Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

No se quita legitimidad al CPCCS votando por él

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

¿Cómo se puede promover la desaparición de un organismo que ha destruido el ejercicio democrático si, al mismo tiempo, es respaldado acudiendo a las urnas para elegir a sus miembros? Esta es la interrogante que, con mayor frecuencia, se repite en los alegatos que se han presentado en comentarios de redes sociales y columnas de opinión que defienden la alternativa del voto nulo en las próximas elecciones del 24 de marzo, cuando se van a elegir a los 7 miembros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, CPCCS.

El problema no está únicamente en las personas que van a ir al Consejo, sino en la existencia del organismo. Si no son los candidatos correístas serán otros los que afianzarán un sistema que promueve la concentración de poderes al servicio de cualquier otro grupo o persona es, asimismo, otro de los argumentos a favor del voto nulo. En al menos seis columnas de opinión publicadas durante las últimas semanas, los partidarios del voto nulo coinciden en la necesidad de quitar legitimidad al CPCCS para justificar el llamado a una consulta popular para preguntar al electorado si está de acuerdo o no en la desaparición del organismo. Algunos, han respondido también a la crítica que han hecho quienes sostienen que el voto nulo no suma votos porque no equivale a un voto, afirmando que la idea no es sumar una cantidad determinada de votos nulos para anular las elecciones sino darle un sustento de coherencia a la necesidad de eliminar el organismo.

Simón Pachano, por ejemplo, dijo en su columna de diario El Universo que el voto nulo es la “única posibilidad para iniciar el camino que debe llevar a la desaparición del Cpccs”. Según él, “desde los tiempos de Montecristi estaba claro –para quienes querían ver, por supuesto– que ese era un engendro incompatible con la democracia, contrario a la separación republicana de poderes, esterilizador de la participación ciudadana y peón a disposición de tentaciones autoritarias de cualquier signo”.

Se sumó el catedrático Farith Simon, quien en una de sus columnas de El Comercio dijo que votará nulo “pero con certeza que esto es una expresión de descontento sin ninguna fuerza legal y asumiendo que todos los riesgos que esto conlleva”. El CPCCS, escribe, “siempre fue una mala idea” que terminó como un “instrumento para consolidar el autoritarismo que abrió paso a la corrupción”.

Asimismo en El Comercio, Arturo Moscoso publicó una columna titulada “Ensayo sobre la lucidez”, en la que citando una novela de José Saramago compara a un voto nulo en el Ecuador con la decisión de los pobladores de un pueblo de la novela de Saramago de votar en blanco como protesta en contra de las elecciones. Para Moscoso, el voto nulo podría ser visto como un voto de lucidez, como el voto en blanco de la novela del portugués porque es un acto de coherencia política.

Fabián Pozo en La República sostiene que el problema del CPCCS es de arquitectura institucional y que no se soluciona con elegir a supuestos buenos y honestos ciudadanos. “Es un tema de principios (…) No votaría a favor de ningún candidato para el CPCCS, así fuere el mismísimo Hayey el postulante”, dice Pozo citando al pensador liberal austriaco. Y agrega: “votar nulo no excluye el camino para una reforma constitucional más profunda…”.

Mauricio Gándara, columnista de El Universo, ha sido quizá el más radical en su propuesta. Él cree que incluso sería positivo que los candidatos del correísmo ganen por ser los únicos votados, porque así el gobierno de Moreno tendría más argumentos para convocar a una consulta popular. “Creo que la única vía con posibilidades de éxito y objetivo claro y congruente es la del voto nulo. Si los votos nulos superan a los positivos de los candidatos, puede anularse la elección, pero aún si eso no se consigue, una muy significativa presencia del voto nulo justifica la lucha para pedir un referendo. Y voy a decir lo que parecerá una barbaridad: si ganan candidatos correístas, mejor, porque el presidente Moreno comprenderá el peligro y podrá llamar a una consulta popular para desdentar al Consejo quitándole sus facultades nominadoras de altos funcionarios”. Gándara agrega que “los que creemos que el Consejo es una aberración, no debemos aceptar una transacción: debemos votar nulo, atrevernos a ser libres, otra vez”.

José Velázquez en El Telégrafo afirma en una columna que incluso votando por quienes no han tenido vinculación con el gobierno de Correa se crea un riesgo innecesario porque el organismo podría servir a otros intereses. El CPCCS es “innecesariamente poderoso y ponerlo en manos de personas improvisadas es caminar en la oscuridad. Así, anular el voto no luce como la peor de las opciones”.

Pero el debate ha estado sobre todo en redes sociales, donde en los últimos días los críticos de la propuesta del voto nulo incluso han descalificado agresivamente a quienes han defendido su apuesta a la coherencia calificándolos de “conspiradores” o de “correístas” encubiertos. Una de las personas que más activamente han defendido en ese espacio la opción del voto nulo ha sido Carlos Larreátegui, rector de la Universidad de las Américas, UDLA. En un texto colocado en su cuenta de Twitter, Larreátegui afirma que «un voto nulo fuerte debilita al organismo y le resta legitimidad. Sería una señal clara de que el país quiere eliminar al CPCCSy crearía las condiciones políticas para hacerlo. Pedir un voto positivo para candidatos que el 90% de la población desconoce, resulta impensable».

Diego Ordóñez, columnista de 4Pelagatos, Francisco Rocha, presidente de la Asociación Ecuatoriana de Editores de Diarios; Alfonso Reece, columnista de El Universo; José Chalco Salgado, catedrático y Ricardo Flores, abogado, también han sido, entre otros, muy activos en Twitter en la promoción del voto nulo. Todos, de una y otra forma, coinciden en que el problema es institucional y no exclusivamente de nombres. ¿Cómo se le quita legitimidad al CPCCS votando por él?: es la interrogante que todos, de alguna forma, plantean y guía su reflexión para preconizar anular la papeleta por el CPCCS este 24 de marzo.

En la la foto del Consejo Nacional Electoral aparece la candidata Graciela Mora

18 Comments

  1. Muy dificil situacion que estamos atravesando los que queremos un Ecuador libre sin las corruptas organizaciones dejadas por la década anterior, en el caso del próximo CPCCS que no debería existir, hay muchas opiniones con diferentes razonamientos a favor y en contra para las próximas elecciones, sin embargo…me pregunto… si voto por los siete candidatos y ganan.. como puedo luego pedir que desaparezca ese organismo?.. entonces creo que debemos salir del campo político y poner atención a los principios, aunque para muchos estos no signifiquen nada, pero aun existimos también muchos que damos valor a los principios y por eso debemos VOTAR NULO y esperar las consecuencias y luego con autoridad moral, podremos exigir la desaparición del CPCCS

  2. Ni el voto nulo deslegitimar al CPCCS ni el voto no correista lo legitima, están totalmente equivocados, solo la consulta lo eliminara, la mayoria estamos por ello, Moreno también, si no convoca podremos hacerlo con una campaña de firmas con apoyo de los candidatos no correistas.

  3. Voten nulo pues y entreguen poder a Correa. Cómo van a hacer para convocar una consulta popular con un CPCCS correista, que se aferrarse al ppder? No suena más lógico votar por un CPCCS democrático que facilite la consulta popular? Es mucho pedir se actúe con inteligencia y coherencia?

      • José, al igual que a Ud, a mi nadie me da garantías, no es un electrodoméstico lo que está en juego.
        No le parece que un CPCCS Correista, nunca facilitará una consulta para que lo revoque.? Y a Ud así mismo quien le garantiza que la gente que pueda anular el voto, sea porque siguen la absurda consigna de anular el voto y no sea que lo anulen por error, o porque así lo quieren hacer sin otra pretensión. No es arrogancia, pretender que todo voto nulo es producto de la consigna?.

  4. El voto nulo es la única opción viable para quienes creemos en la libertad, en el respeto a los derechos ajenos, pues no se trata solo de candidatos correístas o no correístas, el enorme peligro lo representa el CPCCS en sí; mañana puede aparecer otro lobo vestido de cordero, que pretenda «cometer» aberraciones similares, abusos impensables con la manipulación de este Consejo. En países como el nuestro, el populismo golpea en forma constante a las puertas. Por favor ciudadanos, no permitamos que vuelvan a dañarnos así. A votar nulo!!

    • La legalidad es objetiva y se basa en las leyes vigentes, sean de nuestro agrado o no. La legitimidad es subjetiva, depende de nuestros valores intrínsecos. Lo que es legítimo, para el correismo, bien no podría serlo para otros grupos. La arbitrariedad correista se basó en tildar de ilegítimo o legítimo, lo que convenía a sus intereses, muchas veces en contra de ley escrita. Da pena ver a muchos ciudadanos que lucharon contra esa forma bellaca hacer política, hoy recurrir y hasta justificar ese discurso maniqueo, irreal y mentiroso. Dejan la legalidad de lado y se refugian en el terreno farragoso de la legitimidad.

      • A la final no nos gustaría que las personas honestas que voten nulo, garanticen un Cpccs correista y proyectamos la imagen de desorientación política y apoyo a Correa. Igual llamaremos a consulta con nuestras firmas aunque nos costará más tener un Cpccs en contra.

  5. Eliminar el CPCCS, fue un nido de ratas durante la decada corrupta de Corea, se institucionalizo la corrupcion, nepotismos, la injusticia, el enriquecimiento ilicito, lavado de activos, traicion a la Patria

  6. Imposible identificar a los candidatos correístas y no correístas del Consejo de Participación si son unos ilustres desconocidos, por eso yo apoyo el voto nulo este 24 de marzo

  7. Muy buen artículo, estimado Martín, prácticamente nos está dejando sin armas a los que propugnamos votar para el CPCCS por gente anticorreista y no anular el voto; hay mucha cordura en los razonamientos expuestos para anular el voto.

  8. Hay de variado pinto las opiniones, todas respetables y coincidentes de que este mal traído quinto poder (CPCCS) debe desaparecer de la forma: legales y constitucionales que aplique. El problema mayúsculo a presentarse es que, a pesar de ganar en el supuesto el voto nulo, tendrán que los 7 elegidos posesionarse en el cargo (nos guste o no); y, si la presión social hace que el gobierno se vea en la obligación de llamar a consulta para desaparecer al CPCCS, seguro que el gobierno tendrá que tranzar con estos sujetos para poder sostenerse, para el poco tiempo que le quede al Licenciado Moreno; hasta que el pueblo decida en consulta con tanto vericueto que sortear para este efecto, será para un nuevo gobernante el alivio de gobernar sin esta lepra de CPCCS… así nos enseña la historia, «¡ lento pero inseguro !»

  9. El voto nulo solo provoca que las elecciones se vuelvan a repetir… que si se vota nulo se da un golpe ético y moral al CPCCS y será el inicio para pedir una consulta para desaparecer está nefasta institución…¿uds creen que al poder económico y político les interesa la moral y la ética?… el CPCCS terminará en manos de los que siempre ejercen un poder corrupto y corruptor, pondrán, sí es necesario, autoridades sujetas a sus intereses y cuando queramos reaccionar será tarde… el Lic presidente está inmerso, como la mayoría, en la CORRUPCIÓN que sin control se desarrolló en el Correato y en este régimen…al proponer nombres de ciertos personajes que lucharon contra el régimen anterior, nos permite abrigar la esperanza de que por lo menos no sufriremos un retroceso en lo poco a avanzado… desde luego que el CNE no garantiza que si ganan los que propongamos, lleguen a posicionarse… así que tranquilos los que proponen el voto nulo…

    • La eliminación del Cpccs, no significa retroceder a los tiempos en que los organismos de control estaban en poder de los líderes políticos más influyentes?
      Cuando las órdenes se daban ya sea en el cortijo o en un bufete de un conocido dirigente
      Se debe mejorar pero nunca regresar en el tiempo

    • Estimado, lo que usted dice de repetir las elecciones, porque haya votos nulos, no lo dice la ley de elecciones. Lo dice usted y unos cuantos despistados sin el soporte legal respectivo..

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba