Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Los títulos falsos delatan más corrupción

en Columnistas/Influencers4P por

Hasta no hace mucho, y bajo el supuesto criterio de que en este país aquellos que estaban colaborando como funcionarios públicos con el gobierno “de manos limpias”, eran escogidos por un proceso riguroso de meritocracia, los que querían ser parte del proceso revolucionario que se vivía, tenían que acreditar formación académica de alto nivel.

Nadie podía quedarse atrás puesto que un líder, que paseaba su PhD por todos los continentes, exigía por supuesto, como mínimo, un título de maestría para poder hablar con él; ya que si no lo tenían corrían el riesgo de ser parte del montón de “limitaditos” que el líder aborrecía.

Con ese concepto muchas personas fueron desechadas de sus puestos de trabajo, especialmente en la función pública, por no poseer un título de aquellos que había que presentar para así acreditar ser merecedor de un cargo público.

Muchos fueron despedidos a pesar de poseer experiencia y conocer de la gestión y fueron reemplazados por cientos de funcionarios, algunos con interesantes títulos, que engrosaron el cinturón tecnocrático del Estado. Otros vivísimos aprovecharon la bondad del sector público y se dedicaron a sacar desde el escritorio maestrías y PhDs que, en más de una ocasión, eran cursadas por asistentes contratados para el efecto, pagados con plata nuestra.

Nadie pone en duda la importancia de los títulos universitarios. Estos son fundamentales en el ejercicio de la función pública porque garantizan que, quienes están a cargo de carteras de Estado, tienen el conocimiento y formación académica –no siempre la experiencia – para desempeñarse con eficiencia.

No obstante, el título universitario debe ser el resultado del esfuerzo, dedicación y tiene que pasar por el filtro de la evaluación para ser obtenido. La falsificación de un título no sólo constituye una mentira. Es un acto de corrupción en sí mismo. Primero, porque el individuo que comete este acto en contra de la fe pública, pretende acreditar conocimientos y experticia técnica que no tiene y además aspira de ejercer una profesión a sabiendas que desconoce los temas.

Además, busca deliberadamente vender una imagen irreal ante la opinión pública e, irresponsablemente, exhibe ante la sociedad una formación que es falsa. Por último, salpica de la peor manera a la institución que le otorgó el título de forma ilegal y pone en duda, muchas veces, el buen nombre de reconocidas instituciones.

Por una extraña razón, los casos de títulos falsos recaen en las principales figuras del régimen anterior. Curiosamente, dos Vicepresidentes del mismo grupo han incurrido en esta situación; es más, se ha comprobado que en uno de los casos hay una situación de plagio y se sospecha que cierta lideresa política -siempre del mismo movimiento- y que tuvo un relevante cargo en la Asamblea, también falsificó su título.

Los ciudadanos debemos saber que la falsificación de un título es una falta grave, de aquellas que no pueden ser toleradas. Porque quien comete ese acto, es capaz de cualquier cosa. Imaginémonos a ellos administrando nuestros recursos, decidiendo políticas públicas. El cuento se cuenta solo.

La falsificación de títulos es una forma más de corrupción y tiñe de negro el nombre de Instituciones que nunca debieron prestarse para aquello. Por lo tanto, si quieren recuperar su prestigio, deberán abrir sus archivos y facilitar la investigación para que estas prácticas no se vuelvan a repetir.

Y por parte de la sociedad, esos nombres deberían ser puestos, para siempre, en la lista negra de la deshonestidad.

Ruth Hidalgo es directora de Participación Ciudadana y decana de la Escuela de Ciencias Internacionales de la UDLA.

26 Comments

  1. En el país existen muchos profesionales que con el poder del capital solo llegaron comprar títulos de tercer nivel mientras los jóvenes del sector mas pobre y muchos mas se esforzaron y sacrifico en las aulas para obtener su titulo, y hay muchos jóvenes profesionales que si obtuvieron títulos con su esfuerzo que están ahora sin empleo.

  2. Obtener un título universitario es muy gratificante, tanto para la persona como para la familia de la misma pero hay personas que, gracias a su poder y su cargo en algunas dependencias del Estado, creen que pueden comprar lo que ellos quieran. El esfuerzo y la dedicación que se ocupa para obtener un título universitario es demasiado grande y muchas veces el estudiante debe dejar de lado algunas cosas para llegar a donde él se lo ha propuesto y no es justo, para ninguno de ellos, que algunos personajes públicos saquen títulos en una carrera de la que no saben casi nada. La idea de que se verifique la legalidad del título que ostentan parece fuera de lugar, ya que suponemos que ellos sí han cursado su carrera universitaria, sin embargo deberíamos tomar en cuenta cómo fue que lo hicieron.
    Los actos de corrupción de cualquier índole deben ser severamente castigados para que no se vuelvan a repetir.

  3. Excelente artículo, además de su exquisita redacción, contiene verdades irrefutables, aunque omite mencionar al famoso primo Delgado,

    El gran manto de la corrupción fue extendido en el país desde el primer día del gobierno que constituiría durante una década el entramado más grande de corrupción que haya asolado el país desde 1.830.

    Dicho entramado contemplaría un complejo marco legal para institucionalizar la impunidad-

    La falsificación de títulos sólo era una nimiedad frente a la inconmensurable ola de atracos cometidos por las hordas correístas, pero es oportuno traer este tema a colación hoy en día.

  4. Muy de acuerdo, y parte de crear esta lista negra, debe investigarse a los centros donde se emitgieron y a los funcionarios. Yo insisto en la muerte publica del corrupto y la sanción onerosa.

  5. Considero que en nuestro país siempre a existido la compra de títulos bachilleres y universitarios, lo cual hace pensar que las personas que lo tienen están realmente capacitadas para ocupar un puesto alto en cualquier institución donde trabaje. En la actualidad nuestro país pide a los estudiantes un alto rendimiento años de experiencia para poder ocupar un puesto mínimo en sectores públicos y esto es atendible ya que las personas que trabajan deben saber sobre su carrera y deben estar capacitados para ocupar un puesto, sin embargo los Ecuatorianos no pedimos ni títulos ni evaluaciones a las personas que gobiernan el país simplemente nos dejamos llevar por las cosas que proponen en campaña. yo considero que el país debe empezar a investigar totalmente a sus trabajadores y principalmente a los del sector publico ya que ahora la mayoría de puestos que ocupan no son ganados con las evaluaciones de merito que piden para ingresar la única forma de parar la corrupción es empezar a que los trabajadores públicos se ganen su puesto con inteligencia e integridad para que el dinero del país no sea mal invertido y permitir a las personas que realmente se han esforzado estudiando ocupar su lugar .

  6. En el Ecuador actualmente existen tantos jóvenes con títulos universitarios sin empleo, este es un tema de preocupación porque hay carencia de fuentes de trabajo y los ciudadanos empiezan a desvalorar sus conocimientos por obtener un empleo y recibir una remuneración básica. Por otro lado, muchas de las personas que tienen un cargo público han comprado sus títulos estafando al pueblo, nos quieren vender una imagen de preparación que no han tenido, no olvidemos la importancia que tiene un título universitario obtenido mediante constante esfuerzo, dedicación y miles de horas de estudio.
    Pienso que actos de corrupción como estos no pueden ser premiados con la obtención de cargos importantes en la política, debemos darnos cuenta la gravedad que esto implica, incluso la mala reputación que obtendrá la institución que se preste para tales actos. Nos hace falta quitarnos la venda de los ojos y exigir por el buen manejo de nuestros recursos.

  7. No dejemos de lado el hecho doloso también, por parte de los funcionarios del narcorreismo en la senacyt , de la negativa a avalar los títulos de cuarto nivel obtenidos lícitamente en el extranjero de quienes nos opusimos al atraco pseudo revolucionario desde su inicio.

  8. Falsos son muchos títulos de los ROBOLUCIONARIOS; asi como falsa FUE y es su revolución de alfeñique, suspiro y CAFETÍN. La vida no FUNCIONA asi, llena de mentiras, egaños, malidicencias, rapaceria,latrocinio,atrocidades robo asalto etc.etc.Pero también debemos Y LA FISCALÍA DEBE INVESTIGAR A las universidades como la ESPOL DEL LITORAL CUYO RECTOR O EX RECTOR.LE DIO UN TÍTULO FALSO PLAGIADO A GLASS. Pues quien HIZO la tesis fue el ciudadano español JORGE LUIS HUIDROVO, LA MISMA QUE COPIÓ EL QUE ESTÁ PRESO, DESDE LA PAGINA 12 HASTA LA 75 INCLUSIVE. HUIDROVO QUIZO VENIR A DEFENDER SU PROPIEDAD INTELECTUAL Y PORSUPUESTO NO LE PERMITIERON HACERLO; DONDE ESTÁ LA INVESTIGACIÓN Y SANCIÓN AL RECTOR DEL ALMA MATER EN AQUEL ENTONCES.
    LO MISMO SUCEDE CON EL TÍTULO DE GABRIELA RIBADENEIRA; DONDE DEBE Y TIENE QUE SER INVESTIGADA BAJO EL DEBIDO PROCESO LA UNIVERSIDAD POLITÉCNICA SALESIANA Y SUS ESTAMENTOS ADMINISTRATIVOS.
    EJEMPLO YA TENEMOS CON EL CASO VICUÑA Y SU FALSO TÍTULO DE MASTER EN LA ESTATAL DE GUAYAQUIL; CUYOS INTERVENTORES, YA CANCELARON A 12 FUNCIONARIOS CORTUPTOS DE ESTA UNIVERSIDAD.
    LA LEY ES LA LEY. Y ES PARA TODOS Y SI EXISTEN, COMO DE HECHO HAY CIENTOS DE TÍTULOS FALSOS DEBEN SER INVESTIGADOS Y SANCIONADOS SIN DILACIÓN Y LO MÁS RÁPIDO POSIBLE.SOLO asi SENTAREMOS PRECEDENTES; SINO DE LO CONTRARIO HABREMOS ARADO EN EL MAR. PROHIBIDO OLVIDAR JAMÁS.

  9. Y de esos casos no solo hay figuras políticas. Conozco casos fuera del escrutinio público pero con nexos políticos que de un día para otro aparecieron con titulos de dudosos (registrado y todo, cuando normalmente hasta aparecer en el senecyt toma su tiempo). Difícil comprobar para un simple cristiano pero tal vez de más investigación por parte de las autoridades.

  10. Lamentablemente es algo que no sólo sucede con políticos, se da a todo nivel con personas con contactos suficientes para lograr tener un título. Hace unos meses fui testigo de cómo un instituto tecnológico dio títulos a dos docentes que nunca fueron estudiantes. Ese mismo título que ahora se considera de tercer nivel, menospreciando a quienes estudiaron el doble de tiempo para tener una licenciatura. Mientras eso sucede en nuestro país, hablemos muchas personas que estudiamos en el extranjero o en universidades online, a distancia, o semipresenciales y no se reconocen nuestros títulos. Ecuador tiene una educación muy baja a nivel latinoamericano y mundial, por no decir la peor, y aún así nos damos el lujo de decidir qué título vale, o qué universidad.

  11. Es increíble que ocurra estos actos de corrupción en nuestro país. Y la falsificación de títulos es una muestra más del gobierno corrupto que llevaba Rafael Correa, más que todo esto afecta al país , a la equidad y derecho que tenemos los ciudadanos para poder participar en algún cargo publico. Esto es injusto para aquellas personas que si estudiaron y se esforzaron día y noche para obtener su maestría o phd. Es verdad se debe incluir a la lista negra a todas las personas involucradas en esto y a las instituciones que se prestan al hecho, sancionarlos y llevarlos presos por deshonrar a la Patria.

  12. Antes del correato, los que estudiaban para obtener títulos de 3ero y 4to nivel, era por un auténtico sentido de superación y o amor al estudio y al conocimiento. El Correato que todo lo prostituyo, hizo de los títulos la. forma de ingresar y escalar posiciones dentro del servicio público. Importaban más los papeles que el auténtico conocimiento y experiencia. Excelentes profesores de universidad como la EPN y la UC tuvieron que retirarse sin pena ni gloria. Los Magísters y PHDs de dudoso nivel, hoy abundan como piedras. El descalabro de la educación es otro legado del corrupto correato.

  13. Completamente de acuerdo para que el nombre de estas personas esten en la lista negra, aquellas personas corruptas deberían ser sancionadas al igual que las instituciones que les otorgan un título falso.
    El país debe estar al mando de personas que cuenten con el conocimiento requerido, aquellas que esten dispuestas a trabajar, que sean innovadoras y sobre todo honestas puesto que si les queda el puesto grande, le den la oportunidad a gente que verdaderamente sea capaz de trabajar y hacer que el país progrese.

  14. La Secretaria de Educación Superior, Ciencia, Tecnologia e Innovación (SENACYT), el Consejo de Educación Superior (CES) y Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior del Ecuador (CEAACES), instituciones con nombres rimbombantes son las responsables de llevar a educación superior al fracaso. Hoy muchos ecuatorianos se dedican a obtener titulos y mas titulos de master, doctorados ( mal equiparados con el Ph.D) y son reconocidos y registrados con facilidad en estos organismos burocráticos.
    Para muestra un ejemplo, uno de los candidatos a la alcadia de Azogues tiene DOS titulos de tercer nivel, DIEZ titulos de master y DIEZ diplomados.
    Estas instituciones ecuatorianas lo que han echo es devaluar los titulos de post grado

  15. #YoSoyESPOL, y sigo pensando que es la mejor universidad del pais.
    Pero me da verguenza que ciertas autoridades, por simpatias politicas y dinero para su campaña, hayan desprestigiado y perjudicado a la institucion, y desmerecido lo que significa un titulo Politecnico.
    Si pudiera contarle los detalles, se quedaria boquiabierta.

  16. En los tiempos correistas, hubo una generación de profesionales entre los 35 y 40 años, a quienes ya les tocaba ascender en su carrera a puestos superiores, pero asomaron los jóvenes correistas de menor edad, con títulos verdaderos o falsos y fueron estos quienes captaron esos puestos superiores, sin hacer carrera, sin tener experiencia, pero si tenían una alta dosis de palanqueo y esbirrismo a Correa y así se perjudicó a gran número de profesionales honestos.

    • El «limitadito» tiene un nombre y es el cachudo prófugo..Recuerde que el título no hace al hombre sino sus acciones y si es cierto esto, la bestia del ático las perdió todas….

  17. …Había una vez un narciso rey de una década gastada, que mediante decreto, puso de moda que todo esbirro y secuaz debía ser “inteligentísimo” ante los ojos lagañosos de su populacho.
    Así, el rey mismo se llenó de infinitos títulos pomposos y rimbombantes, que lo certificaban como el Único “Conocedor del Conocimiento Universal”.
    Aquel profeta, traía la buena nueva de la revolución zurdo capitalista. Entonces, el populacho que siempre fue limitadito quedó maravillado y boquiabierto ante la ilustración del rey y su corte de lacayos sabios, pues solo ellos tenían “diplomas” que demostraban su sabiduría.
    El populacho se postró ante el rey y lo adoró en cuerpo y alma, y bebieron en su nombre y comieron de su sanduche en los bacanales sabáticos; y la felicidad ya era de todos, nunca más habría dudas y todos los problemas serían solucionados por los sabios con diploma; hasta que un día un contador de chistes…

    • Lamentable leer el artículo y los comentarios de «gente preparada», triste realidad hechar la culpa al correato, y no mirarse en el espejo.
      Ya sea en el sector público o privado siempre habido este tipo de comportamiento, puestos ganados en función de palanqueos, compadrazgos.
      Los padres de nuestros padres y sus sucesivamente coimaron, compraron, palanqueron los cupos para que el hijo vaya a tal escuela o colegio de «prestigio» luego también metieron la mano para palaquear al nuevo «profesional» su primer puestito….y la asi sigue de largo esa manipulación, osea nunca llegaron por sus méritos.
      Es fácil criticar, sería bueno que por cada crítica exponga un mérito que obstente como persona

  18. Sra. Hidalgo me extraña que frontalmente no diga quienes son los 3 mosqueteros con títulos falsos. Muy fácil y ya todo el mundo lo sabe incluyendo para vergüenza de ellos mismos, los familiares de los inefables Jorge Glas a la cabeza, Gabriela Rivadeneira y María Alejandra Vicuña. Estos entes malignos han vivido del engaño, la mentira, del atropello al pueblo ecuatoriano, y si la ley se aplicaría como debe ser, las dos «señoras» deberían estar en la cárcel junto a uno de los más grandes atracadores del país. Por supuesto Alibaba Correa también deberia estar allí entre ese grupillo de malhechores junto a Patiño, pero no, por alguna misteriosa razón la justicia no actúa en contra del más grande atracador, mentiroso, monaguillo de satanás, que la naturaleza equivocadamente a creado.

  19. Supongo que en las leyes ecuatorianas deben estar estipuladas todas estas sanciones, pero en la década robada y a partir de la reforma a su gusto y conveniencia en montecristi nuestra Constitución quedó en manos de gente irresponsable que aplicó a su antojo e interes

    • Deberían revisar en todas las universidades públicas, porque hay muchos otros casos de falsificaciones
      – títulos falsos,
      – certificados de docencia (falsos),
      – autoridades que no cumplen los requisitos,
      – cambios de reglamentos.
      Y todo con la anuencia del ente de control «CES»
      A cambio de esos favores, las universidades recibían recursos económicos y eran favorecidas en la acreditación y así seguía el derroche de recursos para enriquecimiento de los amigos de la robolución que todavía siguen lucrando y están bien calladitos.
      Mientras tanto nuestros jóvenes no reciben una educación de calidad, porque sus profesores carecen de formación científica, moral y ética
      Que sea la Contraloría la que revise estos procedimientos desde Senecyt, CES y universidades públicas
      Por qué hay profesionales que se sacrificaron en salir a obtener sus títulos en el exterior y a su regreso no encuentran trabajo, eso también es corrupción, todos los recursos que inicialmente el estado invirtió en capacitación en el exterior, se pierden.
      El tema de las universidades es extenso y nadie se preocupa, gran parte del presupuesto que se asigna, se dedica al pago de sueldos, de un montón de pipones (personal administrativo) y docentes, pero no de buenos profesores, sino de mediocres.
      Por estos motivos nuestro país sigue en crisis, las universidades bien administradas son polos de desarrollo, fomentando empleo, innovación, progreso, crecimiento económico y mejoramiento de la calidad de vida

  20. Todo fue un embuste, el cachudo del ático y sus huestes sin lugar a dudas son los mayores embusteros del país , de lo que se tiene conocimiento, como se burlarían exigiendo a los ecuatorianos de a pie estudios de tercer y cuarto nivel a sabiendas que los títulos que ostentaban eran obtenidos fraudulentamente y les servía unicamente para cumplir sus protervos fines.
    En las instituciones públicas se hablaba de la meritocracia otra de las falacias con las que se engañaba a los ecuatorianos, pues ingreso gente que tenía parentesco con la autoridad de turno, como retribución por ser parte del movimiento , o era familiar de algun ovejuno asistente a marchas y veleidades que se le ocurría al capo ( léase Correa ) o sus secuaces.
    Y como cereza del pastel quienes ingresaban al sector público eran estudiantes o sus títulos no tenían nada , absolutamente nada que ver con los requiriemientos de la institución.
    Excelente artículo señora

  21. …Hubo una vez un narciso rey de una década gastada, que mediante decreto, puso de moda que todo esbirro y secuaz debía ser “inteligentísimo” ante los ojos lagañosos de su populacho.
    Así, el rey mismo se llenó de infinitos títulos pomposos y rimbombantes, que lo certificaban como el Único “Conocedor del Conocimiento Universal”.
    Aquel profeta traía la buena nueva de la revolución zurdo capitalista. Entonces, el populacho que siempre fue limitadito quedó maravillado y boquiabierto ante la ilustración del rey y su corte de sabios lacayos, pues solo ellos tenían “diplomas” que demostraban su sabiduría.
    El populacho se postró ante el rey y lo adoró en cuerpo y alma, y bebieron en su nombre y comieron de su sanduche en los bacanales sabáticos; y la felicidad ya era de todos, nunca más habría dudas y todos los problemas serían solucionados por los sabios con diploma; hasta que un día un contador de chistes…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba