Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Solo en el Ecuador 7 votos valen por 1

en Conexiones4P/Elenfoque por

El voto nulo resultó el personaje de la elección que se llevará a cabo el 24 de marzo. Parece obvio: este es el único tema nacional en una elección en la que solo se juega, en apariencia, el rediseño del mapa electoral en el ámbito seccional.

Anular la papeleta el 24 de marzo, para elegir a los miembros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, ha movilizado a actores sociales y políticos, especialmente en medios y en las redes sociales. Y los ha llevado a plantearse todo tipo de interrogantes: ¿puede ganar el voto nulo? ¿Qué pasa si gana el voto nulo? ¿Qué efecto jurídico tiene el voto nulo? ¿No es mejor escoger entre correístas y no correístas que votar nulo? ¿Los que llaman a votar nulo son aliados de Correa? ¿Hay otra forma de acabar con ese poder perverso llamado CPCCS por fuera del voto nulo?

Y cuando se piensa que el voto nulo ha sido escudriñado bajo todas sus costuras, aparecen preguntas nuevas. Una, por ejemplo: ¿cuánto vale el voto nulo? Dicho de otra manera, cómo lo va a contabilizar el Consejo Nacional Electoral. Lo lógico es que un voto afirmativo y otro nulo tengan el mismo valor electoral. Pues no es así. Basta con mirar el escenario planteado para entender que, contando votos -lo cual es apenas lógico en una elección- el voto nulo nunca le ganaría al voto por candidatos. Eduardo Enmanuel calculó lo que puede ocurrir si se toman dos papeletas que representan el universo de papeletas. Si en una marca siete nombres, será contabilizado como 7 votos. Si en la otra anula las siete opciones, será contabilizado como un voto. Ese ejemplo lo aplicó en un universo de 5.000.000 de sufragantes hipotéticos. El resultado es desconsolador para la democracia: si el 87,5% vota nulo equivale al 12,5% que vote afirmativamente. En números absolutos es aterrador: 625.000 votos afirmativos es igual a 4’375.000 votos nulos. Dicho de otra manera: en un caso, un ciudadano es un voto. En el otro es un séptimo. La distorsión de la esencia democrática no puede ser más lacerante.

¿Qué dice el CNE? Luis Verdesoto, uno de sus consejeros afirma que “en estricto sentido deberían contarse 7 fracciones de voto por el número de votantes que asistan. Por una razón: en ellas hay la posibilidad de un número de opciones para hombres, mujeres y minorías. Igualmente los nulos tendrían que contarse con la misma medida. Solo de ese modo se cerraría la cuenta (ciento por ciento de fracciones)”. Él piensa que este es un debate “abierto y técnico que deben tener todos los sujetos políticos”. Por ello, el CNE ha convocado a un coloquio el próximo lunes y martes.

Es obvio que la contabilidad electoral, como está concebida, es terriblemente discriminatoria y no trata a los electores en pie de igualdad. Este escenario deja el balón en la cancha del organismo dirigido por Diana Atamaint. Salir del correísmo también es poner coto a esta aberración en la contabilidad electoral. Verdesoto a título personal se dice favorable a “recuperar la esencia de la democracia: un ciudadano un voto y no como ahora que cada ecuatoriano tiene un valor electoralmente distinto”.

Entretanto, ese escenario de desigualdad electoral consolida la intención cívica que empuja al voto nulo como único mecanismo para mandar un mensaje por parte de los electores al poder político: prescindir de ese poder perverso que creó el correísmo. Deslegitimarlo mediante el voto nulo para activar las condiciones políticas requeridas para su eliminación en una consulta popular. La estadística totalmente adversa prueba que no hay cálculo político partidista y que aquello que aúpa el voto nulo es un deseo genuino de expulsar del diseño institucional, el peor bodrio que creó Correa para desnaturalizar, aún más, la patoja democracia que hay en el país. De eso se trataba: concentrar poder, evitar la fiscalización, usar los otros poderes del Estado para cubrir la corrupción y perseguir a los críticos.

El debate sobre el voto nulo destapa esta visión arcaica de la contabilidad electoral que el CNE está llamado a evaluar y cambiar. Si cada opción es un voto y hay siete, es evidente que si se anulan las siete, el CNE tendrá que contabilizarlas como siete votos nulos.

Foto: El Diario.

24 Comments

  1. Pienso que en la papeleta debieron poner la opción de eliminar a este mal llamado quinto poder, es decir las siete opciones de voto o que se elimine el CPCCS y así nosotros en vez de anular el voto hubiéramos escogido la opción de que se elimine este poder

  2. correa creó un bodrio y moreno lo conservó, ignoró la acertada propuesta de trujillo para eliminar ese absurdo circo del cpccs; moreno pasará a la historia como el patético títere del correismo aunque diga lo contrario

  3. El sin vergüenza mas grande de la historia que vive en el ático Belga, con este mamotreto del 5to poder, inventado por su mente maquiavélica; debe estar afilandose las fauces y las garras, porque se le está abriendo la posibilidad con este cuento de terror la posibilidad de nuevamente atraparnos para llevarnos a tocar fondo como ciudadania y pais.
    Meditemos el voto, leyendo e informandonos, para a esta bestia del atico arrancarlo de raiz y hundirlo en su cloaca de una vez.

  4. Lo que finalmente importará es el porcentaje de ecuatorianos que votaremos NULO para la elección del CPCCS , y ese porcentaje superará seguramente el sesenta por ciento de electores . Quiere decir , que la mayoría de ecuatorianos no estamos de acuerdo con el esperpento creado por la ROBOLUCIÓN , y por lo tanto deslegitimamos su existencia . No votamos por nombres , votaremos en contra de este bodrio , que es un peligro para la democracia. VOTEMOS NULO !!!!!!!!!!!!!!

  5. Hay 32224114 formas de escoger 7 candidatos de 43, sin hacer discrinaciones, mientras el máximo número de votos nulos (todos nulos) sería 5000000. Una verdadera estupidez. EXIJAMOS AL CNE CONTABILIZAR CADA VUTO NULO 7 VECES.

  6. Es evidente que el correato está tratando desesperadamente de evitar que los ecuatorianos VOTEMOS NULO, pero la democracia les va a dar en las muelas

  7. Estimado señor Hernández. El numeral 3 del Art. 147 de la Ley Orgánica Electoral preceptúa que “Se declarará la nulidad de las elecciones en los siguientes casos:… 3. Cuando los votos nulos superen a los votos de la totalidad de candidatas o candidatos, o de las respectivas listas, en una circunscripción determinada, para cada dignidad.” Como se puede apreciar con absoluta claridad, esta disposición NO dice que los votos nulos deben superar a la SUMA de los votos de la totalidad de candidatas o candidatos, sino que se limita a referirse a los votos de la totalidad de candidatas o candidatos. Esto quiere decir, en otras palabras, que una elección debe ser declarada nula cuando ninguno de los candidatos o candidatas haya logrado obtener un número de votos mayor que el número de votos nulos. Basta, entonces, contrario sensu, que sólo uno de los candidatos logre superar el número de votos nulos para que tal elección sea válida, aunque el resto de candidatos no lo haya hecho. Pretender que la norma se refiere a la SUMA de los votos de todos los candidatos y candidatas, no sólo implica agregar palabras que no constan en el referido texto legal, sino que conduce a una interpretación tan absurda que ya ha dado lugar a muchos comentarios, vertidos en este medio así como en redes sociales, en los que se demuestra, inclusive, la imposibilidad matemática de su aplicación. Saludos cordiales.

  8. Por su análisis mismo, que dice que cada voto nulo valdrá la séptima parte de alguien que vote por 7 candidatos de la papeleta, es que hay que votar positivo por 7 personas no Correistas. Se entiende?

  9. Su argumentación, tiene una lógica impecable que, precisamente, se resume en su frase final: “El debate sobre el voto nulo destapa esta visión arcaica de la contabilidad electoral que el CNE está llamado a evaluar y cambiar.Si cada opción es un voto y hay siete, es evidente que si se anulan las siete, el CNE tendrá que contabilizarlas como siete votos nulos”. Es que el voto nulo no anula a la papeleta como un simple documento sino, en el fondo, a lo que ella contiene y a sus efectos jurídicos para cada postulante, que son las siete opciones distintas, una a una, hasta totalizar las siete constantes en la papeleta. En esta votación como en todas, el principio debe ser el manifestado por Churchill: “Cada ciudadano, un voto y cada voto, un valor.” Más aún, el proceso electoral mismo debe fundamentarse en principios y valores y el CNE debe honrar su ejercicio de pureza y aplicar la inexorable lógica matemática, que es lo que más se acerca a lo absoluto y, claro, a la verdad en el sentido aristotélico en cuanto coincidencia del pensamiento con la realidad. En este caso, el pensamiento determina la voluntad de anular el voto.

  10. Que pasaría si los ecuatorianos también votamos nulo en las papeletas de las otras dignidades, ahí no es motivo de su análisis, tanto se rasgaban sus vestiduras por la libertad de expresión y ahora al carajo la democracia, tuvieron 10 años para pronunciarse y hora como ven que por primera vez van al CPCCS gente que no pertenece a quienes los mantienen, ahí si no es motivo de análisis, ya basta de ser cara duras yo apoyo a la democracia no a traidores disfrazados de disque periodistas.

    • Roger,
      Nosotros nunca nos hemos disfrazado de periodistas. Hemos sido siempre periodistas y siempre seremos periodistas. Con todos los gobiernos, hemos hecho y haremos siempre nuestro trabajo. Aquellos que se disfrazaron y se disfrazan de demócratas son otros.

      • El voto nulo no anula a los candidatos a menos que el voto nulo se lo multiplique por 7. Sería justo entonces recibir 7 papeletas o dicho de otra forma por cada candidato debe haber también la opción de votar nulo. Si no se vota por ninguno entonces aparecerá nulo 7 veces ( asumiendo que no hay blancos).

  11. Y como ud dice “el debate sobre el voto nulo destapa esta visión arcaica de la contabilidad electoral que el CNE está llamado a evaluar y cambiar”
    No es nada mas que el hijo bastardo, de lo que Rodrigo Borja y demas, pusieron en la ley de partidos y la constitucion alla en los 70 y pico. Y nos jodio la patria.
    El voto debe ser individual por persona, por sector, y facultativo. Nunca en plancha, ni obligatorio. Peor sujeto a una formula.

  12. Sr. Hernandez,
    Ya me convencieron Uds. de anular el voto.
    Por favor, no meta mas confusion.
    Hay que anular el voto, xq no hay opcion valida. Gane quien gane, no tienen legitimidad.
    Y si ganan los correistas, mejor. Con mas ganas sacamos ese esperpento…
    Y lo que haga el CNE, ya sabemos como es.

  13. Clarísimo su razonamiento, Sr. Hernández, y pienso que es obligación del CNE dilucidar este intríngulis antes de ir a las urnas. Este armatoste (CPCCS) debe desaparecer, no ha traído nada bueno al país, sino todo lo contrario.

  14. A futuro deberíamos votar para elegir generales de FFAA, el directorio del IESS, etc. Si en esos organismos hay corrupción (helicopteros Druvh, drogas, helicoptero caído de la policía)un voto nulo los deslegitimaría y tendrían que desaparecer? En las próximas elecciones a asambleistas porque existen diezmos deberíamos votar nulo para que desaparezca la asamblea?

  15. De acuerdo con su conclusión, señor Hernández: el voto NULO debe equivaler exacta yaritméticamente igual al VOTO VÁLIDO.
    Si el NULO equivale a un voto, el válido DEBE ser considerado como un voto; o, si el segundo lo registran como siete votos, entonces el NULO, así mismo, se debe contabilizar como siete votos.
    Después de esta farsa electoral, sea cual sea el resultado para elegir a los siete sabios de la Grecia, este “bodrio” como usted lo califica, señor Hernández, hay que envolverlo en papel higiénico, botarlo al servicio higiénico y con mucha alegría, halar la válvula, para que toda esa miseria que huele a correismo y que dejó sumida a la Patria en jirones, NUNCA MÁS SE REPITA EN SU HISTORIA.
    A propósito de HISTORIA, los libros de primaria y secundaria YA DEBEN HACER CONSTAR EN SUS PÁGINAS, LA CRUEL, NEFASTA, CORRUPTA, MISERABLE Y CRIMINALIDAD ORGANIZADA QUE CONSTITUYÓ LA DEBACLE MÁS HORRIBLE PARA LOS ECUATORIANOS Y PARA LA DEMOCRACIA.

  16. De acuerdo con la reflexión final; sin embargo objetivamente, el CNE no puede cambiar las reglas de juego a mitad del partido…Usando el ejemplo numérico del articulista 4´375.000 personas son 7 veces más que 625.000, por lo que ante lo que sucederá, que es que 7 personas serán electas como consejeros del CPCCS, solamente resta la movilización ciudadana para exigir que se llame a consulta popular para eliminarlo de la estructura institucional del Estado…la democracia implica también utilizar los mecanismos previstos en las leyes…ya tenemos suficiente con todo el descalabro que originó Correa al torcer las leyes para acomodarlas a sus intereses.

  17. Por justicia, el CNE, terminará aceptando que una papeleta de 7 puestos es o 7 votos válidos o 7 votos nulos. Pero también habrá votaciones mixtas como por ejemplo 4 votos válidos y 3 en blanco, pero no será posible votar 4 votos válidos y 3 nulos. El lío se armarán los que conformen las mesas electorales, ya que tienen que cuadrar con el número de electores, porque es uno solo el que interviene en cada papeleta; pero ya encontrarán la solución.

  18. Como siempre la sapada, en cualquier país democrático un ciudadano es un voto y no la séptima parte y pendejadas…Ya dejen de confundir a los votantes! Gracias por su artículo que no abre los ojos antes de dar el voto!

  19. El CNE debe tomar las resoluciones adecuadas, escuchando las opiniones de quienes conocen sobre el particular para desterrar estás trampas electorales que no se ajustan al pensamiento de la mayoría de ciudadanos. Buen artículo que nos da luz sobre este tema.

  20. Gracias señor del ático por meternos a los ecuatorianos en camisa de once varas, acertadas observaciones señor Hernandez, no había notado este dilema electoral

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba