Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

La propuesta de Trujillo es una provocación

en Conexiones4P/Elenfoque por

El vacío pide ser ocupado y Julio César Trujillo, animado por un repentino y envidiable golpe de juventud, se ha lanzado a llenarlo. La conformación del Comité por la Reinstitucionalización Nacional, integrado y anunciado por él, es un hecho político provocado por un ciudadano en este momento de enorme incertidumbre pública.

Dos dimensiones caracterizan la iniciativa de Julio César Trujillo. Una, fáctica: se trata de convocar a ciudadanos que han tenido una trayectoria pública, que gozan de prestancia y respeto y que, sin reparo, se suman a una nueva causa institucional: colaborar para desaparecer una herramienta, ajena al sistema democrático, usada por Correa para concentrar poder y ocultar la corrupción. Trujillo (en equipo con Pablo Dávila) muestra coherencia entre lo que prometió hacer, en el foro de 4Pelagatos, y sus implicaciones prácticas: montar un equipo, involucrar voluntades, agitar la opinión, calar el tema en la agenda pública, promocionarlo y, como resultado, tratar de generar un hecho político desde la ciudadanía.

La segunda dimensión es simbólica: Julio César Trujillo tiene 88 años. Hay que anotarlo con admiración por el tesón, la pasión, la lucidez y la pertinencia que pone en sus acciones. En el foro de 4Pelagatos, algunas personas lo felicitaron por haber reivindicado a esas generaciones que en el correísmo fueron desechadas sobre todo de las universidades. Trujillo, por un concurso de circunstancias, se convirtió en el catalizador más popular de una transición política sin precedentes en el país. Pues bien: no solo la asume como Presidente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social que ha librado al país de delincuentes (algunos se quedaron) metidos en los cargos de control y fiscalización. Se erige en una conciencia que convoca al país a proseguir en esa línea: desaparecer el CPCCS de la arquitectura institucional y sumar, a su acción, nuevas causas pues la estructura que produce autoritarismo, subdesarrollo económico y corrupción está prácticamente intacta.

Trujillo y Pablo Dávila (los dos miembros del CPCCS) marcan, en este campo, una ruta para esas mal llamadas elites del país acostumbradas a quejarse y a reclamar solamente por sus intereses; que son ajenas a la esfera pública y en muchos casos rehenes de lógicas políticas populistas y autoritarias ante las cuales se arrugan con pasmosa comodidad.

El gesto de Trujillo (a sus 88 años y no hay cómo olvidarlo) ya ha reunido a personas (ver abajo la lista) como Nelsa Curbelo, José Ayala Lasso o Simón Espinosa: ecuatorianos intachables y mayores, con muchos pergaminos en la esfera pública. Esa generación comprometida con causas cívicas subraya el vacío ciudadano y político que se siente con particular acuciosidad (pero no únicamente) en Quito. No se sabe, en este momento, cuál será el destino de la propuesta del Comité por la Reinstitucionalización Nacional. Quizá ocurra como suele decir Lolo Echeverría: lo hicieron porque no sabían que era imposible. Es factible no obstante que se choquen contra la anomia social y las zancadillas políticas. En cualquier caso, su propuesta es un desafío con connotación a provocación lanzada al rostro de los ciudadanos: ellos, todos los miembros del comité, están asumiendo un compromiso que se antoja quijotesco en un momento en que todas las cartas de la realidad política y pública se están barajando de nuevo. Eso explica el vacío y la incertidumbre reinantes.

Es obvio que la realidad constitucional se sitúa lejos en las preocupaciones de los ciudadanos. Mucho después, en todo caso, de las angustias económicas que, sin parecerlo, están taladrando la estabilidad de la clase media y los sectores más vulnerables. En ese contexto, la propuesta de Trujillo se erige como un ejemplo de lo que los ciudadanos tienen que hacer para forzar agendas públicas y cortocircuitar aquellas de los partidos que se dicen ganadores del 24 de Mayo que, sin importarles la debilidad del gobierno y la complejidad del momento, acomodan las piezas en función de sus expectativas presidenciales.

Trujillo, provocador a los 88 años: es una proeza de un ciudadano consciente de hacer parte de la elite del país y decidido a ejercer su deber.

Foto: CPCCS (T). 

Los miembros del Comité: Julio César Trujillo, Rosalía Arteaga, Gustavo Noboa Bejarano, José Ayala Lasso, Enrique Ayala Mora, Hernán Pérez Loose, Nelsa Curbelo, Simón Espinosa y Pablo Dávila como coordinador.

19 Comments

  1. Vamos adelante Dr. Trujillo. Millones de ecuatorianos estamos de acuerdo con la consulta.
    La idea es tan buena que muchos no pueden comprenderla pero es factible y triunfaremos.
    Por favor, no demoren mas que el tiempo es oro.

  2. Bueno, el contubernio Nebot-Correa está a la vista, el candidato Nebot está en contra de que desaparezca ese engendro del mal llamado: CPCCS, ya lo dijo, sin duda pensando en que le servirá a partir del 2021.

    Ya salieron los agoreros del mal, que sostienen que el CPCCS solo puede desaparecer mediante una Asamblea Constituyente, de modo que es necesario que constitucionalistas comprometidos con los más caros intereses del país, se pronuncien sobre si la vía legal propuesta por el Dr. Trujillo es la idónea, a efecto de que se pueda canalizar de la mejor manera todo el clamor popular que existe para que desaparezca este maquiavélico engendro.

    • SE VE que Manuel, es un excorreísta arrepentido, de esos que siempre votan por su “ideología” y todo lo que sepa a Nebot, les saca de casillas, como un conductismo tipo Watson-Pavlov, que; explica el comportamiento humano en términos de las relaciones entre “entradas (estímulos) y salidas (respuestas)”.
      De ello se desprende que; de país, patriotismo, ciudadanía no tenga ni idea, esas personas fueron las que nos llevaron por una década hacia el abismo económico-social, porque para Manuel es mejor Abdallah, que cualesquier rumbo de trabajo…

  3. Las batallas deben continuar
    La experiencia no es un eslogan cualquiera, que muchos jóvenes y de media edad desprecian. Don Julio César es el espartano que junto a verdaderos ecuatorianos honrados son ejemplo para las actuales y futuras generaciones. Quienes se solazan creyéndose que triunfaron en las últimas elecciones del 24 de marzo, se constituyen en sepultureros del destino del país. Es necesario unir voluntades para reinstitucionalizar el país y terminar de una vez por todas las malhadadas leyes que dejaron quienes usufructuraron desvergonzadamente del erario y continúan campantes sin que paguen por sus fechorías.
    Francisco Medina Manrique
    Periodista – Guayaquil

  4. Excelente actuación del Dr Trujillo , mis respetos y admiración por su valentía y deseo de ayudar a que nuestro país logre salir de la nefasta situación, llena de corruptos que dejó Correa y sus secuaces, que espero sean juzgados con todo el rigor de la ley.
    Dios bendiga y proteja al Dr Trujillo. Lo tengo en mis oraciones de cada día

  5. Doble acierto de ese gran patriota y ciudadano que es Julio César Trujillo: primero, crear el Comité de Reinstitucionalización Nacional, en función del proceso de eliminación del CPCCS, instrumento contrario a la democracia que sirvió para la opresión y la corrupción, y, segundo, integrar dicho Comité con personalidades probas y connotadas que han dedicado sus vidas a ejercer una ciudadanía con honor y patriotismo ejemplares al servicio del Ecuador. Dos aciertos de Trujillo, entre muchos otros, que han suscitado la motivación y el merecido apoyo nacional y el compromiso de los ecuatorianos para que dicho cometido se cumpla con oportunidad y eficacia.

  6. Lo mejor que se podría lograr seria desaparecer tan abominable herramienta falsa de poder ciudadano. La cual bien sabemos para que intereses ha servido, ha sido mas fácil comprar a cuatro pillos que son mayoría entre siete que ha cien legisladores fruto de la elección y verdadera participación ciudadana. Basta de confundir con discursos baratos al pueblo. Tal sucio consejo es quien verdaderamente no ha permitido la participación ciudadana y se ha convertido en cómplice, juez y parte del mas grande robo de todos los tiempos. Nada mas veamos donde se creo (Venezuela) y veamos como esta dicho país. Aquí con el apoyo del pueblo digno y que no come cuento le llego su fin a tan asquerosa herramienta correista.

  7. El doctor julio Cesar Trujillo, ha demostrado lo que es ser correcto y sabe lo que debe hacer en bien de nuestra Patria.
    A ningún político hasta la fecha, le ha interesado re institucionalizar al país, piensan que pueden aprovechar a su favor del absolutismo dictatorial impuesto por Correa.
    Es más notable lo que hace el doctor Trujillo, y es honroso el hecho de tener 88 años. Todos los paises del
    Mundo respetan los conocimientos y experiencia de sus mayores; Correa destruyó la carrera de eminentes profesionales mayores, médicos, Abogados, profesores etc, etc., sacándolos de las instituciones públicas donde laboraban, para poner extranjeros ignorantes, jovenes imberbes y sus partidarios incapaces.
    Cuando nombraron profesionales jóvenes en la administración pública, fue para enseñarles a robar, a perjudicar al Estado o aplastar a los ciudadanos
    pobres.
    El Consejo de Participación ciudadana, no tiene razón de ser, no se puede dar a un pequeño grupo de personas, de quienes el pais no conoce su trayectoria, la facultad de designar a quienes van a disponer de la libertad, vida y bienes de los ecuatorianos. Es preferible que sus funciones las realice la Asamblea Nacional donde están representadas todas las fuerzas políticas del estado, donde se podrán conocer y discutir ampliamente las designaciones.
    Es necesario reinstitucionalizar al Ecuador, porque todas las instituciones han sido acomodados para los fines corruptos de Correa.
    El Ecuador lo exige.

  8. El ejemplo de estos nobles ancianos deberían seguir los niños políticos engendrados con mentes oscuras. Que podemos esperar de Dalo, Espinel, Correa?

  9. Excelente el Dr. Trujillo y digno de admiración, el ejemplo que nos da, debe servir para seguir sus ejecutorias. La edad no ha sido obstáculo para moverse y denunciar la corrupción, muchos dirán no tiene mucho que perder, al contrario va dejando incluso su vida por el bien del Ecuador. En realidad personas como él y los nombrados para conformar el Comité nos hacen ver que, todavía hay ecuatorianos dignos a quien deberíamos seguir, y no a personas que sigue haciendo daño al país.

  10. Que gran emoción que causa ver y oír al ilustre Julio César Trujillo, tiene el corazón eternamente joven, ruego a Dios que le de muchos años de vida más. Él y Pablo Dávila nos dan la gran esperanza que el Ecuador desea, desaparecer integramente al CPCCS, aquella institución socapadora de robos, coímas, sobreprecios y asaltos de la Década del Corrupto Correa. Los demás miembros del Comité de Reinstitucionalización son ecuatorianos de primera línea y sin tacha. La gran mayoría de ecuatorianos los respaldaremos con toda el alma.

  11. Total apoyo y suma de voluntades desde el sur del Ecuador para tan brillante y justa iniciativa. Ya es hora que se enfrente con hombría de bien como lo ha demostrado tan ilustre ciudadano y con hechos no con palabrería hipócrita como lo hacen la casi totalidad de los “políticos”. Tal basura de concejo de “participación ciudadana” debe desaparecer para siempre. Sería acabar con la herramientas que han tenido los peores delincuentes que ha parido este país y que pretenden seguir en el poder para turnarse en el robo y continuar impunes. LOJA presente.

    • Para emitir un comentario primero mejora el vocabulario.. No te tomes el nombre de Loja escribiendo de la manera que lo haces, me refiero a la ortografía y a tu lenguaje expresivo, yo también soy Lojano..

  12. Es lamentable como en la década infame del gobierno de Rafael Correa se despreció a los ancianos, es más, desde el ático belga, Correa sigue fustigando al Dr. Julio César Trujillo, quien ha enfilado su ataque contra la corrupción en el gobierno correísta.

    A través de la historia humana, desde los egipcios, pasando por los hebreos, chinos, griegos, los ancianos, los patriarcas han desempeñado un papel fundamental y fueron considerados los guías naturales de sus pueblos, con poderes religiosos y judiciales muy importantes. Formaban alrededor del patriarca un consejo de sabios.

    La Biblia está llena de alabanzas hacia los viejos. La ley mosaica garantizaba el respeto a los ancianos y padres de edad avanzada, considerando la longevidad como la suprema recompensa de la virtud y muestra de la bendición divina. Se asociaba la vejez a la sabiduría y los antiguos héroes convertidos en venerables ancianos ocupaban puestos de honor y eran escuchados.

    En el correísmo se repudió a los ancianos, haciendo gala de “gerontofobia”.

    Debemos devolver a los ancianos el sitio de privilegio que tenían en tiempos pasados, respetarlos y honrarlos, pues en ellos está la sabiduría y el entendimiento.

  13. Hace bien usted, señor Hernández, en enfatizar la edad biológica de don Julio César Trujillo: 88 años.
    Y, sin embargo, también expuesto por usted con respeto a la ancianidad, que don Julio re ha revestido de “envidiable golpe de juventud.”
    Cuántos políticos, que por su edad podrían ser nietos o bisnietos del mencionado señor Trujillo, andan por la vida arrastrado sus pies, con mentes derretidas de solo pensar de qué manera hacer fortuna…y cero de integridad e idealismo.
    Qué cátedra da este venerable anciano, que nos ha demostrado cuánta juventud hay en él, en su mente y su corazón, aunque su cuerpo se halle divorciado de tan clara lucidez.
    Congratulaciones a don Julio y que Dios le siga brindando esos dones que lo hacen merecedor del respeto, cariño y gratitud de los ecuatorianos.
    Con diez Trujillos, componemos todas las chuecas sendas dejadas por el más grande ladrón que ha tenido el Ecuador desde que este es república.

  14. Es digna de aplausos la iniciativa de este noble anciano que a su edad ha actuado con firmeza contra la corrupciony que hoy pretende desaparecer el mamotreto creado por Correa en donde dio albergue a sus secuaces que sirvieron para nombrar a dedo a las principales autoridades de control como Contraloria, Judicatura , Fiscalias etc. Quienes liberaron de culpa a todos estos sátrapas correistas que se llevaron todo durante la década pasada y dejaron al país inmerso en la más aguda pobreza y con un macro endeudamiento del cual será difícil salir .Apoyamos y lucharemos con Trujillo para botar a la basura este mal llamado Cpccs porque no tiene razón de existir una vez que se ha descubierto su inocua función

  15. La Gerusia era el consejo de ancianos de Esparta, y por qué se los elegía ? Porque eran los más sabios, prudentes, enérgicos, justos y honrados. Ojalá los influencer, ensimismados milenials o los colectivos lean ésta columna y entiendan que la sabiduría se logra aprendiendo a leer, enseñando a escribir, a hablar y pensar.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba