Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Los apóstoles del proteccionismo bobo ahora son publicistas

en Conexiones4P/Elenfoque por

Los productores ecuatorianos de publicidad audiovisual quieren que el Estado siga garantizando el mercado que tienen cautivo desde cuando el correato, con el artículo 98 de su Ley de Comunicación, garantizó que ninguna pieza publicitaria hecha en el extranjero podía ser difundida en el Ecuador. Eliminar esa norma, como ahora propone con su veto el Ejecutivo, acabará con los ingresos de muchas familias y con una industria que se ha logrado sostener y crecer gracias a esa prohibición, dicen los productores de publicidad audiovisual.

Con su reclamo los productores de publicidad demuestran que, en términos generales, piensan igual que otros sectores cuya existencia depende de privilegios que otorga el Estado, como el de los propietarios de taxis que se oponen a las aplicaciones tecnológicas o el de los dueños de las flotas pesqueras que asumen que a les asiste el derecho natural al diésel subsidiado. Una lógica que, con todo el derecho, podrían esgrimir también los fabricantes de zapatos, los cultivadores de maíz o incluso los destiladores de aguardiente para defenderse de la competencia extranjera.

Resulta sin embargo, que en su reivindicación, los productores de publicidad se han empeñado en defender el artículo 98 redactado en la Comisión de Asuntos Colectivos de la Asamblea. Este texto no solo perpetúa el modelo que montó la cleptocrática sociedad Alvarado-Correa con el artículo 98 del 2013, que les daba la exclusividad del negocio, sino que además extiende de forma sospechosa ese privilegio a las empresas de propiedad de ecuatorianos que están radicadas en el extranjero.

Si la ley del 2013 decía que la publicidad que se difunda en el territorio ecuatoriano debe ser producida exclusivamente por personas naturales o jurídicas ecuatorianas, en el flamante texto que ahora defienden los productores dice que también puede difundirse publicidad “producida en el exterior por personas ecuatorianas residentes en el exterior o personas jurídicas extranjeras cuya titularidad de la mayoría del paquete accionario corresponda a personas ecuatorianas…”. En otras palabras, si la Ley del 2013 montó un sistema para beneficiar a empresas entre las que había muchas vinculadas directa o indirectamente a los negocios de Vinicio Alvarado, el texto que ahora fue aprobado en la Asamblea, y por el que lucha el lobby de los productores, abre la ventana para que una de esas empresas pueda asentarse en Miami o en otro país y, desde ahí, siga beneficiándose del privilegio. Pero esta vez exportando publicidad desde el extranjero. ¿Una ventana diseñada para alguna empresa de Alvarado o uno de sus amigos en Panamá o Miami?

Este corregido y aumentado artículo 98, además, consagra un concepto tan absurdo como perverso: que las canonjías de las que goza cierto sector de la economía, en virtud de una medida proteccionista en el Ecuador, pueden extrapolarse a otro país. Así las flotas pesqueras ecuatorianas que pesquen en aguas francesas, podrían reclamar que el Estado ecuatoriano les subsidie el diesel francés. O lo que es mucho peor: que las mismas empresas ecuatorianas que producen publicidad audiovisual en el Ecuador, monten oficinas en otros países donde las condiciones de producción son más baratas o de mejor calidad y sigan teniendo cautivo el mercado ecuatoriano. ¿Hay algo más tramposo que eso?

Los creadores de publicidad quieren ignorar la historia del artículo 98 que forma parte del libro de la infamia nacional. Además, prefieren pasar por alto el hecho de que fue incorporado en la Ley de Comunicación con tres objetivos fundamentales:
1) Garantizar el negocio a un sector en el que también estaban importantes intereses del cartel de los Alvarado.
2) Estrangular a los medios de comunicación, porque al encarecer la producción de publicidad (los auspiciantes de marcas internacionales tienen que invertir en la producción local y en las agencias de publicidad) era lógico prever que la pauta de publicidad en los medios de comunicación se iba a desplomar como ocurrió, en efecto, con una caída de 300 millones de dólares durante la década del correísmo.
3) Granjearse el apoyo público a favor de la Ley de Comunicación, fundamental para el proyecto del autoritarismo cleptocrático, de un grupo de artistas y creadores, muchos de los cuales aparecieron en el 2013 en spots hechos por la Secom lanzando flores a la ley. Ley con la que, como se sabía, se consiguió uno de los fines supremos del proyecto correísta: aniquilar el periodismo independiente.

Estudio sobre el impacto del artículo 98 en los medios

Los productores de publicidad audiovisual tienen todo el derecho de pedir que se mantenga la prohibición de importación de cuñas publicitarias. Sin embargo, cabalgar sobre el argumento de que esta protección debe estar en el artículo 98 es francamente indecente. Se trata de un artículo emblemático de una ley que es todo un símbolo de la destrucción de la libertad de expresión y del periodismo independiente. Además ¿por qué los productores de publicidad tienen el privilegio no solo de tener una prohibición expresa a la entrada de su competencia sino de que esa prohibición esté consagrada en una ley? No existe ninguna otra medida proteccionista a favor de un sector de la economía que esté incluida en una ley.

Cuando hay aranceles para el ingreso de tal o cual producto, éstos van en resoluciones tomadas por el Comité de Comercio Exterior. Los productores de publicidad deberían, al menos por cierta decencia, pedir condiciones compatibles con los acuerdos de comercio exterior que tienen otros sectores. ¿Qué corona tienen para que únicamente ellos tengan una ley hecha a la medida para evitar tener competencia? ¿Por qué ese interés tiene que estar por encima del que puedan tener los que creen que ingresar a la Alianza del Pacífico (cosa que podría no ser factible si se mantiene el 98) es bueno para todos los ecuatorianos? Varios defensores del artículo 98 han dicho en el debate que corre en redes sociales que no hay cómo comparar a los artistas con los cultivadores de papa o los taxistas. Eso es indudable, pero ¿por qué los unos pueden tener más privilegios que los otros?

Un arancel podría ayudar a que los productores de publicidad no se encuentren de golpe y porrazo con una situación calamitosa, como ellos la pintan, y permitiría liberar la competencia extranjera gradualmente. La abogada María Gabriela Campoverde, partidaria de la protección, decía en Twitter que «absolutamente todos los países con los que tenemos acuerdos mantienen normativas de protección, tratos más favorables internos, como lo son las cuota de pantallas. ¡La liberación total será y debe ser progresiva!»  ¿Pero cómo puede ser progresiva esa liberación si el privilegio está en la ley que es mucho más rígida que una tarifa arancelaria? Si quieren, como dicen que ha ocurrido en otros países, una protección que permita consolidar a la industria que lo hagan como todos los otros sectores que han tenido la misma necesidad: a través de aranceles progresivos.

En la campaña que han llevado adelante los productores de piezas publicitarias se ha dicho que afectando a ese sector se da al traste con la producción cultural. Según esta tesis, la industria de la publicidad tienen conexiones con otras actividades culturales como el cine o la música nacional. Este argumento, sustentado por ejemplo en un artículo de Gabriela Montalvo, tiene un problema: ¿todos los productores de piezas de publicidad son focos generadores de cultura o solo algunos? ¿»En El Ojo Films» de Nicolás Cornejo que hizo más de 3 millones en contratos con el Estado gracias a su magnífica sintonía con el cartel de los Alvarado fue un disparador del cine o la música nacional? ¿Y, en el caso que lo hubiera sido, es acaso ético el resultado?

Es muy probable que la actividad de la producción de publicidad cree estímulos a los productores de cine o música pero es más improbable que todos los creadores de publicidad lo hagan. Es evidente que aquí se juega de nuevo el tema de los privilegios. No es muy difícil convenir que hacer cultura es distinto a cultivar papas. Pero ¿qué hace que los unos tengan más derechos a los privilegios que los otros? Si se quiere subvencionar el cine (cosa debatible en último caso) que se haga pero no a título de todos los productores de cuñas publicitarias que han mantenido unos privilegios conseguidos en una ley infame y contraria a toda ética pública.

Entre otros argumentos que se han expuesto a favor del artículo 98 está el que en otros países entre los que se ha citado a Colombia, Chile y Francia también hay o ha habido en el pasado protección de la industria audiovisual y cultural. Lo que no dicen, sin embargo, es que ninguno de esos países existe prohibición expresa y total para la entrada de cuñas publicitarias como lo consagra el artículo 98.  ¿Bajo esa lógica no será más eficiente entonces para promover el cine ecuatoriano que prohibir las producciones de Hollywood? ¿Por qué, además, quieren privar al público ecuatoriano de la calidad de piezas publicitarias hechas por creativos del mundo entero? ¿El país tiene que consagrar los códigos estéticos de ciertos productores como los únicos dignos de ser vistos?

Da la impresión de que los intereses económicos que están tras la defensa del artículo 98 están otra vez aprovechándose, como ya lo hicieron en el 2013, del relato de los artistas, el arte o de los llamados gestores culturales.  Poner a cineastas y artistas a dar la cara por un artículo con una historia como la del 98, puede ayudar a suavizar o legitimar el discurso proteccionista: ya funcionó una vez a favor del autoritarismo cleptocrático y ahí están los resultados.

13 Comments

  1. La mayoría de esos individuos que aparecen en la fotografía de este articulo, trabajaron muy cercanamente al regimen de Correa y con los Alvarado. Y sino revisen archivos y van a encontrar esos rostros de gente inescrupulosa que únicamente piensan en sus intereses personales y no en beneficio del país. Es evidente que atrás de todo el alboroto de estos asalariados, están los enormes intereses económicos de los Alvarado.
    Y a propósito, que ha hecho la justicia del Ecuador para apresar a Fernando Alvarado? Nada en absoluto. Por favor Sr. Lcdo. Moreno hasta cuando resultados concretos de la magna cirugía mayor a la corrupción?

  2. En un mundo globalizado como el que se vive en el presente no es correcto que ciertos sectores de la economía, consigan del gobierno de turno privilegios y proteccionismos sobre otros que no lo tienen, como lo que sucede para el sector económico de los productores ecuatorianos de publicidad audiovisual, que quieren que el Estado siga garantizando el mercado que tienen cautivo desde cuando el correato, con el artículo 98 de su Ley de Comunicación, garantizó que ninguna pieza publicitaria hecha en el extranjero podía ser difundida en el Ecuador.
    En el escrito de Martin Pallares señala:
    «…los productores de publicidad se han empeñado en defender el artículo 98 redactado en la Comisión de Asuntos Colectivos de la Asamblea. Este texto no solo perpetúa el modelo que montó la cleptocrática sociedad Alvarado-Correa con el artículo 98 del 2013, que les daba la exclusividad del negocio, sino que además extiende de forma sospechosa ese privilegio a las empresas de propiedad de ecuatorianos que están radicadas en el extranjero.»
    «…cabalgar sobre el argumento de que esta protección debe estar en el artículo 98 es francamente indecente. Se trata de un artículo emblemático de una ley que es todo un símbolo de la destrucción de la libertad de expresión y del periodismo independiente…»

    La Ley de Comunicación debe ir al tacho de basura, por ser una ley que atenta a la libertad de expresión .

    (*Cleptocracia es el establecimiento y desarrollo del poder basado en el robo de capital, institucionalizando la corrupción y sus derivados como el nepotismo, el clientelismo político y/o el peculado, … )

  3. Que cosas, a cada instante se conoce algo nuevo, que no corresponde a buenas noticias sino a increíbles maniobras legales, hechas durante diez años para ocultar la corrupción, como se ve que estos tenebrosos de las manos ardientes y de los corazones corruptos se aprovecharon durante su estadía para protegerse con leyes hechas a su medida que les permite hasta ahora ocultar las mañoserias que tanto daño han hecho al país y, lo peor es que siguen enquistados en este gobierno, hasta cuando nos mantendrán engañados?

  4. CON TODO LO QUE LEO EN ESTOS COMENTARIOS…. DE VERDAD QUE ME HA DADO GANAS DE CONVERTIRME EN OTRO DELINCUENTE…. COMO ABOGADO Y A MIS 79 AÑOS YA NO TENGO MUCHAS ESPERANZAS….PERO CON MI SAPIENCIA Y ALGO DE PICARDÍA QUE HE APRENDIDO CON ESTAS LECTURAS DE LOS ATRACOS AL ESTADO Y LA CONTINUACIÓN DE LOS MISMOS…. Y AHORA BAJO PROTECCIÓN LEGAL…. ME HA ENTRADO ESTE BICHITO DE LA CORRUPCIÓN…????
    Y CON ELLO DE SEGURO QUE TENDRÉ UNOS MEJORES Y POCOS AÑOS QUE ME QUEDAN…. PERO GOZANDO CON DINERO DEL PUEBLO COJUDO QUE SE HA DEJADO ENGAÑAR….POR MI….
    JAJAJAJAJAJAJAJA….. QUE TAL…. ACEPTO COMENTARIOS Y CONSEJOS…. GRACIAS DE ANTEMANO…

  5. Los mediocres que no pueden triunfar por sus propios meritos, desean privilegios que el pueblo terminamos pagando. Si fueran buenos, talentosos y eficientes, no nesecitarian esas prebendas. Como ejemplo pongo a mi sobrino: sus comerciales han ganado premios en Cannes, y a la finales se lo llevaron a trabajar al exterior. Si hay calidad, exportemos nuestros productos…. Pero los limitaditos que no tienen talento, siguen buscando como los mantengan, y a la vez ser usados para darle jugosas ganancias a algunos empresarios mafiosos.

  6. Muy buen artículo…y el nefasto correismo dejó el legado del» pan para el mundo, el jamón para mi».. No existe una cultura del convivir en sociedad en el Ecuador..A nadie le importa que hay que arrimar el hombro para salir de ésta aguda crisis financiera herencia de la década perdida..Se han perdido todos los valores, éticos y morales! El queimportismo reina!!!!!

  7. Los corruptos Alvarado están apoyando esta protesta de los publicistas, para defender como siempre sus propios intereses, en las grandes empresas de publicidad que tienen y que mejor si les dejan crear más de estas empresas en el extranjero, teniendo seguro el mercado en el Ecuador.

  8. Como siempre grupúsculos defendiendo sus intereses, ya se acostumbraron a no tener competencia y gozar de ciertas canongías .

  9. El tema es complejo. Colombia prohibió durante algunos años el ingreso de producción publicitaria extranjera y consiguió que sus productores ganaran experiencia en el ramo. Pero también fomentó la televisión nacional a través de RTVC, una entidad estatal que financia proyectos audiovisuales de diversa índole, con la condición de tener un canal de difusión. Otro detalle fundamental: Colombia, Chile, Brasil, Perú, tienen un mercado interno que hace rentables sus producciones audiovisuales. Ecuador no. En ese sentido el proteccionismo es necesario porque mientras Colombia, por ejemplo, puede invertir cincuenta mil dólares en un capítulo de ficción de 25 minutos, en Ecuador con suerte los canales pagan hasta 10 mil. ¿Qué ha conseguido Colombia con esto? Tener técnicos, guionistas, directores y actores con trayectoria, permitiéndoles asociarse a NETFLIX para hacer series y generar jugosos ingresos para sus empresas y para el país. En otras palabras, el tamaño del mercado ecuatoriano es un obstáculo enorme para los gestores culturales. Y recuerde que en caso de crisis económica lo primero que cortan los entidades públicas y privadas es publicidad… y cultura. Otro aspecto importante: En Colombia las empresas privadas pueden invertir en cine, descontando la inversión de su impuesto a la renta. Por supuesto, hay primero una calificación de una entidad especializada, PROIMAGENES, que aprueba un proyecto determinado, pero en Ecuador ni siquiera hay una entidad que brinde préstamos blandos para gestores culturales que desean invertir en sus proyectos para evitar la miopía de los canales, que sólo ven en su futuro inmediato “Yo me llamo”, “Combate” y somníferos por el estilo.

  10. Estupendo artículo que debe ser seriamente analizado y tomado en cuenta , para el debate futuro de la objeción parcial a esta importante ley .

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba