Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Los efectos colaterales de la terna del Presidente

en Conexiones4P/Elenfoque por

Nadie duda de que las personas escogidas por Lenín Moreno en la terna, son buenas personas. Capaces en lo que hacen. Ejemplo incluso, en algunos casos, en sus profesiones. Pero, claro, cuando se trata de ocupar la vicepresidencia, con la posibilidad evidente, de reemplazar al Presidente de la República, porque para eso existe ese cargo, hay que preguntar si están preparadas para ese reto. En ese debate, en el cual 4P. participa (ver la nota), han surgido un montón de comentarios en las cuales se lee algunas reflejos culturales, por llamarlos de alguna manera, que es bueno auscultar. Veamos algunos:

Vicepresidente: una decisión insensata que Lasso y Nebot avalan

  1. En la terna no hay políticos: Y ese es un motivo para aplaudir la lista. Quienes lo hacen no asumen la total contradicción en la que incurren: dicen que para el segundo cargo político del país, apoyan que se proponga una persona sin experiencia alguna en la política. El argumento recoge el hartazgo que generan los políticos. Pero por supuesto se trata de una finta, pues el cargo es político y, para ayudar a gobernar, tiene que interactuar con políticos. Nadie por supuesto quiere que las nuevas figuras encarnen los perfiles de políticos mañosos o corruptos. Pero es absurdo pretender que un cargo político sea ocupado por gente anti política. Y más absurdo creer que es imposible que existan políticos capaces de dignificar su oficio.
  2. Es honesto y decente: esto se dice del candidato más opcionado y se dice por oposición a Jorge Glas y María Alejandra Vicuña que se fueron del cargo, precisamente, por deshonestos y  sinvergüenzas. Pero es inverosímil que esos atributos se conviertan en justificación para defender una tesis absurda: que lleguen a cargos públicos tan altos, como la  vicepresidencia, personas que no están preparadas para ejercerlos. Eso es erigir una cualidad ética (necesaria en la vida pública y privada) en condición suficiente para administrar el Estado.
  3. Nadie está preparado: es falso. Si se asumiera esa premisa como verdadera, se haría tabula rasa de la experiencia que otorga el servicio público, el ejercicio político y la administración. Hay tal hartazgo con la corrupción y los políticos están, en un alto porcentaje, tan desprestigiados, que se antoja más fácil borrarlos del mapa que exigir nuevos perfiles. Y sin embargo, la administración pública y sus funcionarios no mejorarán porque la sociedad adopte actitudes voluntaristas. Que haya buenas personas en el Estado  no basta: tiene que haber gente formada, con expertise. El conocimiento no tiene por qué reñir con la ética. Parece que el país se instala en ese mundo en que los deseos valen más que los hechos.
  4. Todos los políticos son rateros: es una aseveración que se puede desmentir recordando la máxima de Charles Maurice de Talleyrand: “todo lo que es exagerado es insignificante”. Hay, además, ejemplos históricos (Galo Plaza en el pasado u Osvaldo Hurtado hasta hoy) que contradicen ese tipo de afirmación. Y ellos no son excepciones. Y aún en el caso no consentido de que fuera verdad esa exageración, eso impondría a los ciudadanos la tarea que rehúsan hacer: escudriñar más en el perfil de los políticos para impedir que los corruptos lleguen al poder. Eso en vez de creer que cualquier persona, por el hecho de no ser un político profesional, puede desempeñar cargos del porte de una Vicepresidencia de la República sin preparación alguna.
  5. Lo conozco, luego lo avalo: bajo este casi lema, la esfera pública queda reducida a un tema de tribus. De castas o de clubes. No hay nada que probar en la esfera pública; basta con tener padrinos que respondan. Correa y los suyos también usaron ese argumento cuando señalaron que el país debía estar tranquilo porque el poder estaba en manos de su secta de manos limpias y corazones ardientes. No podía haber un argumento más clasista. En este caso se expresó en que el mayor opcionado es “de buena cuna”. Y la redefinición que algunos intentaron dar a esta frase, solo es eso: una redefinición antojadiza. La connotación social de donde salió esa expresión es otra.
  6. Nadie calza para ese cargo: no es verdad y si lo fuera sería un hecho desesperanzador para el país. Que los políticos que creen que lo suyo es una carrera y que los cargos de Carondelet son una meta, no un inicio, apoyen la teoría de que el país se merece una buena persona pero improvisada como segundo mandatario, no prueba que su tesis sea justa: prueba que también piensan que esa persona, por su inexperiencia, es manejable. Y que llegado el momento, pueden usarla para empujar sus piezas en el tablero del poder. Y prueba sobre todo que los políticos, a quienes no hay cómo firmar cheque alguno en blanco, en ninguna circunstancia y sin importar de qué partido son, se pegan tiros en los pies con una facilidad que sorprende.

28 Comments

  1. Vuelve la burra al trigo sr. Hernández, vamos por partes:
    1. De que experiencia hablamos? en hacer política o politiquería? Existe una carrera académica para ser político? obvio que NO, acaso hay que ser banquero, periodista, futbolista, pertenecer a un grupo de poder? o debe saber hipnotizar a la población como lo hace putin y lo han hecho grandes líderes con un toque de autoritarismo? definamos eso que no está claro
    2. Un ciudadano común sin título universitario puede ser presidente o asambleista, entonces porque usted pone la mirada en la terna y no lo hizo en lasso por ejemplo y en muchos políticos actuales?
    3. Pienso que la mejor manera de garantizar el buen ejercicio de un cargo público es la preparación y la experiencia en diversos campos, pues el conocimiento y la cultura general nos pueden ayudar a desenvolvernos mejor, y obviamente el conocimiento de las leyes en los cargos o puestos a desempeñarse, tarea para la cual no se necesita estudiar derecho, sino informarse; caso contrario entraríamos a debatir un perfil que discrimine ciertas aptitudes o conocimientos que caerían en juicios de valor.
    4. En estos temas se suelen hacer juicios de valor como el que usted hace con Oswaldo Hurtado, que para mi al contrario fue un político nefasto que con la sucretización de la deuda perjudicó los intereses nacionales en favor de un grupo privilegiado, pero se desconfía de una terna de ciudadanos sin malos antecedentes y con preparación y se les pide experiencia política, en todo caso ilústrenos entonces cual es el perfil perfecto para usted?

  2. Estimado José Hernández, con mucho respeto y sin afán de mofa en lo absoluto ahora que ya sabemos quién fue nombrado para el cargo en cuestión, muy comedidamente le pido solamente una cosa:

    Por favor diga el nombre de la persona que para usted hubiera cumplido con SUS expectativas?

    Saludos.

  3. Como esta el Ecuador de mediocre que un análisis tan básico que hace el articulista para que vayamos mas allá de nombres, apellidos, familias y honestidad levante tanto polvo a punto de cegarnos. Estoy de acuerdo con el señor Hernández que un candidato a la vicepresidencia debe estar investido de características y cualidades que vayan mas allá de lo citado: CONOCIMIENTO PROFUNDO DE LA REALIDAD DEL PAIS; CAPACIDAD DE GESTIÓN para llevar a cabo planes, proyectos y políticas publicas; LIDERAZGO POLITICO, y para aquellos que de quejan de lo político, como creen que Nebot convoca a 300 mil almas en la rotonda si no es con liderazgo político?? Señores estos procesos se desarrollan a través de actores políticos, personas con credibilidad, autoridad (no autoritario), compromiso social, consistencia en sus actuaciones, autocritico….ahora si nosotros seguimos votando por políticos de mala calidad nos seguiremos teniendo políticos y presidentes como Moreno. Si nosotros en este pequeño espacio no aprendemos a disentir con altura sin descalificar como luego podemos exigir y clamar a los políticos por acuerdos mínimos nacionales??….demasiado polvo para algo tan básico…

  4. Con lo unico que no estoy de acuerdo con Hernandez, es con tener experiencia en la cosa pùblica o privada. El problema no es de ser un buen administrador, sino el tener la claridad y profundidad de rumbo de un pais. En ese nivel, por qué no, la participacion de los intelectuales, académicos y de periodistas, que no solo analicen sino que pasen a la direccion del estado.

  5. Ls verdad sea dicha, si alguien debe ocupar la Vicepresidencia de la República, debe ser elegido en las urnas, de manera libre y democrática. Tanto el Presidente como el Vicepresidente de la República deben ser ciudadanos honestos, conocedores de la administración pública, que por los estudios realizados, incluyendo la política y la economía, conozca a fondo el desenvolvimiento de los países, no solo de Latinoamérica sino del mundo, de verdaderos líderes políticos de diferentes idiomas, razas y creencias, que haya leído libros que enriquezcan su acervo cultural y pueda transmitir sus ideas en el marco del respeto y la consideración para sus compatriotas. Como dicen en la sierra, no debe ser “mudo”, ni parlanchín ni payaso de tarima o cafetín. Mis respetos para los candidatos promovidos por el Presidente de la República, pero considero que ninguno de ellos cubre las expectativas de quienes por su edad y conocimiento del país demandan de verdaderos ejecutivos y patriotas que coadyuven al progreso y desarrollo de la nación ecuatoriana. Como dijo José Joaquín de Olmedo, poeta y patriota guayaquileño, en mensaje enviado a Vicente Rocafuerte, el primer ecuatoriano Presidente de la República del Ecuador. “El poder público no es una propiedad que se adquiere, no es un fuero, no es un premio que la nación concede, es una carga honrosa y grave, es una confianza grande y terrible, que lleva consigo grandes y terribles obligaciones. El ciudadano investido del poder no tiene más derecho ni más prerrogativas que las de tener mayores facultades para el bien, y la de ser el primero en marchar por la estrecha senda de las leyes; ni debe proponerse otra recompensa que la esperanza de merecer un día, por su moderación, por su constancia, por su cordial sumisión a las leyes, el amor de sus conciudadanos y la gratitud de la Patria”. Es decir, un ejemplo a seguir, para el presente y futuro de nuestro país.
    Francisco Medina Manrique
    Periodista – Guayaquil

  6. Es muy pertinente la crítica a los nominados para la vicepresidencia: Capitulo 2, dada la cantidad de comentarios a favor y en contra en el Capítulo 1.

    Es verdad que sí existen muchas más personas de intachable conducta y experiencia en el manejo de la cosa pública, aparte de las acertadamente mencionadas por el señor Gustavo Luna aquí, desafortunadamente no han sido nominadas por el presidente, y al parecer no es por desconocimiento de él sobre la existencia de ellas, mas bien puede colegirse sin dudas a equivocarse, por que ellas al tener un mayor peso político que el actual presidente, se notaría a todas luces que ellos lo opacarían fácilmente.

    Y sí, hay personas con las cualidades requeridas para esa dignidad que cubrirían las aspiraciones de una gran mayoría de ciudadanos, pues ya vemos en qué convirtió al país un ilustre desconocido con muchos títulos y hoy prófugo de la justicia, pero disfrutando de los miles de millones robados a toda una nación.

    Es muy válida la disconformidad de quienes no concordamos con la terna actual.

  7. No es que esté en contra del articulo aquí expuesto, pero en un humilde (y no tan preparado políticamente) opinión, creo que es muy cerrado el criterio en cuanto a los reemplazos politicos.
    En primer lugar, quién está preparado para asumir tal cargo (Que no tenga las manos manchadas por la corrupción y por irregularidades, por así decirlo).
    Por otro lado entramos a un debate en el que se puede sacar muchas conclusiones, por el hecho de que por algún lado se debe empezar y si no permiten que se gane experiencia en esos cargos, vamos a estar a merced de quienes “si la tienen” y que han venido manejando este país a su antojo, sin progreso algunos en más de 10 años.
    Y por último si los candidatos deben tener experiencia y estar preparados para ese, se debería modificar algunos artículos (ya saben de donde), porque esos cargos son de elección popular y permite que cualquier persona con mayoría de edad postule para ese puesto (si estoy mal me corrigen).
    En tal caso deberíamos analizar quien NO puede ni debe postular para ese puesto JAMAS!!!
    Post data.
    Si no confían en nadie que NO tenga experiencia, ética y decencia en el caso, debemos analizar más profundamente y de urgencia a la educación superior, ya que de aquí salen en un buen porcentaje los valores antes mencionados en un buen porcentaje.

  8. Es cierto, hace falta experiencia para tan alta cargo. dejémonos de sensiblerías. No queremos un vice manipulable, o que cometa errores absurdos, o que no pinte nada en el cargo. Sí hay gente con el manejo y la experiancia polítiuca necesaria. Parece que les dio pereza o misdo buscar en serio.

  9. Una investigación sin determinar niveles de responsabilidad es incompleta, un debate sin conclusiones queda en el limbo.

    Por lo que después de haber leido los comentarios sobre la terna para Vicepresidente, en este y otros medios, se percibe y se evidencia que la mayoría del pueblo medianamente informado y que desea mejores derroteros para el país, en esta oprtunidad está de acuerdo con los nombres escogidos y que el Sr. Moreno acertó.

  10. Una investigación sin determinar nombres y niveles de responsabilidad, no es completa. Un debate sin conclusiones, queda en el limbo.

    Luego de haber leido con atención los comentarios emitidos por este medio y otros, concluyo que la terna escogida para Vicepresidente, ni de lejos se parece a la anterior donde participaban las inombrables.

    Se percibe y se evidencia claramente que el pueblo medianamente informado y que se preocupa por que el país se enrumbe por mejores caminos, en esta oportunidad está de conforme con las personas que integran la terna, son idóneos y que Moreno acertó.

  11. Pienso q ya es hora de q mi país tome otro rumbo. Con personas capaces de ejercer un cargo muy importante. Nos han rodeado los mismos de siempre…si no es familia es amigo y así se han pasado de mano en mano. Manipulando al país con sus actos deshonestos, viviendo como reyes de tercera en itros países. Cualquiera de las tres personas me parecen óptimas, creo q están alejadas de la politiquería. hay muchos profesionales jóvenes en nuestro país capaces de ejercer un cargo simile. La oportunidad no les llega y se deja escapar a grandes cerebros. Quedándonos con lo peor. O son ex terroristas o son falsos profesionales con títulos comprados. Debería haber un cambio RADICAL en nuestro país. ..para no terminar como otros países. Mi humilde opinión. Gracias.

  12. el primero de la terna es yerno de Zabala, este personaje a sido parte parte y corrupcion de gobiernos corruptos desde abdala..corea..y sigue como parte CPCCS-T tratando de obstaculizar, desacreditar el trabajo de este organismo , no quiere enfrentar a la corrupcion de la decada robada de Corea glass sus ap y cuanto sanduchero coreista..y ahora con el yerno sigue la corrupcion…No nos mientas con estos personajes…si hay ecuatorianos con Etica, Moral, con ideas inteligentes…

  13. Dice:
    Es honesto y decente: esto se dice del candidato más opcionado y se dice por oposición a Jorge Glas y María Alejandra Vicuña que se fueron del cargo, precisamente, por no deshonestos y sinvergüenzas.
    Debe decir:
    Es honesto y decente: esto se dice del candidato más opcionado y se dice por oposición a Jorge Glas y María Alejandra Vicuña que se fueron del cargo, precisamente, por deshonestos y sinvergüenzas.
    (Restando el NO, a “no deshonestos”)

    Dice:
    Pero es inverosímil que esos atributos se conviertan en justificación para defender una tesis absurda: que lleguen a cargos públicos tan altos como la vicepresidencia personas que no están preparadas para ejercerlo.
    Debe decir:
    “ejercerLOS”, si desea referirse a LOS “cargos públicos tan altos…”; o bien,
    “ejercerLA”, si desea referirse a LA vicepresidencia.

  14. Sr Hernández, usted además de ser clarividente para conocer sin duda alguna las intenciones de todos, parece muy dueño de la verdad. Lo felicito. Permítame intuir un interés político regional en su comentario.

  15. Comparto casi todos los argumentos que califican a la terna como falta de experiencia y peso político que es algo que el gobierno actual necesita con urgencia. La terna actual son ciudadanos ejemplares pero no aportarían estabilidad y rumbo a un gobierno débil como el actual. Que tal estos nombres:
    José Ayala Lasso
    Fidel Marquez Sánchez
    Enrique Ayala Mora

  16. Su comentario es epidérmico, no analiza los entretelones del primer opcionado y hacia donde apuntan los interesados en su designación, la que escapa a los inteteses reales del país.

  17. La viceprecidencia, debe desaparecer; aprovechemos que existe la predisposición para convocar a un plebisito en abril o mayo del año entrante para consultar al PUEBLO algunas cosas importantes e incluyamos ahi su desaparicion definitiva; no porque el vice sea un conspirador a sueldo, sino porque en la actualidad este CARGO, definitivamente no tiene ningún objeto, y solo sirve de reeplazo, para inaguraciones, viajes al EXTERIOR, seminarios, y otras tonterias y REPRESENTA un GASTO ingente, innecesario para el erario NACIONAL, aprendamos a ahorrar y a ser objetivos precisos transparentes y CLAROS nuestras CUENTAS.

  18. Habría que saber que espera Lenin Moreno del Vicepresidente de Ecuador. Cuáles son sus planes para el manejo de la catástrofe. Conociendo eso, se podría perfilar un candidato que pueda con el encargo. Es que se puede pensar todavía en una gestión seria de concertación política para delinear el gobierno de ecuador en los próximos veinte años? para eso se necesita de un gestor político de alto ascendiete y prestigio. Alguien con altas ejecutorias y éxito en sus gestiones públicas. O en cambio se necesita un vicepresidente que encare y desvele la podredumbre corrupta del correísmo y recupere los desfalcos ocurridos? para eso se necesita alguien como Diana Salazar. Se desea tal vez llegar a acuerdos con los funcionarios públicos para achicar la obesidad del Estado? Para eso se requiere de un experto en administración pública que conforme un equipo que plantee soluciones factibles. Se quiere tal vez resolver el problema de endeudamiento? Alguien de los tres nominados cumple con ese perfil?

    • La labor honesta y tesonera de Diana Salazar, resulta inocua e insuficiente por no haber la decisión política del gobernante de recuperar las decenas de miles de millones asaltados por la horda correísta.

      Hay atracos de gran envergadura, como Coca Codo, Singüe, Palo Azul, el feriado petrolero, etc, etc., que no han querido ser tocados por el gobernante actual, así como ha mirado de soslayo, la contratación de fiscales internacionales expertos en perseguir la ruta del dinero, todo esto bajo los auspicios de las Naciones Unidas, así como se hizo y se está haciendo con gran éxito en Guatemala.

      Es pueril pensar que quien formó parte de la asociación delincuencial que atracó el país, quiera volverse en contra de sus anteriores compinches.

      Es por eso que mientras esté en el gobierno este presidente, y toda la mafia correísta que aun lucra del Estado, jamás se recuperará ni un céntimo, así hayan muchas Diana Salazar.

      Yo tendré la hidalguía de retractarme de lo aquí dicho, si alguien me demuestra cuanto se ha recuperado del atraco de los criminales de la otrora alianza país.

  19. Las reflexiones de José Hernández son valederas pues atienden a las condiciones de la naturaleza humana y a las necesidades de la política. Con toda consideración para los integrantes de la terna vicepresidencial, debo señalar que poseer algunas cualidades entre las indispensables para dicho alto cargo, no significa poseer las dotes básicas para su ejercicio, además, conociendo que en ciertos casos el vicepresidente sustituye al presidente.

    Mejor expresar: no cualquier médico por el hecho de ser médico, puede realizar una operación en el cerebro o de corazón abierto. ¿Quién de los lectores que no coincide con lo expresado, se dejaría operar por ese médico no especialista?

Responder a Rodolfo A. Baquerizo Cancelar respuesta

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba