Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Exclusiva: Patiño se escondió en un campanario

en Caricaturas/Humor4P por

¡Alerta! Acá también está que arde. Patiño podría quemarse: el fiscal de Delincuencia organizada Transnacional e Internacional, Franklin Morocho, lo convocó este jueves 18 de abril a una audiencia de formulación de cargos. Además, en la Asamblea se alertó que él, junto a los ex cancilleres Guillaume Long y Nuestra Señora de la ONU, María Fernanda Espinosa, comparten responsabilidad en la concesión del asilo político y la naturalización de Assange. Echando leña a esta hoguera, el gobierno le acusó de liderar un plan de desestabilización porque, en octubre pasado, él llamó en Latacunga, a la ofensiva, a la resistencia combativa; invitó a los seguidores del correísmo a “tomarse las instituciones públicas” y “cerrar los caminos”… Patiño anunció, entonces, que no tenía miedo a ir preso. Pero, al parecer, ya se puso a buen recaudo… 

Chamorro, experto en la prosa de Víctor Hugo, encontró a Patiño en modo Quasimodo, aferrado a su campanario en una iglesia perdida a punto de colapsar.

Caricatura Marcelo Chamorro 

10 Comments

  1. Para mi el Sr. Patiño no puede hacerse la victima porque como el y como otros personas que estuvieron bajo el mando del anterior gobierno han llevado a la coyuntura es decir que en muchas ocasiones se han quedado callados y por eso le han estado escudando a nuestro famosisimo ex presidente de la república todo lo que ha hecho y mas que nada que al darle asilo al señor Assange sabiendo que es un hacker que a pesar de que la información sea guardada y le hayan pagado para que se quede callado en algún momento todo sale a la luz

  2. Señor Chamorro, siento por esta vez no estar de acuerdo con sus magistrales caricaturas, por las siguientes razones:
    1.- Quasimodo era sordo como consecuencia del tañer de las campanas, que él se encargaba de hacerlas sonar: “Quasimodo” Patiño, al igual que su jefe y sus secuaces, fueron sordos ante el clamor del pueblo que les pedía ¡¡¡Basta ya de tanto robo!!! ¡¡¡Basta ya de tanto crimen!!! ¡¡¡Basta ya de tanto abuso de poder!!!…Y nunca escucharon la angustiada voz del pueblo sufrido.
    2.- Quasimodo, se enamora de una joven gitana, cuyo nombre es Esmeralda; el otro Quasimodo, el falseta, nunca se enamoró de una mujer, pues él y todos su cofrades son misóginos.
    3.- Quasimodo, el verdadero, fue abandonado en la catedral entre los niños huérfanos; el falso Quasimodo, jamás careció de bienes materiales, no supo de los dolores de tantos niños huérfanos que a diario se morían de hambre, y su confort se incrementó exponencialmente cuando el Bribón llega al poder.
    4.- Quasimodo, tenía un corazón noble; Patiño Quasimodo, según sus obras, todo lo contrario. Ahí tenemos, solo como muestra, los casos Assange y Narcovalija.
    5.- Cuando Esmeralda es ejecutada, muere a su lado; esa era la nobleza de su corazón y alma; Patiño, imposible que de su vida por una causa justa, todo lo contrario, persiguió como sabueso a todo aquel que tuviera la valentía de denunciar tantos latrocinios.
    6.- Cuasimodo, el querido Quasimodo, ama profundamente a la catedral Notre Dame. “Víctor Hugo describe esta relación como si el campanero y la catedral fueran una sola alma unificada”; Patiño, el Chimbo Quasimodo, nunca va a considerar a ninguna catedral como si esta y él fueran una sola alma; Patiño, con el dinero que diezmó al país, con ese sí forma un solo cuerpo.
    Finalmente, señor Chamorro, usted casi que comete una herejía al poner a una tal María de la ONU, que a diferencia de la Virgen María que intercede por los cristianos, aquella intercede por Maduro, Ortega, Castro, Morales; que vende y traiciona a la Patria, regalando con nuestro dinero una nacionalidad a un pillastre.
    Disculpará, estimado señor Chamorro, por no coincidir con su caricatura. Debió utilizarse otros símiles para comparar con esos terroríficos personajes que constan como falsos Quasimodo y María, la Virgen.

    Una de las características más importantes es el cariño que siente por la catedral de Notre Dame de París, en donde vive. Victor Hugo describe esta relación como si el campanero y la catedral fueran una sola alma unificada.

  3. Excelente Sr. Chamorro! El Patiño no sólo le patina sino es bocon además.Siempre huye cuando las papas queman..Ya caerá y ojalá con él, el impresentable del Virgilio..

  4. Recién me entero que en Notre Dame, no solo había gárgolas, allí veo dos cuervos re feos y con cara de malvados, si Victor Hugo reviviera, re escribiría su novela, incluyendo esas dos alimañas infernales.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

×
Ir Arriba