/

Mendoza, el inquisidor correísta tapiñado

lectura de 6 minutos

El camino al infierno está empedrado de buenas intenciones: para comprobarlo basta con echar un ojo al Proyecto de Ley que envió el 25 de febrero Daniel Mendoza a la Presidente de la Asamblea Nacional. Su título exime de grandes explicaciones: Ley Orgánica del Uso Responsable de Redes Sociales. En ella hay controles y cárcel para los infractores.

Aquí puede leer el proyecto de Ley de Mendoza

¿Qué quiere este asambleísta correísta que fue cercano a Jorge Glas, el hombre que manejó los negocios de la década robada? “Normar el uso responsable de las redes sociales con el fin de garantizar una nueva forma de comunicación responsable”. No hay duda: Mendoza quiere hacer el bien. Como lo quiso hacer Correa cuando legisló contra los medios de comunicación imponiendo una Ley perversa y un ente de control dirigido por el inquisidor Ochoa. No hay autoritario o aspirante a dictador que no quiera hacer el bien. A Correa y a Mendoza, que fue su servidor, les estorba el mundo diverso, ruidoso, incontrolable y libertario de las redes sociales. Normarlo -eso que Fernando Alvarado llamaba podar la maleza- no solo ha sido una tentación. Es parte sustantiva de su programa político.

Su proyecto está basado en las premisas que nunca defendió cuando Correa y su gobierno las violaron día y noche. Él habla de “información responsable”, “fortalecimiento de las instituciones”, “afectación a terceros”, “atentado a la dignidad de las personas”, “uso de información de terceros” “intención difamatoria, calumniosa o injuriante”, “estado de indefensión”, “violencia física o psicológica de odio contra una o más personas…”. ¿Dijo algo Mendoza cuando hackearon los correos de Martha Roldós y los publicaron? ¿Dijo algo cuando persiguieron a Jorge Ortiz y a Emilio Palacios? ¿Dijo algo cuando el aparato de propaganda del gobierno del cual hacía parte cambió biografías, persiguió a periodistas por publicar negocios y escándalos de Correa y de los suyos? ¿Se quejó de que su gobierno afectara a terceros, separara familias, persiguiera jóvenes estudiantes, metiera presos a policías inocentes solo porque Correa montó un operativo de victimización el 30-S? ¿Desde cuándo Mendoza sabe el significado de la palabras responsabilidad, afectación, violencia física o psicológica, difamación, dignidad de las personas?

Su Proyecto de Ley no persigue mejorar la comunicación en redes sociales que no se cambia con juicios y cárcel: es un refrito patético de todo lo que quiso hacer el correísmo contra la libertad de comunicación de los ciudadanos. En el fondo, busca, otra vez, poner a los políticos corruptos al margen de la mirada y el escrutinio de la sociedad civil. Correa quiso neutralizar las redes sociales y lo intentó hasta sus últimas horas en el cargo como lo prueba este proyecto de ley enviado el 23 de mayo de 2017, un día antes de dejar el poder. Lo enfocó en contra de los proveedores de servicio y, como hace Mendoza, también él dio a su proyecto un aire humanista. Lo título “Ley que regula los actos de odio y discriminación en redes sociales e internet”.

Por supuesto, el proyecto de Ley del asambleísta de Manabí está plagado de la retórica política que requiere una declaración de amor por el interés público: las informaciones que no son responsables -dice él- puede afectar a terceros e incluso “poner en riesgo la estabilidad nacional”. Por eso hay que normar informaciones y opiniones. ¿Cómo quiere hacerlo? Mendoza hurga en el síndrome del Gran Hermano: la responsabilidad se debe ejercer obteniendo la información de “fuentes confiables” o basados en “pronunciamientos de autoridad competente”… Y, si compete a alguien en particular, requerirá el consentimiento del involucrado. Su razonamiento hace pensar, otra vez, en el esfuerzo hecho por el correísmo para impedir que se publicara información privada de personajes públicos que sirvió para corroborar sus fechorías. En el mismo sentido, quisiere parar las reacciones, algunas virulentas, de ciudadanos en redes contra el correísmo tras años de padecer olas de odio como mecanismo de promoción política.

Su proyecto hay que verlo como otro intento, una más, de esos políticos que tienen sembrado un clip para controlar a los ciudadanos, ahora que la tecnología ha puesto en sus manos instrumentos para, entre muchas otras cosas, fiscalizar, resistir, arañar o burlarse del poder. El intento de Mendoza es tan burdo y su planteamiento conceptual es tan indigente que usa textos de Manuel Castells en consideraciones que desemboca en un uso que traiciona al teórico español que en las redes sociales también ve procesos de comunicación alternativa que persigue participación, apertura mental, justicia y, sobre todo, libertad.

Mendoza quisiera que ahora, desde Quito, algunas autoridades paren este proceso mundial, lo domestiquen (cambiando sus usos y protocolos), y sometan a los proveedores a los caprichos de políticos desaprensivos, como él, que, a nombre de la responsabilidad, no cejan en su intento de poner mordazas a los ciudadanos.

Foto: Asamblea Nacional .

43 Comments

  1. Conclusión: Si toda la estructura y poder del estado (con minúsculas) económico, político, judicial, militar-policial, burocrático “profesional” (médico), religioso (Tuárez, curas pederastas, etc), está tomado; y si, también, existe la complicidad y/o silencio de la mayoría de la población, o “ciudadanía” ¿Qué hacer?

  2. Más que ley se requiere sentido común el derecho de cada uno termina donde inicia el de los demás. Lo que no se puede permitir es cuentas anónimas para calumnias. Quien nada debe nada teme y la ley es para todos. El gran problema que temos en Ecuador es la poca educación y todos debemos entender que cada uno es dueño de sus pensamientos y esclavo de sus dichos. La libertad de expresión debe ser respetada así como cada persona, los insultos y calumnias no son libertad son ofensas y por tanto adquieren responsabilidades.

  3. Lo correcto en cualquier sociedad civilizada es que renuncie hasta que todo se aclare. Sin embargo en nuestro “remedo de república” todo quedará como una simple pseudo-acusación después de la cual este asambleísta sinvergüenza quedará como víctima, con la posibilidad de enjuiciar a todos quienes le acusaron…

  4. Creo que no hay un tránsfuga más repugnante, lacayo correísta hoy funge de lacayo morenista, sin ningún desparpajo se cambió de camiseta, pero se ha cuidado de no atacar a su anterior amo.

    La miseria humana, en su mas descarnada versión.

    Cómo está de corrompida la juventud, gracias al abominable hombre del ático.

  5. Del lacayo Jorge Mendoza se puede esperar esto y mucho mas; pero nunca un sapo podrá acallar la voz de un pueblo que siempre busca la verdad.

  6. Este manaba debe quedarse en su pueblo y no joder al resto de ecuatorianos pensantes, son pateticos estos corresitas ladroens, mafiosos.

  7. Solito se delata como alguien que tiene terror a que se descubran sus porquerías queriendo imponer restricciones dictatoriales al DERECHO DE LA LIBRE EXPRESIÓN aprovechando su condición de funcionario público.

    Ojo con este sinvergüenza oportunista y corruCto, éste sujeto nos está invitando a que se le pele el ojo investigándolo a fondo… ALERTA ROJA!!!

  8. Señor Hernández, le felicito por su acertado razonamiento; pero, a la vez me sorprende que, el mismo Mendoza se haya quitado la careta y se manifieste tal como es: un perro lamedor de Correa y Glass. Esto, yo personalmente, ya me lo había imaginado; No pudo aguantar más su intención de proteger a los delincuentes verdes, ya que él, es uno de ellos. Alianza País y Revolución Ciudadana es lo mismo y ahora tienen un tercer Movimiento el número 5. Tres movimientos confabulados; aparentando ser diferentes, pero en el fondo son lo mismo, con las mismas intenciones: alcahuetear, proteger y salvar a los pillos que quebraron al país y lo siguen haciendo. Todos los que aparentemente se unieron al presidente Moreno, como la Carrión, este Mendoza y otros son parte del mismo estiercol.

    Como van intentar restringir el uso de las redes sociales, si en ellas nos informamos lo que parte de la prensa calla.

    Intención de Idiotas, Estúpidos, Inmorales, Bufones y basuras en estado de putrefacción.

  9. A Correa le explotó las redes sociales en la cara y frustró su plan de controlar la comunicación y el pensamiento de la población tal como se hizo en Cuba donde presa radio y TV emiten un solo mensaje y tienen aborregada a su gente.

  10. Nuevamente este descarado a la palestra!!!!!!!!!!!!!!
    Dijo algo este personaje cuando (la hoy protegida de Lenin Moreno: rossana alvarado), lanzo una ESCANDALOSA calumnia en contra de Cedatos? Al contrario, apoyo el infame hecho de que la alvarado, asi como otras fichas del correismo, tengan el beneplacito de moreno y se encuentren gozando de “vacaciones” en el exterior y pagados con nuestros impuestos. Bueno seria que si moreno quiere proteger a estas especies, lo haga con sus propios fondos y no con nuestro dinero.
    No es la primera vez que mendoza usa sus salameras tacticas para proteger a su patron correa.

  11. Es preferible los excesos de muchos malcriados , a tener una libertad de expresión reprimida por el poder corrupto que quiere tapar sus fechorías, el político tiene que asumir riesgos ,cuidar su accionar y su vida privada, que cinismo de este Señor, este rato se ha
    preocupado de reprimir las redes, y cuando su mafia hacia uso y abuso de aquellas con sus trolos mercenarios¨? el político honesto a la final siempre saldrá airoso de la maledicencia.

  12. El señor Mendoza quiere terminar el trabajo de Correa en las redes. ya me imagino la cantidad de juicios por quitarme esas pajas en redes sociales

    • Mendoza ” ficha solapada del correísmo”, sigues trabajando bajo sus órdenes para culminar con los planes nefastos que se quedaron inconclusos cuando al tirano se le acabó el mandato. Todos los ecuatorianos que tenemos dignidad rechazamos a estos títetes siniestros; rezagos del correísmo que quieŕen acallar nuestra voz de repúdio a esta década de vergüenza y atraco que aún no ha sido castigada y se mantiene amenzante con la impunidad y la desfachatez de la justicia correísta; de funcionarios que evitan el castigo a los delincuentes prófugos de este régimen de atracos y de asambleísta que pretenden acallar nuestra voz de protesta, de reclamo, de descalificación a través de las redes sociales que han sido el caballo de batalla de los sin voz, ante el peor gobierno de la historia, por los abusos de poder y el robo descarado y pernicioso al presente y futuro de los ecuatorianos. Te repudiamos Daniel Mendoza, conocemos la clase de alimaña que eres y no nos representas.

  13. Asambleistas como este no aportan nada al bienestar de la comunidad, más bien nos desangran económicamente, por que no los votamos de los cargos usurpados con elecciones dudosas….cual es el proceso debe haber algo que hacer

  14. Hasta cuándo estos delincuentes tendrán voz y voto en este pobre país que estuvo a punto de desaparecer por culpa de su latrocinio?. Basta ya de estos! Son como las alimañas que aún cuando se les corta la cabeza y ya están muertos, siguen moviendo la cola en un intento fallido por continuar haciendo daño

  15. Excelente analisis, este mediocre assambleista que fue la mano derecha del delicuente de Glasss en todos sus robos, y negociados, que fue un esbirro servidor de Corea, que defendio el odio, la venganza, la corrupcion de esta decada robada y sigue enquistandose en el poder, despilfarro de recursos del estado ….La prensa ya debe iniciar juicios penales y destitucion a esta lacra Coreista.

Comments are closed.