Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Cohen propina un golpe brutal a Assange en Washington

en Conexiones4P/Elenfoque por

Julian Assange sufrió hoy martes 27 de febrero un contundente revés que lo involucra aún más con la supuesta trama rusa para influir en las últimas elecciones presidenciales de los EEUU, en las que ganó Donald Trump.

Michael Cohen, el ex abogado personal de Trump, dijo hoy en una dramática audiencia ante el Congreso de los EEUU, que él fue testigo de una conversación entre Trump y su más cercano asesor de campaña, Roger Stone, en la que ambos comentaron sobre las conversaciones con Assange para difundir los mails robados por los rusos al Partido Demócrata y así perjudicar a Hillary Clinton. “En julio del 2016, días antes de la convención demócrata, estaba en la oficina de Trump cuando su secretaria anunció que Roger Stone estaba al teléfono. Trump puso a Stone en altavoz. Stone dijo a Trump que acababa de hablar con Julian Assange y que Assange le dijo a Stone que, en un par de días, habría una filtración masiva de correos electrónicos que perjudicarían la candidatura de Hillary Clinton. Trump le respondió diciendo que el efecto de aquello no sería tan grandioso”.

La revelación de Cohen se hizo durante una tensa y emotiva audiencia ante representantes demócratas y republicanos que investigan la presunta colusión entre la campaña de Trump y los servicios secretos del gobierno ruso para perjudicar a Clinton y favorecer a Trump. Hasta ahora, Assange y los portavoces de la campaña de Trump han negado tajantemente que hubieran estado coordinados para hacer que los correos que los rusos piratearon a los demócratas sean publicados. Si se prueba que hubo colusión, Trump sería acusado de haberse aliado con una potencia extranjera para influir en temas domésticos de su país.

Según el portal Vox, la afirmación de Cohen es la acusación más directa y contundente sobre la relación de Trump con Wikileaks, la organización fundada por Assange. Wikileaks salió inmediatamente a través de su cuenta de Twitter luego de la afirmación de Cohen a desmentirla e insistir en su tesis de que Assange jamás tuvo contactos con la campaña de Trump. Trump y sus asesores también han negado reiteradamente de que no tenían conocimiento de que Wikileaks haría la difusión de los correos del Partido Demócrata. Stone ha sido acusado formalmente de obstrucción a la justicia y de haber mentido sobre su actuación en el tema y actualmente está libre bajo fianza.

En la acusación que hace el fiscal especial para la trama rusa, Robert Mueller, se afirma que que en julio del 2016, Stone “informó a los más altos responsables de la campaña de Trump que Wikileaks tenía en sus manos material perjudicial para Clinton”. La declaración de Cohen coincide totalmente con la acusación de Mueller.

La confesión de Cohen pone a Assange contra las cuerdas, pues se suma a la serie de evidencias que han aparecido en las últimas semanas que contradicen su versión según la cual ni él ni Wikileaks estuvieron en contacto con la campaña de Trump para la publicación de los correos. Pero no solo Assange sale mal parado con el testimonio de Cohen: también sale salpicado el Estado ecuatoriano cada vez más involucrado con la trama rusa en las elecciones de ese país.

Resulta que la conversación entre Stone y el fundador de Wikileaks, sobre la cual habló Cohen, se hizo con Assange residiendo como asilado en la embajada del Ecuador que, supuestamente, debe mantenerse alejado de los temas electorales de otra nación. Luego de cinco o seis meses de que estalló el escándalo de la supuesta participación rusa en las elecciones de los EEUU y se iniciaron las investigaciones en los EEUU bajo la dirección del fiscal especial Mueller, la cancillería ecuatoriana inició un inédito y secreto proceso para nacionalizar a Assange. Esto incluía el nombramiento de Assange como diplomático ecuatoriano en Inglaterra y luego en Rusia. Ese proceso, que luego se supo fue liderado por la ex canciller María Fernanda Espinosa, coincidió con un frustrado operativo ruso para sacar a Assange de Inglaterra y llevarlo a Moscú.

Hasta ahora, María Fernanda Espinosa no ha sido llamada a declarar sobre su su decisión secreta de nacionalizar a Assange y de nombrarlo, contrariando todas las normas legales, diplomático primero en Londres y luego en Moscú. El testimonio de Cohen aumenta las dudas sobre el papel que ha tenido la Embajada del Ecuador en Londres en la participación de Assange en el plan ruso para ayudar a Trump. Hace dos meses, el Departamento de Justicia de los EEUU interrogó a un grupo de siete diplomáticos ecuatorianos, que estuvieron en Londres en los últimos años, sobre las entrevistas y encuentros que Assange pudo haber tenido al interior de la Embajada con personajes involucrados en la trama rusa, como Paul Manafort o Roger Stone.

Cohen también admitió que en el pasado mintió al Congreso sobre los negocios de Trump en Rusia: “En conversaciones que tuvimos durante la campaña, mientras yo negociaba para él en Rusia, me miraba a los ojos y me decía ‘no hay negocios en Rusia’ y luego salía en público y mentía a los estadounidenses diciendo lo mismo. A su manera, me estaba diciendo que mintiese”.

La comparecencia, transmitida en vivo por algunos medio,s fue dramática. Cohen admitió haber mentido durante mucho tiempo con el fin de proteger a Trump, razón por la cual pasará los próximos tres años en prisión. Los republicanos se dedicaron a tratar de deslegitimar todo lo que decía Cohen tratando de presentarlo como un mentiroso confeso, mientras los demócratas trataban de sacarle más información sobre las relaciones de Trump con los rusos.  Uno de los congresistas demócratas respondió a los republicanos diciéndoles que a ellos no les preocupaba que Cohen hubiera mentido sino que hubiera dejado de mentir para proteger a Trump.

Uno de los momentos más emotivos de la audiencia fue cuando Cohen hizo un retrato del presidente Trump: dijo que era mentiroso, racista y egoísta. Según Cohen, Trump se involucró en la política porque esa era la mejor forma de hacerle publicidad a su empresa de bienes raíces. Lo ocurrido durante el testimonio de Cohen, aumenta las presiones para que la justicia de los EEUU pida que Assange comparezca a declarar sobre su participación en el operativo de los rusos y la campaña de Trump.

Foto tomada de la transmisión de la audiencia

6 Comments

  1. Si publicar delitos es motivo de juicio, muchos estarían tras las rejas, y muchos más los que publican mentiras.
    Éste trama que tiene una finalidad obvia, es que la agencia rusa roba documentos comprometedores de Clinton, Trump en concusión con ellos busca la forma de hacerlos públicos, Cohen declara que escuchó a Trump y Stone decir que habían hablado con Assange para que los publique, pero éste niega conversacion y tampoco los público. Quiénes son los que cometen delito? A quién es que persiguen?
    Es obvio, ya lo dije.

  2. Es decir, el “golpe brutal” es para Assange, no para Trumpeta! Ta bien! Para q el q va a ser “sometido” a impeachment, sacado d la presidencia y aoresado es Assange? El protagonista d está historia no es Trumpeta para Don Martín! Es el huesped de Correa!

  3. El grado de avilantez, corrupción y profunda degradación moral del correato llegó al tope cuando le abrió las puertas de la Embajada del Ecuador al hacker Assange y nos lo vendió como el campeón de la libertad de expresión. Así, se presentaba ante el mundo como el líder de un Gobierno dispuesto a jugarse el todo por el todo por la defensa de los derechos humanos de quien se había atrevido a descorrer el manto que ocultaba terribles verdades. Era una manera de acallar las sistemáticas violaciones a los derechos humanos que el correísmo practicaba con pasión e impunidad dentro del país. Medios de comunicación, periodistas, disidentes y críticos del poder – pocos, muy pocos-fueron silenciados, intimidados y perseguidos por un sistema judicial sometido al capricho del tirano. Al correato le calzaba como anillo al dedo el refrán: ” candil de la calle, oscuridad de su casa” .
    El Imperio, que tanto despreciaba el capitoste del correato, tiene los mecanismos institucionales para investigar y, si las evidencias y pruebas lo acreditan , procesar y castigar a quien ha intentado convertir a la Casa Blanca en un gran casino al servicio de sus intereses personales. Pero Cohen ha sido la piedra de toque que puede hacer abortar esta peligrosa operación y abordaje del poder que inició Trump como una aventura de marketing y que se ha convertido en una pesadilla para la democracia americana.
    El periodista y entrevistador estrella( hombre de paja) de Russia Today puede seguir de fugitivo en Bélgica, dormir tranquilo, y hasta soñar con volver al poder, pues nadie se ha atrevido a remover una sola tuerca de la maquinaria de corrupción e impunidad que dejó montada. Es esa la gran diferencia entre la institucionalidad gringa y la mentalidad cuántica que quiso remover con aspirinas el cáncer del correato. Por eso sigue soñando con volver a Carondelet para gobernar de forma vitalicia en compañía de su compatriota Assange. ¿ Quién se lo podrá impedir?

  4. siempre durante la Campaña electoral última se sospechó que la información de Assange sobre los correos de Hilary iba a beneficiar a Donald. La sospecha nace de la coincidencia de fechas entre la Campaña y la denuncia de los correos por parte de julián. También se previó que el tema salpicaría a Ecuador por albergar a Assange en su embajada en Londres.

    Por lo tanto: los gobernantes del país en la época denunciada algo deben tener que ver con el tema, por lo menos alguno de los funcionarios, lo que debe ser indagado.

  5. El grado de avilantez, corrupción y profunda degradación moral del correato llegó al tope cuando le abrió las puertas de la Embajada del Ecuador al hacker Assange y nos lo vendió como el campeón de la libertad de expresión. Así, se presentaba ante el mundo como el líder de un Gobierno dispuesto a jugarse el todo por el todo por la defensa de los derechos humanos de quien se había atrevido a descorrer el manto que ocultaba terribles verdades. Era una manera de acallar las sistemáticas violaciones a los derechos humanos que el correísmo practicaba con pasión e impunidad dentro del país. Medios de comunicación, periodistas, disidentes y críticos del poder – pocos, muy pocos-fueron silenciados, intimidados y perseguidos por un sistema judicial sometido al capricho del tirano. Al correato le calzaba como anillo al dedo el refrán “candil de la calle, oscuridad de su casa” .
    El Imperio, que tanto despreciaba el capitoste del correato, tiene los mecanismos institucionales para investigar y, si las evidencias y pruebas lo acreditan , procesar y castigar a quien ha intentado convertir a la Casa Blanca en un gran casino al servicio de sus intereses personales. Pero Cohen ha sido la piedra de toque que puede hacer abortar esta peligrosa operación y abordaje del poder que inició Trump como una aventura de marketing y que se ha convertido en una pesadilla para la democracia americana.
    El periodista y entrevistador estrella( hombre de paja) de Russia Today puede seguir de fugitivo en Bélgica, dormir tranquilo, y hasta soñar con volver al poder, pues nadie se ha atrevido a remover una sola tuerca de la maquinaria de corrupción e impunidad que dejó montada. Es esa la gran diferencia entre la institucionalidad gringa y la mentalidad cuántica que quiso remover con aspirinas el cáncer del correato. Por eso sigue soñando con volver a Carondelet para gobernar de forma vitalicia en compañía de su compatriota Assange. ¿ Quién se lo podrá impedir?

  6. En lo personal creo que todo esto era previsible considerando que Assange es un hacker y que estaba asociado con un delincuente como Correa. No obstante y como acertadamente analiza en su artículo Martín, el estado está metido hasta la nariz en ese pozo séptico gracias a nuestro “compatriota” Assange. Es triste ver que de tanto asambleísta inútil, TODOS sean unos parásitos cobardes, y ninguno llame a declarar e inicie juicio a Espinoza ni a Ricardo Patiño.

    Ojalá que con este testimonio tan contundente, el canciller actual (que en teoría es de carrera), autorice la cancelación del “asilo/vacaciones” y autorice al MI6 el ingreso y arresto del delincuente de Assange (que ya es ecuatoriano), que ha vivido a cuerpo de rey y delinquiendo a costa de los contribuyentes ecuatorianos. Solo existe una salida digna al Ecuador y es Assange siendo entregado a las autoridades del Reino Unido y ejecutado en Estados Unidos.

    Nada cuesta soñar, pero quién quita y con esto, también se pueda negociar con los Estados Unidos, y se logre que este vulgar delincuente revele datos que permitan localizar los fondos sustraidos por Correa y compañía.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba