien escritos”, lamentablemente no estoy de acuerdo, pues si así fuera no creerían en las noticias falsas o información “basura” que tanto circula en las redes.
    Por esto mismo se requiere de periodistas que saben producir, contrastar, fundamentar y escribir sus historias, lo que el “común de los mortales” no conoce.
    La comunicación es una ciencia, y la Comunicación Social, el periodismo, al igual que el resto de profesiones, porque considero que el periodismo es una profesión (por algo se estudia) y no un oficio, merece respeto.
    Es verdad que la modernidad ha transformado la forma de comunicar y por esto los periodistas deben especializarse y estar a la par de los avances, mas no esperar o dejar que otros pretendan hacer su trabajo, para el cual se han preparado.
    Con todo respeto, no considero que el asambleísta Corozo haya “pegado” centro en nada.
    Saludos.

  19. Que un personaje como José Hernández, a quien respetaba antes de la perla cultivada que acaba de publicar, dé la razón a “las teorías comunicacionales” del ex futbolista Jorge Corozo, resulta una herejía. Que el periodismo de opinión y el de especialidades científicas estén a cargo de expertos de otras profesiones, nunca estuvo en duda ni siquiera en la Ley de Comunicación correísta, pero de ahí a creer que cualquier futbolista o taxista pueda equiparar su oficio con una tarea que requiere toda una carrera universitaria, incluidas maestrías y PHD, resulta impresentable. S Qué equivocados están los “señores” Corozo y Hernández.

  20. quisiera discrepar pero me gana en sus argumentos, pues una lectura de un escrito hecho por expertos es una delicia,… pero en nuestro entorno, en nuestra realidad social eso por ahora es sólo un sueño más!
    Estoy muy de acuerdo con desmontar ese mercado negro que hoy es la educación y eliminar a esos zares de los medios de comunicación pero sin un organismo de control y sin un medio de formación, qué mas nos vendrán!… a cuántos Pachanas resucitaremos!
    Entre más se siga destruyendo la educación, más se destruirá nuestra patria, el sistema en sí no es el malo, lo malo es la gente, hay que educarla, formarla y en TODO, con mayor razón en un medio en el cual se necesita un mínimo de información. Y aplicar la ley que todos esos criminales que han abusado de su poder la paguen!.. entre ellos esos mercaders de la educación!!

  21. Don José estoy totalmente de acuerdo con usted, y me permito acotar que, el periodismo no es como el resto de profesiones, la comunicación es innata al ser humano desde su existencia y el periodismo debe ser eso.

  22. En parte estoy de acuerdo. Pero me cuestiono en el sentido para que estudiar una carrera si se va a poder ejercer una profesion academica sin estudiar.

  23. Me parece un error el pensar que para ejercer una profesión o actividad no se necesita un cartón, que generalmente representa el conocimiento adquirido en aulas educativas e impartidas por profesionales, con la preparación necesaria para ello, sino que también la MEDICINA la ejerzan los curanderos y empíricos sólo porque ellos crean tener el conocimiento necesario para ello.
    No se puede por intereses particulares o a nombre del progreso transgredir lo que es correcto.
    La solución es que aquellos que desean ejercer cualquier actividad se preparen adecuadamente y compitan en igualdad de condiciones y ahí si seguramente su capacidad, experiencia y conocimiento les permitirá superar al resto
    ZAPATERO A TUS ZAPATOS
    Sin dejar de reconocer la capacidad para hablar de determinados temas a gente muy capaz que No tenga título
    Pero debe haber reglas y cumplirlas

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba